jueves, 14 de enero de 2010

Izquierda y derecha, práctica y teoría, nuevas reflexiones sobre el binomio libertad/igualdad.


http://www.losgenoveses.net/Rajoy/directorioraiz/Marianoracista.htm


El otro día, fui al Ayuntamiento y comprobé que la hija del Secretario del Juzgado era la letrada del Concejo sin más mérito que el que la Alcaldesa, antes, había sido juez sustituto, mientras que Marta, la hija de Iñaki, se está preparando para controladora y alguien ha dicho aquí, que, en este gremio tan bien pagado, como en el de los jueces, rige la endogamia, o sea que allí entran los que ellos quieren, sus hijos o los hijos de sus amigos-o sea que impera la libertad-, y, ayer hablaba yo también aquí del gitano del suburbio del suburbio, o sea doble suburbano, de Vallecas que no sólo no se escolariza sino que tampoco vota por lo que no colaborará nunca a desalojar del poder a la derecha que lo ocupa, la familia Fraga, una de las mejores preparadas del mundo en cuCanto a su educación, por lo que, al menos en teoría, tiene razón Rajoy cuando dice, en los artículos que colgamos ayer aquí, antes de que su serias aspiraciones a la Presidencia del Gobierno  le obligaran a la hipocresía, que la igualdad que representa el comunismo radical o el suavizado socialismo significan el camino de la implantación de la miseria y su reparto. Por supuesto que Rajoy no habló entonces, nunca lo hará, de la justicia, ésa que dice que hay que dar a cada uno lo suyo, como hijo de la Tierra-o sea, la igualdad-, lo que el marxismo tradujo en esa hermosa máxima, nuevo imperativo categórico ético, de exigirle a cada uno según su capacidad y darle a cada uno según su necesidad.

Pero no es sólo Rajoy, Felipe González, santo y seña del  socialismo español, no sólo dijo aquello de que prefería morir de una puñalada en el metro de N.York que de hambre en Moscú sino también que gato negro o gato blanco le era igual que lo importante era que cazara ratones, y fiel a sus ideas trabaja, y dicen que se ha hecho rico, junto a la mayor fortuna del mundo, según Forbes, el mejicano Carlos Slim, entonces, si la única forma de que la riqueza crezca en éste es la libertad absoluta del mercado, tiene razón la derecha y debemos de arrojar la toalla y adherirnos a lo que afirma Rajoy y practica Zapatero, porque,”a sensu contrario”, la igualdad que no la libertad, sólo sirve para fomentar la miseria en el mundo.

Pero González, que habla tanto, nunca ha dicho, que yo sepa, que es la mano derecha política del magnate mejicano, pero ¿por qué no? Si no hay ninguna clase de pecado o delito en ello. ¿O sí que la hay?

Si es la libertad la que debe primar sobre la igualdad entonces tiene razón la derecha y el mundo debe gobernarse como ella quiere.

Yo no sé si somos capaces de sacar de todo esto las necesarias consecuencias.

Buenos días y buena suerte, que yo ya no sé si nos la merecemos.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas