martes, 19 de enero de 2010

Milagro, un juez se atreve a denunciar parte de la verdad sobre lo que determina la ineficacia de la Administración de Justicia

http://www.publico.es/espana/287057/gomez/bermudez/cree/justicia/ineficiente/jueces/solo/tres/horas/dia

         Este juez, Gómez Bermúdez, es el caso más raro que yo me he encontrado en mis más de 40 años trabajando cerca de la Administración de justicia española.

        Raro: 1º) porque no tiene miedo al vacío que le pueden hacer todos sus compañeros, ya que, con lo que ha dicho, los ha dejado desnudos a todos, frente a una opinión pública que ignoraba totalmente la causa del mal funcionamiento de nuestros tribunales jurisdiccionales;

         2º) porque no es frecuente, ni  mucho menos, que un hombre investido del poder más absoluto que puede darse en las modernas estructuras pseudodemocráticas conserve la capacidad de autoanálisis suficiente para verse a sí mismo como una persona normal, que trabaja para que la sociedad en que se inserta, como un funcionario más, funcione mejor y no como a una especie de dios al que todo el mundo debe rendir una indiscutible pleitesía;

         3º) porque, no obstante, parece lo suficientemente inteligente para ser consciente de que, a partir de ahora, va a ser rechazado no sólo por sus compañeros sino también por sus superiores por lo que, sus posibilidades de ascenso han concluido.

       Pero ha hecho lo que debía de hacer. Y, a partir, de ahora, puede dormir tranquilo.

       Como yo os deseo a todos vosotros.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas