martes, 23 de febrero de 2010

Defendiéndome de una acusación de plagio por una quasi analfabeta

“#428 Comentario por Mercedes 121/02/2010 @ 22:02
#337 Rosanna ¿que he sido dura con Eutiquio?
La verdad la que no entiendo ahora mismo, soy yo....

Me he permitido la licencia en mi post #319 de parodiar lo que hizó él, cuándo uso un post mio para desarrollar lo que pensaba, de lo que yo dije, y no tuvo la decencia de poner la autoría del post del que él usó para su posterior post.
Dijo: no recuerdo quién lo ha escrito, y es lo mismo que yo he hecho, nada más.

Que te parezca bien que él plagie opiniones ajenas, sin comentar quién fué su autor, para explayarse y atribuirse los meritos, pues vale, pero no está bien.
Por eso, jugué al decir que no sabía quién lo había escrito, claro que lo sabía, igual que Eutiquio sabía que yo había escrito ese post anterior que él usó para lucirse.
¿Eso te parece cruel?

¿O es que has pensado que mi comentario, que usaba una parte del comentario escrito por Eutiquio, era un ataque personal contra él?

Si es eso lo que has pensado Rosanna, entonces lamento no explicarme mejor.

Mi comentario iba sobre esa parte en la que decia: , cuando se miran de frente los vertiginosos ojos claros de la muerte, se dicen las verdades, las bárbaras, terribles, amorosas crueldades

Es algo con lo que no estoy de acuerdo.
La cercanía de la muerte o la vejez no hace que lo que digas son las verdades, como dije, un hijo puta puede ser tan hijo puta en el trance de morir que en vida”.
Si te parece que soy dura, pues lo siento Rosanna , pero no creo que la edad convierta en bueno a una persona que es mala....”.
------------------------------------------------------------

He querido transcribir estos párrafos del comentario de referencia de la susodicha Mercedes para que los que se atrevan a leerlos juzguen si es posible que existiera alguien capaz de plagiar a una persona que piensa y escribe así, tan rudimentaria, tan primitivamente, con una tal falta de capacidad para expresarse, al menos, por escrito. Fíjense, si no, en esta frase:

“Me he permitido la licencia en mi post #319 de parodiar lo que hizó él, cuándo uso un post mio para desarrollar lo que pensaba, de lo que yo dije, y no tuvo la decencia de poner la autoría del post del que él usó para su posterior post”.

¿Es posible siquiera pensar que nadie en el mundo, ni siquiera el más profundo de los analfabetos, quisiera plagiar a alguien que piensa y escribe así?

He dicho ya infinidad de veces que la táctica preferida de esta gente es tirar la piedra escondiendo la mano. Su técnica de trabajo siempre es la misma y se basa en afirmar algo categóricamente, dándolo por sentado sin tomarse la molestia de demostrarlo.

Considero totalmente ocioso recordar que estas frases forman parte  de un comentario de Mercedes que concluye llamandome varias veces hijo de puta, para, luego, cuando Rosanna critica su conducta, desdecirse afirmando que ella no había dicho nada de eso, ya que dediqué a demostrar que sí que había sido eso lo que pretendía con mi comentario a “Rosanna leyéndole el futuro”, colgado en este mismo blog, el 22-2-10, a las 12'29.

Voy a concretarme, ahora, a reflexionar sobre todo eso que antes he transcrito cuando dice que yo le plagiado todo o parte de un comentario.

De todo lo que se me ha dicho en el blog de Saco y creo sinceramente que me lo han dicho todo, porque eso forma parte de la dialéctica que usan ciertos comentaristas de aquel magnífico blog, utilizar el insulto como única forma del razonamiento, esto es lo único que realmente me ha llegado al alma porque sería la mayor de las desgracias para mí que esta decadencia mental, que ya hace tiempo que me aflige, hubiera llegado al extremo de tener que plagiar a alguien que no sólo no sabe escribir la o con un canuto sino que en toda su puñetera vida ha tenido una sola idea original por lo que es imposible plagiarle nada, ni en la forma ni en el fondo.

De modo que si la tal comentarista tuviera noticia de este comentario que no voy a colgar en el blog de Saco, porque me resisto como gato panza arriba a llevar a allí mis disputas personales que, en modo alguno, inicio yo nunca, la emplazo firmemente, si en algo respeta la verdad, que lo dudo mucho, a que ya sea allí, aquí, o en el mismo blog de Elisa, si llega a recuperarse, a dar pelos y señales concretas de cuándo, dónde y cómo le he plagiado yo a ella algo, porque de ser así, no sé, pero me plantearía seriamente esto de seguir escribiendo dado el summum de mal gusto que ello representaría.

Espero sus noticias, que sé que no van a llegar, porque si realmente hubiera algo de verdad, por muy poco que fuera, no se habría resistido a consignarlo al referirse a ello.

Buenos días y buena suerte, a ver si ésta nos libra de lo que es capaz de hacer gente así.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas