domingo, 21 de febrero de 2010

La poesía es un arma cargada de futuro

#211 Comentario por eutiquio20/02/2010 @ 16:45
#209 Comentario por Fotismenez20/02/2010 @ 15:48
#85 Comentario por Luna menguante.

La suerte que tenemos los que vamos de frente por la vida es que podemos afrontar sin miedo nuestro futuro porque sabemos que si tenemos que dar cuenta de nuestro pasado lo podemos hacer tranquilamente.
El otro día el nuevo aliado de este sin par poeta que ahora nos visita tan asiduamente, queriéndome dañar traía a aquí, al blog, la carta muy abierta que yo dirigí, hace ya algún tiempo a Manolo Saco.
Yo, desde entonces, no había vuelto a leer el texto, y al hacerlo ahora, lo encontré tan justificado que me he permitido colgarlo en ese blog mío en el que se puede entrar libremente sin pedir ninguna clase de permiso como tiene que hacerse donde habita la excelencia poética, que, de vez en cuando no sólo va a Ginebra sino que, además, nos lo dice para que los que no podemos ir más allá del pasillo de nuestra casa sepamos con quién nos estamos jugando los cuartos.
Decía yo, el otro día también, que para el tipo éste en cuestión, yo no había tenido más palabras que de respeto y consideración.
Si alguien tenía alguna duda ahí está lo que yo le dije un día. Nos lo ha traído al blog él mismo, por lo que yo no tengo sino que darle las gracias. Como soy de natural muy generoso, quizá exageré un poco, de lo que no me arrepiento porque es mejor excederse que faltar.
Ahora, a los que tenga la paciencia de leernos, podrán comprobar qué fundamento tenía el que este torremarfileño, por mor de una puñetera rima agrediera tan gratuitamente a quien tan bien escribía de él:
A Luna mengüante (145).-No es cierto que sea genial/si a un picapleitos pedante/le resulta original/y encuentra muy natural/que la toga es lo mportante./Sisiente necesidad/de ilustrar a los ignaros/,¿No es loable actividad/y encomiable agilidad/formar sáquidas preclaros?.
O sea que, como estoy cansado de repetir, jamás parte de mí el ataque que origina estas estúpidas peleas, es ese grupito al que acaba de incorporarse nuestro eximio y marfileño poeta ginebrino, el que inicia siempre los rifirrafes, porque lo que yo no voy a tolerar jamás es que estos mequetrefes de 3 al cuarto, vengan, me abofeteen y se vayan sin pagar ninguna clase de peaje.
Juro por mis muertos y mis vivos que, tal como decía ayer, en el
135 Comentario por eutiquio19/02/2010 @ 21:11 había decidido no defenderme esta vez, por ser fiel a los 2 auténticos poetas que había traído al blog, cometiendo con ello un gravísimo pecado porque aquí las rimas parece que tienen que ser en riguroso consonante.
De modo que, por mucho que me pese, tengo que seguir blandiendo una espada que, como dice nuestro ínclito marfileño y ginebrino poeta, ya no tengo edad para esgrimir, o sea, que pego aquí un poema escrito por alguien que tenía el mismo concepto que yo de la poesía y de los poetas y que suscitó la admiración de esa señora que tanto venera ahora al bardo ginebrino, Gabriel Celaya. Dice así:
LA POESIA ES UN ARMA CARGADA
DE FUTURO
Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más aca de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulse que golpea las tinieblas,
cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las barbaras, terribles, amorosas crueldades.
Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.
Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos conyierte
en lo idêntico a si mismo.
Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un si que glorifica.
Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan decir
que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.
MALDIGO LA POESÍA CONCEBIDA COMO UN LUJO
CULTURAL POR LOS NEUTRALES
QUE, LAVANDOSE LAS MANOS, SE DESENTIENDEN Y EVADEN.
MALDIGO LA POESÍA DE QUIEN NO TOMA PARTIDO HASTA MANCHARSE.
Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando mas allá de mis penas
personales, me ensancho.
Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica, qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.
Tal es mi poesia: poesia-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que to apunto al pecho.
No es una poesia gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.
Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo mas necesario: lo que tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra, son actos.
Gabriel Celaya [1954]. Las mayúsculas son mías.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas