domingo, 21 de febrero de 2010

Rosanna, un milagro de insobornabilidad ni con el palo ni con la zanahoria

"#359 Comentario por eutiquio21/02/2010 @ 12:21
#337 Comentario por Rosanna21/02/2010 @ 10:59

Que dura has estado Mercedes, tengo ganas de hablar contigo sobre lo que ha pasado, entender tu postura.
Creo ser más o menos consciente de como empezaron las cosas con Eutiquio en esta nueva ocasión, y no me gustaron.

Me apena las derivas de esas peleas, no lo veo como mucho de vosotros, como alguien al que hay que casi linchar a diario, todos tenemos defectos pero a él parece que se le tienen que restregar y multiplicados.
A mí me gusta leerlo, es interesante lo que dice aunque no siempre se compartan sus apreciaciones e incluso a veces no quiera compartirlas porque me hace caer en un pesimismo que no me gusta ( pero eso es problema mío, por tomar la táctica del avestruz ).

Ahora se le estuvieron buscando las cosquillas hasta que contestó, como es él, sin medias tintas y repartiendo estopa. Os habéis sentido ofendidos,además, por su reflexión sobre la poesía, pero él también ha tenido que aguantar ataques sin razón.

Esta no es mi causa, pero me irritan las injusticias y os desconozco en esta fijación en contra que mostráis y lo tengo que decir.

No me gusta meterme en campo minado pero menos me gusta quedarme impasible cuando veo que gente con la que comparto mucho yerran el objetivo.

Me quedo con la poesía que traje hace unos días, No somos ni mejores ni peores. Somos iguales. Mejor es nuestra causa".
——————————————–
Ahora, sí, ahora sí que puedo morirme de una puñetera vez y en paz. En paz con esa Humanidad que, como ayer, yo le decía a Martinico, sufre el insoportable estigma de ser demasiado sobornable, porque, verás, Rosanna, no creas que has sido sólo tú la que has comprobado asombrada como la jauría anti eutiquio ha vuelto por donde solía.

Empiezan con un nivel de insultos, de agresiones, de ataques que parecen tolerables pero que no lo son y que si yo los tolero es porque sigo al pie de la letra el consejo de una persona que me dijo algo así como que no contestara una carta malevolente sin pensarlo muy bien, pero van modulando poco a poco el nivel de sus agresiones hasta que sería un indignidad no responderlas.

Pero, volviendo al tema real, cómo es posible que, de entre miles de lectores de este blog, entre los que hay gentes que presumen de ser muy buenos izquierdistas y que, además, están muy preparados intelectualmente, que han visto, como tú, la conducta de esta gente y mi postura ante ella, adopten esa actitud que algunos han llamado equidistante pero que no lo es porque el silencio, cuando uno no sólo puede sino que también debe hablar no es sino el asentimiento a lo que está ocurriendo en sus propias narices.

Hay gente en este blog a quien estimo muchísimo intelectualmente, 2,3,4 o 5 cabezas realmente privilegiadas que dejan mucho que desear como personas. Que vienen a aquí todos los días a rasgarse las vestiduras por la conducta de la ultraderecha.

Y ¿qué es lo que hace esa ultraderecha que levanta su justisima ira?. Eso, precisamente, practicar sistemáticamente la injusticia.

He dicho aquí ya muchas veces que la izquierda no es proteger a los amigos, que eso es simple amiguismo y puede, a veces, incurrir en injusticia. Si hemos de reducir la izquierda a una sola palabra ésta sería la justicia. Mil veces ya he dicho que la justicia es dar a cada uno lo suyo. Al que lo hace bien, la enhorabuena o el aplausos, al que lo hace mal nuestra exigencia firme de que se corrija.

Atacar a una persona simplemente porque la odiamos no es justo. Sé, porque he estudiado las pasiones humanas, que el odio es involuntario y además incoercible. Si uno odia a una persona por mucho que lo intente no dejará de hacerlo nunca, pero lo que sí puede hacer es evitar que el odio rija su conducta. Es incluso mejor para él mismo porque el odio es una pasión que hace sufrir mucho al que la padece y, a veces, el odiado ni siente ni padece ante esta pasión.

Pero la injusticia a la que nos impulsa el odio es esencialmente derechista, opuesta totalmente al espíritu de la izquierda. De modo que el que quiera realmente ser de izquierda, tiene que aparcar su odio, tal como nos decía el otro día César Vallejo que es típìco de los españoles, querer sin que ellos lo sepan a nuestros enemigos.

Ya sé que esto es muy difícil, casi imposible, que sólo está al alcance de los elegidos como él mismo y Juan Gelman, cuyos versos unía yo aquí el otro día. Pero al menos habría que intentarlo.

En cuanto a los equidistantes, voy a repetir la maldición de Celaya: "MALDIGO LA POESÍA CONCEBIDA COMO UN LUJO CULTURAL POR LOS NEUTRALES QUE, LAVANDOSE LAS MANOS, SE DESENTIENDEN Y EVADEN". Las mayúsculas son mías.

Es algo que no has querido hacer tú, evadirte, porque perteneces a la buena y noble estirpe de los izquierdistas de ve rdad, de los que pensamos que tal vez se nos pueda derrotar por fuera pero nunca por dentro, que se nos podrá hacer violenta y mayoritariamente que mordamos el polvo, pero que, en nuestro fuero interno, podremos seguir diciendo siempre: no nos moverán.

Quiero terminar como comencé: Ahora, sí, ahora sí que puedo morirme de una puñetera vez y en paz.

Porque la frase que incluí en el comentario que, ayer, le dirigí a Martinico es verdad: casi no hay hombres o mujeres insobornables, incapaces de resistirse a los halagos y a las amenazas, efectivamente los hay y tú, precisamente, eres una de ellas.

Gracias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Querido Eutiquio:
Nunca llegaré a entender esa manía que te tienen algunas personas (no quiero decir odio) en el blog del Sr Saco.
Pienso que se equivocan, no eres tú ni otros comunistas, a los que sí odian, sus enemigos. Quiero pensar bien, y creer que lo que sienten es admiración por tu capacidad intelectual, de réplica y razonamiento.
Si no estan de acuerdo contigo, creo que deberian argumentarlo y no intentar ridiculizarte, como harian personas incultas ó con ideales que no són precisamente de izquierdas.
Suscribo todo lo que dice Rosanna. Yo no tengo esa aptitud para exponer lo que siento.

Saludos a CarmenRM, por si te visita.
Un abrazo.
corazon

calificacion de las entradas