jueves, 10 de junio de 2010

Consignas para ganar una guerra

#10 Comentario por eutiquio1.= 10/06/2010 @ 08:15

Consignas para ganar una guerra:

A) Sacudirse de encima el complejo de inferioridad de que no hay vida más allá del liberalismo ultracapitalista;

B) acudir a todos los foros, todos los frentes, no rehuir nunca un debate sea cual fuere el ámbito en el que se proponga;

C) gritar siempre más que el otro si es necesario;

D) afirmar rotundamente que nosotros no hemos provocado esta situación;

E) gritarles: sois precisamente vosotros, los del PP, los que nos habéis llevado a esto;

F) son vuestras propuestas políticas y económicas las que nos han llevado a la crisis, vuestro liberalismo a ultranza, vuestra falta de control de los mercados, vuestra avaricia ciega de querer seguir ganando más cuando era ya absolutamente imposible porque el sistema estaba agotado y no daba más de sí;

G) Zapatero no es culpable de otra cosa que no sea haberos hecho caso, haber seguido al pie de la letra todas las consignas del más feroz de los ultracapitalismos liberales, de haber aceptado la máxima criminal de que el Estado es el mal en sí mismo y de que, por lo tanto, no debía de intervenir nunca, lo que ha permitido a los mercados campar por sus respetos y llevar a la economía mundial a la más terrible de las crisis desde 1.929;

H) Zapatero no sólo no es culpable de nada sino que, actuando dentro del férreo marco de la Unión Europea, ha llevado a cabo lo que ésta propone, dando un ejemplo de disciplina política internacional increíble, sobre todo si se tiene en cuenta que él es ahora mismo el Presidente de la misma;

I) pero eso no significa, ni mucho menos, que haya sido él, la política en la que él cree y que no ha podido llevar a la práctica, dada la ineludible limitación que nuestra pertenencia a la UE supone y la carencia de una mayoría suficiente en las Cortes para imponer la suya, la que nos ha llevado a la actual crisis que, ahora, con el mayor cinismo del mundo, la derecha que gobierna la UE y que, por lo tanto, impone las políticas económicas a los países miembros, trata de responsabilizar a quien no ha hecho sino cumplir con las reglas que desde los organismos de gobierno de dicha Unión se nos imponen;

J) en lo que a él puede imputársele realmente, en el pequeño margen de maniobra que la supeditación de la política nacional a la europea supone, él ha mantenido a rajatabla, mientras ha podido, los principios del Estado del bienestar, hasta que la presión irresistible de los organismos internacionales, no ya sólo europeos sino mundiales lo ha situado en la encrucijada de acceder a sus designios o ser atacado por todos los flancos, especialmente el financiero, contra el que no se puede luchar unilateralmente, si no adoptaba esa política de recortes sociales que tanto se le critica sin tener en cuenta cuál ha sido su actitud hasta este momento, lo que demuestra no sólo la rectitud de sus intenciones sino la inevitabilidad de los cambios impuestos ya que la no adopción de las medidas impuestas hubiera supuesto la quiebra total de nuestro sistema económico íntegramente supeditado al de la Unión Europea, que de no hacer lo que ella nos imponía no sólo no nos hubiera ayudado sino que hubiera combatido a fondo nuestra situación;

K) frente a esta actitud, plena de valentía y consecuencia, tenemos la cobardía del jefe de la oposición que no hace absolutamente nada por cooperar a la resolución de los problemas que tenemos planteados, a los que él precisamente ha colaborado en su producción, no sólo negandose a colaborar de alguna manera sino haciendo todo lo posible para que impere la deshonesta norma de cuanto peor, mejor, Rajoy y los suyos no hacen sino todo lo posible para que la situación empeore día a día a fin de que el hundimiento económico del país obligue a medidas fuera del orden natural de las cosas: que no se cumpla la legislatura, revueltas populares que ya han empezado a provocar cambiando radicalmente, con todo el cinismo del mundo, sus principios ultraconservadores ya que, de repente, se han vuelto más socialdemócratas que nadie, diciendo que su intención es proteger a aquellos a los que persiguen con toda la ferocidad del mundo y contra los cuales pedían la adopción de las peores medidas ayer.

Todo esto es lo que hay que hacer prevalecer en todos los foros, en todos los frentes, en todos los ámbitos, y si somos capaces de que nuestra voz llegue a todos los rincones del país, tal vez podamos evitar que se produzca lo que representaría una tragedia quizá irreparable: que la derecha más cavernícola de la historia se hiciera con lo único que aún no tiene, el poder político que supone ganar las próximas elecciones generales.


No hay comentarios:

calificacion de las entradas