jueves, 17 de junio de 2010

El espeso y pesado manto de silencio sobre el error de Casillas

#18 Comentario por eutiquio1.=17/06/2010 @ 10:45

El extraño silencio de la prensa franco madridista

Es un silencio clamoroso. Es lo más raro del mundo porque esta prensa ha demostrado ya que tiene el cinismo suficiente para decir que lo negro es totalmente blanco.

Es el “tipical spanish”: lo nuestro es lo nuestro y, por lo tanto, lo bueno. Es el dominio total del cinismo, es Rajoy, que se ha pasado 7 años pidiendo mucho más de lo que ahora se ve obligado a conceder Zp, el mismo Rajoy sinvergüenza que se presenta ahora como el más firme de los adalides de la clase trabajadora a la que quieren machacar hasta extraerle la última gota de sangre, y nos presenta a Zp como el depositario del odio más profundo hacia los trabajadores y los pensionistas, defendiendo a los cuales se ha jugado y ha perdido la presidencia del Gobierno. “España y yo somo así, señora”: repugnantes falsificadores de la realidad más real ante un pueblo entero de grandes gilipollas.

Es lo mismo que ahora ha sucedido en el fútbol, sí, coño, el fútbol, esa actividad humana que alguien, no se sabe muy bien quién, estoy seguro de que fue un franco madridista, prohibió de una manera firme e irrevocable, como Hitler dijo que había decidido dirigir los destinos de la gran nación alemana, que no se tratara nunca aquí, en el blog de Saco, un blog en el que hay muchos más hitlerianos camuflados de los que parece, de fútbol, no fuera que alguien pudiera demostrar que todo él, el fútbol, está podrido hasta la médula, porque sobre él ha colocado sus garras la ultraderecha franquista española que sabe muy bien aquello de que al asqueroso pueblo que adora su propia ignorancia hay que darle panem et circenses hasta que se le salgan por las orejas.

Por supuesto que lo canallesco no es que a un portero que hace un penalti que el árbitro inglés, plenamente integrado en el famoso Villarato, no se lo pite sino que, en esa misma jugada, y en virtud de esa justicia inmanente que, a veces, se da en la vida, el famoso portero, el más venerado futbolista de todos los españoles porque juega en el franco Madrid, al que se le ha hecho rey de toda la prensa entre ella, claro está, la del corazón, el niño bonito, “el Santo”, San Iker, el milagrero que siempre salva a España y al Madrid, se mete él mismo uno de esos goles tontos que ahora tanto abundan.

No, de ninguna manera, lo canallesco es que la prensa madrileña, ha echado sobre tan luctuoso suceso, un espeso silencio de piedra, de aquél que con tanta agudeza denunció el poeta gallego cuyo nombre no recuerdo porque hoy no consigo recordar ni uno sólo de los nombres propios, que hablaba de “la larga noche de piedra del franquismo”, qué casualidad, cada vez que hablo del Madrid, siempre, siempre, acude a mi cabeza algo relacionado con el invicsto caudillo.

Es esa misma prensa que ayer se refocilaba pensando en la posibilidad de que los jueces le hagan otro favor a la izquierda, manejando de tal manera el concurso de acreedores, antes suspensión de pagos, que la editora de este diario, en el que todos nosotros escribimos, Mediapró, la titular no sólo de casi todos los derechos del fútbol, sino del resto de actividades de una empresa constituida por un rojo peligroso al que la derecha se ha cuidado mucho de que todo el mundo sepa que es troskista, se vean reducidos a un maldito proyecto de información veraz oportunamente detenido por la feroz persecución de la ultraderecha. Y, ojo, que Mediapró no es Prisa, ni tiene entre sus fundadores a tipos como Fraga y Carlos Mendo.

1 comentario:

Fernando Mora dijo...

Como no quiero estropear ni una coma de tu post.
Simple y llanamente digo: Magistral.
Abrazos,

calificacion de las entradas