lunes, 14 de junio de 2010

A Malatesta, marxismo y comunismo, sus diferencias

#56 Comentario por eutiquio1.=14/06/2010 @ 19:51

#28 Comentario por Malatestax14/06/2010 @ 13:27….

¿Se pueden considerar a los marxistas como comunistas?. Sean los marxistas y los comunistas del signo que sean, pues ya sabemos la gran diversidad de pensamientos y líneas que existen en ambos casos.
————————————-

Jodío Malatesta, pero qué sabio más grande ése que te puso la x final en el nombre, no vives más que para joder, tienes en todos sitios las respuestas a lo que preguntas y tú sigues preguntando sólo por joder a la marrana o para dejarme a mí en ridículo.

Yo debería responder a todas tus injustas inquisiciones con los peores insultos que fuera capaz de encontrar, pero no lo haré porque por ese camino sé que perdería esta batalla contigo, que sólo vives para insultar, como tantas pruebas hay en este blog que lo demuestran.

Que un jodido tipo como tú, dueño de una de las mejores azoteas que yo he visto, se me haga de nuevas y me pregunte cosas tan evidentes como la de cambiar entre sí el género con la especie y quedarse tan tranquilo.

Mira, yo soy un tipo completamente heterodoxo, por eso me hacen tanta gracia los ataques que se me hacen considerándome un marxista y comunista ortodoxo.

Pero, como habrá gente por aquí, que, de verdad, no distinga lo que es marxismo y de lo que se va con el comunismo, voy a tratar de explicar lo que yo, a mi manera, entiendo por tales.

El marxismo, lo acabo de decir últimamente varias veces, no es ni más, ni menos, que un método de análisis de la realidad que parte de la premisa, demostrada por Marx, de que la economía es el principio y el fin de todo: la historia, el arte, la filosofía, la ciencia, la moral, la religión, etc., etc., no son sino superestructuras económicas que surgen según el modo de producción de los bienes y servicios vigentes en el núcleo social en que se planteen los problemas. Es, por consiguiente, un instrumento de análisis de la realidad como la lógica aristotélica o el razonamiento matemático, que se puede aplicar por consiguiente al estudio de la historia o de la sociología, pero que últimamente se ha concentrado en el análisis de los fenómenos políticos.

Y, aquí, es donde entra con una fuerza inusitada lo que se ha dado en llamar conjuntamente el comunismo. Comunismo no hay uno sino varios, casi infinitos.

El más elemental de ellos es el familiar. La familia, quién se atreve a dudarlo, es la primera comunidad del hombre. El hombre nace, salvo excepcionalísimos casos, en una familia y se integra en ella con una serie de derechos y obligaciones que nacen de la propia naturaleza de este primerísimo grupo social. Superando las falsas formalidades legales, todo lo que existe en la familia es de todos, sean elementos productivos o solamente consuntivos, sean los que trabajan para el común de la familia o sean los que sólo participan en ella consumiendo.

Históricamente, la 2ª estructura comunitaria es la tribu. En ella también se da esa titularidad colectiva de los bienes de producción y la atribución privativa de los bienes de consumo, una vez convenientemente distribuidos los bienes resultado del sistema de producción que la tribu ejerza.

Después, tenemos el pueblo, la ciudad, en los que el sistema económico imperante se ha complicado ya un tanto, porque la composición sociológica de los mismos ya no es cosanguinea ni familiar, sino tan sólo localista, y fundamentada en intereses comunes meramente geográficos: se comienza a distinguir claramente entre el círculo estricto familiar y el político o comunitario en virtud de intereses comunes que la ley o la costumbre ciudadana hacen obligatorios, pero las relaciones comunales ya no son tan espontáneas y la vonvivencia comunitaria ha de regularse coactivamente. Nace así la ley, en cuya promulgación ya se muestra una tendencia claramente socializadora o individualista, que termina con la aparición de las desigualdades según la capacidad productiva de cada individuo.

Escapa a mi intento y a la capacidad de exposición aquí, de los distintos entes sociales en que se concreta el sistema de organización sociopolítica de la distintas formaciones históricas habidas en el mundo, sólo quiero hacer constar que en todas y cada una de ellas el modo de convivencia entre todos los que las constituyen siempre ha contemplado el comunismo como una de las posibles sistemas de organización.

O sea que, como vemos, el comunismo es una forma de organización de la tribu, de la polis, del la ciudad, del colectivo, del Estado, es decir una forma de organización política que ha tenido muchísimas concreciones históricas a lo largo de la vida de la humanidad, que es, por su nacimiento, anterior al marxismo y sobre el que éste SOLO incide en cuanto a ser un medio de análisis de sus distintas tipificaciones históricas, planteándose la posibilidad de que se imponga como la forma exclusiva de organización política.

Es el auge y la importancia que tuvo en el establecimiento del comunismo en la URSS el que ha hecho que se identifiquen indebidamente comunismo y marxismo, lo que, como acabamos de intentar demostrar no son conceptos idénticos en modo alguno.

Continuará.


No hay comentarios:

calificacion de las entradas