domingo, 13 de junio de 2010

Respondiendo a "Anónimo cobarde", diciéndole que debe cambiar de nombre

Anónimo dijo...

"Genial, seguramente en opiniones como esta sea imposible comentar algo a su altura, sólo nos queda a los que le leemos levantarnos y aplaudir, aunque no nos oiga.
El anónimo cobarde".

Creo que ha llegado el momento de que cambies esa denominación que has escogido para designarte, seguramente inducido por aquella interpelación que te hice yo al llamarte “el anónimo valiente”.

Yo, que tengo la costumbre de equivocarme en casi todo lo que hago, me equivoqué contigo una vez más, porque tú no eres, en modo alguno, un cobarde sino un hombre sensato que, estoy seguro, tiene excelentes motivos para que ni yo ni los que nos leen a ambos conozcamos siquiera tu identidad virtual, de modo que yo creo que deberías firmar con el seudónimo de “el hombre sensato”, porque es de sensatez de lo que haces cotidianamente un uso frecuente.

Porque tu sensatez se pone de manifiesto en tu aquilatada brevedad: dices muchísimo en tan pocas palabras que el propio Gracián sentiría envidia de tus comentarios: nadie, nunca, me había elogiado más y mejor sin merecerlo yo, indudablemente, pero estoy seguro de que sientes lo que dices, entre otras cosas, por ese anonimato que tan bien conservas.

Te doy las gracias, de verdad, sinceramente, porque en mi absoluta soledad personal, como no soy antisocial, necesito sentir el calor de los que me leéis porque, si escribo, es, sobre todo, aparte de mi propio progreso, por vosotros.

Un fuerte abrazo y espero seguir contando con tus tan breves como magníficos comentarios como aquel de “estás sobreactuando” porque esto es lo que siempre hago.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Al igual que el "anónimo valiente", siempre me levanto para apludir a Don José, como estoy segura lo hacen, aunque no lo digan, esos 15.000 visitantes que cumplirá hoy este blog.

Felicitaciones por ello y por el nuevo diseño.

Un abrazo y...

Salud y Republica!

corazon rojo

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

¿Me creerás, corazón, si te digo que te quiero casi tanto como a mis 2 encantadoras hijas, Aurora y Crisstina?

En este mundo virtual, por el que tanto ando ahora, conocerte a ti, a Estela y a Carmen RM, es lo mejor que me ha sucedido. Que Dios o aquello en lo que vosotros creáis os bendiga por tantas alegrías como me dais.

Anónimo dijo...

Me gusta el nuevo diseño de tu casa, mis felicitaciones para "la decoradora".

Te reitero mi admiración por tus artículos, te superas cada día. Un placer leerte, aprendo tanto.... Aunque intervengo de tarde en tarde, mi tiempo es escaso, no dejo de entrar en esta casa ni un solo día buscando tus insuperables aportaciones y análisis a la dura realidad que nos toca vivir. Sigue así no desfallezcas en tu tarea, somos muchos los que te leemos con verdadero entusiasmo.

Un cariñoso saludo
Estela

Anónimo dijo...

José, usted va a muchas partes y a veces puede que se le olvide el camino por donde ir, pero sabe perfectamente llegar al corazón de ciertas personas que, como en mi caso, también le deseo que los dioses le bendigan y los ángeles nos protejan.

Un abrazo de Carmen RM.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Gracias, querida Carmen, pero creo que deberías asumir, como lo hago yo, los defectos de la gente que queremos. Yo soy un pobre viejo que se acuesta todas las noches sin saber si, al día siguiente, va a poder reconocerse en el espejo. Esto es así, es un posibilidad no tan improbable. Entonces, a mí hay que tomarme como lo que soy un viejo que no consigue recordar hoy lo que escribí ayer, te lo juro por todo lo que más quiero, y, así, hay que tener no ya paciencia sino mucha compasión conmigo.

En ningún caso, creo, tomar represalias si he tenido un olvido, porque mi memoria reciente prácticamente ha dejado de existir.

Yo te veo a ti como una de las luces de mi vida, independientemente de lo que hagas conmigo, me hables o no, te quiero igual porque lo hago sabiendo cómo eres, en modo alguno perfecta, por eso resultas tan adorable.

En fin, Carmen, bien venida de nuevo a estos lares en los que trato de seguir navegando a pesar de haber perdido casi toda la memoria.

Un beso,

calificacion de las entradas