lunes, 14 de junio de 2010

Varios: Rosanna, Patricia, Luna, el odio y los sabios: Platón, Aristóteles y Jurguens Habermas

99 Comentario por eutiquio1.=14/06/2010 @ 22:41

VARIOS:

A) ROSANNA: Efectivamente, las prisas son malas consejeras y te he malentendido totalmente. Ya me extrañaba a mí que una persona de tu categoría intelectual cometiera semejante error. Mil perdones, si puedes concedérmelos, que sé que es difícil cuando el reproche es tan injusto y tan evidentemente inmerecido.

B)Juro por mi salud que no comprendo por qué hay en algunos de nosotros un odio semejante a los comunistas, no sé si también al comunismo, que sólo es una idea política más, creo que ese sentimiento es totalmente visceral, irreflexivo y, por lo tanto, irracional e inhumano.

He dicho muchas veces ya por aquí que el odio no es bueno, que pudre el corazón e incapacita al cerebro. Quienes lo sienten, si no acuden a un siquíatra o a un sicólogo, debían de repensar seriamente su actitud porque están realmente enfermos y toda enfermedad, si no se combate, si no se trata adecuadamente puede degenerar de un modo peligroso.

C) LUNA: Yo no me vengo nunca arriba pero tampoco abajo. Como le decía ayer a Saco, cuando le daba las gracias por su comentario, yo no estoy aquí para recoger alabanzas ni recibir el fruto airado que, a veces, producen mis comentarios. Estoy aquí para trabajar. Creo que merece la pena ayudar a los que, desde luego se dejan, a compartir todo lo que he aprendido en una larguísima vida de lucha y de trabajo en muchos frentes, algunos de una extremada dureza, como me están, estáis, ayudando a mí, ahora, cuando yo pensaba que ya era demasiado tarde para todo. Se equivoca radicalmente quien venga por aquí a buscar halagos. No vale la pena. Aquí hay que venir a trabajar por el colectivo, a aportar cada uno su granito de arena.

D) PATRICIA: Hablaba de Caín y de las Escrituras, como éstas lo hacen, en un sentido claramente figurado. No creo en las Escrituras como una verdad revelada sino que sólo las considero una buena obra poética colectiva. La verdad es que creo ya en muy pocas cosas que no sea el trabajo que tenga por objeto ayudar a los demás de cualquier forma. Creo que esto es de lo poco que justifica una vida.

E) ROSANNA, otra vez: No deben chirriarte los dientes cuando yo hablo de sabios. No te chirriaron cuando hablé de nuestro buen amigo, Sigsmund y de El malestar de la cultura. Y no creo que debáis criticar a gente como Platón, que se preocupó mas que todos nosotros juntos estudiando algunas de las cosas más importantes para la vida política, como la república y las leyes. Hacerlo supone ponerse al lado de Popper, el Santón del neoliberal ultracapitalismo, que lo criticó también ferozmente en su La sociedad abierta y sus enemigos.

Cuando yo hablo de sabios, lo hago de gente como él o como Aristóteles, que dedicó alguno de sus mejores años al estudio de la política y que hubiera sido, como también él, Platón, un excelente gobernante. Y ahora también hay gente importante como por ejemplo, Jurguens Habermas, que ha dedicado sus mejores esfuerzos a la formulación de una nueva teoría marxista para el gobierno de la sociedad con su teoría de la acción comunicativa. En fin, que no alcanzo a comprender esa repugnancia que os despiertan los sabios. Tanto que me ha parecido refrescante leer lo que al respecto a escrito ese modestísimo sabio que es Meskalis.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas