jueves, 29 de julio de 2010

Contesto con toda la amabilidad del mundo a "mi amigo" aitor, Malditos Bastardos dixit.


“Anónimo dijo...
yo me parto con este blog.
Es la hostia!
Aitor.
28 de julio de 2010 20:14".

“Anónimo dijo...
Y si puedo dar mi opinion, yo prefiero el comentario primero que la respuesta de Eutiquio.

sí estoy de acuerdo con eutiquio que deberia quitarse la careta y decir quien es.

Aitor.
28 de julio de 2010 20:27".-


Como le dije un día a la Merche, allí, en el blog de cuyo nombre no quiero acordarme: “¡Al fin, solos, aitor, al fin, solos!”.

La verdad es que tenía muchas ganas de charlar un rato contigo, sin nadie que nos interfiriera, porque me parece que eres, como fascista, mucho peor, o sea, mejor que tus queridos amigos de aquel blog, que no te toleran porque, ya sabes, no hay peor cuña que la de la misma madera, y quiero que conste en acta que lo que te digo de ninguna manera es, ni lo pretende, un insulto.

Decía el otro día ese iluso que se pasó media vida, en el blog de Elisa, discutiendo contigo cosas tan interesantes para el pueblo como el sexo de los ángeles, Malditos Bastardos, antes indignado, que tú y yo somos amigos, manda huevos, que diría el juntacadáveres de Trillo, creo que tú y yo deberíamos perdonárselo por aquello que decía el profeta más famoso de la historia de las religiones, el pobre no sabe no ya lo que hace sino tampoco lo que dice. 

Tú y yo, amigos, hay que ser tonto no ya de nacimiento sino de constitución o tener la peor de las malas intenciones del mundo para querer rebajarte a ti a mi nivel, o para intentar elevarme a mí al tuyo.

Porque tú y yo somos la perfecta antítesis: tú eres un fascista integral porque tus padres te engendraron ya así, porque, luego, te enviaron a un colegio de pago, porque también lo hicieron a una buena catequesis y porque cuidaron, cada día, de que no te faltara tu diaria ración de adoctrinamiento falangista, por eso has salido como ellos, como los de aquel blog, que no nombro, sucio, cobarde, aprovechado, injusto, embustero, todo lo contrario de lo que soy yo, que procuro limpiar todos los días mi cerebro de los restos de todo lo que me enseñaron en aquellas escuelas públicas, al final de cuyas clases se cantaba El cara al sol, de aquellas iglesias en las que se recibía bajo palio a los sangrientos criminales de una de las guerras más injustas que recuerda la historia universal de la infamia, que doy todos los días la cara no sólo contra ti sino también contra ellos, los del blog de marras, que se arrogan el limpio nombre de la izquierda en vano, que aprovechan, como tú, la ocasión que les brinda esta posibilidad que significa internet para llegar a miles, millones de personas, para envenenar sus mentes y sus almas con sentimientos espurios, convenientemente falseados para que lo malo parezca bueno y viceversa, porque ése es el mensaje final de todos los fascistas del mundo: afirmar que se busca el bienestar de los demás cuando sólo se lucha de la peor manera por el medro propio: en tu caso: que el mundo siga siendo como es, esencialmente injusto, gobernado en el fondo por la peor de las derechas, la que se considera dueña de todo lo que existe sobre la faz de la tierra sólo por ser hijos de quienes son, pero que, como tú, tiene al menos el valor de afrontarlo, de reconocerlo “urbi et orbi”, ante la ciudad y el mundo, y no, como ellos, los de aquel blog, que han cometido el peor de los crímenes, cubrirse con el manto de la izquierda para engañar así mejor a los desheredados, arguyendo lo mismo que argüimos nosotros, utilizando teóricamente los mismos argumentos, proclamando los mismos discursos, pero haciendo lo que nunca hará la verdadera izquierda, falsear la verdad, mentir a los necesitados, decirles que buscan su redención, y cometer las mismas injusticias que lleva a cabo vuestra descarada y desvergonzada derecha, de tal modo que la única diferencia entre vosotros, los de la Faes y los del maldito blog de los cojones, radica en la hipocresía de éstos, ya que persiguen vuestros propios fines y sostienen que persiguen todo lo contrario.

Es por eso por lo que os lleváis tan mal, porque sois cuñas de la misma madera, porque ellos dicen que son socialistas, comunistas, anarquistas cuando son, como vosotros, unos puñeteros liberales neocon ultracapitalistas, porque, en el fondo, propugnan la misma política, basada en la defensa del peor de los capitalismos, el que protege a las grandes empresas y a la banca, el que defiende la puñetera libertad no ya de empresa sino también de acción de todos aquellos que conspiran contra los auténticos intereses del pueblo llano, como asquerosa burguesía que son, los que abominan del auténtico socialismo que no es sino el auténtico comunismo, aquél que no admite la propiedad exclusivista de la tierra y de los medios de producción.

¿Qué te parece, aitor, y decía un tonto de los cojones, de cuyo nombre tampoco quiero acordarme, que tú y yo éramos amigos? ¿Tú habías oído antes una tontería semejante? Como si pudieran ser amigos el fuego y el agua, el mar y la tierra, el cielo y el infierno, el fascismo más esencial y el comunismo más auténtico.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Este es el Eutiquio auténtico!!

Que se enteren todos que aún quedan comunistas auténticos y no seudomarxistas que van repartiendo diplomas.

Salud camarada.

Anónimo dijo...

Es usted un excelente abogado D. Jose Palazon, la lastima es que su cliente, Eutiquio 1, no tiene ninguna defensa.

Y no la tiene por que en Derecho, no se puede juzgar una cosa juzgada y si no estoy equivocao, usted ya me juzgo hace mucho tiempo en el “blog de Saco”, atribuyéndome “tan extraordinarias virtudes” que mas que atribuciones parecían halagos…

Si yo no he cambiado mis opiniones en ese blog y usted sin embargo quiere cambiar las suyas porque usted ya no comparte ( muy a su pesar como parece) el mismo espacio que ambos ocupábamos, teniendo en cuenta además que usted es abogado y no juez, como para juzgar a nadie y recusar sentencias según sus estados de animo, ya no puede usted “cambiar la sentencia que me dicto hace ya tiempo”, eso seria prevaricar y no creo que tal cosa proviniendo “del ser mas justo del Universo” ( Usted), sea posible ¿No?...Así que “apenque” con lo dicho y déjese de “deliriums tremens” como ya le ha indicado otro lector de su foro.
Nada más y no crea que voy a caer en esa vieja trampa “virtual” de referirse a mí para que le conteste y asi usted no se aburre…. Solo quería decirle por ultima vez y para que no se le olvide que “quien calla NO otorga”, solo se trata de no hacer ni puto caso a “delirantes”…Para que lo tenga usted en cuenta en sus próximas salidas de tono.
Y de paso recordarle una vez mas que : Es de mal nacidos no ser agradecidos y usted lo esta siendo con mucha gente,
Y ahí le dejo yo una cosilla, no delirante, como las suyas en el tema Saco, si no hilarante que es cosa muy distinta como sabe hasta un abogado, creo.


En la facultad de Medicina, el profesor se dirige a un alumno y le pregunta:
- ¿Cuántos riñones tenemos
- ¡Cuatro! - responde el alumno.
- ¿Cuatro? - replica el profesor, arrogante, de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos.- Traiga un fardo de hierba, pues tenemos un asno en la sala - le ordena el profesor a su auxiliar.
- ¡Y para mí un cafecito! -replicó el alumno al auxiliar del maestro.
El profesor se enojó y expulsó al alumno de la sala.
El alumno era el humorista Aparício Torelly, conocido como el Barón de Itararé (1895-1971).
Al salir de la sala, todavía el alumno tuvo la audacia de corregir al furioso maestro:
- Usted me preguntó cuántos riñones ‘tenemos’. Tenemos’ cuatro: dos míos y dos suyos. Porque ‘tenemos’ es una expresión usada para el plural.
Que tenga un buen provecho y disfrute de la hierba.

La vida exige mucho más comprensión que conocimiento. A veces, las personas, por tener un poco más de conocimiento o ‘creer’ que lo tienen, se sienten
con derecho de subestimar a los demás...

Anónimo dijo...

Con las prisas por irme a la cama (yo trabajo no puedo estar tan ocioso como usted para pasar mi vida en un blog) se me olvido despedirme en el comentario anterior que hablaba de “asnos que van de profesores”, soy Malditos Bastardos.

Anónimo dijo...

No amigo eutiquio.

A veces me pregunto leeyendote en este sotano, si no eres un perfecto fake. Una caricatura de lo que dices defender.

Evidentemente no somos amigos. No hay motivos para serlo. Tampoco hay motivos, evidentemente para estar de acuerdo.

Si te digo que es de una osadía obscena hablar de que se fascista porque mis padres me engendraron así. Creo que esa frase es de lo peor que haya podido de salir de tu mano. Creo ademas que de por si misma esta frase conecta con el nazismo. Pero como creo que no eres un nazi, sino un descerebrado con demasiado tiempo libre. Respecto a mi infancia, de la que no sabes absolutamente nada, has fallado completamente, pero no te preocupes, porque lo normal de alguien que se guie por prejuicios y necesite de etiquetas a modo de baston para sostener todo el resto de la argumentacion (de verdad que no he encontrado una palabra mas exacta, disculpa) es que falle.

El restono he leido, la misma mierda de siempre y blablabla fascista, ultrafascista, y todo eso.

Al lío, lo que yo defiendo, a pesar de todo, es que todo el mundo se rija por las mismas normas y que no el grupete de amiguetes que se estan echando halagos y dandose la razon entre ellos tengan mas derecho que yo a debatir, solo porque son amigos del dueño (que no es tal) del chiringuito. Y que hablen de libertad cuando se estan beneficiando de un trato de favor continuo es absurdo. Y que tengan via libre para practicar el insulto indiscriminado al oponente (por llamarlo de alguna manera) es asqueroso. Y que sí, que eso les convierte en unos fascistoides.

Y el resto ya son tus movidas eutiquio. Hazem caso, relacionate con gente o sal a pasear oa algo. Que te veosolo.

Agur
Aitor

calificacion de las entradas