lunes, 5 de julio de 2010

PP=PSOE


Aún a riesgo de enfadar, y mucho, a mi ex amigo Sergio Zawinul, no tengo más remedio que seguir hablando de lo que sucede en el blog de Saco porque he pensado que quizá una de las razones de supervivencia de este blog sea precisamente contrapesar de alguna manera todo lo que allí se dice, porque ello, lo que se dice allí, tiene mucha trascendencia por el número de lectores que aquel blog tiene. 

En realidad, si bien se piensa, esta actitud mía no es sino la continuación de aquella otra de predicar en tierra de infieles que allí, mientras me dejaron estar, me había propuesto.

Mi postura esencial frente a aquel blog es la siguiente y la voy a repetir por si alguien todavía no la ha leído:

1) sostengo que Saco, creador y motor de aquel blog, como buen empleado del diario en el que el blog se inserta, Público, no es sino una especie de empleado del PSOE, ya que dicho diario se creó a iniciativa de un tal Contreras, cargo de la máxima confianza de Zp, a fin de disponer de un medio de comunicación adicto al PSOE;

2) no sé si lo hace por vocación o por obligación pero su línea, que podíamos llamar editorial para entendernos, es la que marca el PSOE, y, para que esto no les parezca a ustedes, mis queridos lectores, una exageración, recordarles que el penúltimo director de dicho diario, Félix Monteira, apenas hace unos meses que ha visto recompensado su trabajo favorable al PSOE encargándole la Secretaría de Estado de Comunicación; o sea, que no estamos hablando de sospechas o de rumores calumniosos sino de una realidad como un castillo;

3) así las cosas, ¿qué se puede esperar de dicho diario y de los blogs que en él se publican? Lo mismo que de Intereconomía y de sus medios: una total parcialidad a favor de quienes los crearon y los pagan, al PSOE, en el caso de Público, y a la ultraderecha del Opus, en el caso de Intereconomía;

4) y, como final a este razonamiento: tanto PSOE como PP comparten íntegramente los principios esenciales de su actividad política:

A) el mercado, su absoluto predominio, su total libertad, sus principios y efectos son los fundamentos esenciales de la actividad económica y, por tanto, el Sancta Sanctorum intangible de la actividad política, de tal modo que puede afirmarse sin posibilidad de error que lo que es bueno para los mercados es optimo para la sociedad y la política;

B) así las cosas, ¿qué diferencias puede haber, si es que las hay, entre PP y PSOE? Las que pueden existir entre hermanos de padre y madre en una misma familia que vive a expensas del negocio común: diferencias de enfoque, de puntos de vista, sobre algunas de las directrices a seguir, a lo peor ni siquiera son diferencias estratégicas sino tan sólo de camouflage frente al exterior, a fin de que el electorado y la ciudadanía ignoren que, en realidad, cuando se vota en las elecciones generales al elegir entre PP y PSOE no se está eligiendo entre 2 partidos políticos diferentes sino entre tendencias o personas distintas. Y esto es esencial.

¿Entonces?

Se trata de que el camouflage sea lo más efectivo posible. De que, ante la sociedad en general, parezca que no se trata de tendencias más o menos distintas entre gente de la misma ideología política sino de que hay algo más: distintas ideologías. 

Este es el gran engaño en el que está cayendo la inmensa mayoría de la ciudadanía española: de que hay dos ideologías políticas distintas que luchan cada 4 años para ocupar el poder político, el poder real, nunca se ventila en ninguna ocasión, cuando en realidad, la ideología neoliberal capitalista ultraconservadora es la misma y se presenta, a fin de cumplir aún mejor con la máxima de Lampedusa-es preciso que todo cambie para que todo siga igual-, bajo 2 denominaciones diferentes: PP y PSOE.

Ésta es la auténtica realidad y todo lo demás, mentiras, películas, programas basura y partidos de fútbol. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que claridad de ideas don Eutiquio. como no se darán cuenta en el blog de Saco de lo que se han perdido.

Desde que se silenció la única voz que se atrevía a decir la verdad allí ya no queda más que los palmeros del pesebrero de ZP.

Le animo a seguir con sus magníficos y maravillosos comentarios y siento no poder descubrir mi identidad ya que sería acosado por esos "izquierdistas" de pacotilla.

Salud camarada.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Menos mal, amigo Anónimo, que te tengo a ti, si no, creería que mi pobre voz se perdía en este inmenso desierto del silencio.

Creo que voy a continuar en esta línea, contrariando evidentemente el criterio de mi ex amigo Sergio porque creo que es, posiblemente, la más útil, hacer contrapunto a todo lo que se dice allí, para que los que comparten ambos blog tengan dónde elegir.

No sabes cuánto te agradezco tu apoyo y creo que haces bien guardando el anonimato porque aquellos tipos, con excepciones, claro, son gente muy, pero que muy peligrosa, en todos los sentidos.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Por eso lo hago amigo Eutiquio, hay que tener mucho cuidado y saber con quien te juegas los cuartos.

Sigue en esa línea y pon al descubierto todos los tejemanejes de esa camarilla aborregada.

Salud camarada.

Anónimo dijo...

Anónimo: ¿No te parece muy feo eso que haces? Probablemente estés departiendo amigablemente en el otro blog con la gente a la que aquí insultas y de la que te burlas. A eso se le llama hipocresía, no es miedo, es simmplemente estar con Dios y con el Diablo y no querer perder ripio ni aquí ni allí.
Cabe la posibilidad que seas tan idiota que te estés quedando con el Sr. Palazón. Lo que muestra una vida personal muy triste.
Sr.Palazón, guárdese de los aduladores que insultan por la espalda.

Benis

Anónimo dijo...

Bueno, parece que a Benis no le gusta que lo anime.

¿No serás un "mandado"?
Y no departo amigablemente en el otro blog.

Salud camarada.

Anónimo dijo...

Anónimo, una cosa es animar y otra atizar a la parte contraria para ¿congraciarse? con el Sr. Palazón.

No soy ningún "mandado", tengo mis propias opiniones.
En el otro blog es evidente que te pasas o te has pasado, te delatas al llamarlo Eutiquio, seguramente dirás que sólo los lees, quizás si, pero si tan en contra estás de lo que dicen ¿por qué los lees? y si no escribes ¿a qué le tienes miedo? y si no departes amigablemente ¿por qué ocultas tu identidad?
¿Salud camarada? Buena pista. ;)

Benis

calificacion de las entradas