sábado, 7 de agosto de 2010

Anunciando el fin de una etapa de las más desagradables de mi vida

La misión está casi cumplida, el saquismo da sus últimos coletazos, un par de posts más y este desagradable episodio desaparecerá de mi vida. Decía Rilke que toda existencia se realiza, que toda vida tiene su secreto. La mía, quién me lo iba a decir, iba a culminar aquí, en los blogs de internet, desenmascarando para siempre la turbia maniobra de una banda de mafiosos que, cubriéndose alevosamente con el manto sagrado de la izquierda, practica la conducta más ultraderechista que nunca se haya visto, y ello,  después de tantos años de lucha en las durísimas calles de mi pueblo, en las más duras aún aulas de la Universidad, en la que sostuve para sobrevivir en una Telefónica que quiso derrotar a un comunista que sacaba el número uno en las oposiciones y al que, por eso, durante diez largos años no dejaron opositar, y, por último, la cruentísima batalla de un abogado-procurador, que, por su entrega al servicio de los demás fue elegido, durante 30 años por aclamación Decano-Presidente por todos sus compañeros y al que la masa informe de todos los funcionarios judiciales otorgaba todos los años por Navidad el premio limón, como justísima recompensa a la que quizá haya sido la más dura de las luchas contra la opresión judicial durante el franquismo.

O sea que asiste toda la razón a Rainer María Rilke, si bien se observa, hasta la aparentemente más oscura de las existencias, hasta la que parece más insignificante de las vidas, tiene su secreto, que, en unos casos, puede ser sacar adelante a la familia, luchando con uñas y dientes,  y, en otros, escalar una de las cimas del Everest.

En el mío, indudablemente lo ha sido, estoy seguro, esta larguísima lucha que, a pesar de que cronológicamente apenas si ha durado un año, he mantenido en el blog de Saco, contra la peor de las jaurías organizadas que posiblemente haya en el mundo virtual de la Red.

La creación y el desarrollo de esta trama mafiosa, perfectamente organizada, en la que algunos de sus participantes luchan tan ardua como hipócritamente para intentar mantener su inocencia subjetiva, no los conozco ni me importan, el hecho indubitable es que está ahí, con sus garras firmemente plantadas sobre las mentes de un elevado número de personas que acuden a élla con la esperanza de que les ilumine en el camino de una izquierda que lucha en las peores circunstancias históricas, cuando impera, parece que definitivamente en el mundo, una teoría que basándose en un pretendido afán de libertad no hace sino esclavizar de la manera más inicua que pueda imaginarse al conjunto de la raza humana mediante esa demoníaca doctrina que se imparte ya en todas las academias económicas del universo como el ultracapitalismo liberalista y necons, que profesa subrepticia y arteramente esta banda de individuos mafiosos que actúa bajo el mando de Saco en su blog.

Todo mi esfuerzo ha girado sobre el intento que, al fin, parece que fructificó, de desmontar una a una, la piezas de este mecano tan falso como ultraliberal que dice que propugna los ideales de la izquierda pero que practica, con el mayor rigor que yo conozco, la peores tácticas de la ultraderecha en su afán de cumplir el principio de Lampedusa, es preciso que todo cambie para que todo siga igual.

Y esas tácticas son el ataque a muerte a la verdad y la perpetración continua de la mayor injusticia.

Que esta gente miente continuamente con el mayor descaro lo hemos demostrado hasta la saciedad tantas veces a lo largo de todo este año que no es necesario repetir el alegato otra vez aquí.

Que esta gente lleva inoculado en su sistema circulatorio el instinto inderogable de atacar todo lo que implique o signifique justicia es también absolutamente evidente y aquí sí que me voy a permitir, en este ligerísimo recorrido por la situación, resaltar el comportamiento que todos estos mafiosos han tenido conmigo, desde que aparecí por allí y me atacaron conjunta y alevosamente sin el menor motivo ni provocación simplemente porque la práctica más primitiva de la injusticia es su peculiar manera de ser.

No vale la pena que insistamos en que la defensa a ultranza  de la verdad y la lucha contra la injusticia son la esencia de la izquierda y que, por consiguiente, la práctica de la injusticia y de la mentira son las señas de identidad indiscutibles de la ultraderecha, de donde se deduce irrebatiblemente que esta gente forma parte del fascismo español por mucho que intente cubrirse con el manto protector de la izquierda.

Como decía al inicio, a mis 81 años de dura lucha por la vida, he tenido que afrontar muchas situaciones de conflicto que he intentado resolver con mayor o menor acierto. En general, creo que el balance ha sido positivo. Pues, bien, creo que de la actuación de la que más orgulloso me siento es de ésta que me he visto obligado a mantener en el blog de Saco. Ha sido una lucha durísima y violenta en la que he tenido que quebrantar una de mis normas de conducta, la de no recurrir nunca al insulto y al menosprecio del antagonista, pero no he tenido más remedio que hacerlo para no hallarme en inferioridad de condiciones ante un rival que ha hecho del insulto y el desprecio a los demás sus armas favoritas de combate. Espero que en este aspecto de la cerrada lucha por sobrevivir también hayamos estado a la debida altura.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Como que a la debida altura, Eutiquio?
Muy por encima de todos los sádicos. Sobresaliente como en todo lo que tocas.

No hay nada más que ver tu magnifico historial para poder comprobar que los sobrepasas a todos con suficiencia y que muy pocos de los que allí intentan "escribir" pueden llegar a tu nivel intelectual, de dominio del idioma y de conocimientos.

Eutiquio, me permito hacerte una recomendación: no repitas con tanta insistencia las "coletillas" y los "latinajos" que creo que empequeñecen tu magnífica prosa.

Salud camarada.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Muchas gracias, querido amigo anónimo:

Creo que tanto tú, como la maravillosa CarmenRM tenéis toda la razón del mundo e vuestras cariñosas y certeras crítica que yo, seguramente por un jodido atisbo de soberbia, me empeño en no aceptar.

En cualquier caso, y si mis cálculos no yerran, me restan sólo unos cuantos días para recuperar la paz.

Espero que no sea la de los cementerios.

Un fuerte abrazo,

Anónimo dijo...

No, la de los cementerios ni se le ocurra.
¡Larga vida al león! Es de nobles perdonarse y pedir perdón.

Liberación:

Miremos hacia el cielo y observemos el resplandor de la eternidad.
El fuego de la conciencia de la transformación
que gira en forma de espiral nos recorre con su fuerza.
Juntos volamos contigo hacia la eternidad.
Donde impera la paz y la libertad.
Detrás de ti quedará el horizonte de las sombras que se desvanece.
Caminemos hacia la luz de la transformación y de la percepción ampliada.
Allí desperarán en nosotros facultades desconocidas.

Mira con el corazón, pues lo evidente no es visible para los ojos. (Según Saint-
exupéry, El principito).

Un beso de su amiga Carmen RM.

135 es mas que 134 dijo...

Eutiquio se pregunta si habrá estado a la debida altura y un anónimo le dice:

“¿Como que a la debida altura, Eutiquio?
Muy por encima de todos los sádicos. Sobresaliente como en todo lo que tocas.

No hay nada más que ver tu magnifico historial para poder comprobar que los sobrepasas a todos con suficiencia y que muy pocos de los que allí intentan "escribir" pueden llegar a tu nivel intelectual, de dominio del idioma y de conocimientos.”

Además de esos elogios, el amigo invisible le da unos pequeños consejos para que elimine aquello que empequeñece su “magnífica prosa”.

Eutiquio responde “tenéis toda la razón del mundo e vuestras cariñosas y certeras crítica que yo, seguramente por un jodido atisbo de soberbia, me empeño en no aceptar”. De quitarse importancia nada. Narciso, baja que sube Don José.

francisco dijo...

Eutiquio

Tiene una mente privilegiada, el leerle es un placer toque el tema que toque.
A pesar de todo, sigo teniendo interés en todo lo que escribes.

Hay una frase que me dicen algunas veces los de mi club y me lo repiten por que soy el de más edad cuando compito con ellos y comprueban el estado físico en el que me encuentro es la siguiente: Paco, ¿en que año se paró el tiempo para ti? Que clase de pacto as hecho con el diablo?

Pues lo mismo le digo a usted D. José ¿Qué hace para mantener esa cabeza tan bien amueblada?
Salud amigo.

Anónimo dijo...

D. José: ¿No se estará despidiendo de este mundo cruel? No nos joda.
Rilke sabía que Ud. era un “figura”, por eso se hizo filósofo. Si no fuera la cita de Rilke habría que decir que excusatio non petita acusatio manifiesta. Y yo voy y me lo creo. ¡Amos, ande!.
Todo su alegato prueba que Ud. apuntaba maneras ya desde su más tierna edad, que era raro, que era diferente. Tal vez entonces hubiera tenido remedio, pero, en aquellos años gloriosos, algunos tuertos llegaron a reyes. Lo que podía haberse curado ha devenido en una perversión de peligrosidad social. Ud. nos tomaba el pelo con su padecimiento de Alzheimer, pero lo que le pasa es que escucha voces. A que sí.
No se le puede culpar totalmente de esta última recidiva psicótica. Algunos han contribuido siguiéndole la corriente, haciéndose pasar por escuderos de un loco maniático. Los mamporreros, o es uno sólo, o ud. mismo, que lo jalean a diario, y algunas chicas, tal vez sin mala intención, con lenguaje meloso, poniéndolo en evidencia y dejando a las claras sus pulsiones de viejo baboso e impotente.
Ca´Sobaco goza de buena salud. Ud. ha perdido el oremus.
Nunca ha habido tramas, ni grupos, ni líderes. Hay sí, y seguirá habiendo gente con un amplio acervo cultural y con mucha educación. Bastante paciencia y comprensión han tenido con Ud. La que no ha sabido merecer. Por eso el blog del señor Saco, D. Manuel, es lo mejor que hay en internet y el suyo, una pocilga. No copie, que se lo dije yo a Ud. primero.

Habla de verdad, mentira, justicia, injusticia... Ud. tiene ofuscado el conocimiento e invertidos los valores éticos. De las conclusiones a las que haya llegado por los métodos escolásticos, salen verdades dogmáticas, de la consistencia dialéctica de un San Agustín, proclamando el dogma de la Inmaculada Concepción.
Pobre del que haya caído en su jurisdicción. Debe de haber hecho mucho mal, pues es mucha la maldad que destila.
Y como mentiroso es único. De ahí que como facha, aquí sí, sea el number one.
Perder el tiempo es tratar de ayudarle pues es inútil decirle nada. Padece una especie de autismo selectivo que le lleva a no valorar lo que se le dice y a considerar que la única verdad en el mundo se llama José, Palazón, abobado, escritor y analista político.
(Últimamente quiromante e interpretador de fotografías)
No se moleste en contestarme. No vemos en el infierno.

Anónimo dijo...

D. José: ¿No se estará despidiendo de este mundo cruel? No nos joda.
Rilke sabía que Ud. era un “figura”, por eso se hizo filósofo. Si no fuera la cita de Rilke habría que decir que excusatio non petita acusatio manifiesta. Y yo voy y me lo creo. ¡Amos, ande!.
Todo su alegato prueba que Ud. apuntaba maneras ya desde su más tierna edad, que era raro, que era diferente. Tal vez entonces hubiera tenido remedio, pero, en aquellos años gloriosos, algunos tuertos llegaron a reyes. Lo que podía haberse curado ha devenido en una perversión de peligrosidad social. Ud. nos tomaba el pelo con su padecimiento de Alzheimer, pero lo que le pasa es que escucha voces. A que sí.
No se le puede culpar totalmente de esta última recidiva psicótica. Algunos han contribuido siguiéndole la corriente, haciéndose pasar por escuderos de un loco maniático. Los mamporreros, o es uno sólo, o ud. mismo, que lo jalean a diario, y algunas chicas, tal vez sin mala intención, con lenguaje meloso, poniéndolo en evidencia y dejando a las claras sus pulsiones de viejo baboso e impotente.
Ca´Sobaco goza de buena salud. Ud. ha perdido el oremus.
Nunca ha habido tramas, ni grupos, ni líderes. Hay sí, y seguirá habiendo gente con un amplio acervo cultural y con mucha educación. Bastante paciencia y comprensión han tenido con Ud. La que no ha sabido merecer. Por eso el blog del señor Saco, D. Manuel, es lo mejor que hay en internet y el suyo, una pocilga. No copie, que se lo dije yo a Ud. primero.

Anónimo dijo...

Habla de verdad, mentira, justicia, injusticia... Ud. tiene ofuscado el conocimiento e invertidos los valores éticos. De las conclusiones a las que haya llegado por los métodos escolásticos, salen verdades dogmáticas, de la consistencia dialéctica de un San Agustín, proclamando el dogma de la Inmaculada Concepción.
Pobre del que haya caído en su jurisdicción. Debe de haber hecho mucho mal, pues es mucha la maldad que destila.
Y como mentiroso es único. De ahí que como facha, aquí sí, sea el number one.
Perder el tiempo es tratar de ayudarle pues es inútil decirle nada. Padece una especie de autismo selectivo que le lleva a no valorar lo que se le dice y a considerar que la única verdad en el mundo se llama José, Palazón, abobado, escritor y analista político.
(Últimamente quiromante e interpretador de fotografías)
No se moleste en contestarme.
Nos vemos en el infierno.
No te confíes Francisco, amigo, tu vales mucho más que esta mierda.

135 es mas que 134 dijo...

francisco, por si Don José tarda mucho en contestarle, ya lo hago yo.

Tiene usted todas la razón. Mi mente y mi inteligencia son, como siempre han sido, estructuras moleculares inasaquibles a la comprensión científica.

Más de una universidad me ha solicitado ya la donación de mi portentoso cerebro, a lo que, evidentemente, me he negado, consciente de que quizá tanta inteligencia solo puede deberse a que mi caso podría se consecuencia de una influencia divina y no quisiera ser yo quien descubra los planes de Dios.

Un abrazo sincero y pedagógico, mi buen y aprendiz compañero de martirologio.

francisco dijo...

Empiezo a darme cuenta que va a tener razón Eutiquio, parece que alguno no puede pasar sin visitarle, lo siento de verdad, por lo que veo en lo más alto de la cultura, las ostias se reparten sin dejar heridas

Sigo diciéndole lo mismo, en el blog de Saco, no todos somos como el anónimo que le sigue atosigando.

Fernando Mora dijo...

Ay la envidia que mala es. Y le profesan mucha D. José, en cantidades industriales. No soportan que les haya dejado una y otra vez sin absolutamente ninguna respuesta que no fueran zafios y groseros insultos. Supongo que no hay pastillita alguna que pueda paliar si acaso un poco, los estragos que produce en quién tiene la mala suerte de padecer dicho mal.
En todo caso , si la hubiere, por favor, no mezclar con alcohol.
Y dice uno que lo que hay allí es gente con mucha educación. ¿lo dirá convencido? ¿o lo que quiere es autoconvencerse? ¿Está cocido?

Y automáticamente se excluye a si mismo de tal patraña, pues eso es lo que es, al inmediatamente después, dar rienda suelta a su odio dedicandole un par de calificativos tan soeces como de costumbre.
Tomense un lexatin o algo ¿no?

P.D. Que el chat del señor Saco es lo mejor que hay en internet. Me parto de verdad.
¿Que no hay grupos? Bueno, ésto es el festival del humor.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Fernando, cómo envidio tu facultad para ahorrar palabras y tiempo y decir, al propio tiempo, todo lo que hay que decir.

Como veras, hoy te he dedicado, junto a Carmen, a ese magnífico anónimo que casi cotidianamente nos visita y a Francisco, mi nuevo trabajo sobre la igualdad.

Que ojalá ésta, al fin, se imponga en el mundo para que no se den en él nuevos casos como los de mi hermano y Francisco.

Un abrazo,

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Francisco, la respuesta a la pregunta que me haces es: trabajar todos los días todo lo que puedo, lo mismo que tú cuando andas con la bicicleta.

Cuánto me gustaría a mí hacer lo mismo que tú haces.

Un abrazo,

calificacion de las entradas