domingo, 1 de agosto de 2010

El saquismo, de Saco, no es más que un fascismo

Llevo ya algún tiempo diciendo que el blog de Saco es un reducto de fascistas y a lo peor alguien cree que exagero, yo creo todo lo contrario, que me quedo corto. Repasemos, si no:

Como ya vimos, según el DRAL, fascismo=totalitarismo=autoritarismo, allí,  todos son fascistas, todos son totalitarios, todos son autoritarios porque luchan encarnizadamente por hacerse con el poder y el poder, allí, reside en escribir todos los días algo y que los otros te jaleen, pero, como en cada patio de vecindad, es muy difícil que todos se pongan de acuerdo porque cada uno es hijo de su padre y de su madre aunque ninguno de ellos sepa a ciencia cierta la identidad de sus progenitores.

Parece que, ahora, la lucha se concreta entre dos facciones: los que se autotitulan socialistas y no son sino puñeteros neoliberales y los que se proclaman marxistas, comunistas, y no son sino una mierda de voceros que buscan en estos sagrados nombres el apoyo para sus     bastardos intereses.  Y juro por mis muertos que este “bastardos” me ha salido sin querer.

El problema, para éstos últimos, es que Saco se debe a la misma causa que su periódico, es decir, al autodenominado socialiamo que hace ya mucho tiempo que no es más que un neoliberal capitalismo desenfrenado. Si no por otra cosa porque éste es el que actualmlente está pagando sus nóminas.

Saco es uno de los peores tipos que yo he conocido. Ya sé que la dignidad es uno de los bienes más escasos del mundo. Pero en este pobre hombre en el que la sociedad podrida nos ha convertido, cada uno de nosotros guarda en lo más recóndito de su alma un atisbo de dignidad, cuando se halla, por ejemplo, en el reducido grupo de sus amigos, de sus auténticos compañeros, o cuando se encuentra en el aún más estricto de la familia, o, todavía más reducido aún, cuando se halla a solas consigo mismo, entonces, si se atreve a desnudarse, se dice “pero qué asco de tipo soy” y esta confesión, qué astuta que es la Santa Madre Iglesia Católica, lava todas sus culpas y el tío se pone a dormir en paz con su propia conciencia porque piensa que se ha redimido admitiendo allí, en la más íntima de las soledades, que él no es más que un cochino hijo de puta.

Bien, pues yo creo que el tal Saco ni allí, a solas consigo mismo, admite la clase de tipo que es. Porque no ha sabido, no ha podido resistir ese duro culto de latría que le rinden cotidianamente sus rastreros lameculos, el tipo se ha creído realmente que todos esos descerebrados mamones, en el peor de los sentidos de la palabra, tienen razón y que él es realmente un ser tan superior como el ínclito Florentino.

Y no es verdad, ni en un caso ni en el otro. El y Floren no son sino el lógico producto de una sociedad tan podrida que, además, de a ellos, ha engendrado tipos o tipas, tan elocuentes para expresar lo que nos ocurre, como Belén Esteban. Gente que se ha aupado a la cúspide de la pirámide porque todos somos tan puñetera mierda que queremos, buscamos desesperadamente que sea nuestra propia mierda la que triunfe, sea como sea, para así no vernos tan miserables cuando, por la mañana, nos miramos al espejo. “Si toda esta gente admira la mierda, debe de ser por algo”, nos decimos. 

Y es que representamos, somos la quintaesencia de esa podredumbre que lo ocupa todo, somos tipos capaces de perpetrar, de hacer lo que sea para llegar al poder, para adquirir la facultad de que los otros sigan nuestros asquerosos pasos con el arrobo de quien no tiene dos dedos de frente, de los que carecen totalmente de la facultad de razonar sobre nuestro valor moral, porque hace mucho tiempo que perdieron su auténtica condición humana y ahora sólo son una especie de muñecos de trapo amontonados en eso que se ha dado en llamar “audiencias”.

Pero escribíamos de fascismo y de cómo éste se encarna en la figura del tal Saco. Este sedicente periodista incumple cotidianamente su función, mintiendo o falseando descaradamente la verdad, afirmando con rotundidad la vigencia de valores en los que él ni por asomo cree. Así, como decíamos ayer, se carga la dignidad de Cuba como país por no respetar, dice, la libertad de expresión al propio tiempo que él no sólo se reserva la facultad de censurar lo que se quiere expresar en su blog en la legítima defensa del honor y del derecho a la propia estimación y se queda el tío  tan fresco.

Éste es, pues, el más descarado de los ejercicios de poder que puede darse en la administración y dirección de un blog, del más execrable de los autoritarismos y, como expresábamos, en la ecuación base, fascismo=totalitarismo=autoritarismo, resulta necesaria y matemáticamente que el tal Saco es un fascista y todos los que incondicionalmente lo siguen, también.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Escrto por MB:
"Assppirino, PPáyasete, meses antes de que tu hablases de China y esas cosas, yo ya hablaba de ello, incluso en otro blog, antes que en este.

Y en cuanto a que te he dado la razón ¿De donde te lo sacas, bobo? "
--------------------------------

Esto no se lo dejan escrbir a otro.
Aitor.

Anónimo dijo...

Hola José, espero que se encuentre bien de salud.
Cuando el otro día leí sobre Florentino Pérez me acordé de usted y pensé que han publicado lo que algunos ya pensábamos que podría suceder aunque no podamos probarlo.
Pero también sabemos que ese es el pan de cada día en todos estos "liberales" de hacer lo que les de la gana en nombre de una palabra que pocos saben de su significado.
No entiendo esa obsesión que tiene sobre el blog de Saco. ¿No le parece mejor pasar de él, además de no participar...?
Creo que usted es más inteligente que pararse a criticar lo que no merece la pena e interesante.
Pienso que hay mejores cosas más de las que hablar y escribir que sobre un chateo entre conocidos, en el que seguramente y por aburrimiento, se comunican, por no encontrar mejor satisfacción en sus vidas.
Está graciosos eso que dice de que todos queremos que nuestra mierda triunfe.
Por su edad ya debería saber que hay personas de todo tipo y con toda clase de complejos, si alguna vez pensamos o creímos que algo podía ser diferente, porque aquellas personas que muestran otro talante, así lo hubiesen requerido...pues ya vemos que hace falta mucho más talento para llevarlo a cabo.
No se me enfade felicidades por su cumpleaños, que sé que está cerca pero ahora mismo no recuerdo el día.

Un abrazo muy fuerte de su amiga Carmen RM.

Anónimo dijo...

Muy bien Eutiquio, cada día estoy más convencido que el blog de Saco ha perdido al mejor analista de todos los que han pasado por allí.
Ninguno es capaz de rebatir tus acertados y ácidos comentarios y desde que te "fuiste", porque no te echaron, solo se pueden leer reproches entre su adeptos al no tener enemigo a la vista para poder descargar todo su odio.

Salud camarada.

calificacion de las entradas