martes, 17 de agosto de 2010

Hablando de ética

“La interpretación del ethos como el desde del hombre es, según veremos en seguida, parcial, pero no arbitraria. Hay rastros de ella en Aristóteles, y Zenón el estoico sostuvo, según el testimonio de Estobeo, que el ethos es la fuente de la vida, de la que manan los actos singulares:.... (Fuente: ARANGUREN, José Luís. Ética. Madrid, Alianza Editorial, 5ta. reimp., 1990, pp. 19-2). (Las cursivas y el subrayado son míos).

Ponerse a debatir conmigo es muy incómodo porque yo, por la cercanía de la muerte, lo hago  a un nivel de exigencia máxima.

El otro día yo colgaba aquí la reseña de un libro que me había impactado mucho porque reflejaba casi por completo todo mi pensamiento ya que trataba de la esencial diferencia entre la ética y la moral y desechaba a ésta como fundamento de la exigencia última de decencia en los actos de los seres humanos, por considerar que no todos tenemos siempre que someternos a las mismas reglas de conducta, porque ni todos somos iguales ni las circunstancias en que se producen las situaciones tienen la misma relevancia para todos y cada uno de nosotros.

Moral, como casi todo el mundo sabe, viene del latín mos, moris, que significa costumbre mientras que ética, a mí me gustaría mucho que se derivara del griego etos, que tiene algo que ver con el sufrimiento, o si no lo tiene, debería tenerlo. 

La moral tiene que ver, pues, con lo que hacen todos, la costumbre que rige en la sociedad para los actos corrientes de la existencia humana, pero la ética da un paso mucho más trascendente porque tiene que ver con lo que debe hacer cada uno de nosotros en un determinado momento que puede ser único y que, por tanto, no puede someterse a reglas generales. La decisión de Sophie es un perfecto ejemplo, ya que tiene que elegir para el sacrificio en el holocausto judío a uno de sus dos hijos.

Yo realmente estoy, o por lo menos me considero, fuera ya de este mundo, es por eso que no sólo me fui del blog de Saco voluntariamente sino que además no sólo dije, como César, “alea jacta est”, la suerte está echada, sino que además, como Hernán Cortés, quemé mis naves para no poder volver nunca, diciéndole a todos los  capos lo que pensaba realmente de ellos.

Otros 2 grandes amigos míos, que son también grandes personas, han pasado, están pasando por circunstancias parecidas a las mías: a los 2 se les hizo, se les está haciendo en ca Saco, una guerra a muerte, sin cuartel, pero ambos después de un conato de marcharse, no sólo no lo han hecho sino que parecen haberse instalado allí no sólo de una manera aceptable sino con fruición: ambos están disfrutando de lo lindo allí.

Porque ambos son 2 luchadores, ellos incluso se autodenominan “tanquistas” en referencia a los soldados rusos que se enfrentaron y derrotaron al ejército alemán, tienen, pues, una moral de luchadores, una moral de victoria.

Pero yo dudo mucho de que tengan también una dosis suficiente de ética.

Moralmente, nada les empuja a marcharse, siguen una moral casi universal, la costumbre, allí, es resistir como cosacos, todos los embates, incluso los más duros, ALIENADO, ha soportado y soporta, casi todos los días el ataque ferocísimo de los que aborrecen a muerte el marxismo, comunismo, porque éste se contrapone esencialmente  al rosado socialismo que la mayoría de allí profesa, tanto que el 2º o 3º de los “capos” ha lanzado contra él un órdago tremendo que no se sabe cómo va a terminar: MasjAmon se ha ido del blog porque dice que no soporta convivir con gente como él, como ALIENADO, que es capaz de decir que va a aplastarle la cabeza a algunos de los coblogueros para que se le salga todo el pus que lleva dentro, lo que le parece intolerable a uno de los hombres más violentos y caníbales que yo haya visto nunca; en cuanto a Malditos Bastardos, ha mantenido con Soledad, una de las jefas de la Sección Femenina del blog, una lucha a muerte que, por ahora, ha concluido llamándole él a ella “pécora” sólo porque considera que dicho término está exento de una posible persecución judicial, y poniendo ésta de manifiesto la radical inmoralidad de aquél que ha llegado a decir que defraudaba gustosamente a la Administración Pública, es decir, a todos los españoles, cobrando parte de su salario en negro, y frases de una obscenidad realmente intolerable/insoportable tales como “cómeme tu a mí el coño como yo te como a ti la polla”.

Desde el punto de vista de la moral ambas conductas son perfectamente plausibles porque están de acuerdo con lo que hace  la mayoría, o sea, con la costumbre, ya saben: mos, moris, moral; pero no así desde del punto de vista de la ética: etos, sufrimiento intolerable, dolor insoportable, situación única que exige una solución única: mantener lo insoportable, lo intolerable es concurrir, compartir, hacerse cómplice del horror, de la injusticia, es como si en la decisión de Sophie, ésta eligiera la muerte de los 2 hijos, para así no lesionar una aparente justicia, que no la hay, que no puede haberla, o todavía peor no hiciera nada, se refugiara en la inacción para así tener ante sí misma la excusa absolutoria de la más total inactividad, ignorando la terrible teoría de la comisión por la omisión.

Es por eso que yo mantengo la teoría de que el hombre ha aprendido a convivir de tal manera que es capaz de soportarlo todo con tal de sobrevivir.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas