miércoles, 11 de agosto de 2010

Pues parece que voy sin frenos y cuesta abajo. He comenzado a leer mis viejos trabajos y es como cuando uno abre una bolsa de patatas fritas: es casi imposible dejar de comer. De modo que incumplo mi palabra y sigo:


     Toda la fuerza que me empuja,
toda la vida que me anima,
toda la sangre que circula,
todas las ansias que me habitan
tanta ilusión como me llena gritan
que todo esto no se acaba aquí.
que no puede ahora terminarse
lo que empezó tan lejos,
esa labor oscura que ahora soy,
un animal primario que respira
pero que siente
que no puede acabar esta presencia
que quiere quedarse para siempre,
hasta que todo lo que intenta
se realice.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Si resulta que está usted todavía pletórico de vida.

Extraordinario, todo extraordinario.
Espero que su esposa se encuentre mejor de salud.

Un beso de Carmen RM.

Anónimo dijo...

¡¡¡Que maravilla Eutiquio!!! Que callado te lo tenías. No debes ser tan modesto y alegrarnos la existencia con tu verbo cálido.

No entiendo nada de poesía, pero me parece, así a bote pronto, maravilloso. Que lástima no haber publicado estos versos en el facha-blog.

Salud camarada.

Anónimo dijo...

Cuando en política todo está dicho y todo está por hacer...
Al talento solo le queda la poesía para manifestarse pero necesita un alma sensible y libre para expresarse...
Dedicado a mi amigo José, un amigo de 81 años que tengo y que no hace falta que le conozca para saber como es.
A él puede que le pase lo mismo conmigo.
Otro beso más para cuando se despierte mañana.
Carmen RM.

Fernando Mora dijo...

O.T.
Carmen RM dijo:

"Como una de las muchas respuesta, Fernando, una pregunta que yo me hago muchas veces es por qué se empeña la gente en materializarse tanto, cuando no es ni natural, cuanto menos, satisfactorio psicológicamente..."

---------------------------------------------------------


No puedo estar más de acuerdo contigo Carmen. Siempre estarán frustrados porque siempre habrá alguién que tiene más que ellos y los envidiarán.
Y realmente descorazonador es ver como tan acertadamente apuntas, a la juventud, a la que yo al menos, no veo con otro afán que no sea el de tener, ya sea el móvil de ultimisima generación, el mejor coche con el mejor tuneo etc. etc.
En eso parece que basan todos sus ideales. Y en edades tan tempranas creo que por regla general se tiende a ser más idealista. Ni siquiera he visto yo el más mínimo intento de rebelarse ante el mundo, aunque sólo fuera un intento.
De preocuparse por injusticias tan atroces como las que citas ya ni te cuento.
No sé, quizás mi visión sea muy limitada y sí que haya gente con ganas de cambiar las cosas y no sólo de tener "éxito".
Claro que se les silencia. Hacer mejores sociedades suele ser incompatible y contrario al consumismo. Si éste siguiera inamovible quizás; de vislumbrarse que el consumismo se potenciaría, no tengo duda que se haría.
Un saludo,

Fernando Mora dijo...

Yo tampoco entiendo mucho de poesía, pero simplemente me han parecido muy bonitas. Me alegro que las hayas publicado.
Un abrazo,

francisco dijo...

Eutiquio, siempre que puedo visito su blog, nunca olvidaré el regalo que dió con esta poesía a un negado como yo en el verso y la prosa,
Un abrazo amigo.


ELEGIA A RAMÓN SIJÉ
.
(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha
muerto como del rayo Ramón Sijé, con quien
tanto quería.)
.
Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.
.
Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas
.
daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.
.
Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.
.
No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.
.
Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.
.
.Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta
.
Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.
.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte
.
Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera
.
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
.
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.
.
Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.
.
A las aladas almas de las rosas...
de almendro de nata te requiero,:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
.
(1 0 de enero de 1936)

calificacion de las entradas