sábado, 28 de agosto de 2010

Respondo al comentario de 27 de agosto de 2010, 21,32 horas de ALIENADO a mi post de la misma fecha titulado "Ole ahí tus ovarios, Secuoya....".


"Anónimo dijo...
Eutiquio, te quiero dar las gracias de corazón y de compañero por haberme permitido establecer mi defensa en esta trinchera que es tu casa ante el filisteismo de D. Manolo y sus embustes, y sin la cual, me hubiera sido imposible en cualquier otro lugar hacer llegar mi voz, porque él me la quitó y me la silencio de pronto allí en el blog de Público; no sólo eso, sino que trató de quitar las pruebas que había en otros blogs de Público como hizo donde Isaac, y eso me lo ha reconocido el administrador del diario (si alguien lo duda soy capaz de colgar el e-mail recibido) Perpetrador en el blog que él administra y en el de otros aprovechando su ausencia vacacional.
Te vuelvo a dar las gracias una vez más, Eutiquio, y un abrazo cordial de compañero. Muchas Gracias, de verdad; y un abrazo fuertote.
Salud.
Alienado.
27 de agosto de 2010 21:32".

Mi respuesta:

He pensado seriamente, desde ayer que lei el comentario de ALIENADO , 12 horas más o menos, sobre la conveniencia de limitarme a colgarlo aquí, en la 1ª página de mi blog y no hacer yo ninguna clase de comentario, que lo que en él cuenta ALIENADO se comentara por sí mismo, no cabe duda alguna de que esto sería lo más elegante pero me parece que no tengo derecho a gozar de esta amarga victoria en silencio, que no tengo derecho a no defender a toda esa gente de buena fe que acude todos los días, indefensa, al blog de Saco, pensando que lo que va a leer allí es de fiar, que esta especie de dios o de santón ateo es una persona honrada que trata realmente de ayudar a la gente y no una especie de predicador de periódico más falso que Judas que va a allí todos los días a embaucar a sus lectores con magníficas proclamas contra una derecha tan asquerosa como repugnante pero que, al lado de él, de Saco, casi se convierte en algo normal pues no hace ni más ni menos que lo que él, mentir, engañar, fingirse adscrito a una ideología que por el sesgo del periódico en el que publica sus trabajos, ha elegido sus falsas proclamas de izquierdismo al propio tiempo que practica las técnicas más fascistas que pueden concebirse como:

1º) azuzar a sus canallescos perros de presa para que muerdan a sus indefensos enemigos que no han hecho otra cosa que buscar la verdad y la justicia,

2º) algo que no sólo provoca las risas y el cachondeo de estos soldados de fortuna sino también sus iras si la víctima persiste en el intento de defenderse y proclamar la verdad, entonces desatan sobre la pobre víctima indefensa no sólo su condena al más duro de los silencios sino que tratan de presentarla a ella como precisamente el canallesco victimario que los culpabiliza a ellos que son más inocentes que el más inocente de los corderitos.

En fin, el espectáculo que da esta gente es tan asqueroso, tan  repugnante que cuesta muchísimo trabajo referirse a él, porque produce una tristeza infinita comprobar que hay gente capaz de ignominias semejantes.

Es por eso que inicialmente pensamos guardar silencio, pero no lo hemos hecho convencidos de que ese silencio no sólo sería cómplice sino coautor de esa canallada permanente que allí se produce.

En cuanto a ALIENADO, decirle que no tiene que agradecernos nada, no hemos hecho sino lo que era obligado hacer, lo que marca la orientación de toda nuestra vida: el servicio de la verdad y de la justicia.

Que la cosa le sea leve, porque, a partir de este momento, toda la ira del infierno caerá sobre su cabeza y lo más probable es que se convierta en el 2º de esa lista de innombrables que el dios Saco ha abierto con mi nombre en la primera línea de partida.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas