viernes, 27 de agosto de 2010

SECUOYA:No se puede convivir con el fascismo, porque éste acaba pudriendo a todo el que convive con él



Secuoya dice a ALIENADO en un comentario a mi post de ayer: "Si te sirve de algo: yo escribo en todos los sitios que me parece que tengo que escribir, sin pensar si les parece bien o mal a una, a pocas o a muchas personas y sin hacerme pajas mentales, ni dejarme llevar por las que se hacen los demás. La libertad es un derecho".


Este pensamiento, erróneo, sin duda alguna, es el mismo que me impulsó a mí  hacer  durante un año lo mismo que ella hace, incluso si es posible, más conscientemente que ella, puesto que incluso lo escribí paladinamente allí: sé que estoy en tierra de infieles.


Pero, acabo de decirlo, fue un error mío y es un error de Secuoya, porque estuve justificando con mi presencia allí, todo lo que allí se hacía, puesto que alguien podía pensar: "no, esto que a mí me parece una salvajada o una iniquidad, una mentira o una injusticia, seguro que no lo es porque eutiquio no santificaría con su presencia allí una conducta de esta clase".

Sólo 2 apuntes antes de entrar en faena:

1) cree el ladrón que todos son de su misma condición: esto va por el que se llama Sergio Zawinul allí,

2) soy plenamente consciente de que mi afirmación de que allí, ca Saco, dentro de lo que ALIENADO ha llamado el generalato y el Estado mayor, hay lógicamente mucho fascista puede parecer una exageración pero no lo es.

El fascismo, de fas, una especie de haz de leña italiano, que Mussolini eligió como símbolo de su movimiento, tenía por objeto imponer sus propias convicciones mediante la mentira y la injusticia, algo semejante a lo que hoy hace Berlusconi, y, he aquí, la cuestión, LO MISMO QUE HACEN ESTOS GENERAL Y MIEMBROS DEL ESTADO MAYOR SÁQUICO, siguiendo la terminología utilizada tan acertadamente por ALIENADO.

He demostrado ya, hasta la saciedad, que allí no sólo se miente por sistema, sino lo que es mucho peor aún, se oculta a toda costa la verdad, porque si la verdad de lo que ocurre allí se pudiera advertir clara y sencillamente, la gente saldría corriendo y no volvería nunca.

Consta ya claramente en este blog que, en lo que se refiere a mi caso, Saco no es que mintiera, no, hizo, como digo, algo mucho peor, ocultó descaradamente la verdad, impidiendo con todo su absoluto poder como un Mussolini o un Berlusconi cualquiera, que yo opusiera mis razonamientos al ataque que bajo su inspiración me hizo TT: conmigo no utilizó contemplaciones y dijo lo que iba a hacer y lo que hizo: me sometió a tratamiento de troll y no permitió que entrara en su blog la defensa que yo había hecho contra aquel ataque.

Meskalis, rebajándose increíblemente a la función de esbirro, intentó aquí, 3 o 4 veces, demostrar que yo mentía y que Saco no había evitado mi legítima defensa y lo hizo con un ardor impropio de un tipo que se dice muy inteligente hasta que yo inserté aquí mi defensa que terminaba así:

“OTROSI DIGO: Sr. Meskalis: usted que me tilda a mí de no ser un caballero, me ha llamado varias veces capullo y con todo el énfasis del mundo ha afirmado que miento como un bellaco cuando digo que Saco no me dejó entrar en su blog mis alegatos contra la canallada verbal que como un canalla integral perpetró TT en el comentario objeto de este post; tiene u. ahora la oportunidad de demostrar que es un hombre moralmente íntegro e intelectualmente coherente:
A) ahora se le ofrece a v. en bandeja de oro la oportunidad de demostrar que yo soy efectivamente un mentiroso y v. un perfecto caballero:
a) coja u. este post e intente colgarlo tal como está en el blog de Saco:
1) si lo consigue, y se queda allí para siempre para que cualquiera pueda leerlo, v. tendrá toda la razón del mundo;
2) pero si no, si v. no intenta colgarlo allí y si lo intenta y no lo consigue el que tendrá toda la razón del mundo seré yo y quedará demostrado orbi et urbi:
a’) que el blog de Saco es un reducto fascista, mucho peor que otros del PP, en el que se insulta hasta el limite a los que considera sus enemigos y b’) que se adoptan todas las medidas necesarias para premeditada y alevosamente impedir la legitima defensa que pueda hacer el ofendido, conducta típicamente fascista”.

Ante éste mi definitivo requerimiento, que no era sino la debida y exigida por él contestación a los tan reiterados suyos, el tal Meskalis, que tanto insistía, alevosamente,  mientras creía el muy ladino que me tenía acorralado y que, por tanto, estaba ganando la partida, 2, 3 o 4 días de continua insistencia, “caló el sombrero, envainó la espada, miró al soslayo, fuese y no hubo nada”.

La pregunta que se impone A TODOS LOS QUE ACUDEN DIARIAMENTE A AQUEL BLOG ES LA SIGUIENTE:

 ¿CÓMO PUEDE ALGUIEN CREER A UNOS TIPOS SEMEJANTES, QUE NO SOLO MIENTEN CON EL MAYOR CINISMO DEL MUNDO SINO QUE ADEMÁS PERPETRAN DESCARADAMENTE LA PEOR DE LAS CANALLADAS, CALUMNIAR E INJURIAR A LA GENTE Y, ADEMAS, ALEVOSA Y CRIMINALMENTE IMPEDIRLE QUE SE DEFIENDA?

ESTO ¿ES O NO ES FASCISMO PURO Y DURO?

Es por esto por lo que Saco ha decretado mi proscripción hasta tal punto que no sólo ha prohibido nombrarme, me ha otorgado él directa y personalmente la denominación de “el innombrable” sino que, además, está dispuesto a perseguir a muerte, a la muerte del más ominoso de los silencios, a todo aquel que se atreva, en contra de su proscripción, a mantener cualquier clase de diálogo conmigo o a visitar mi blog, como acaba de hacer con ALIENADO.

Yo comprendo perfectamente que haya gente que visite aquel blog por ese mismo espíritu morboso que induce a otra clase de personas a ver programas de Tv como el de Belén Esteban, la malsana curiosidad del ser humano le impulsa a descender a este tipo de infiernos, lo que ya no comprendo es que haya gente con el estómago suficiente para defender una actuación semejante, el que lo hace no es muy distinto del que frecuenta estos programas o los de Intereconomía.

Con su pan, si pueden, se lo coman.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas