sábado, 27 de noviembre de 2010

Malditos Bastardos: Carta por entregas y demasiado abierta a algunos de los habituales contertulios del chat de Saco (I)



Necesariamente, para situar correctamente todo lo que sigue, hay que establecer, desde este mismo momento, que el espacio que ocupa Saco y su gente en el diario Público no es un blog de debate sociopolìtico sino, todo lo contrario, una chat de contacto costumbrista y erótico, con marcados tintes tabernarios.

Los que acuden contidianamente allí no son personas preocupadas esencialmente por los sucesos de carácter político de nuestra sociedad sino por sus propios problemas diarios, de los que hacen, la mayor parte de las veces, una minuciosa descripción que, a mi por lo menos, se me antoja fundamentalmente obscena, porque a nadie, que sea medianamente normal, le interesa el diario acontecer de unas gentes cuya única particularidad, como si se trataran todos ellos de exactas réplicas de Belén Estaban, es la de acudir a allí a contarnos si han dormido bien y hasta cuándo, con quién y casi todo lo que han hecho, allí, cuando estaban en la cama.

Desde luego, nos narran también esa necesidad insaciable que padecen respecto a la ingestión continuada de alcohol y cómo la calman o la estimulan y todo ello realizado con la mayor ostentación, incluso hay alguno que se pasa todo el tiempo hablando de su propio órgano sexual, publicitando su tamaño y sus excelencias y eso que confiesa estar operado de próstata lo que, como es sabido, deja fuera de juego para siempre tales adminículos. Y otro que tuvo al corriente a todos sus contertulios de las importantísimas incidencias del ùltimo parto de su mujer, respecto al cual transcurrían interminables sesiones con interesantísimos comentarios de los regalos que todos preparaban para la critatura.

Como se ve, todo ello muy interesante desde el punto de vista sociopolítico.

Bien, una vez descrito el ambiente, vamos con los personajes:

Del Rey Saco creo que ya hemos escrito demasiado para lo que merece.

Pero, en aquella fauna obscena de exhibicionistas contumaces, hay tipos que por su distorsionada personalidad serían dignos de la pluma, en este caso, del teclado de alguno de nuestros mejores costumbristas.

El primero, sin duda, es el que realiza las veces de bufón en una Corte tan atrabiliaria como es ésta de Saco, aquí no se puede decir aquello de “Dios que buen vasallo si obiera buen señor”, porque señor y bufón parecen haber sido diseñados desde la eternidad para actuar el uno junto al otro.

Como digo, Saco creo que ya ha sido suficientemente  descrito, pasemos ahora a su bufón. El bufón tradicional en nuestras pequeñas satrapías es un ser contrahecho y deforme, cuya deformidad es, sobre todo, moral.

Por supuesto que se toca con ese gorro de varias puntas terminadas en sonoros cascabeles, que tintinean inarmónicamente cada vez que se mueve y esta esencial falta de armonía es lo que constituye la esencia de su personalidad.

Como él mismo se ha empeñado en contarnos, seguramente para justificar su manera de ser, es un hijo bastardo en el íntegro sentido de esta terrible palabra. No sólo no tiene padre reconocido sino que también su madre hizo todo lo necesario para desmarcarse de tal engendro. Pero él, haciendo de la necesidad virtud, presume de todo esto y de haber tenido en cambio un par de madres.

Y, luego, como una de esas cabriolas que no se cansa de ejecutar, le hizo al mundo entero una sacada de lengua adoptando como nombre de guerra ni más ni menos que el título de la película de Tarantino, Malditos Bastardos, un destello absolutamente genial en esa negra noche que constituye su terrible existencia porque tiene que ser duro que, como nos ha contado, quizá como ese pobre pecador que necesita exorcizar sus propios demonios para así estereotiparlos y conjurarlos de alguna manera, también su primera compañera femenina le falló, dice él mismo que porque lo despreciaba, sin decirnos por qué, pero parece que está claro, dadas sus circunstancias.

Toda esta inmensa tragedia que se inscribe en lo más profundo del corazón de un pobre ser humano ha provocado una incontenible rebeldía que, en lugar de dirigirse contra sí mismo, se encara contra todo lo que discurre ante él, no hace otra cosa que criticar con toda la dureza de que es capaz su pobre y torturado cerebro, a unos enemigos que, como él mismo dice, no tienen existencia alguna real,  son simples seres virtuales y lo hace con toda la desbordada furia de un poseso, llegando incluso, en su afán de ir más allá que nadie en el insulto definitivo, a la invención detestable, absolutamente insoportable de nuevos términos en los que siempre aparecen las siglas del que dice que es el más odiado de todos sus enemigos, el PP.

De este modo, su escritura se ha convertido en el ejercicio de un loco furioso que él instintivamente describió como el acto de propinar a todos sus virtuales enemigos las más rotundas patadas giratorias, locución que, por cierto, ha subyugado a éstos sus nuevos adoradores que, al principio, le aborrecieron a muerte porque provenía del comunismo libertario y esto, en el chat de Saco, es absolutamente imperdonable, aunque parezca que lo han perdonado pero no es así, es una de sus innumerables falsedades.

Advirtiendo desde el principio que, por respetar al pie de la letra lo que escribe, los textos que cito a continuación son casi ilegibles no sólo por el estigma que le imprime su propia demencia sino también por una falta irremediable de las necesarias gramática y sintaxis, dice este pobre hombre de mí que soy  un tipo “que ve “arcángeles” (la ultima es que es marxista y cree en dios…Lo que hay que ver…) y que debió padecer Complejo de Edipo de pequeño y se quedó palla desde entonces y que ha montado la de dios- valga la redundancia- porque yo te llamo mama?-Y lo mejor de todo es que ha puesto a una tía a parir (siempre “le” quedará “Parir” en el sentido mas cani de “parida”), en un comentario totalmente misógino y xenófobo creyéndose que eras tú ( y no la tía desconocida) la que había puesto un comentario en su foro de lo paranoico que debe de andar…-Si a ese “delirante” me refiero, mama. Ese que acoge en su seno y con los brazos abiertos a todo tipo de ultraderecha que sea rebotao de este foro, para intentar joder con su ayuda, a los que al menos intentamos ayudarlo y no nos dejo.-Todos, algunas veces (o muchas) nos equivocamos, menos “El”, El Delirante…Claro…”.

¿Vale la pena comentar un texto como éste, en el que no se sabe qué lamentar más si la inconexa y balbuciente expresión, ayuna de cualquier atisbo de raciocinio, sumergida en una manera de expresarse que da auténtica pena al constatar el grado de descomposición mental a que puede llegar el ser humano, si es que un tipo como éste lo es?

No obstante, considero imprescindibles 2 apuntes:

1) este tipo es el mismo, hablando de misoginia, que tildó a una compañera de chat de mal follada, al propio tiempo que, presuntuosamente, se ofrecia para resolverle el problema, en casi el mismo pàrrafo en el que criticaba ferozmente al alcalde vallisoletano por sólo insinuar que la Pajín le sugería fantasías sexuales;

 2) este tipo es el mismo que, todos los días, varias veces, machacona, insistentemente, predica la libertad de expresión en el chat en el que su Rey, Saco, ha impuesto la más dura de todas las leyes del  silencio que en el mundo ha habido; que se conozca, nadie nunca, ni Stalin, ni Ho Chi Min, ni Mao, toda esa durísima caterva de dictadores ultracomunistas, absolutamene totalitarios habia hecho lo que su monarca conmigo: no contento con imperdirme regresar a su chat en el que acababa de ser salvajemente insultado por el mengele canario, lanzó contra mí la que ya digo es la más increíble de todas la condenas habidas en este perro mundo: “a este jodido tío prohíbo terminantemente siquiera que se le mencione, para ello le atribuyo para siempre el estigma de INNOMBRABLE, de modo que su nick será cuidadosamente borrado de todos mis anales y ay de aquel que se atreva a nombrarlo, será ferozmente perseguido hasta el fin de los tiempos".

2 comentarios:

Patricia dijo...

Me encanta la paradoja del tema, califica de matamujeres y misogino a alguien por decir que alguien está mal follado, pero usted se refiere a mi diciendo que solo puedo tener las mascotas que he elegido porque mi ansia de ser penetrada. Sinceramente me parece mucho peor lo segundo que lo primero.

Y se queja de las bromas más o menos sexuales, pero lleva días tratando el tema en exclusiva y de forma vejadora.

Y se queja de que hay comentarios personales pero dedica la mayoría del blog a sus obsesiones personales y personalizadas.

Y se queja del ambiente de amistad o colegueo, pero se queja a la vez de haber sido expulsado de él.

¿En qué quedamos? Proyecta usted, no describe.

Anónimo dijo...

Yo creo, Eutiquio, que ya te estás pasando cinco pueblos.

calificacion de las entradas