martes, 16 de noviembre de 2010

Che Guevara, ¿tendría hoy algún lugar en el mundo en el que actuar?





En mi reciente y amigable charla con "anónimo" sobre la posibilidad actual, en el mundo imperializado en el que vivimos, de una revolución armada, mi instinto me empujaba a apostar por una solución negativa.

Hoy, leyendo, en El País, un articulo de Yoldi sobre los pronósticos judiciales de los casos que Otegi tiene pendientes, he encontrado estas 2 perlas pronunciadas por un hombre que se ha visto forzado, por su intervención activa en el conflicto del  país vasco, a reflexionar larga y profundamente sobre dicha cuestión:

"Tampoco contribuyen a la calma declaraciones como las del histórico dirigente Tasio Erkizia, que el pasado 15 de junio afirmó: "Hay más razones que nunca para la lucha armada, pero menos condiciones objetivas y subjetivas que nunca". Erkizia se refería a que Europa les había dado la espalda al avalar las ilegalizaciones de Batasuna y otras organizaciones de su entorno y a que con más de 700 presos y las detenciones sucesivas de las direcciones políticas, la sociedad había mirado hacia otro lado. Por eso justificaba que la lucha armada "no tiene futuro si no es capaz de poner patas arriba al Estado y si el pueblo, y la propia izquierda abertzale, están sufriendo muchas veces más con las acciones de ETA que el propio enemigo".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

D. José, algunas comparaciones son odiosas. Primero, porque nada tienen que ver... La lucha de guerrillas no es terrorismo. Y no pienso que a ETA la mueva un móvil de lucha de clases sino, nacionalista. Desde luego no me puede comparar la lucha de uno de los mejores de entre los nuestros (sino el mejor) con terroristas.
Ud como yo, sabe que la lucha a de adaptarse a las circunstancias de cada lugar. Y al paso que vamos, y dado que la clase obrera occidental se muestra a la defensiva, pasarán una o dos generaciones, o menos, que verán la lucha armada. Tan sólo es cuestión de ver cuánto estamos dispuestos a perder... Y desde luego, posturas como la suya, que no creen en la lucha armada, en nada ayudan o benefician a la revolución mundial ni a quien hace tan grandes esfuerzos guerrilleros. No es cómodo vivir de proscrito.
Hay que planteárselo pensando que cuánto más débiles nos vean, cuánto más a la defensiva estemos,... más nos quitarán (y tampoco es que tengamos mucho margen ya). El imperialismo, actúa sí o sí; no se crea u. que porque se aquiete le van a hacer menos pupa. La cuestión es que al imperialismo capitalista si no se le para de una u otra forma, si no se le derrota definitivamente, continuará su política de agresión y exterminio humano. Los serviles socialdemócratas, precisamente, porque les hacen el trabajo sucio para que la población reaccione en menor medida son más culpables. Porque a fin de cuentas, todos sabemos lo que pretende la caverna conservadora, pero enemigo camuflado pervive bajo el manto socialdemócrata. Quizá algo tengamos que perder para que el pueblo reaccione de una vez, pero para eso se impone una labor muy grande de concienciación que deben realizar los partidos de clase obrera.
Yo no le tengo miedo a la derecha sino, a la falta de conciencia de clase de muchos obreros. Y eso exige enfocar la lucha de los partidos obreros como una lucha de clase, concienciación por los centros de trabajo y barrios obreros, y dejar en un plano secundario la participación y representación en instituciones burguesas. Eso es lo que ha perdido IU y el PCE de hoy, la calle y el centro de trabajo... por anteponer la lucha electoral...

Anónimo dijo...

Perdón "ha de adaptarse"
Un saludo a todos.

calificacion de las entradas