sábado, 4 de diciembre de 2010

Prensa



La canallesca prensa española está llegando a su plenitud de abyección, es como una pandemia, ningún diario se escapa ya al contagio, sólo Público parece que mantiene el tipo pero la pregunta es ¿por cuánto tiempo?, porque los síntomas han comenzado a presentarse.


Una de mis más viejas costumbres es la de leer la prensa por la mañana. Antes, lo hacía con la de papel, ahora, lo hago con la de la Red. Es mi única manera de tener contacto con el mundo. Mi dependencia de este medio es tal que incluso le pago a Prisa alrededor de 100 euros anuales por mi suscripción a El País virtual, cosa que voy a dar de baja pronto, creo.

 Porque ayer leí la composición de su consejo de administración y es para echarse a llorar desconsoladamente, un diario con esos mandamases no puede ser honestamente democrático, por mucho que sus escribas sean los mismos.

Ya ha comenzado a notarse la canallesca deriva en esa gran tertulia que fue, en su día, Hora 25, bajo la egregia batuta de Carlos Llamas, ahora, con la Barceló, la cosa ha empezado a degenerar admitiendo como contertulios a tipos como ése Paco no sé cuantos Alemán, que está dejando en mantillas a aquel Carlos Mendo de nuestros pecados y que ha venido a reforzar la presencia de ese impresentable Juan Carlos Martínez , que yo no sé de dónde han podido sacarlo, porque es lo más retrógrado que puede darse, lo que unido al clásico Emilio Contreras, un tipo sibilino que 1º da un pase con la izquierda para, después, arremeter con las más canallescas frases que puede esgrimir la ultraderecha.

Si esto era hasta ahora, que no habían sido engullidos todavía por los tiburones del nazismo usaniano, imaginen ustedes lo que va a ser en adelante.

El panorama es francamente desolador. ¿Adonde iremos ahora a intentar informarnos? Ahí, está Público, pero ¿por cuanto tiempo? Este diario es la obra de una sólida izquierda que asienta sus principios en el marxismo. ¿Hasta cuándo lo van a dejar existir? 

Recordemos a Triunfo, con Haro Tecglen y Vázquez Montalbán, ambos desgraciadamente ya difuntos porque la muerte siempre elige a los mejores, que tanto se desgastan sufriendo las inclemencias de tiempos como éstos y aquel Cambio 16, que todavía vive pero de qué manera.

 De modo que la panoplia se está llenando de engendros como La Gaceta, con ese monstruo que es Carlos Dávila, o La Razón, que no es sino Rajoy ni más ni menos, o ese inMundo canallesco que dirige el más abyecto de todos los que se autotitulan periodistas, capaz de inventarse gigantescas conspiraciones para halagar a lo peor de una sociedad podrida hasta su médula.

Y no digamos de la prensa y radio deportivas o de la Tv, que Dios confunda. Desolador, no, es absolutamente destructivo, dentro de poco todo el país que lea, oiga o vea estará absolutamente arrasado y todas aquellas parábolas de 1988, Farenheit 450, Blade Runner, 2001, una odisea en el espacio, serán inocentes juegos de niños.

No es para echarse a llorar, es para suicidarse, si uno tiene cojones suficientes porque aunque tú te dediques a no leer, no ver ni oír, están todas esas personas con las que necesariamente tratas, porque tienes que comer, beber y dormir, porque tienes que convivir con alguien, aunque no quieras, y vienen y te hacen comentarios tales que tienes que aguantarte las ganas de estrangularlos.

Y ya no vale intentar consolarte diciendo eso de “ladran, luego cabalgamos” porque no es cierto, ya no cabalga nadie, todos nos arrastramos como reptiles empeñados en sobrevivir, en un mundo en el que no merece la pena hacerlo. 





10 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues si nos tenemos que apañar con "Público", vamos de cojones... Por no citar sino el episodio más reciente en mi memoria, y por el que me salí de allí, de esa cueva del lavado de cara a los social-liberales, la información ofrecida por Manuel Ansede de los sucesos de Corea: ¡vaya mierda! Ni en los peores momentos del franquismo (me vais a permitir, aunque yo no lo conocí) vi tanta inmundicia.
Con lo de WikiLeaks pasa lo mismo: la información dada a los 5 diarios fue previa y premeditadamente filtrada y refritada por éstos en connivencia con la embajada gUSAniana y el gobierno de turno, y ofrecida al público de la forma menos dañina posible para sus intereses.
En Sogecable sorprende también encontrar de director a ese "señor de los mil cargos" que fue Martín Villa, el asesino de los obreros de Vitoria en 1976. De ahí la información que también ofrece la siempre "liberal" CNN+.
Hoy como ayer, el nazi-fascismo se impone por la propaganda, sólo que, hoy en día, aparece más contundente por más sutil que parezca que en otros tiempos.
La información y la formación es poder; de ahí nace el interés en controlarla. En la medida que la controlan, controlan al individuo (que no importa lo que piense, pues se verá aislado, como un bicho raro), y por ende, a la sociedad entera.

Anónimo dijo...

Perfecto anónimo, es lo más sensato que he leido sobre la información de wkls.

Saludos.

Anónimo dijo...

Dice usted: "Este diario es la obra de una sólida izquierda que asienta sus principios en el marxismo".
Pues perdone, pero si lo que se ve en Público es marxismo (de Karl Marx), es que me descojono.
Pues yo veo cuasi-fascismo, a no ser en la labor de algún (uno o dos) buen periodista.
¿Pero es que todo el mundo se ha vuelto ignorante en este país? ¿O sufrimos de Alzheimer en grado superlativo?
Un anónimo ¡Qué más da el nombre!

Anónimo dijo...

Sobre WikiLeaks:
http://www.lahaine.org/index.php?p=49793
Sobre los nazis se refugiaron en gUSA:
http://www.voltairenet.org/article167528.html

Anónimo dijo...

Siguiendo con las denuncias, en el siguiente enlace, a pesar de que aparece previamente tamizado, pero se puede observar cómo se acogió a los nazis, sus nombres y el nº de personas de cuyas muertes fueron responsables. Esto es lo que figura en los registros del Departamento de Justicia gUSAno (y ya digo, previamente tamizado, lo que nos lleva a suponer que es mucho más lo que nos ocultan)
http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB331/DOJ_OSI_Nazi_redacted.pdf

Anónimo dijo...

http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB331/DOJ_OSI_Nazi_redacted.pdf

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

¡Bravo!
Has expresado lo que pienso y siento desde hace mucho tiempo. Sobre todo en lo que dices sobre las conversaciones "por llamarlo de alguna manera" con la gente que nos rodea. He sentido ganas de llorar cuando he terminado de leer tu entrada, como otras tantas veces en las que pienso que, como es posible que nadie vea, oiga, ni sepa leer. Busco fuentes veraces de información, ahora en la red, es tan dificil.

El párrafo final es escatologico pero también estoy de acuerdo contigo.
Y yo digo que: "Quien se arrastra se merece que le pisen la cabeza"

Saludos y ánimo.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Gracias, Mª Teresa:

No sabes cuánto te agradezco tus palabras de ánimo porque realmente las necesito, por muy acostumbrado que esté a la soledad y al silencio, necesito gente nueva que, como tú, venga y diga que mi esfuerzo no es tan baldío como, a veces, me parece.

Gracias de nuevo y un beso,

Anónimo dijo...

Esta tarde he visto en una pagina griega , que ya no la puedo abrir,como grupos de manifestantes estaban tratando de armarla delante de un banco y la policía no les dejaba, no encuentro nada sobre esta noticia en ningún periódico.

Nacho dijo...

¡Hola Jose!

Estoy de acuerdo contigo en que la prensa de este país es nefasta y cada vez está peor. Es sensacionalista, es amarilla y solo busca la venta de periódicos.

Estamos ante unas empresas que buscan dinero, no informar, por lo que la profesión del periodista está desvirtuada. Ya no es un periodista, sino un comercial. Vende la marca del diario, no informa.

Es lamentable y realmente espero que cambie el panorama, porque todo esto es desolador.

¿La prensa deportiva? No sabría ni por dónde empezar. Lo peor de todo es que toda la prensa se está convirtiendo en lo que hace ya unos años se convirtió la deportiva: puro morbo y amarillismo.

¡Un saludo y ánimo!

calificacion de las entradas