viernes, 28 de enero de 2011

Ahora, resulta que, tal como nosotros decíamos, Chávez, al que ellos llamaban "el gorila rojo",es un gran tipo


Ahora, resulta que la que se llama a sí misma “la izquierda revolucionaria”, reconoce palmariamente que nosotros, la izquierda verdadera, teníamos razón:


1º) cuando instábamos al Gobierno Zp a aprovechar la coyuntura tan favorable que le ofrecía una de las fases de la revolución conservadora impulsada desde la metrópolis de nuestro Imperio para que:

A) las Cajas de ahorro, entidades de crédito semipúblicas puesto que pertenecían prácticamente a las instituciones provinciales y municipales, se hicieran pùblicas a todos los efectos y se dedicaran a financiar a las Pymes;

B) el INSTITUTO DE CREDITO OFICIAL (ICO) se dedicara fundamentalmente a realizar esta misma función.

Y todavía más aún, cuando poníamos como ejemplo de lo que debe de hacerse desde el propio Estado, si es que éste quiere hacer realmente una auténtica revolución desde arriba, lo que estaba haciendo Chávez en Venezuela.

Pero, entonces, esta divina “gauche”, nos tachó de gilipollas mal informados cuando no de auténticos locos y nos zurró de lo lindo, metiendo además, en el mismo saco, la defensa que siempre hicimos, que siempre vamos a hacer, de China.

Ahora, aprovechando que el Pisuerga creo que pasa por Valladolid, destapan el frasco de sus esencias cacharelianas y ponen a Chávez, sí, a aquel mismo Chávez del que todos ellos se reían, por encima de las nubes, un poco más arriba del propio cielo.

Pero Chávez y yo seguimos siendo los mismos.

Chávez, discípulo predilecto de Fidel Castro, está haciendo la revolución que éste nunca pudo hacer, porque no disponía ni por asomo de las mismas circunstancias que, como dijo nuestro Ortega, son más de la mitad del hombre.

Pero ¿qué es lo que ha destapado el frasco cacharelesco de los elogios de estos izquierdistas de pacotilla hacia Chávez, que sigue siendo aquel mismo que con tanta virulencia criticaban?

Prensa y propaganda: que le ha dicho a Botín que, si no le da préstamos asequibles a los modestos empresarios venezolanos, él, Chávez, le expropiará el Banco, como está haciendo con otras muchas empresas agroalimentarias, lo hará público y lo dedicará a cumplir dicha función, sí, a Botín, ese tío, tan mundialmente poderoso  que se inventó las primas únicas para llevarse todos los depósitos a su Banco que, entonces, no era ni mucho menos el 1º de los españoles y uno de los mayores del mundo mundial, basando su publicidad en que tales depósitos estaban exentos del pago de cualquier clase de impuestos, por lo que, luego, fue denunciado, imputado, sentado en el banquillo de los acusados y sobreseído libre y definitivamente por el Tribunal Supremo, que creo al efecto una nueva jurisprudencia propia, la de que la “acción popular” no era suficiente para llevar a Botín ante los tribunales.

Pardiez, exactamente lo mismo que decíamos nosotros, allí, en el chat de Saco, y que provocó la oposición y las risas de todo aquel hatajo de fascistas irredentos disfrazados de virulentos revolucionarios que, no sabemos muy por qué, ahora, han cambiado radicalmente de opinión, quizá porque piensan que ya ha pasado el tiempo suficiente para que se olvidara que esto, precisamente esto, es lo que nosotros, en aquel lejano entonces, propugnábamos.

Y nosotros, ¿qué hacemos ahora, les reclamamos a estos geniales comentaristas a toro pasado, el correspondiente “copyright”, aprovechando el auge que al respecto está motivando la tramitación y aprobación de la Ley Sinde, o seguimos diciendo que toda esta gente no tiene ni puñetera idea de nada, porque no la puede tener, porque el conocimiento y la inteligencia no se improvisan de la noche a la mañana, porque, si bien es cierto, absolutamente, que “quod natura non dat, salamantica non praestat”, que lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta,  todavía más aún lo es que no hay ciencia infusa ni mucho menos y que todos estos aprendices de malos brujos no superarán nunca el lastre que supone que, mientras ellos estaban juergueándose, divirtiéndose y drogándose con sustancias más o menos lícitas, los demás estábamos trabajando muy duramente en los claustros universitarios?







No hay comentarios:

calificacion de las entradas