lunes, 24 de enero de 2011

Contentos con sus aquelarres



Decía yo, el otro día, que nunca he iniciado una pelea pero que tampoco nunca, la había esquivado.

“Anónimo dijo...
Algo te debe ocurrir, Palazón, que tardas en colgar la vomitona. Ya toca.
Será que la tienes escrita con esos insultos, que son descripciones, indiscriminados contra los/as participantes del blog de D. Manolo Saco.
Eso te pone.
No necesitas pastilla azul. 
Lo de Priapo, una broma. 
Lo tuyo se pone más alto y enhiesto que el Ciprés de Silos.
24 de enero de 2011 20:20".

Pues ¿sabes lo que te digo?, que tienes razón. “In illo tempore”, en aquel tiempo, ya habrían salido de mi teclado sapos y culebras, pero, hoy, me tenéis pasmado con vuestra frenética actividad insultante.

Tan alucinado estoy con lo que hacéis todos allí, en el chat de Saco, que no acierto a reponerme del asombro que me produce contemplar cómo gentes que se consideran a sí mismos no ya sólo civilizados sino, además, progresistas, no sienten esta misma repugnancia que experimento yo ante la conducta de un señor que, ojalá fuera que hubiera perdido totalmente la razón porque, entonces, le ampararía la eximente completa del Código penal y de cualesquiera de las leyes morales, pero, desgraciadamente para él, no es así, todo lo contrario, en la sarta de todos esos soeces insultos que enfila uno tras de otro no se evidencia más que:

1) que su desdichada infancia le privó de adquirir las normas indispensables para una adecuada convivencia fuera de las jaurías de perros salvajes, de las que siente tanta nostalgia que se intitula a sí mismo como un maldito bastardo,

2) que su ciego intento de arremeter con la más criminal de todas las intenciones posibles en este mundo, como esa auténtica fiera salvaje y resentida que es, trata de que los demás paguen, de alguna manera, todo lo que él cree que la vida le debe por aquella tan triste infancia que tuvo, con una madre que renegaba de él, hecho absolutamente insólito, por cierto, pero seguramente muy fundamentado, vista su actual catadura moral, aparte de un padre que fue, según confesión propia, absolutamente desconocido,

3) en estas circunstancias, no debe sorprendernos, en modo alguno, una conducta tan detestable que es seguro que abochornaría no sólo a su desconocido padre sino también a aquella madre que tan justamente lo rechazó, pero que asombrosamente no provoca la merecida reacción de esa extraordinaria caterva de antiéticos y descerebrados congéneres que, aún siendo de su misma condición y quién sabe si extracción, no sólo no se abochornan por lo que hace sino que le aplauden fervorosamente en un intento fructuoso de hacerse como él,

4) ya que el hecho de que una actuación que va mucho más allá no ya de lo escatológico, con continuas referencias a lameduras del ano, sino del repertorio más soez en lo posible de la perversión sexual, no provoque la natural repulsa de todos los contertulios habituales de aquel chat, sino el más absoluto regocijo que no hace sino confirmar mi diagnóstico de que todos ellos son los frustrados congéneres de semejante individuo.

Con su pan se lo coman todos ellos, porque se lo merecen de todas, todas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, Don José, déjenos ya en paz, que con nuestro pan nos lo comeremos y además usted conviene que nos lo merecemos.
Y tengo que decir que me sé yo de uno que debería dejar esto aquí ya.
Queda maravilloso, maravillosso, y no damos más pasto para rumiantes.

(Anónimo usuario de lo que aquí se llama casa SacoBaco)

Anónimo dijo...

UN ARTICULO DE JUAN GELMAN) EL 1 por ciento más rico de EE.UU. percibía el 9 por ciento de la renta nacional en 1979. Hoy........
hOY esa proporción asciende al 24 por ciento, casi una cuarta parte del total (www.alternet.org, 19/1/2011). El ingreso de ese mismo 1 por ciento era 125 veces superior a la media nacional en 1962. Hoy es 190 veces superior. Los beneficios de las 500 corporaciones más importantes aumentaron el 141,4 por ciento y la compensación de los ejecutivos de empresa se elevó un 282 por ciento de 1990 a 2010.
http://www.insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=6022:una-crisis-tipoo-jano&catid=142:america&Itemid=561

Anónimo dijo...

Ve, si ya decía yo que iba a tener tema conmigo, ya que usted, excepto poner “latinajos”, hablar de fútbol, insultar a quien nunca lo insultó y lamerse sus heridas de expulsado del paraíso no da para mas…¡Ah si y a ofender a las mujeres dedicando un “arti-culo” entero a llamarlas FEMINAZIS y otro a llamarlas hetarias, frígidas, lesbianas y no se que burradas mas, propias de un machista y un misógino como lo es usted…
Todo eso para usted no son insultos, claro…Por que lo dice usted, si lo dijésemos otros ¡para que queremos más!…
Conozco algún tipo como usted, de esos que nunca dicen tacos para expresarse porque es muy vulgar y usted ya ha dado bastante idea de lo “elitista” que se siente como para decirlos, pero tanto esos tipos como usted, son mas malos que el veneno y mas amargados que una crema de limones.
No se trata de cómo se dicen las cosa, se trata de lo que se dice y usted, Sr. Palazon solo dice estupideces que se pueden leer en cualquier blog, mejor dichas y con mas gracia y vomita su odio por doquier, siendo el primero que insulta (y no me haga que se lo demuestre con sus propios artículos) y el primero en sentirse ofendido cuando se le contesta, habla de justicia y es el tipo mas injusto que conozco, habla de marxismo y es un reaccionario de la peor escuela, habla de lenguaje y es el tipo menos creativo de los blog que visito.
Este blog es un homenaje a su propio narcisismo y a sus frustraciones de escritor frustrado ya que por mas que he buscado por internet no he encontrado ni un solo libro de esos de los que usted dice que escribe, y es que a usted no lo publicaría ni su propia madre.
Por cierto y hablando de madres, si, soy huérfano por fallecimiento de mi madre y por el abandono de mi padre, un machista mal nacido como usted, todo lo demás que digo sobre mi, es literatura…No como usted que todo lo que cuenta son “cuentos” (literatura), pero no puede ni contar su propia vida ya que dada su trayectoria debe de haber sido una verdadera mierda ¡Y sin ser huérfano ni na!

Un Troll

calificacion de las entradas