domingo, 20 de febrero de 2011

El error, el gran error de la izquierda




¿Por qué la izquierda se equivoca siempre en todo lo que hace?

Porque tiene miedo, un miedo insuperable que le ciega la razón, a la derecha, teme que ésta le esté tendiendo otra trampa más y ésa es precisamente la trampa que la derecha le tiende, la del miedo.

Hace ya tanto tiempo que la izquierda no es sincera que yo ni siquiera me acuerdo de la última vez que actuó con sinceridad, dando la cara, diciendo lo que piensa.

La derecha no quiere que Eta deje las armas mientras gobierna esta izquierda de pega que es el Psoe y está haciendo todo lo que puede para conseguirlo y yo creo, sinceramente, que lo conseguirá porque el partido en el gobierno teme más que al diablo a lo que diga al respecto la derecha y ésta dice, Mayor Oreja mediante, que está negociando otra vez con Eta a hurtadillas y el Psoe trata frenéticamente de demostrar que no es así y, entonces, va y cae en esa vieja trampa para enanos que le tiende siempre la derecha: no va a dejar que se apruebe Sortu, ese nuevo partido político que se ha sacado de la manga la izquierda abertzale para acudir a las próximas elecciones locales.

Y, ante esta entrada de la que se autodenomina izquierda de lleno en la trampa, la que sí que es verdad que es la derecha, no, la ultraderecha, se apresura a darle palmaditas en la espalda y a felicitarla llegando incluso, en el colmo del cinismo, a que un tío como  Trillo les diga “claro que sí, muchachos, nosotros sabemos que tenéis razón, que nuestro Mayor Oreja se equivoca, que no estáis negociando con Eta por debajo de la mesa” y la falsa izquierda que es el Psoe respira y se tranquiliza y le entrega blandamente a su enemigo la victoria que éste se proponía conseguir como fuera, si era preciso, a sangre y fuego, echándole a los carcas de toda condición a la calle, porque éstos, obedeciendo a su líder máximo, Aznar, han perdido ya toda clase de complejos y se han convertido todos ellos en furibundos pancarteros.

O sea que Sortu no va a ser legalizada, o sea que el Psoe no piensa darle a Eta ninguna clase de facilidad para que deje las armas, que, asustado por las voces de ventrílocuo de Mayor Oreja, se pone a las órdenes incondicionales de Rajoy y de ese pequeño Maquiavelo de vía estrecha que es el mayor de los cínicos de este mundo, el supernumerario del Opus, Trillo, y le ofrece, en bandeja de plata a la ultraderecha, el máximo triunfo de la falsa democracia española: conseguir bajo su mandato la rendición incondicional de Eta.

¿Cómo no van a ir por delante, muy por delante en las encuestas de intención de voto, estos alegres muchachos de la ultraderecha, si tienen completamente acongojada a la sedicente izquierda que nos ha tocado padecer, que ha consentido, sin combatir, que triunfe la tesis de que la culpa de la crisis la tienen ellos, los de la izquierda, porque no aceptaron a tiempo las cerradas tesis ultraliberales de la peor de las ultraderechas, las de los Usa, que propugnaban que, para que continuara aquella formidable racha económica que convertía en oro todo lo que tocaba, de modo que toda la arena de las playas de esta casi isla que es nuestra piel de toro se transformaba, por arte del birlibirloque aznarista, en un inacabable suelo urbanizable, generando la más grande de las burbujas inmobiliarias del mundo, sólo había que seguir construyendo casas que ya no tenían otros compradores que los propios albañiles que las construían pero que no podrían acabar de pagarlas nunca porque serían despedidos cuando las hipotecas subprime nos estallaran en pleno rostro, originando así esa espiral diabólica que ha llevado al mundo entero a la mayor crisis económica de la historia, provocada por esa pescadilla infernal que se muerde continuamente la cola: construyo para los que construyen que a su vez compran para que los ciegos empresarios del peor de los capitalismos salvajes puedan seguir construyendo lo que ya nadie puede comprar porque las empresas que empleaban a los compradores han quebrado y han echado a la puta calle a todos sus trabajadores, con lo que se fue a la mierda este cuento de la buena pipa?

Y, mientras, el genio de los genios, Rubalcaba, el tío más inteligente del mundo, sigue haciéndole el juego sucio a sus más feroces enemigos que dicen que es el culpable de aquella traición del Faisán, en la que un miembro de la policía advirtíó a Eta de una redada que se preparaba en su contra, o sea que encima de cornudo apaleado: “pon a Eta contra las cuerdas, hasta el punto de que ya no tenga otra opción que rendirse pero ojo, no te equivoques, no vayas a hacer algo que favorezca, ahora que gobernáis vosotros, la entrega de las armas porque entonces nos echaremos sobre vosotros con toda nuestra furia, de tal modo que llegaréis a desear no haber nacido, tenéis que dejarlo todo a punto de caramelo para que el próximo año, cuando ya gobernemos nosotros, podamos recibir el bárbaro homenaje de su rendición con armas y bagajes mientras vosotros miráis a través de las ventanas, como triunfamos nosotros, gilipollas, que sois unos perfectos gilipollas, y, además, os creéis que sois los reyes del mambo, si seréis tontos, coño”.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Suscribo punto por punto lo escrito en el post. Sólo añadir una cosa: el PP es claro que no quiere acabar con ETA, necesita un enemigo como el comer. Y una duda, si el PSOE no participara de esta misma necesidad... Si esto último se confirma, adquiriría pleno sentido la disputa que ambos partidos tienen por querer aparecer ante la opinión pública como más enemigos y víctimas de ETA que el otro, para atraerse hacia sí los frutos de la cohesión social que genera la lucha contra el llamado "el terrorismo".
Salud.

Anónimo dijo...

El PP no necesita mas enemigo que el PSOE. Lo demás, es todo una pose para enacarar las elecciones.

Su esperanza de ganar las elecciones se basa en una utilización exhaustiva del aparato de la administración -cualquiera es buena- para tomar posición de cara a cualquier tipo de elección.

Utilizando unos recursos pagados con nuestro dinero contratan cientos de asesores que solo trabajan para establecer la red clientelar que les asegura ganar aunque hayan robado hasta los sellos de correos de la caja.

Han conseguido poner en marcha una maquinaria tan bien concebida y engrasada que pueden ganar aunque les odie medio mundo, porque mientras la izquierda se dedica a destruir al PSOE sin ningún beneficio, ellos mantienen a su electorado firme y convencido y dejan ese flanco a las izquierdas sabedores de que su discurso ahí no llega, pese a las tontadas de Pons y Cospedal.

El tema de ETA para ellos es uno mas. No les da ni frío ni calor. Si el PSOE llega a algún acuerdo con alguien que no sea el PP, tras las próximas elecciones serán papel mojado.

Dada la correlación de fuerzas existente, ETA no puede "rendirse" porque el PP no respetaría los acuerdos de esa rendición, así que los acuerdos los harán después de las generales con quien gane las elecciones, que todo apunta a que será el PP.

Esa es mi opinión, aunque puedo estar equivocado y sea todo al revés.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Y los gilipollas de los etarras, con el puño en alto, porque son de izquierdas, le entregarán, el triunfo primero, las armas despues, a los que todos creemos que son sus enemigos: el PP.
Salud y Republica!
corazon rojo

Anónimo dijo...

Y el post, imprescindible. Debería ser de lectura obligada y en lugar preferente y en grandes medios.
Salud y gracias eutiquio.
corazon rojo

Anónimo dijo...

Al PSOE no hace falta que lo destruyan; él se encargó de destruir a la izquierda y ahora se destruye a sí mismo al hacer políticas de derecha.

Anónimo dijo...

Considero que los análisis políticos se hacen con la cabeza y no con las vísceras, aunque esa sea la tónica general: hacerlo con las vísceras.

Procede analizar primero las fuerzas en el escenario, el escenario mismo, y los condicionantes y consecuencias de cada acto y a que fin sirven.

Cierto es que el PSOE ha cometido errores de bulto muy graves. Para mi el mayor ha sido no refrendar con elecciones anticipadas su cambio de política. En su lugar, pensó que le daría tiempo a remontar si conseguía que la situación económica se enderezara en virtud de las medidas tomadas.

No le dejará el PP, que al haber acumulado ya todas las fuerzas que necesita para asaltar el poder político, reclama inistentemente elecciones anticipadas, y le pasa su trabajo de derribo a la izquierda.

Como todo el mundo ha visto, es un choteo que el PP diga que es el partido de los trabajadores y que le eche en cara al PSOE sus recortes y debilitamiento de la política social. Para ese cometido necesita a los de izquierdas de verdad. De esta manera se hace el trabajo desde todos los frentes posibles por los actores adecuados a cada caso. Pero la izquierda no se va a beneficiar en nada de ello porque los medios de que dispone la derecha son ilimitados y no va a permitir ninguna veleidad.

La situación económica, con ser grave, aguanta todavía hasta las elecciones que vienen. Puede comenzar a caer de forma acusada a partir de octubre debido a un nuevo tsunami económico que tiene que ver con los ayuntamientos en eeuu y su bancarrota aplazada. O no. Pero puede que estemos en plena campaña electoral con la soga al cuello.

Voto masivo a la derecha y se acabó el tema para muchos años.
Sin beneficio ninguno para quien hace el trabajo final.

Yo no quiero darle las culpas a la izquierda, ni ese es el sentido de lo que digo. Creo que se equivocan, pero lo hacen de buena fe y llevados por su deseo de luchar contra la derecha, aunque se equivoquen en el método y el objetivo.

Hace mucho tiempo que no puedo leer análisis políticos rigurosos sin visceras por medio. Y estoy tan despistado como cualquiera, por eso digo lo que pienso a ver si alguien me aclara algo.

fillo dijo...

Para nada estoy de acuerdo con el comentario hecho por la persona de arriba.
Los analisis en estas circunstancias se hacen con las bísceras, porque es lo que nos sale, porque ahora es la única manera de frenar a los fascistas. Y es de ahí, del higado, de donde sale lo que la supuesta izquierda que gobierna, no tiene arrestos para decir. Ahora el motivo para tragar, es más de interés personal y de partido, aunque lo que quede en el camino, sean gente que les colocó ahí. Una palabra, TRAICION.

De todos modos, yo tengo la teoría de que el miedo de la izquierda, en alusión al comentario inicial, viene de la no cerrada herida del franquismo. Pero bueno, eso pa' otra.

calificacion de las entradas