sábado, 12 de febrero de 2011

Egipto,la gran ilusión


La historia es la maestra de la vida: Gamal abdel Nasser,  Anuar el Sadat y  Hosni Mubarak, tres militares que se suceden al frente del Estado egipcio, la única incógnita que nos resta es averiguar el nombre del militar que sucederá al tirano que acaba de hacer mutis por el foro, refugiándose en ese oasis de repugnantes tiramos que son los Emiratos árabes.


“Es preciso que todo cambie para que todo siga igual”, dijo uno de esos cínicos que, a veces, piensan de la ultraderecha, Lampedusa, el de El Gatopardo.

Para que una revolución triunfe realmente ha de estar encabezada, precisamente, por el Ejército o algo muy parecido o que lo represente.

En Egipto, los tanques, la División Acorazada Brunete de allí, creada, instruída, alimentada y pertrechada por los Usa, salieron a la calle contra el  pueblo, cierto, no llegaron a actuar, porque realmente no hizo falta, la gente se comportó en todo momento de una manera ejemplar ¿por qué iban a cañonearlos si sólo pedían justicia y libertad?

Hubiera sido realmente inconcebible ametrallar a la gente, todo lo demás, que se podía hacer, se hizo, como en todos sitios, en las revoluciones, asesinar a unos 300 de los más revoltosos, secuestrar a los pobres cabecillas que no habían hecho otra cosa que teclear en su ordenador, y, al fin, ha sido Obama, el muñeco de madera cuyos hilos mueve el anónimo poder, el que ha redimido a un pueblo que estaba esclavizado hasta límites increíbles por los sicarios del gran capital usaniano.

Y los creadores de opinión, los grandes periodistas, anoche, bajo la luna, entonaban loas a ese mestizo que sólo hizo lo que le ordenaban que tenía que hacer: esperar a ver si Mubarak podía resistir y, si no, dar permiso a “su” Ejercito para que se hiciera con el poder y se iniciara ese largo peregrinaje por las formas de gobierno que ya nos describiera Aristóteles: de la anarquía del pueblo gritando por las calles a la oligarquía de los militares; de esta oligarquía de los militares a otra de civiles, que llamarán pomposamente democracia porque se habrá apoyado ligeramente en unas urnas rigurosamente seleccionadas a las que sólo podrán concurrir los que obtengan el placet no sólo de los Usa sino también de Israel, y, después, poco a poco, con esa gradación que tan bien domina la ultraderecha, ir apretando las clavijas al pueblo, mediante líderes creados ex profeso, siguiendo precisamente el modelo israelita, tipos que no se sabe bien qué son si militares o civiles, porque allí hasta la mujeres que gobernaron, en su día, tenían toda la pinta de generales chusqueros, pero generales. 

Y es que, respecto a Egipto, se podría decir aquello que se dijo de Méjico, "pobre Méjico, tan lejos de Dios y tan cerca de los EE.UU", sustituyendo a los EE.UU. por Israel.

A ver si nos damos cuenta o, por lo menos, admitimos de una puñetera vez la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, Israel es un Estado más de la Unión, cuyo territorio está allende los mares, pero que, respecto a importancia relativa, quizá sea el "primus inter pares" de todos ellos porque representa la pica que los Usa tienen clavada, por siempre y para siempre, en el corazón de las tinieblas, en pleno eje del mal, allí donde su presencia preventiva es más necesaria, de modo que los americanos están dispuestos a todo, incluso a que periodicamente se les desenmascare en la zona, con tal de continuar controlando férreamente la geopolítica estratégica de esta decisiva región del mundo.

Entonces, todo lo que está sucediendo en la zona no son sino simulacros, basados precisamente en la doctrina Lampedusa, “vamos” dicen Obama y Hillary, “vamos a permitir que la gente salga a la calle y grite cuanto quiera, incluso que ocupen temporalmente las plazas de sus más importantes ciudades, que le mantengan el pulso a nuestros hijos de puta, es más, les vamos a hacer creer que lo han ganado, que han doblegado el férreo brazo armado de nuestros tiranos, para, después, gradualmente, llevar las cosas al mismo sitio en el que antes se hallaban, de tal modo, tan suave y paulatinamente, que ni siquiera se den cuenta de que, pasado cierto tiempo, ya están, otra vez, exactamente igual a como estaban. Y no es que nosotros seamos así de perversos, es que no podemos realmente hacer otra cosa. Nosotros no hemos hecho el mundo y la vida así, sólo nos limitamos a gobernarlo”.

Y el pueblo egipcio, todos los pueblos de la Tierra, en realidad, creerán, por riguroso turno, cuando les llegue la hora, que han vencido al monstruo, a la Hidra de las mil cabezas, cuando, en realidad, sólo han cambiado el nombre de sus tiranos.

Pero, mientras, aprovechemos al límite la alegría que tan rácanamente se nos concede y gritemos todos al unísono: “Al fin, libres”, porque la ilusión es la mejor manera de engañarnos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no metería en el mismo saco a Gamal Abdel Nasser y a los otros dos, sobretodo, porque Nasser fue el mejor político que tuvo Egipto en toda su historia. Se enfrentó a las potencias occidentales y al Banco Mundial al nacionalizar el Canal de Suez, cuyo dominio seguían pretendiendo las potencias occidentales, Francia y Gran Bretaña. Además, reforzó sus lazos de amistad y cooperación con los países socialistas alejándose del Imperio de las élites que representaban los angloyankis de mierda.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Anónimo de las 14'28:

Casi totalmente de acuerdo contigo, pero también era un militar, es a esa vieja estirpe de poder militar a la que yo hacía referencia para englobarlos a los 3 el mismo saco.

Saludos,

Anónimo dijo...

Vayamos por partes. En primer lugar, tengo que aclarar que en el mundo árabe existía y existe un movimiento popular socialista de tendencia laica que es real. Éste tuvo su máxima expresión en el movimiento panarabista, que propugnaba la unión de los pueblos árabes en una nación, fundamentada en la defensa de la cultura árabe frente al colonialismo occidental, y el reconocimiento y garantía de los derechos y libertades expresados en la Declaración de Derechos Humanos. Era un movimiento de tendencia socialista, y su principal exponente fue Gamal Abdel Nasser.

Como todos sabéis fue abortado por la diplomacia yankee durante la Guerra Fría, ya que los países socialistas árabes se "alinearon" con la URSS. O eso fue lo que entendía EEUU. Mi punto de vista es que estos países, como Cuba, como muchos otros, en la búsqueda de la defensa de su integridad nacional y sus recursos, se acercaron a la URSS para que ésta le ofreciese apoyo logístico y militar. La URSS practicó solidaridad socialista con ellos, aunque no total, como denunció el Che, en su famoso discurso de Argel.
El hecho es que EEUU ganó la partida, a base de apoyar económicamente a movimientos integristas religiosos, y sembrar el caos, que luego quedó controlado por gobiernos corruptos y dictatoriales. Se inicia el periodo de guerras entre países árabes, y conflictos diversos, tras los cuales se encontraba la diplomacia yankee.

Otro factor a tener en cuenta es la creación del Estado de Israel, país que ejerce de lugarteniente yankee en Oriente Medio, mientras se expande por aquellos territorios que considera propios, en base a una teoría nacionalista y religiosa, el Sionismo.
Los conflictos en el mundo árabe interesan al Imperio, ya que es la mejor forma de evitar que se vuelva a reproducir el Panarabismo, y sobre todo, de controlar los recursos petroleros de muchos países de esta zona.
Por ello, si atendemos a su historia, que se haya producido un movimiento popular como el que estamos viendo no debe ser visto como algo artificial o extraño. La simiente está ahí, porque el socialismo árabe existe.

En cuanto al argumento de la CIA detrás de los movimientos. Es cierto que ese método ha sido usado en la Europa del Este, en las antiguas Repúblicas Socialistas. Las Revoluciones Naranjas, Verdes, etc... Denominadas por sus detractores "Revoluciones de Colores". Todas respondían al interés de EEUU de promover gobiernos afines a sus intereses. Pero hay que comentar una diferencia, que a mi humilde juicio debemos destacar. El anti americanismo en el mundo árabe es mucho más alto que lo era en las antiguas Repúblicas Soviéticas.
El viraje que tomen las revueltas populares dependerá de si existe una izquierda laica fuerte que sea capaz de organizar y dirigir la revolución popular o si, por el contrario, a falta de esa izquierda laica y radical, la nueva situación será aprovechada por el islamismo; o bien, si como parece se apunta, y en eso estoy de acuerdo, se trataría de una operación de maquillaje porque, por el momento, quienes han tomado las riendas del país son los militares afines a Mubarak, y ese cortesano de usaniano llamado Suleiman. Veremos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.
Salud.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, anonimo de las 16,10. Es un análisis que esperaba leer en otros sitios, pero siempre hay que venir aquí a aclarar las cosas.
Saludos.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Anónimo de las 16'10:

Magistral exposición de una parte importantísima de la historia del llamado panarabismo,movimiento que inquietó a los Usa de tal modo que, desde entonces, mucha parte de su esfuerzo se concentra en evitar su reproducción.

Sólo un apunte levemente discordante, Israel no tiene en la zona un papel secundario como parece que se desprende de tu análisis. Para mí, Israel es un estado más de la Unión, desplazado a una de las zonas más conflictivas e importantes del mundo desde el punto de vista geoestratégico.

En cuanto al desarrollo de los acontecimientos, no tengo duda alguna de que todo se moverá de acuerdo con los intereses de los Usa, hasta el punto de que, si fuera necesario, que, por ahora, no lo será, dada la actual prevalencia de Israel desde el punto de vita militar, los Usa irían a una guerra total si fuere necesario. Lo han hecho descaradamente en otros sitios sin la importancia estratégica de esta zona.

Gracias por tu magnífica y esclarecedora intervención.

Saludos,

Fernando Mora dijo...

Como parece obvio señalar, uno de los mayores peligros en los que puede derivar esta época de cambios por aquellos países es que al final sea el islamismo radical quien , como en Irán, se haga con el poder. Parece díficil que tras la experiencia con el antedicho país se le llegara a permitir desde los USA, dicha deriva.
Me llama un poco la atención, o no tanto, que tras los primeros días en los que creo que hubo si no absoluta, sí que bastante indiferencia en el mundo occidental para con estas revueltas, viendo que la cosa empezaba a parecer seria, tornaron las voces y se empezó a hablar de las ansias de democracia, libertad, etc. de estas gentes, y comenzaron las presiones poco o nada veladas hacia los que antes eran "nuestros hijos de puta" para que escucharan la voz del pueblo.
Quizás estas revueltas no hayan sido promovidas por la CIA como, según el comentario del anónimo de más arriba, se argumenta. Desde luego que se parece y mucho a aquellos movimientos que finalmente acabaron con las repúblicas también citadas.
Y ya que la cosa se ha puesto así ¿por qué no utilizarla en nuestro provecho?
Porque yo me imagino ahora que hay un grupo de los autodenominados "expertos" del FMI o cualquier institución análoga (siempre haciéndonos pasar lo que no es si no el puro dogma neoliberal por cosa científica) redactando para estos paises las "necesarias reformas" que han de acometer para convertirse en unas democracias al estilo de occidente con la promesa para las gentes de un nivel de riqueza y/o bienestar similar a la de estos paises.
- ¿Queréis democracia? ¿Queréis libertad?. Está muy bien, os las merecéis, pero para tener eso también tenéis que aceptar las reglas de juego. Luego sí, elegiréis cada cuatro años quién va a ser el gerente del del día a día.
Y las reglas de juego son, por supuesto, las que marca el capitalismo ultraliberal que maneja los recursos financieros y demás. Y me temo que lo que podría pasar sería lo que ya hemos visto en no pocos paises. Un expolio de la riqueza nacional que pasará a manos de los grandes centros de poder económico (viejos o nuevos) con el consiguiente empobrecimiento general (más si cabe) de la población, que vivirá, eso sí, en democracia.
JA¡
Saludos,

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Magnifico comentario, Fernando, y muy completo, agotando, prácticamente, el tema.

Parece que se ha generalizado esto de pasar de la inmensa alegría inicial a la admisión de la posibilidad de que el Poder con mayúscula inicial, no se conforme con su aparente derrota, que sólo es eso, aparente y, como El no tiene, ni por asomo, ningún afán por la publicidad, deje que las apariencias se impongan a la realidad.

En fin, lo que sea sonará y la pena, tristemente, es que, a mí, creo que no me dará tiempo a discutirlo con vosotros, como hago ahora.

Un abrazo a todos,

Anónimo dijo...

Yo creo que, de alguna manera, los gUSAnos se ven forzados a admitir ciertos cambios. Lo que tratarán de conseguir, seguramente, es que esos cambios sean aparentes y no esenciales. Tan es así que en las noticias de falsimedia se reconocía abiertamente y sin ningún rubor que los militares habían presentado un plan a la Casa Blanca para sustituir a Mubarak por una Junta Militar encabezada por Suleiman. Que el plan fue, inicialmente, rechazado por gUSAnía pero, retomado al final, seguramente(esto no lo decía falsimedia), porque no le quedaba más remedio en vista de los acontecimientos y la posibilidad de que los Hermanos Musulmanes tomaran el control de las revueltas; algo que, sin duda, generaría inseguridades para Israel, el promotor de la política exterior yankee en la zona.
Por eso los gUSAnos apostaron tan fuertemente por Mubarak.
Salud

calificacion de las entradas