jueves, 24 de marzo de 2011

El Real Madrid y Carlos Marx, historia de una extraña simbiosis en la mente de La Repu








En realidad, hoy, tenía yo que escribir sobre el marco jurídico en el que se realiza esa soberana explotación del hombre por el hombre, o del lobo sobre el hombre, que diría Hobbes, a través de los mercados, especialmente del inmobiliario, tal como había anunciado en mi post de hoy, cuando me despedía escribiendo “continuará”, pero un tipo que se autotitula “el anónimo habitual” ha disparado mi adrenalina hasta tal punto que no tengo más remedio que cambiar de planes y voy a iniciar la saga prometida de glosar los más señeros comentaristas  en el chat de Saco. 

El anónimo al que me refiero dice así:

“Anónimo dijo...
Vaya, D. José, ya le volvió a dar el brote agudo de paranoia.
No se puede generalizar, ni dios lo hacía en los tiempos en que se manifestaba en forma de zarza ardiendo. En Sodoma y Gomorra, salvó a un sólo hombre justo. Tenga Ud. la magnanimidad de excluirme a mí del blog de sus fobias.
Y no se fíe de tanto filósofo. No existen los monederos falsos. A veces, es falso el dinero. Y los mulos, que Ud. emula.
El anónimo habitual.

23 de marzo de 2011 22:50".

Así, pues, correspondiendo a esta involuntaria petición, comienza la anunciada serie:

La Repu, el superrojo, el hijo predilecto de Marx, el hombre que no se cansa de beber, cada día en las fuentes marxistas, el que orina marxismo, y, por consiguiente que no otra cosa es esta maravillosa ideología, el hombre más honrado del mundo, el apóstol del dios Saco, su látigo, el tipo tan puro, tan inflamable que teme encontrarse con Manuel Cobo, el teniente de alcalde de Gallardón porque no podrá resistir la tentación de pegarle porque el asqueroso tipo éste se metió con las putas de Montera, la pura y viva llama de la izquierda, el Cristo vivo del más puro evangelio marxista NO DICE NUNCA UNA SOLA PALABRA SOBRE ESE ARQUETIPO DE LA CONCRECIÓN MARXISTA DE LA HISTORIA QUE ES EL REAL MADRID NI DE SU EGREGIO PRESIDENTE, FLORENTINO PEREZ, EL NUEVO PERO TAMBIÉN INVICTO FRANCISCO FRANCO.

No es el silencio de los corderos, es el silencio del gran farsante, del más puro de los falsarios, del discípulo predilecto del maestro de farsantes, del gran Manolo Saco, el hombre que, con la mano izquierda, defiende la libertad de expresión mientras que con la derecha, con qué otra, si no, persigue más allá de la muerte a los que se atreven a disentir de él.

Son tal para cual, el uno para el otro, Saco pronuncia las sentencias condenatorias al eterno silencio y él, La Repu, se encarga de ejecutarlas, porque imponer el silencio en un chat es cosa realmente difícil porque, a veces, como sucedió con Rosanna, la chica se fue a Uruguay de vacaciones y, cuando volvió, como no conocía la sentencia, entabló diálogo conmigo por lo que fue llamada expresamente al orden por el jenízaro marxista, igual que hizo hace muy poco cuando ese ejemplo de total independencia que es Malatesta, recién vuelto de unas semanas en las que estuvo trabajando por ahí, vino a mi blog para comentar un post mío sobre Madrid/Baça, prometiendo que volvería en seguida para completar unos extremos y hasta ahora.

La Repu es un buen madridista, quiero decir que es un perfecto hipòcrita, imitando a su cabeza visible, el episcopal Florentino Pérez, parece el más manso de los corderos pero es pura dinamita: al que le hace la cruz puede darse por perdido porque no acabará hasta que no lo hunda, en la miseria o en un pozo peor aún que es el silencio.

Yo un día dije algo que le molestó, no recuerdo qué porque era una de las mayores tonterías, creo, sí, que estaba relacionada con el Real Madrid, y dictó mi sentencia de muerte, dijo que no sólo no iba a dirigirme la palabra más, en toda mi puñetera vida, sino que, además, no pensaba leerme nunca tampoco. O sea, proscripción, muerte civil o como quiera llamársele, en todo caso, hizo exactamente igual que su dios y maestro.

Meditemos esta condena, no alcanza la gravedad salvaje, atroz, insuperable de la de Saco, todavía existen diferencias en este perro mundo entre los discípulos y sus respectivos maestros, Saco quiso someterme no sólo a la muerte biológica que representa el silencio más absoluto sino que incluso quiere suprimirme de la memoria de los que un día debatieron conmigo allí, en aquel chat. Es una muerte perfecta, no se pude concebir siquiera nada más letal, ya que supera incluso eso de "después, el silencio", pero el amado discípulo predilecto no le anda mucho a la zaga.

Lo que La Repu hace conmigo es lo que todo buen nazifascista hace con sus peores enemigos, lo que intentó su buen amigo, en realidad, su amante, su novio, como él lo llama, TT, el famoso doctor Mengele, que tiene su campo de exterminio en las Canarias, primero, machacarme de la peor manera que sabe y puede, y, luego, aplastarme con el mayor de los silencios, evitando así cualquier atisbo de defensa. Extrañas conductas éstas de acrisolados izquierdistas, preocupados sobre todo porque impere la mayor libertad de expresión.

 La figura jurídica se llama alevosía y se utiliza cuando uno perpetra el delito empleando en su comisión medios que tornan imposible cualquier defensa que intente el agredido. Como se ve, nazifascismo puro y duro, de lo más miserable. Pero eso, sí, como su maestro, Saco, sólo con la mano derecha porque la otra, la izquierda, está demasiado ocupada escribiendo largos rollos sobre el marxismo, lo que constituye la mayor profanación que nunca nadie haya hecho de esta maravillosa ideología.

Porque no otra cosa representa que el más feroz de los marxistas que pueblan el mundo conozca a fondo las Sagradas escrituras de esta religión materialista y no las aplique nunca a la institución que, en este momento, es la más paradigmatica de su ideología contraria, el ultraliberalismo capitalista neocon: el Real Madrid.

Si Marx afirma que el enemigo más ferviente que tiene el marxismo es el capitalismo liberal, representado por los que adoran al dinero como la fuente no ya de toda la riqueza sino de la vida misma, de tal modo que todo, todo, todo, debe supeditarse al incremento exponencial de la riqueza de unos pocos a expensas precisamente de la expoliación de los que conviven pacíficamente con ellos, qué otra cosa es lo que hace precisamente el RM, aprovecha el insuperable poder que le atribuye el dominio íntegro y perfecto de la economía nacional a través de esa red universal de empresas que el  Ser Superior ha tejido alrededor de Acs, mediante la puesta en práctica del mayor de los chantajes: "si no guardas silencio sobre mis asquerosos manejos, sobre mis mentiras y sobre mis supuestos presuntos delitos, si no los favoreces con todas tus fuerzas, no sólo no te ayudaré, interesadamente, por supuesto, cuando necesites alguna clase de influencia ante los poderosos que todos comen en mi  mano, o cuando precises de los anuncios de los miles de empresas que controlo en tus radios, tvs y diarios, para sobrevivir, sino que, todo lo contrario, te perseguiré hasta conseguir que mueras en la puta miseria".

Es el código absolutamente terrorífico que ha impuesto FP y que todo el país sigue a rajatabla si no quiere ser objeto de una de las persecuciones más encarnizadas que puede producirse en este mundo y que deja a la de las mafias a la altura del betún.

Recojamos lo que el pueblo piensa del Ser Superior:

“Juan Andua Diaz, 21 de octubre de 2010. Comentario a la carta abierta que Ramón Caldeón dirige a Florentino Pérez. Periodista Digital:

“Que poder tiene florentino, esta carta ni se ha pulicado en AS ni Marca ni en el pais ni en el MUndo, ni siquiera en el sport de barcelona, cuanto poder tendra para que ni en television ni en radio se publque una carta, sea verdad o mentira lo que deja bien claro, es que los grandes medios informativos están manipulados, y un señor con dinero puede callar a practicamente todo un Pais”.

Ah, se me olvidaba, el silencio, el clamoroso silencio del superrojo, del supermarxista La Repu, respecto a esta tiranía que el Real Madrid impone a 47 millones de habitantes, ¿tendrá algo que ver con que uno de sus hijos es empleado del Club y vive precisamente de eso?

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡¡¡¡VILLAAAARATOOO!!!!

calificacion de las entradas