sábado, 19 de marzo de 2011

Gadafi (VI), bemsalgado completa y perfecciona mi post



De vez en cuando, muy de tarde en tarde, desgraciadamente, uno tiene la suerte de encontrarse con una buena persona, de las de verdad, gente que vive para los demás realmente, con la que puedes contar si estás buscando, desesperadamente, un nuevo marco donde decirle a todo el mundo lo que piensas sobre lo que está ocurriendo en él, porque te acaban de expulsar de uno de esos paraísos más falsos que Judas que proclaman todos los días que ellos nacieron y están ahí sólo para darle voz a los que no la tienen y que lo que realmente hacen, de verdad, es estrangular la voz de aquellos que se atreven a disentir, ellos, son, como se ve no solo perfectos demócratas sino todavía mejores hombres de izquierdas, pero ésa es otra historia que ya estoy preparándome para contar otros días, porque son varios los que habrá que dedicar a dicha tarea, dada su extensión.

Pero, les decía, que muy de tarde en tarde uno tiene la suerte de encontrarse con gente como bemsalgado. Andaba yo tratando de pergeñar este espacio en el que ahora les escribo y daba enormes palos de ciego por mi proverbial ignorancia de casi todo lo que es realmente útil, cuando, no recuerdo cómo ni por qué, tuve la suerte de encontrarme con bem, que me abrió el camino para que éste mi blog sea como ahora es, un espacio en el que se exponen ideas pero también imágenes que él me enseñó a encontrar y trasladar aquí y lo hizo sin saber quién era yo, de dónde venía, ni adonde iba, cuáles eran mis ideas, de una manera, pues, completamente desinteresada tanto ideológica como humanamente.

Hoy ya sabemos, los 2, que somos almas gemelas, si se me permite la cursilería de esta estereotipada expresión, pero es que ahora no encuentro otra que exprese mejor lo que quiero decir, ahora, bem y yo sabemos que tenemos muchas cosas en común aparte nuestro gusto por Van Gogh, que nos ha proporcionado las imágenes maravillosas que abren nuestros respectivos blogs.

Y digo que hay algo más que nuestro común gusto por el gran Vincent puesto que si yo trato un tema cualquiera, como el de Gadafi, en uno de sus muchos aspectos, él acude con su habitual generosidad y lo completa y perfecciona de una manera definitiva.

Todo lo que yo exponía teóricamente, filosóficamente incluso podríamos decir, hoy, sobre el asunto de Gadafi y la Onu, los Usa “et alteri”, ha venido él y lo ha completado, lo ha reescrito como realmente se debe de hacer, poniendo números estadísticos a mis demasiado etéreos razonamientos, de modo que así, todo queda mucho mejor.

Es por eso que me considero obligado a traer a 1ª página sus magníficos razonamientos que no me deben agradecer a mí, sino a él:

" bemsalgado dijo...
Hola José:
No voy, de momento, referirme a tu artículo. Soy demasiado torpe manejando elogios. Voy, si me lo permites, a escupir aquí algo de lo que me enciende, o me incendia.

“La ONU da luz verde para atacar Libia”, EL PAIS en portada hoy.

PUBLICO, algo más aplicado, titula: “La ONU pone freno a Gadafi”

En la ONU toman asiento 192 países que representan a 7.000 millones de habitantes del Planeta.

La resolución ayer aprobada fue tomada, únicamente, por el Consejo de Seguridad compuesto por tan sólo 15, un 7,8%, de los que cinco son miembros permanentes con derecho de veto, un 2,6%.

Podría entenderse que el Consejo es un órgano colegiado y por tanto sus decisiones representar al colectivo en su conjunto, pero no es así. Unos lo son por cooptación, y otros, en la práctica, por la opción de uno. Hasta 1991 no fue aceptado en el organismo la RP China, y en el último reemplazo de miembros temporales, fue Colombia y no Venezuela, que contaba con el respaldo de la mayoría de Centro y Sudamérica, la elegida por elección de ese mismo UNO.

El acuerdo del C. S. de ayer, fue tomado por mayoría, se informa, 10 sobre 15.

Esos diez han sido: EEUU, Francia, Reino Unido, Sudáfrica, Portugal, Colombia, Gabón, Nigeria, Bosnia y Líbano
La población total de este conjunto de países es de 707 millones. 

Y los cinco que no suscribieron la resolución: R. P. China, India, Rusia, Brasil y Alemania. En total, su población es de 2.936 millones de habitantes terrenales. 

O sea que, un 10% de los humanos, y un 19,41% de los humanos representados en el C. S. O., toman la decisión de actuar por la fuerza, la guerra vamos, contra otro país, uno más de los 192 de la ONU, porque no se hace la guerra contra un individuo, y Gaddafi, guste o no, eso no pasa sólo con él, es el presidente de Libia mientras los libios, y sólo los libios, lo reemplacen, por el método que ellos mismos, me refiero a su pueblo, entiendan como más adecuado, sé del alcance de lo que estoy diciendo.

...(continua)

18 de marzo de 2011 14:15

 bemsalgado dijo...
.../...

No se va por tanto a proceder contra Gaddafi. 
Este hombre, “ese perro loco de Oriente Medio”, ya fue el blanco, declarado, del bombardeo aéreo ordenado por Reagan en 1986. Sólo hicieron blanco en su corazón y sus sentimientos de padre, porque los tendrá, se los supongo. Las bombas alcanzaron a una hija suya y a no recuerdo cuanta gente más, pero no dieron en el blanco. Eran otros tiempos, la URSS debía estar tambaleante ya, seguro que Reagan conocía lo suficiente de eso, pero estaba. La guerra era cosa del frío. Y aprovecho para destacar algo que entonces me admiró. Fue Adolfo Suarez el único gobernante occidental, todavía en activo entonces, que tuvo el valor de denunciar, sin eufemismos ni utilizar jerga diplomática, aquellos hechos como “una agresión inaceptable que vulneraba el derecho internacional”. Creo que se lo cobraron. Desde entonces, alguien que no era precisamente mi político preferido, pasó a ser para mí merecedor del mayor de mis respetos. Siento mucho por la situación personal por la que desde hace tiempo está pasando.

(Un inciso, sólo por relajar. 
Si hacemos caso de lo que leemos, oímos y vemos, ¿quién creéis que despierta más odio entre una parte importante de la opinión española, Zapatero o Gaddafi? ¿Quién de ellos ha recibido peores insultos y descalificaciones en los últimos años? En el hipotético o hipotenusa caso de que ZP continuase después de las próximas elecciones, ¿no habría españoles, como ahora los rebeldes libios, que desearan también una resolución equivalente del Consejo de Seguridad para España).

Quería decir que no se va a proceder contra Gadafi, sino contra Libia.
Como no se fue contra Hussein, sino contra Irak.
O contra Ben Laden, sino contra Afganistán.
Y o mismo podríamos decir con Kim Il Sung, o con Ahmadineyah, o Chavez, o Evo, o Correa, o Ortega, o Fidel Castro… contra los que, de cuando en vez, casi diariamente mejor dicho, blanden las espadas.

Amigo José, lo dejo para acabar otro momento, si me encuentro con ganas.
Un abrazo.

PD. Te mandé por correo una hermosa librería para tu extraordinario blog, que, por lo que veo, no te ha dado tiempo aún de desembalar.

18 de marzo de 2011 14:16

 bemsalgado dijo...
Al hilo de las espadas.

Que historia ésta, que desde niños no nos permitieron elegir nuestros demonios, y nos metían el miedo con cocones que nadie había visto.

Una sobrina mía, cuando tenía unos tres años, creía haberlos localizado en los ojos de los ladrillos, todavía sin recebar, de una casa que tenían mis padres en la playa.

No había forma de que entrara en aquella casa porque comenzaba a llorar sin consuelo posible señalando con su índice: cocones, cocones, nadie consiguió convencerla de que no eran tal cosa, hasta que la madurez la sacó de su infantil error.

Si al menos dijera: neocones, neocones.
Estos sí que meten miedo.

Hala, otro abrazo de propina.

18 de marzo de 2011 14:34".

No hay comentarios:

calificacion de las entradas