domingo, 5 de junio de 2011

Palinuro, su deconstrucción (I)




Comentando mi post de ayer, "Replicando a Palinuro", un anónimo nos dice: “Lo que te hacía falta, que ahora se te meta otra manía pensando que Palinuro puede aguantar tus delirios.-4 de junio de 2011 12:01".

Lo he dicho ya alguna vez: comencé a trabajar a los 7 años en aquel maravilloso país que nos trajo ese arcángel divino que fue Franco, no sé, a lo peor eran 20 horas diarias porque se trataba de aprovechar el  tiempo al máximo para que la fruta, en cuya conserva trabajábamos, no se echara a perder, el caso es que me restaba muy poco para leer algo, de modo que tuve que guiarme por el instinto para escoger, estoy tratando de decir que siempre el instinto, la intuición fue mi guía para abrirme paso en la inextricable selva del conocimiento.

Un tío que ha llegado a trabajar en 5 sitios a la vez ha tenido muy poco tiempo que dedicar a la lectura y, sin embargo, algunos de mis peores enemigos/as han dicho de mí que soy un tipo “muy leído y escribido”, lo que no es verdad, ojalá, lo que ocurre es que leído muy bien, gracias, como les digo, a mi instinto.

Es el mismo instinto que me guió en el chat de Saco, en el que algunos/as de sus participantes se hacían lenguas hablando de Cotarelo/Palinuro, pero yo, que andaba por allí, nunca tuve la menor curiosidad por pinchar en los blogs de este señor. Y una vez más, mi instinto acertó.

Ahora, con motivo de un encendido elogio que este hombre ha hecho de los acampados de Sol, he leído el comentario en cuestión y comprobado que, una vez más, mi intuición no me había fallado. El resultado de mi aproximación lo plasmé ayer en mi post “Replicando a Palinuro”.

Pero no  quedé muy contento con esta brevísima aproximación, pensé que podía ser una injusticia realizar un comentario tan duro con tan poco bagaje de conocimientos. Y fui a Google y me documenté. Allí, comprobé que este hombre es catedrático de muchas materias y ha ocupado y ocupa plaza de profesor en muchas instituciones de enseñanza y, lo mejor, ha escrito miles, sí, miles de artículos, ensayos y libros sobre esta maltratada materia de la ciencia política, de la que todos pretendemos entender un poco. Incluso he comprobado que se halla rigurosamente al día puesto que algunos de sus últimos trabajos versan sobre Jürguen Habermas, el último y mejor de los filósofos marxistas.

Después de leer tan extensa bibliografía, quedé un tanto perplejo. ¿Cómo era posible que un hombre tan docto hiciera 2 cosas absolutamente execrables: 1ª, escribir tan mal y, 2ª, equivocarse tanto y de tal manera en sus análisis científicos?

A mis tan trabajados 82 años, tengo ya poco tiempo para dedicarme a leer lo que ha escrito un tío que lo hace tan mal y cuyo fondo de pensamiento se me aparece como esencialmente equivocado, ¿entonces?, no tuve otro remedio que acudir de nuevo a mi intuición y rastrear en sus filias y en sus fobias para saber realmente lo que piensa este individuo.

La mejor manera breve de entender a una persona es comprobar lo que admira por encima de todas las cosas y lo que aborrece a muerte.

Cotarelo/Palinuro admira hasta el punto de haberle dedicado uno de sus libros a Ayn Rand y aborrece a muerte al comunismo.

Ayn Rand es considerada por algunos como la mejor filósofa femenina de todos los tiempos y el comunismo casi todos tenemos una idea de lo que realmente es.

Por ello, se me ocurre que si analizamos, todo lo rápidamente que nos exige la brevedad de este forzado análisis, el pensamiento de Rand y la postura de Palinuro ante la que es sin duda la mayor aventura del pensamiento  de todos los tiempos, tal vez lleguemos a entender quién es y qué es lo que realmente hace el tal Palinuro.

A) Ayn Rand:
................................

Frases de Ayn  Rand:

Capitalismo: La justificación moral del capitalismo yace en que es el único sistema consonante con la naturaleza racional del hombre, que protege la superviviencia del hombre como hombre y que su principio gobernante es la justicia. (Coincidencia casi absoluta con lo que expone Rajoy en sus famosos artìculos en El Faro de Vigo).

Cuando digo "Capitalismo", quiero decir Capitalismo completo, puro, incontrolado, no regulado, laissez faire. Con una completa separación del Estado y de la economía del mismo modo y por las mismas razones por las que existe separación entre el Estado y la Iglesia. (Nótese la radical oposición entre lo que dice esta señora y la base del pensamiento marxista: Todo no es sino economía. La ciencia, la filosofía, el arte, la literatura, etc., no son más que superestructuras  económicas).

No hay nada que pueda quitar la libertad a un hombre salvo otros hombres. Para ser libre, un hombre debe ser libre de sus hermanos. (Esto sería risible si no fuera trágico. El hombre no es sólo que no es libre, sino que no puede serlo, porque, para ello, tendría que carecer de todo tipo de necesidades puesto que éstas le someten al dominio no ya sólo de la naturaleza sino de otros hombres).


El capitalismo no es sólo meramente "práctico", sino que es el único sistema moral de la historia.


Toda interferencia gubernamental en la economía consiste en conceder un beneficio no ganado, extraído por la fuerza, a algunos hombres a expensas de otros. (Se expone aquí un liberalismo tan rabioso como el que impulsaba a Thatcher y a Reagan, a los que la autora criticó por otros motivos).

No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza, el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio. (¡¡¡¡¡)

Es el mercado libre el que hace imposibles los monopolios. (Esto es tan radicalmente falso que da vergüenza siquiera combatirlo).

El poder económico se ejerce a través de lo positivo, ofreciendo a los hombres una recompensa, un incentivo, un pago, un valor. El poder político se ejerce a través de lo negativo, por la amenaza de castigo, daño, encarcelamiento y destrucción. Las herramientas del hombre de negocios son los valores, la herramienta del burócrata es el miedo.(Por favor, pero esta señora ¿estuvo alguna vez en tratamiento psiquiátrico?).

El capitalismo ha creado los mayores estándares de vida jamás conocidos en el mundo. La evidencia es incontrovertible. El contraste entre Berlín Occidental y Oriental es la demostración definitiva, como un experimento de laboratorio a la vista. Aún así los que más alto proclaman su deseo de eliminar la pobreza son los que más alto denuncian el capitalismo. El bienestar humano no es su objetivo. (Aquí, encuentro una diferencia absoluta entre el pensamiento de la mayor y mejor filósofa de la humanidad y Palinuro, que ayer mismo decía que el capitalismo estaba en crisis).

Si los trabajadores luchan por mayores sueldos, claman por "beneficios sociales", si los empresarios luchan por mayores beneficios, es considerado como "avaricia egoísta".

El Capitalismo ha sido el único sistema de la historia en el cual la riqueza no se ha adquirido mediante saqueo, sino mediante producción, no por la fuerza, sino mediante el comercio, el único sistema que ha defendido el derecho de los hombres a su propia mente, a su trabajo, a su vida, a sí mismos. (Ultraliberalismo puro y duro, esto ¿no le causa un mìnimo rubor a Cotarelo?).

En una sociedad capitalista, todas las relaciones humanas son voluntarias. Los hombres son libres para cooperar o no, para llegar a acuerdos o no, como dicten sus propias convicciones, juicios e intereses individuales. (Idem).

Defendemos el capitalismo porque es el único sistema orientado hacia la vida de un ser racional. (Idem).

El Capitalismo no es un sistema del pasado; es el sistema del futuro, si es que la Humanidad va a tener algún futuro. (Pero ¿no decía ayer mismo Cotarelo que el capitalismo estaba en crisis?).

La abundancia de América no fue creada por sacrificios públicos al bien común, sino por el genio productivo de hombres libres que siguieron sus propios intereses personales y la creación de sus propias fortunas privadas. Ellos no hicieron pasar hambre al pueblo para pagar por la industrialización de América. Ellos dieron al pueblo mejores trabajos, salarios más altos y bienes más baratos con cada nueva máquina que inventaron, con cada descubrimiento científico, con cada avance tecnológico. Y así, el país completo se movió hacia delante, beneficiándose, no sufriendo, en cada paso del camino. (Esperanza Aguirre, no, perdón, Ayn Rand).

El valor económico del trabajo de un hombre está determinado, en un mercado libre, por un solo factor: El consentimiento voluntario de aquellos con la voluntad de comerciar con él a cambio de sus productos o de su trabajo. (De la plus valía, ni hablar, claro).

Quien maldice el dinero lo ha obtenido de manera deshonrosa, pero quien lo respeta se lo ha ganado honradamente. (¡¡¡¡)

No soy primariamente una defensora del Capitalismo, sino del Egoísmo; y no soy primariamente una defensora del Egoísmo, sino de la Razón. Si uno reconoce la primacía de la razón y la aplica consistentemente, todo lo demás viene por descontado. Esto, la supremacía de la Razón, era, es y será el principal interés de mi trabajo, y la esencia del Objetivismo. (Diga usted que sí, sra. Rand).


Juro por mi vida y por mi amor por ella, que nunca viviré para otro hombre, ni pediré a otro hombre que viva para mí. (Sí, señora, es cierto que no mentía usted cuando decía que era una egoísta).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo de Cotarelo es de psiquiatras... Este fulano construye la Historia partiendo de la idea, como sacada de su mente la plasma en la web o en el papel como su fuera una realidad absoluta. Es un mal aprendiz de Hegel, por lo menos, éste tuvo el mérito de haber descubierto el método diálectico.
¿Cómo puede afirmar lo que afirma el fulano Cotarelo, perroflauta, acerca de los contrastes de los dos Berlín cuando el verdadero experimento se hizo en Berlín Occidental y en la RFA inyectando ingentes cantidades de dinero para impedir ser sobrepasados en el PIB por la Alemania Democrática, que en muchos aspectos tecnológicos y científicos era superior a aquélla?
¿Cómo puede obviar el perroflauta Cotarelo que la apropiación originaria de los medios de producción se hizo con el saqueo y la sangre de otros pueblos y el oro robado y saqueado por los piratas? ¿Cómo puede silenciar el perroflauta que los banqueros de hoy son los mismos piratas de ayer?
Esto sólo por citar algunas de las opiniones, que no realidades, vertidas por el perroflauta.
Mucho gusto, leerte, Eutiquio. Me alegra que le des a este perroflauta en el hocico.
Un abrazo,

calificacion de las entradas