lunes, 6 de junio de 2011

Palinuro, su deconstrucción (III)


     Ayn Rand

La verdad es que lo siento pero no puedo cumplir mi palabra, la deconstrucción del pensamiento de Palinuro no va a constar de 2 capítulos sino, por lo menos, de 3. Ya veremos.


Lo que Palinuro intenta es la justificación ética de la postura de González que él no solo ha hecho suya sino que dedicará toda su vida a defenderla.

Por eso, recurre a Ayn Rand que, como dijimos, está considerada como la mejor filósofa de todos los tiempos y cuyo predicamento en todos los cenáculos intelectualoides usanianos es total y no debemos olvidar que en la capital del Imperio anida “lo mejor”(¿?) del pensamiento vivo en estos momentos.

González había despachado al comunismo, desde el punto de vista práctico, con una serie de frases, aforismos, muy efectivas pero de una insuficiencia intelectual absolutamente evidente.

No se puede despachar al acontecimiento de filosofía económicapolítica más importante de la humanidad con 4 frases displicentes:

-Gato negro, gato blanco, es igual, lo importante es que cace ratones.

-Prefiero morir de una puñalada en el Metro de Nueva York que de hambre en Moscú, porque esto es rigurosamente acientífico.


-El comunismo es el mejor de los sistemas para repartir la miseria.

Entonces, Palinuro parece que ha dedicado toda su vida a rehabilitar  a su jefe de filas y patrocina la publicación y consiguiente difusión de la eximia filósofa que ha escrito cosas tales como:

A)Capitalismo: "La justificación moral del capitalismo yace en que es el único sistema consonante con la naturaleza racional del hombre, que protege la superviviencia del hombre como hombre y que su principio gobernante es la justicia".

Mi crítica:

El capitalismo no tiene ninguna justificación moral: como ya demostrara Marx, el capital no es sino una acumulación monstruosa de las plusvalías del trabajo, o sea, de algo que no es suyo sino de los trabajadores, es, por consiguiente, una expropiación y, por tanto, radicalmente injusta.

Cuando Palinuro nos trae a Rand, con su libro sobre ella, lo que está intentando es justificar la postura de González cuando abjura del marxismo, trata desesperadamente de dar a tal acto una cobertura filosófica que en modo alguno tiene ya que la argumentación de Rand a favor del capitalismo es evidentemente insuficiente de tan ramplona:

a) “La justificación moral del capitalismo yace en que es el único sistema consonante con la naturaleza racional del hombre”,:

Mi crítica:

Racional es lo que se predica como esencial de la razón: ¿se puede afirmar racionalmente que la apropiación por el dueño del capital de la plusvalía producida en las materias primas por el trabajo de los productores está de acuerdo con la naturaleza racional del hombre?

Dejando aparte el hecho de que el capital inicial del empresario siempre será producto de una acumulación del valor excedente añadido a la materia prima por el trabajo de los productores, o sea, admitiendo como no hay otro remedio que admitir, que el origen del capital siempre es injusto, ya que la plusvalía producida por el trabajo/rendimiento de la función del  capitalista, en cuanto iniciador de la empresa, no debería de ser superior al interés del dinero en el mercado de capitales, desde que se inicia realmente la producción de bienes, el valor de éstos está determinado por su aceptación en el mercado, que se derivará absolutamente de la utilidad que el trabajo del productor haya añadido a la materia prima.

Así las cosas, no cabe duda de que es precisamente esa plusvalía que el trabajo del productor añade a la materia prima aportada por el capitalista, la que constituye el auténtico fundamento del enriquecimiento del empresario que será injusto en tanto en cuanto se apropia de un producto que, en sí mismo, no le pertenece en modo alguno.

"Ergo" no sólo no es racional sino eminentemente injusta esa apropiación de las plusvalías por el empresario por lo que la teoría de Rand no está de acuerdo con la naturaleza de las cosas.

b) “que protege la superviviencia del hombre como hombre y que su principio gobernante es la justicia”.

Mi crítica:

a’) “que protege la supervivencia del hombre como hombre”:

Esta afirmación nos parece no sólo irracional sino incluso repugnante: la única supervivencia que protege el capitalismo es la del propio capitalista en tanto en cuanto supone una expropiación del producto de la fuerza de trabajo, a la que remunera miserablemente a fin de hacer más grande el propio capital, condenando a los trabajadores no a la supervivencia sino a integrarse en una auténtica esclavitud que se alargará toda su vida, que se llevará a cabo en unas condiciones de auténtica miseria; condenando a la humanidad a dividirse en 2 clases sociales esencialmente diferenciadas: la clase dominante, esencialmente esclavizadora, y la clase dominada, constituida y conformada como aquélla en la que apenas sobrevive la inmensa mayoría de la humanidad, con una vida semejante a la de los peores esclavos de la historia, o sea, en una vida que en nada se parece a la de los hombres sino que es idéntica a la de los animales.

b’ )”y que su principio gobernante es la justicia”.

Mi crítica: creo que, después de todo lo dicho, sobra cualquier comentario sobre esta afirmación de Rand.

B)”Cuando digo "Capitalismo", quiero decir Capitalismo completo, puro, incontrolado, no regulado, laissez faire. Con una completa separación del Estado y de la economía del mismo modo y por las mismas razones por las que existe separación entre el Estado y la Iglesia”. 

Mi crítica: Aquí se condensa el núcleo del pensamiento esencial de la que se llamó "revolución conservadora": El capitalismo, como única verdad esencialmente racional, justa y progresiva, en la que radica la supervivencia de la especie humana, no sólo no debe ser molestada por el Estado regulándola sino que debe ser dejada a su propio albedrío de manera que el más completo de los “laissez faire” reine en la economía política.

Pero qué astuto es Palinuro. Para defender las tesis del más radical de los capitalismos ultraliberales neocons, que, como hemos visto, profesa a rajatabla su mentor, González, no recurre a las afirmaciones más o menos desprestigiadas por lo sucedido realmente en la historia, como son Tatcher y Reagan, “el Estado no es la solución sino precisamente el problema” que han llevado a la actual ruina a toda la humanidad, sino que elige para defenderla la tesis abstracta de la considerada por todos mejor filósofa de la historia, Rand.

C) “El capitalismo no es sólo meramente "práctico", sino que es el único sistema moral de la historia.”

Mi crítica: Por fin, hemos llegado adonde queríamos ir, a un enjuiciamiento de la controversia capitalismo versus comunismo, desde el punto de vista ético.

Hemos dicho ya algunas veces que la esencia del comunismo es que cada uno aporte a la comunidad todo lo que tiene en función de sus capacidades al propio tiempo que todos obtengan de ella de acuerdo con sus necesidades.

Este principio es para nosotros superior incluso al imperativo categórico de Kant: "actúa de tal manera que puedas aspirar a que tu norma de conducta sea universal", puesto que lo supera no sólo en efectividad real sino también en su total adaptación a las exigencias de la más rigurosa justicia distributiva.

La crítica que Palinuro hace al comunismo no traspasa el campo de lo tradicional. Se limita a señalar sañudamente todos los errores producidos en algunas de las concreciones históricas de un pseudo pensamiento comunista y así se empeña en hablar continuamente de Stalin y otros execrables individuos, olvidando la máxima esencial del razonamiento de que la validez de un pensamiento no tiene nada que ver con las realizaciones históricas producidas por los que, falseando sus principios, han llegado a las peores aberraciones, sino que como teoría deben de ser enjuiciada desde el punto de vista del pensamiento lógico.

Su actuación, además, es esencialmente contradictoria porque se obstina en resaltar, por ejemplo, lo que él llama hipocresía de algunos comunistas que no exhiben su ideología en circunstancias que hubieran sido fatales para su propia vida y situación, olvidando la exigencia racional del viejo precepto que ordena "primum vivere, deinde filosofare", primero sobrevivir, después filosofar.

En fin, debo de terminar porque, si no, esto sería realmente inacabable.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicidades Etiquio por esta deconstrucción y desemascaramiento del "Ramón Costalero del Capitalismo".
Un abrazo,
Alienado.

calificacion de las entradas