viernes, 22 de julio de 2011

Bono, Felipe, Carlos Slim, la Ser, El País y, otra vez, Carnicero




"Anónimo dijo...

!por favor¡ vengo leyendo sus comentarios desde hace muy poco, me gustan, son de una persona capaz de vivir segun sus ideas (no digo que lo haga, no le conozco ni conozco su entorno). Pero su defensa de la izquierda "oficial" se pasa ya: Un PSOE donde Bono recrimina a no se quien por no usar corbata, larga un discurso sobre la guerra civil diciendo que todos son ugualmente culpables, se divorcia ..... a pesar de ser catolico practicante y a continuacion ¿o a priori? se arrejunta con una jovenzuela, ¿Que le diferencia de tantos y tantos del PP?. Un PSOE donde hay rumores de que felipe gonzalez, alias morritos, (minusculas intencionadas), se plantea abandonar -De momento ya ha dicho que "gusta lo que pasa"- ¿Tal vez le parece tibia la represion economica contra los pobres? Despues de todo trabaja para una de las mayores fortunas del mundo. 
La Ser, el pais, de izquierdas ¿? ¿Carnicero reconcomido por la venganza? No lo se, pero esta claro que es de los pocos que habla sin pelos en la lengua y sin grilletes ideologicos: Si el PSOE lo esta haciendo asi de mal pues fuera, a la m.... Y otros tomaran (tomaremos su relevo).
Despues de todo los partidos politicos tambien mueren.

21 de julio de 2011 19:56".

Ante todo, doblemente gracias: 1º) por leerme, que, para mí, es mucho, sólo escribo aquí para eso; 2º) por decir que le gustan mis comentarios porque son de una persona capaz de vivir según sus ideas; y, después, paso a contestar a todo lo que me dice:

A) le disculpo plenamente el error que comete diciendo que yo hago una defensa de la izquierda “oficial”, porque v. mismo lo dice: me viene leyendo desde hace muy poco; si me leyera desde hace más tiempo sabría:

a) que yo no defiendo nunca la izquierda ésa que v. llama “oficial” no por nada, porque considero que no es izquierda; insisto: izquierda es amar por encima de todo la verdad y defender la justicia hasta el último aliento y eso no lo hace, ni por asomo, la izquierda oficial que es el Psoe, como v., con toda la razón del mundo dice; y cita v., con pleno acierto, a una serie de señores que tienen de izquierda lo que yo de santo: 

a’) para mí, Bono, yo no sé si allá, en su fuero interno, es socialista de verdad, creo que no, pero lo que sí que sé con toda certeza es que no se comporta como si lo fuera; un tío que se somete incondicionalmente a los dictados de su Iglesia, olvidando la clásica norma de al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, no merece, para mí, el menor respeto; creo efectivamente, como v., que podía muy bien militar perfectamente en el PP, o sea, en román paladino, que de izquierda nada, porque miente cuando se declara de izquierdas y es esencialmente injusto cuando se pone de parte de la ultraderecha en el asunto de la guerra civil española; 

b’) felipe gonzalez, como v. lo escribe, otra vez vuelvo a coincidir con v. pero con muy distintos motivos: González nunca fue de izquierda, quizá porque no podía serlo, su extracción social no lo facilitaba, su formación universitaria, menos, le ocurrió que quería hacer carrera política y eso era mucho más fácil hacerlo desde la izquierda del espectro político; la izquierda, de verdad, y ahora sé que empiezan nuestras discrepancias, suele estar en el marxismo y, como v. sabe, el tal González no sólo abjuró de éste sino que afirmó cosas tan peregrinas para un izquierdista como aquella de gato blanco, gato negro, es igual, lo importante es que cace ratones, esto, sr. mío, es liberalismo puro y duro, o sea, capitalismo rampante y le debió de gustar mucho a su gran amigo Carlos Slim, que dicen que es el hombre más rico del mundo, otra concordancia, amigo; como parece que por leerme desde hace poco tiempo no lo sabe, González es una de mis víctimas favoritas; 

c’) la Ser y El País, no pueden ser de izquierdas porque no los dejarían ser así sus propietarios, es una de mis bazas favoritas, la prensa es imposible que sea de izquierdas porque para publicar un periódico o lanzar al aire una emisora, y yo lo sé muy bien porque colaboré activísimamente en que saliera a las ondas la Cope de Alicante, tienes que tener el riñón muy bien cubierto y el que lo tiene es imposible metafísicamente que sea de izquierdas porque le hubiera sido difícil, si no imposible, enriquecerse tanto;

d’) sí, creo sinceramente que Carnicero no ha podido asimilar la “traición” de la que hasta ese maldito instante había sido su propia gente y está reconcomido, como v. dice, por su afán de venganza, no sé si es que le leo mal a v. pero eso es incluso lo que yo deduzco de lo que v. mismo dice: “No lo sé, pero está claro que es de los pocos que habla sin pelos en la lengua y sin grilletes ideológicos: Si el PSOE lo está haciendo así de mal pues fuera, a la mierda, y otros tomarán, tomaremos , dice v. su relevo. Después de todo, los partidos políticos también mueren”.


 Le aseguro, amigo, que su defensa de Carnicero es absolutamente mortal: según v., Carnicero, no sólo rechaza, que lo hace indudablemente, al Psoe sino que abraza francamente al PP, que también lo hace, en mi concepto, por mucho que quiera seguir cubriéndose con una bandera de la izquierda, pero lo que no puede hacer este viejo y decepcionante periodista es atacar al que se pelea a muerte con el PP y decir que no quiere ayudar a éste a que gane la pelea; mire, yo aborrezco al Psoe seguramente mucho más que v., pero no cometeré nunca el error táctico en el que parece que quiere refugiarse Carnicero: hablando en término del más riguroso de los posibilismos, aquí, en España, sólo hay realmente una lucha real, la del PP contra el Psoe, y todas las personas con sentido de la realidad tienen que decidirse a ponerse de parte de uno o de otro y no vale que Carnicero, como yo decía en el post que motivó su magnifico comentario, haga lo que Beltrán Duguesclín, que ayudó eficazmente a que ganara el que no debía y trató vanamente de disculparse diciendo aquello tan bonito de "ni quito ni pongo Rey, sólo ayudo a mi señor", porque lo que aquel formidable hipócrita estaba haciendo realmente era poniendo Rey al que él precisamente quería poner; exactamente igual que ahora hace Carnicero, con sus críticas a Rubalcaba, intentar ayudar a ganar las próximas elecciones que son vitales para todos nosotros, a Rajoy, lo que debiera de repugnarle esencialmente si de verdad, como dice falazmente, continuara siendo de izquierdas, que no lo es porque está mintiendo y porque comete una injusticia con los débiles sociales ayudando a que gane la derecha.

Repítole las gracias, amigo anónimo, 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Saludos al nuevo lector de D.José.
Y el comentario de bemsalgado en el articulo anterior, muy bueno.
Gracias.
camarada

calificacion de las entradas