jueves, 14 de julio de 2011

El corazón de las tinieblas.

A mi amigo bemsalgado, con todo el agradecimiento del mundo.

Movidos por un impulso irresistible, que no sabemos bien a qué se debe, no hemos podido menos que titular la crónica que vamos a intentar con el viejo y entrañable mote del maestro Joseph Conrad.

Y es que lo que se cierne sobre el mundo no es sino un espeso manto de tinieblas, cuyo corazón se agita como loco de un sitio a otro, en apenas unas horas.

En el blog de bemsalgado, “beminvitados”, Fernando Mora ha colgado un enlace tremendo ilustrado con la siguiente fotografía:

que bem ha titulado así: “LIBIA en la calle, que no te calle el fuego asesino”, y. a continuación, aparece escrito el siguiente texto que reproducimos en su integridad:

“Medios occidentales censuran protesta de 1 millón de personas en Libia contra la OTAN

Cerco mediático en Occidente deja de reportar una de las protestas civiles más grandes de la historia: más de 1 millón de libios se reunieron para marchar en contra de la invasión de la OTAN y el genocidio que ha provocado.

El pasado 1 de julio más de 1 millón de libios marcharon en Trípoli hacia la Plaza Verde en rechazo de la invasión militar que despliega la OTAN en su país. Los manifestantes expresaron su apoyo al gobierno y los pobladores de Benghazi y Misrata que están siendo perseguidos por las fuerzas rebeldes fondeadas por la OTAN, la CIA y otras agencias. Una persecución que ha tomado tintes raciales ya que algunos medios han reportado que Gaddafi ha empleado mercenarios africanos, por lo cual en estas poblaciones tomadas por los rebeldes —o contrarrevolucionarios— se han efectuado linchamientos y otras atrocidades en contra de la población negra.

Libia es un país de poco más de 6 millones de habitantes y más de 1 millón marcharon el 1 de julio en una de las protestas públicas más grandes de la historia en cualquier país del mundo. Sin embargo, la mayoría de los medios occidentales (incluyendo a Al-Jazeera, que parece estar controlado por los mismos intereses) no dieron a conocer ni siquiera que esta protesta se había realizado y menos su envergadura. El cerco mediático deja claro que el discurso occidental de libertad de expresión y democracia es una gran ilusión: cuando todos los medios masivos se alinean con los gobiernos de las grandes potencias en una ofensiva ilegal que constituye un claro crimen humanitario, ¿dónde está la democracia informativa? Cuando las protestas eran en contra de Gaddafi, y en un número mucho menor, éstas aparecían sistemáticamente en las primeras planas de medios como el New York Times, The Guardian, El País, el Huffington Post, Le Monde, etc.

Científicos independientes dicen haber confirmado el uso de uranio empobrecido en Libia en contra de las fuerzas de Gaddafi y de la población civil; irónicamente uno de los argumentos que se manejan para intervenir en estas guerras es salvar a la población del riesgo de que su dictador utilice armas de destrucción masiva.

Antes de la invasión de las fuerzas de la OTAN, Libia atravesaba un relativo bienestar económico (lo cual, más allá de sus excentricidades, hace que la gente apoye en su mayoría a Gaddafi); actualmente, las sanciones impuestas por la comunidad internacional y los destrozos de los ataques militares han hecho que este país se empiece a sumir en una profunda crisis con oscuros ecos de lo que sucedió en Irak, un país que ha sido prácticamente destruido dejando a millones en la extrema pobreza”.

Bemsalgado no quiere que quede en la ignorancia su fuente de información, ese milagroso "outsider" que no sabemos cómo, o, por lo menos, yo no lo sé, consigue siempre las mejores informaciones del mundo sobre los temas más candentes, Fernando Mora, por lo que dice literalmente: “Con todo mi respeto y gratitud a Fernando Mora que ha dejado este enlace en un comentario en este blog”: http://pijamasurf.com/2011/07/medios-occidentales-censuran-protesta-de-1-millon-de-personas-en-libia-contra-la-otan/
Yo también soy un "outsider", siempre lo he sido, porque nací así, fuera de cualquier orilla, en medio del mar o de las corrientes de los ríos, por eso sigo ahora, cuando en este mismo mes de julio, el 24, cumplo ni más ni menos que 82 años, luchando como aquel puñetero chiquillo al que sus compañeros de juegos apresaron, el 1 de abril de 1.939, cuando su pueblo fue liberado por la tropas de Franco, sufriendo en el corazón de las tinieblas por ese mártir pueblo libio como si dicho pueblo fuera el mío.

Quizá sea ya demasiado tarde para que yo deje atrás el corazón de las tinieblas contra el que he luchado a brazo partido todos estos interminables 82 años. Quizá sea ya tarde para todo en este vida que ya no puede durar mucho más, pero, y éste es un mensaje singular que yo trato de hacerle llegar a bemsalgado, nunca, nunca, nunca es demasiado tarde para nada si lo que se hace es luchar a muerte contra la mentira y la injusticia, creo que el hombre no tiene realmente otra misión, por lo que la única forma verdadera de seguir viviendo es precisamente continuar esta lucha. Leer poesía es maravilloso, y viajar por todos esos mundos a los que tú has ido y que yo sólo he visto en fotografía o en los cines, todavía más, pero ni siquiera tú, que has dedicado toda tu vida a ver y aprender tanto para trasladarnoslo, tienes derecho a dejar de luchar por ayudar, como ahra mismo acabas de hacer, a ese millón de libios que se halla inmerso ahora mismo en el corazón de las tinieblas.

Decía que quizá sea ya demasiado tarde para que yo acabe de comprender dónde está el epicentro de la infamia.

Llevo ya varias días en que casi lo estoy tocando con los dedos, pero se me escapa porque no es fácil y sí muy novedoso lo que quiero entrever.

Casi tienes razón, bem, cuando cansado de esta lucha que parece inútil, dices que vas a dejar la batalla, espero por el bien de todos que no lo hagas porque ahora eres más necesario que nunca.

Por lo menos, a mí, que estoy rozando con los dedos esa verdad huidiza que se agita tras el millón de libios y todos esos otros seres humanos que sufren la más terrible de las persecuciones, la económica, porque ellos, en este momento, se hallan en el corazón de las tinieblas, en el ojo del huracán, porque los desventurados tienen la desgracia de subsistir sobre un inmenso yacimiento de petróleo.

Todos tenemos una desgracia semejante, convivir con los fieles secuaces del príncipe de Lampedusa, que tratan antes de nada de enmascarar sus verdaderas intenciones, por eso yo decía ayer que son la cúspide suprema de la mayor de las hipocresías porque dicen que ellos están allí, con el maravilloso propósito de ayudarles a librarse del tirano Gadafi, como hace unos años los irakíes se libraron de Hussein, como aquí se pretende que nosotros nos liberemos del pérfido Zapatero, porque todos estos malvados, a los que uno a uno se les están ajustando las cuentas, son los obstáculos que se oponen a que los portadores del bien cumplan con sus misiones históricas.

De modo que Hussein era la piel del diablo que se oponía a los beatíficos propósitos de Bush, Gadafi a los del no menos santo Obama y Zp a los de Rajoy, que estoy seguro de que orina agua bendita, de tal manera que, maravillosamente y en contra de todas las apariencias, Bush, Obama y Rajoy son auténticos santos, actuaban y actúan bajo la segura mano de Dios de tal modo que no sólo parece que todo está  cambiando sino que es real que todo ha cambiado ya definitivamente, en el final de la historia que Francis Fukuyama previó tan acertadamente desde una de esas universidades usanianas.

De modo, bem, que no puedes salir por pies para leer poesía o viajar de nuevo a esos maravillosos países en los que tanto has aprendido para contarnoslo todo después, porque eso sería sencillamente la injustificable defección de uno de los mejores soldados de que dispone el ejército de las buenas personas para luchar contra los que ocuparán siempre, si no los derrotamos con tu ayuda, el corazón de las tinieblas.

3 comentarios:

bemsalgado dijo...

Amigo José, he estado aquí, del mismo modo que he visto vuestras respuestas a mi comentario en la anterior entrada.

Lo cierto es que no se por donde comenzar ni como terminar para contestaros, por esa razón no lo he hecho. Hasta la próxima semana no tendré acceso a Internet. Ya veremos si para entonces se me ocurre.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Querido Bem, por articulos como este, sobre Libia, es por lo que no debes dejarlo.
Si yo no me entero, no lo comento con otras personas, con lo cual, seremos más a reflexionar.
Animo y un abrazo, para ti y eutiquio.
camarada

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Gracias, querido camarada, por ti y otos como tú, sigo yo esforzándome todos los días en aportar algo, lo que sea, aunque no valga nada, por estos foros de internet, donde se está refugiando lo mejor del pensamiento político actual.

Gracias por intentar convencer a bensalgado para que no se vaya.

Un abrazo,

calificacion de las entradas