miércoles, 17 de agosto de 2011

El madridismo no es sino un fascismo



Si éste no fuera un país absolutamente degenerado por ¿siglos?de ocupación de todos los espacios posibles por un fascismo esencial-lo llamo así porque parece que forma parte de la prístina naturaleza de los españoles-un escándalo clamoroso se elevaría hasta el cielo, rebotaría en él y volvería a la tierra para destruirla ante tanta ignominia.

Sucede que ya no el cinismo, nombre demasiado aséptico para el vicio que nos aflige, sino el más absoluto de los descaros, el más salvaje de los desparpajos el que asola a esa inmensa mayoría de españoles que tiene a su cargo la canalización de las opiniones de tan sucia manera que no es que haga ya lo negro blanco sino que pretende que todo el universo asombrado vea cómo una nueva e increíble especie de fascismo se extiende por esta desdichada península porque todos los que contemplan el espectáculo desde fuera no pueden creer, y no creen, que sea posible un mayor ejercicio de desvergüenza no ya popular sino social y política.

¿Parece que estoy escribiendo de la política nacional, a que sí?

Pues, no, escribo de algo mucho más importante, según Shankly, técnico del mejor Liverpool de todos los tiempos, que afirmaba que el fútbol no era cuestión de vida o muerte sino algo mucho más importante que eso: de lo que constituye la manera de ser, el ethos definitivo de un pueblo que seguramente va a pasar a la historia como el creador de un comportamiento tan mentiroso y falaz, que se atreve a gritarle al mundo entero que todo lo que éste ve en la Tv no es cierto sino la pesadilla de una lúgubre noche de invierno.
No se puede hoy, cuando todo lo que sucede lo hace en presencia del universo en su totalidad, intentar que la sociedad global te admita como un pueblo normal,serio, que cuente en el concurso mundial con una mediana aceptación, y actuar ante el orbe como una redomado reducto del peor de los fascismos.

Porque el fascismo es, sobre todo y por oposición al izquierdismo, que busca la verdad y la justicia, tratar de sepultar la realidad bajo un inmenso montón de mentiras, de falsedades tan evidentes que constarán ya para siempre en los archivos televisivos de todo el mundo, pasando a formar parte de la historia universal de la infamia.

Porque es fascismo intentar retorcer la realidad y tratar de convencer al mundo entero que lo que él ve por televisión no es lo que sucede en el acontecer diario de este asqueroso país sino una distorsión que no se sabe por qué se produce cuando las cámaras de Tv enfocan la actuación del Real Madrid cada vez que juega uno de sus partidos.

Se afirma que el fascismo, “plantea una sumisión de la razón a la voluntad y la acción, un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas que conduce a la violencia contra los que se definen como enemigos por un eficaz aparato de propaganda, un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas), lo que no impide que habitualmente la historiografía y la ciencia política sitúen al fascismo en la extrema derecha y le relacionen con la plutocracia...”. (Wikipedia).

Todas estas características se cumplen al pie de la letra en el caso del Real Madrid ¿Habrá algo más razonable que admitir la realidad? Negarla es abjurar de la propia condición humana que tipifica al hombre como el único animal racional. Pretender ser lo que uno no quiere ser es una pura contradicción en los términos. E intentar falsificar la realidad actuando contra ella a base de mentiras sólo puede engañar al propio mentiroso, o, tal vez, ni siquiera pueda conseguir esto.

¿Qué es lo que pretende el Madrid sustentando una y otra vez que es al Barça a quien favorecen los árbitros? Componente victimista de la anterior definición. ¿Y qué también asumiendo en absoluta exclusiva un nacionalismo excelso que se sitúa por encima de cualquier particularismo regional?

Está muy claro: presionar a los árbitros hasta un límite absolutamente insoportable: el razonamiento es tan sencillo que da vergüenza ajena  tan sólo enunciarlo: “árbitros, mucho cuidado con lo que hacéis, si pitando siempre a nuestro favor, os hacemos esta sucia campaña de acoso y derribo totalmente insuperable qué no seremos capaces de hacer no ya si favorecierais al rival sino tan sólo si fuerais imparciales”.

Pero este emporio fascista no se detiene ahi, en el umbral de su propia casa, con todos, entrenador, jugadores, directivos, presidente, afirmando con toda la desvergüenza del mundo, que los árbitros no sólo no les favorecen, tal como sucede en la realidad, a ellos descaradamente, sino que lo hacen a su adversario. Además, ha puesto en práctica una estrategia realmente diabólica, sabedores del fascismo sociológico que domina a este país desde hace siglos, con campañas ultranacionalistas no ya periféricas sino centrales, ha encargado a los medios de información que difundan la especie más mentirosa del mundo: que el equipo del régimen político, sea el que sea, porque forman parte de él los auténticos detentadores del poder económico, los plutócratas, está siendo perseguido a muerte por los órganos representativos del propio régimen, no importándoles nada la suprema contradicción que supone que sean todos los funcionarios que ocupan sus puestos directivos miembros salientes del propio organigrama madridista, hasta tal punto llega no ya su cinismo sino su desvergonzado descaro.

Es el famoso principio de Goebbels: una mentira, repetida millones de veces siempre se impondrá a la verdad.

Y, así, vemos cómo lo que escribe esta prensa que actúa, en este caso, como lo que realmente es,  absolutamente canallesca, trata de subvertir la realidad diciendo que esa terrible agresión que Kedira realiza sobre Abidal, que ilustra este post, estrellando los tacos de su bota derecha sobre la frente de su víctima, ante la asombrada mirada del propio árbitro, situado a un par de  metros, véase la foto, no es ni mucho menos equiparable a la que tanto denunció entonces esta misma prensa, cuando De Jong, en la final del campeonato del  mundo, le pateó el pecho a uno de los matones del Madrid, el inefable Xabi Alonso, que reparte agresiones intolerables a todo el que pasa por su lado.
Mientras que el mucho más inefable aún, Sergio Ramos, prototipo de gitano señorito, chuloputas barriobajero sevillano, que, en el partido del 5 a 0 del Camp Nou, en las propia casa de su rival, pateó por detrás alevosamente a Messi y cuando acudieron a recriminarle su acción Xavi, Pujol, Iniesta y Pujol, todos ellos peligrosos salvajes por su juego sucio, los golpeó a todos violentamente en el rostro en presencia de cientos de millones de atónitos espectadores internacionales a través de Tv y no contento con esto, ahora, este señor que recrimina a Piqué que haga declaraciones en su lengua materna, mientra él termina unas suyas con el típico saludo franquista de "arriba España", se descuelga ahora, con todo el insuperable cinismo y desvergüenza de esta gente, diciendo que Alves ENSUCIA el fútbol porque se cae cuando ese criminal nato que es Pepe le hace una de las entradas más duras que nunca se haya visto.

Y toda esa prensa canallesca calla, como calla también que el Bernabéu le hiciera durante todo el partido a Alves el sonido del mono, en clara alusión racista, lo que no debe extrañar ya que el racismo es uno de los componentes más significativos del fascismo como nos demostraron italianos y alemanes.

12 comentarios:

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Avatares de la vida a traves de los ojos de un gato dijo...
Completamente de acuerdo con tu escrito

17 de agosto de 2011 11:49


Anónimo dijo...
Lo peor de todo, es, que, como muy bien dices otras veces, tenga tanto seguidor de izquierda, supuestamente.
Salud.

17 de agosto de 2011 15:26


Anónimo dijo...
Hay por ahí un tal Hugo M. Abarca que tiene poco menos que una cruzada para demostrar que es el RM el que es de izquierdas. xD

17 de agosto de 2011 16:45

bemsalgado dijo...

Hola José,

Compartimos, además de muchas otras cosas, el gusto por el fútbol, sobre todo practicarlo, y ahora que no estamos para eso, como espectadores, en mi caso, creo, demasiado exigente. Hace poco leí unas declaraciones de Maldini diciendo que veía poco fútbol, pero que los partidos del Barça no se los perdía. Pues algo parecido me ocurre. Pero también coincidimos en otros aspectos que tú con acierto apuntas hoy. En lo que es el aspecto meramente, en las algunas de las valoraciones que haces de determinados jugadores.

Falta poco para empezar el partido y quería dejarte este comentario, incluyendo un texto que ayer, en “Mundodeportivo”, rechazaron su publicación, este:

“Las instrucciones a Pepe son claras e invariables en el tiempo: “Ocúpate de ese que hace teatro en la banda usurpándome protagonismo y cámaras”. Pepe, con militar disciplina, como si preciso fuera patear su cabeza, acude a ejecutarlo en el otro extremo del campo.

Y Ramos, igual de comprometido con “la causa”, corre hacia la pieza abatida para apuntillarlo. ¡Basta ya de teatro!, gritan a coro. Una vez recibidas las explicaciones y disculpas pertinentes del árbitro, ambos retornan a sus puestos de combate.

Su jefe ya puede continuar con su monólogo teatral en exclusiva, sin interferencias. Y ellos regresar convencidos de que tanto celo empeñado en el cumplimiento del deber les será recompensado.

El miércoles, más, más duro y mejor.

http://bemvem.blogspot.com”

Y este otro, publicado en Sport, en un artículo sobre diferente planificación de los entrenadores de Madrid y Barça :

"Guardiola sabe como sacar de cada uno de sus jugadores el mejor fútbol que llevan dentro.

Mourinho, mucho mejor entrenador, tiene sobradamente demostrado ser capaz de sacar, de todos y cada uno de los suyos, la bestia que todos llevamos dentro.

Con Ramos, Pepe, Arbeloa, Xavi Alonso y Cicinho le resulta muy fácil."


Un abrazo, José

bemsalgado dijo...

Buenos días, José

Una rectificación: Que me perdone Cicinho, que además tuvo la suerte de no conocer como entrenador a ese "señor", por incluirlo en la lista de mi anterior comentario.

Quería referirme al lateral izdo. del R.M., que también él fue pero ya no, y que ahora no es otro que Marcelo, quien de nuevo ayer dio reiteradas pruebas de esas "virtudes" que le reconozco.

Un abrazo

chabi dijo...

Empieza la entrada con estilo intelectualoide y lo acaba lanzando espumarajos de rabia. No dudo de que se puede ser más tonto, pero hay que entrenar mucho.

Anónimo dijo...

Pues tú no serás por falta de entranmiento, porque el papel de anormal lo bordas.

Felicidades, gañán.

bemsalgado dijo...

Hola José,

parece que no iba muy desencaminado yo en mis anteriores comentarios para Mundodeportivo y SPORT, cuando pronosticaba para el partido de vuelta "El miércoles más, más duro y mejor", y apuntando hacia Marcelo.

Como tampoco, esta vez referido a Florentino, en antiguas entradas de mis blogs, que estoy recuperando en esta nueva:

http://beminvitados.blogspot.com/2011/08/com-duas-tacas-de-vinho-mencia.html

Un abrazo

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Querido bem:

Tú nunca estás equivocado porque te impulsa un corazón generoso y altruista que persigue siempre la verdad y la justicia, entonces tu inclinación natural te lleva no ya sólo a defender a los débiles sino a oponerte a los superpoderosos con todas las fuerzas de tu espíritu, que son muchas, g. a. d.

Es realmente asombroso que a 3 años vista pudieras adivinar tú algunas de las cosas que iba a hacer este RM de nuestros pecados y algunos de sus componentes como el tito floren y ese aprendiz de asesino que es el tal Marcelo, que no pierde ripio, ya que salta con Messi a por una pelota aerea y al propio tiempo, en el mismo eter, le lanza una patada alevosa, a ver si le lesiona para siempre porque el pequeño genio argentino es la estaca que ese vampiro futbolistico que es el RM tiene clavada en su corazón.

Todos los días visito tu blogs, varias veces, para estar al corriente de lo que sucede en el mundo.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

No eres objetivo, solamente!!!!

Anónimo dijo...

No se te notan los colores, ¡que vá! Si para ti el futbol constituye tu manera de ser, pena me das. Si quieres mezclar fútbol y política, o churras y merinas, tú mismo. Si te quieres tragar toda la mierda que te echan encima, abre bien la boca, no te vayas a atragantar.

Un saludo.

Alberto dijo...

¿La verdad es propiedad exclusiva de la izquierda, que nunca miente? Tío, léete "Rebelión en la granja".

Hay dos campañas mediáticas, una favorable al Real Madrid, y otra favorable al Barcelona. Ambas dicen pocas verdades (únicamente las que les favorecen) y una cuantas mentiras. Fuera de los medios de comunicación, el Madrid está dando un ejemplo lamentable con Mourinho al frente (que no es peor de lo que en otras épocas fueron entrenadores como Clemente o Van Gaal o presidentes como Jesús Gil o Lopera), y el Barça cae con frecuencia en el juego, lo cual es perfectamente criticable, pero un montículo de arena frente a la montaña de juego sucio madridista, en mi opinión. Lo que está claro es que el problema no se va a arreglar mientras cada una de las partes sólo vea el mal en la contraria: dos no pelean si uno no quiere.

De todas formas, el día que sea de nuevo ganador el Madrid y perdedor el Barça, veremos si el papel de buenos y malos no cambia...

¡Ah! Y todo esto funciona, sobre todo, porque da audiencia y vende periódicos, que si no de qué...

Alberto dijo...

Sólo dos cosas más:

Hay que reconocer que al Barça no le viene mal del todo la mala imágen madridista; quizá por ello no acaba de desmarcarse completamente de ese juego.

Por otro lado, veo al madridismo viviendo el "síndrome del pupas", esto es, del equipo grande a la sombra de otro más grande en estos momentos, esto es, lo que siempre le ha pasado al Atleti. Mourinho está haciendo lo mismo que Jesús Gil en los 80 y 90: Gil se quejaba de la "conspiración arbitral" contra el Atleti y a favor del Madrid, en la supuesta "injusticia absoluta" que eso suponía. La imágen que puedan tener los madridistas de Gil y de sus acólitos de aquella época es la que están dando al mundo ahora mismo, ni más ni menos.

Alberto dijo...

Y sólo una más, y me callo:

Para los medios de comunicación: Lo que no puede ser es que si la tangana de la Supercopa fue una vergüenza, la del partido de España contra Chile sea una buena noticia por lo de la reconciliación. Dan igual las consecuencias: El juego sucio, sucio es. ¿Si aquí alguien hubiera metido el dedo en el ojo a alguien habría estado bien?

calificacion de las entradas