miércoles, 7 de septiembre de 2011

El fascista ataca de nuevo (II)





Lo malo que tiene la naturaleza humana es su terrible limitación personal. 

Uno puede pasarse toda su puñetera vida, estudiando, analizando lo que ocurre, lo que ve y no sólo no enterarse de todo sino tan sólo hacerlo de casi nada.

La experiencia me ha dicho que tengo que ir con mucho cuidado cuando escribo de Fernando Mora y bensalgado, porque son excesivamente susceptibles cuando se habla de ellos bien.

Es por eso que no voy a hacer comentarios de ninguna clase a los textos de bensalgado que incluyo a continuación y que son mucho más explícitos y significativos que todos los que yo he pergeñado sobre el tema:

"#115 Comentario por bemsalgado.".Blog Fuego amigo, de Manolo Saco, Público.
"05/03/2010 @ 00:32

Quiero dar las gracias a Manolo Saco por su ‘meditación… para ayer’, que a mi me quedará para el día de mañana.
Gracias, porque si ayer me mostró un perfil de su imagen, en su ‘meditación para ayer’ se me ha revelado de cuerpo entero. Al contemplar ambas, mi primera impresión fué la de no reconocerle, para luego, tras meditar sobre lo de hoy, llegar a la conclusión de que, de Saco, sólo conocía su saco.
No quiero extenderme demasíado en consideraciones sobre ésta su imagen explícita. Sólo dos pinceladas.

- “no me impiden ser crítico con un régimen dictatorial, una monarquía revolucionaria (pues el hermano hereda el mando) que aborrece la libertad de conciencia, de pensamiento y de prensa, y que considera que la elección democrática es una bagatela inventada por el capitalismo y no por un movimiento revolucionario que cambió la faz de la Tierra.”

¿Hereda? ¿En que lay cubana lo ha leido? ¿De verdad cree que Raúl ha sustituido a Fidel por ser su hermano, y nada tiene que ver haberse integrado desde el primer momento con el puñado de hombres alzados contra la tiranía de Batista?

¿Es por esa razón que su exmujer, una hija suya, o su hermana, aparcadas en Miami, aparecen, cada vez que conviene, en medios de Prensa y Televisión para hacer ‘apología’ de Fidel y la revolución? ¿Sabe Vd. ya quién será el próximo de la saga familiar que ‘herederá’ la Presidencia de Cuba?

¿Los considera Vd. tan imbéciles para aborrecer de “la libertad de conciencia, de pensamiento”? ¿Qué datos tiene? ¿Cómo podrían evitarla en uno, sólo uno, de los cubanos?

- Para ellos -para el régimen dictatorial- dice Vd., “todo eso es una bagatela, inventada por un movimiento revolucionario que cambió la faz de la Tierra”
Se refiere a la Revolución Francesa, doy por supuesto, que acabó con la Monarquía e instauró la República en Francia, ¿de verdad cree que cambió (3ª persona del pretérito absoluto) la faz de la Tierra? La monarquía que aquí gozamos no debe ser de la faz.

- “Doy por hecho que seguramente es un régimen más justo que muchas supuestas democracias…”
Todo eso, una bagatela para Vd., parece.

- “No hay más brujas de las que veis”.
Pues mire Vd. por donde, ayer, observando coincidencias de tono, de fondo y de forma, mientras leía la columna del día de tres de las firmas de Opinión de Público que más y mejor estimo, la de M. Saco entre ellas, me pareció, o quise ver, una de ellas que les encargaba únicamente la letra para una melodía que ella había elegido: la música de una ‘milonga’.
Y hoy a mediodía, creí tropezarme con ella, entrando en el Gobierno. Aunque cabe el error. En las brujas sólo nos fijamos en su sombrero y su escoba.

Para concluir, escondido detrás de éste nick, clara muestra de mi cobardía, sin querer pasar por la izquierda, por la derecha o por encima de nadie, y menos de Vd., lo dejé claro en un párrafo anterior, quiero dejar mi testimonio sobre algo que Vd. sobrevalora.
Este periódico, calculo y creo que exagero, debe llegar e influir sobre un 5 % de la ciudadanía española. Un artículo de opinión del mismo, salvo circunstancias y excepciones, a un 0,005, y un comentario de un lector que aquí se exprese no debe alcanzar ni al 0,000005.

Pues bien, aún siendo así, algunos comentarios míos, lo hago pocas veces, con este u otros nicks envíados a este periódico, que consideraba un oasis entre la prensa española, fueron reiteradas veces rechazados, desaparecidos o incluso suprimidos poco después de aparecer publicados. Puedo jurar que en ningún caso contenía insultos u ofensas a nadie. Simplemente opinión. La mía, y sólo mía. No formo parte de ningún colectivo de cualquier índole. Y no soy una excepción .Mucha más gente se ha manifestado aquí en el mismo sentido. Opiniones discordantes y molestas, seguro, no cabe otra.
¿Es eso lo que Vd. conoce como libertad de expresión y de conciencia?

He viajado a Cuba unas 10 veces desde hace +/- 25 años. He tenido contacto con muchos cubanos, y una relación más próxima -casi de amistad- con algunos. De éstos, ninguno adicto sino críticos con el régimen de la isla. Y lo expresan. Canales para difundirlo, mínimos o ninguno. Ni interés en ello. La mayor parte de ellos -me refiero siempre a este círculo mío- sus únicas preocupaciones están en la esfera de lo personal y económico. No seré yo quien niegue la influencia de los medios de difusión en la formación de opinión. Sería un necio.

Pero ¿al alcance de quién está todo ello en esta sociedad ‘democrática ideal’?
Vd., que trabaja en uno de ellos, está infinitamente en mejores condiciones que yo para contestarlo.
Pero le convendrá callarlo, y se callará. Comprensiblemente, para mí.

¿Votar en Cuba? El próximo domingo.
Pero no viene al caso hablar de ello, ni lo podría hacer con conocimiento suficiente, ni tengo intención alguna defender nada ni a nadie en este momento.
Como tampoco me mueve para manifestarme, así, aquí y ahora, ni media interés alguno de ningún tipo por mi parte.

Un saludo, y seguiré, creo y espero, leyéndole aquí por mucho tiempo. Será una buena señal para Vd., la cosa no está fácil para nadie, ni para mí, aunque por distintas razones.

Perdón por el coñazo. Iban ser sólo dos pinceladas. Que difícil escribir para mí, y Vd. lo hace además bien".


Sexta-feira, 30 de Julho de 2010
WELLCOME

El teatro del absurdo y la democracia, por Manolo Saco
&
Presos de Cuba y Guantánamo, por RAFAEL ESCUDERO 


Comentario por bemsalgado # 40 . (.Blog Fuego amigo, de Manolo Saco, Público.)
"30/07/2010 @ 13:15


En la columna de Manolo Saco se aborda también esta cuestión, desde un ‘saludable’ punto de vista diferente.

Para no repetirme con otras palabras, pego a continuación el comentario insertado en la columna de aquél.

¿Qué hay más natural, Saco, que el hecho de que unos abnegados defensores de la Libertad, perseguidos políticos tratados como delincuentes por la dictatorial monarquía revolucionaria de los Castro, en cuanto llegan a España, vayan a reunirse con sus homólogos españoles, demócratas y republicanos de toda la vida, todos sabemos?

¿Y por qué, con ello, tendrían que haber hecho un “daño irreparable a su causa”?

Causa, “su Causa”, que debes conocer muy bien para poder apreciar en qué resulta perjudicada y por qué. ¿En qué y por qué?

¿Y por qué das por supuesto que lo han hecho aconsejados, mal dices, por terceros?

Y, finalmente, ¿por qué han de actuar para ofrecer una determinada imagen y no tener una imagen determinada por lo que hacen?

¿No son, por fin, libres de hacer lo que les plazca?

¿Y qué hay más coherente, Carmen54, que los cubanos, que fueron mal tratados en cárceles castritas privados de garantías jurídicas, no reciban en España un trato preferencial respecto a los talibanes, que ya pudieron disfrutar durante casi diez años de cómoda y acogedora hospitalidad en la caribeña Base de Guantánamo, con todas sus garantías personales respetadas, a pesar de ser peligrosísimos criminales, de los que, no se sabe por qué, se han volatilizado los horrorosos cargos que se le imputaban por los que debieran haber sido encausados?



............ artículos de referencia ...............

30 Jul 2010
http://blogs.publico.es/manolosaco/2075/el-teatro-del-absurdo-y-la-democracia/


MANOLO SACO

El teatro del absurdo y la democracia

Creo que las imágenes de los disidentes cubanos excarcelados a España manteniendo una reunión con Aznar, tal como vimos por televisión, aparte de haber hecho un daño irreparable a su causa, entran de lleno en el género del teatro del absurdo.

Representan a un grupo de represaliados de una monarquía revolucionaria que etiqueta como delincuentes comunes a los disidentes, de un régimen de partido único, de sindicato único, con sus juventudes “rebeldes” como cantera de agitación, con su democracia orgánica, con su falta de libertades políticas, de expresión, de movimiento, con una policía política omnipresente en todos los niveles sociales, que obliga a que toda una población que sabe cantar en alto de forma admirable tenga que hablar en voz baja y mirando de reojo.

Es decir, un régimen que guarda unas desagradables similitudes con aquel nuestro, de partido único, y su OJE, y sus sindicatos verticales, y su policía política represora, que trataba como delincuentes comunes a sus disidentes, y que con tanto ahínco defendió el hombrecillo insufrible cuando era un activo falangista de juventud. Aquel régimen que su partido, ni siquiera ahora en esta democracia que puede vivir sin la etiqueta de orgánica, es capaz de condenar.

Los disidentes cubanos, con ese gesto, dieron por buenos los métodos de defensa de la monarquía revolucionaria de la que huyen, asfixiada por el vecino del norte y sus ultraliberales de extrema derecha, cuya prensa, como la de Murdoch, el empleador de Aznar, tanto dinero e influencias invierte para que fracase el sueño socialista cubano.

Quien les haya aconsejado ese encuentro no es más tonto porque no entrena lo suficiente.".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es lo que tiene Publico la Sexta y sus pricipales, incluido el Intermedio, que les duele la "monarquía" cubana, pero adoran la monarquía española.
Saludos y gracias, bemsalgado.

calificacion de las entradas