lunes, 16 de enero de 2012

El fin de la historia, probablemente

 ¿Democracia? ¿Es igual o no es igual a comunismo, o a cristinanismo, coño, que también podía ser? Porque todos somos hermanos o, por lo menos, iguales, ¿o no, es que va a tener razón el Rajoy éste, que está profundamente convencido de que la igualdad no sólo es imposible sino que hay que dar gracias a Dios y a la naturaleza porque así sea?

De modo que ésta es la jodida escala de mando: Obama, Merkel, Rajoy. ¿Hay quién dé más? Un asesino, una mujer obsesionada con poner a salvo su maldita economía doméstica y un cínico sinvergüenza,  dispuesto a hacer lo que sea con tal de mantener sus tan injustos privilegios.

Pero ¿no decía Aristóteles que la democracia es el gobierno del pueblo?¿Y no le daba la razón Lincoln cuando dijo aquello de que la democracia era el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, entonces, cómo podemos soportar todo esto?

Por la fuerza, coño, por la puñetera fuerza. Toda la historia de la humanidad, toda nuestra puñetera historia no es más que esto, el esfuerzo de unos canallas para hacerse con el poder total y gobernar omnipotentemente el asqueroso mundo. Y tal vez tenga razón, al fin, el hijo puta de Fukuyama y la historia se haya terminado de una puñetera vez porque 4 jodidos sabios hicieron lo suficiente para que los Usa dispongan del garrote atómico, pero es que ya hay muchos garrotes de esta clase distribuidos por todo el mundo. 

¿Entonces? Eso precisamente es lo que yo pregunto. ¿Debemos aceptar mansamente que los Usa nos digan lo que hemos de hacer? Porque ayer leía yo no sé dónde que tienen 900 bases militares distribuidas por todo el mundo y no sé si 9 o 10 flotas con portaviones casi invulnerables dando vueltas por todos esos jodidos mares y han inventado, dicen, los escudos antimissiles, ¿qué coño es entonces lo que podemos hacer frente a ellos?

Nada. O sea que, efectivamente, el jodido Fukuyama tenía razón y la historia no sólo se ha acabado sino que está muerta y enterrada y que la pax romana ha sido sustituida, al fin, por la inmensa pax usaniana, pero el problema que esta gente tiene es China.

Leí también no sé dónde que los Usa le arrebataron el imperio a Inglaterra porque con la mano de obra gratuita de los esclavos la derrotaron económicamente, después hicieron lo propio con la Unión Soviética a la que derrotaron también en este campo, pero con China están perdiendo la batalla.

Otra vez: ¿entonces?

Yo no lo veré y tengo dudas de que lo vea nadie porque los Usa no se resignarán a que los chinos dominen el mundo y más tarde o temprano harán algo para impedirlo, ¿qué?

Hirosima y Nagasaki y el Enola Gay nos han dicho ya de lo que son capaces y antes dije que Obama es un asesino, ésta de ser un asesino es una “conditio sine qua non” para llegar a ser presidente de los Usa y antes han de probarla firmando sentencias de muerte cuando son gobernadores de uno de sus Estados.

O sea que no es que yo sea pesimista, que lo soy, es que también soy realista y leo claramente el rumbo de la historia.

Si ahora están matando de hambre a millones de niños, mujeres y ancianos indefensos ¿por qué han de detenerse ante la muerte de otros millones de seres indefensos más, dónde está la lógica, no existe, para ellos, otra lógica que la del dominio, la del asqueroso poder que yo no sé muy bien para qué lo quieren porque, una vez en la cima, todavía siguen luchando con uñas y dientes para conseguir más pero para utilizarlo contra quién?

Y Sócrates parece que le preguntó a Platón ¿"qui custodiat custodes", quién vigilará a los vigilantes? y éste les respondió: “ellos mismos”, ésta es la tragedia de la humanidad, que al hombre sólo lo pueden vigilar, juzgar y castigar otros hombres y todo el mundo sabe ya, desde Hobbes, la confianza que podemos tener en éstos, desde el momento en que siempre se comportan como auténticos lobos con los otros hombres.

De modo que Fukuyama efectivamente tenía razón, si no ha llegado ya el fin de la historia, está a punto de hacerlo, hablando en tiempos históricos que, como decía Sumner Maine, se mueven con la poderosa lentitud de elefantes gigantescos.

5 comentarios:

Fernando Mora dijo...

Y a nosotros nos han puesto en primera línea de batalla con la cesión de la base de Rota para su utilización en lo del escudo antimisiles. Poco importa si finalmente acaba por formarse, simplemente nos coloca en los primeros puestos de la lista.
Además de pobres, valientes. O imbéciles.

Anónimo dijo...

Buenas, sr. Palazón:

Muy interesante post. Es un tema que también me obsesiona bastante, el de la lucha por el dominio del mundo.

Pero creo que, en el post, has sido algo benevolente hacia los chinos, o más concretamente, el gobierno chino, pues tengo claro que el segundo no representa ni defiende los intereses de los primeros. Así, hay que destacar que China también posee las temidas bombas atómicas. Y también las teme EEUU. Y este año recien terminado, China estrenó su primer portaaviones y ya tiene encargados unos cuantos más como parte de su proyecto de convertirse en los próximos 30 años en la mayor potencia militar del mundo. China quiere (y lo peor es que puede) serlo todo: la mayor potencia económica, la mayor potencia militar, la mayor potencia tecnológica (se calcula que en 10 años tendrá el misno nivel tecnológico que Japón) y la mayor potencia política del mundo. En definitiva, la superpotencia mundial. Lo que era EEUU en los 50, pero al cubo... y peor, en mi opinión, pues el gobierno chino oprime y explota a su pueblo, pasa olímpicamente del medio ambiente, expolia los recursos naturales de los demás países, colabora con dictaduras y abusa de su poderío e influencia para sus fines, como apoderarse de Taiwán (al que casi ningún país reconoce como nación por presión del gobierno chino)... en fin, sé que EEUU hace prácticamente lo mismo, pero al menos es una democracia, lo que hace que el mundo bajo su dominio luzca menos lúgubre que bajo el mando chino, que es el destino al que nos dirigimos y al que, al contrario de lo opina usted, creo que EEUU apenas ofrece resistencia. De hecho, algunos analistas (entre ellos, el ex presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso) apuntan que el ascenso chino le está siendo provechoso a EEUU.

Pero estoy contigo en que se acerca el fin de la historia. Y creo que será un final tan grandioso como terrible, si se cumplen algunas previsones que apuntan a que China será la próxima víctima de la supuesta crisis económica que vivimos (que no es más que el agotamiento del sistema inviable del crecimiento perpetuo en el hemos basado la estructura económica). Y si cae China, se desatará el caos, en todos los sentidos.

Ya veremos...

Saludos,

Matheus

neutrino dijo...

No hay que ser tan dramáticos. Somos demasiados. Sobra gente literalmente y, de hecho, sobran muchos millones de personas. Por contra, faltan organismos vegetales y comienzan a escasear incluso los animales. Pero no pasa nada, en uno de los peores escenarios posibles, pervivirán apenas unos cientos de miles de humanos que podrán reconducir la especie humana.

Os recomiendo una lectura:

http://www.lapizarradeyuri.com/2010/10/21/la-bomba-del-juicio-final/

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Coño, neutrino, a veces, no es ésta la 1ª, me desconciertas totalmente,no sé bien a qué palo apuestas.

No asimilo, no puedo asimilar eso de que "sobra gente....en uno de los peores escenarios posibles, pervivirán apenas unos cientos de miles de humanos que podrán reconducir la especie...".

Joder, neutrino, ¿es ciencia ficción?, pero si lo es, se trata de una mala, perversa ciencia ficción tal que, por ahora, no me he atrevido a leer el post que nos recomiendas.

Saludos,

neutrino dijo...

No Eutiquio, qué va, no es ciencia ficción sino ciencia pura y dura. Ciencia contada por uno de los mejores divulgadores científicos españoles, si no el mejor (en el resto de su blog podrás leer otros fascinantes relatos con la mayor de las bases científicas).

Pero eso sólo es el cómo, uno de los posibles cómos. El cuándo, tal y como bien aventuras tú, depende de factores socio-económicos, y el porqué es el que yo te enuncio: porque sobra gente. Porque la evolución de la raza humana es insosetnible en este pequeño planeta, y antes o después, habrá de colapsar. Tiempo al tiempo...

calificacion de las entradas