sábado, 11 de febrero de 2012

Garzón, nuevo juicio extrajurisdiccional sobre su sentencia condenatoria por su prevaricación en el caso Gürtel

 abogadosturnodeoficiodegandia dicen, en un comentario a mi post “Garzón, el prevaricador prevaricado”.febrero 10, 2012 a las 8:57 am  (Editar):

"Amigo Palazón.
Te escribo esto por la coincidencia de un amigo-lector común (severiano bocanegra) que nos sigue a ambos y que me dice que entre los dos lo liamos.. Veamos pues el lío o debate.
Yo también soy abogado y ejerzo desde hace 27 años. De modo que conozco como tú los líos entresijos, funciones y disfunciones de la justicia. Suscribo al 100% los cuatro primeros párrafos de tu escrito, pero creo que yerras en los restante, salvo que no hayas leído la sentencia o te ciegue la pasión o la mal entendida ideolgía en términos apriorísticos..Te transcribo en ese punto el borrador de un post que próximamente pondré en mi blog (http://joanmarti.wordpress.com/) donde expongo mi postura, como persona, militante de la izquierda sin siglas, y como abogado".

 A lo que yo respondo, allí: febrero 10, 2012 a las 8:18 pm  (Editar):

"Si me lo permites, amigo y compañero Joan, voy a intentar responder, punto por punto, a tu amabilisimo escrito, como si se tratara de una demanda, pero lo voy a hacer no aquí, en este espacio y en este momento, sino en la 1ª página de mis blogs. Hasta luego, un fuerte abrazo":

 PRIMERO.-

A)”Una de “memoria histórica” selectiva; Garzón VS Gómez de Liaño

Tras la sentencia condenatoria de garzón, se están produciendo en cascada declaraciones de sus amigos y fans, quienes no tienen inconveniente en situarlo por encima del estado de derecho”.

CONTESTACION:

Ni en uno sólo de los trabajos que he colgado yo en la Red, sobre el juez que nos ocupa,  he dejado de exponer que, para mí,Garzón no es sino un juez más, con todos los defectos que esto implica, de modo que no he tenido inconveniente alguno en decir que es narcisista y prevaricador, de hecho, mi último post, al que tú precisamente te refieres, se títula: “Garzón, el prevaricador prevaricado”.

 B).”La cosa para ellos es así de clara: Los 7 magistrados del tribunal supremo que le han condenado por unanimidad resultan ser crueles y fascistas, y ellos, los firmantes y amigos, son los justos, y los que, con el conocimiento de causa que les da el no haber leído ni un folio del sumario, le hubieran absuelto de todas todas, ejerciendo la pura justicia; garzón, es simplemente un mártir, un chivo expiatorio de algunas fuerzas ocultas innombrables, simplemente porque lo dicen ellos”

 CONTESTACION:.

Si tú fueras uno de mis lectores habituales y hubieras leído los 10 ó 12 posts que he publicado ya sobre este asunto, sabrías que yo efectivamente pienso, aunque no quiera hacerlo, que los 7 magistrados de TS, que le han condenado son muy crueles y, además, fascistas, y este pensamiento yo, te lo prometo, no lo he buscado sino que se me ha impuesto por las indeclinables leyes de la lógica:

Definición de fascista, según el DRAL:1. adj. Perteneciente o relativo al fascismo-2. adj. Partidario de esta doctrina o movimiento social. U. t. c. s.-3. adj. Excesivamente autoritario.
fascismo.(Del it. fascismo).-1. m. Movimiento político y social de carácter totalitario que se produjo en Italia, por iniciativa de Benito Mussolini, después de la Primera Guerra Mundial.
2. m. Doctrina de este partido italiano y de las similares en otros países.
totalitarismo.
1. m. Régimen político que ejerce fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional, concentrando la totalidad de los poderes estatales en manos de un grupo o partido que no permite la actuación de otros partidos.

 Para mí, como persona o ente dotado de razón, cuyos dictados se imponen a las falsas impresiones o apariencias, el régimen que el dictador totalitario Franco, impuso en España sigue plenamente vigente, a veces, incluso a través de las mismas personas, el Rey, de modo que el aparente sistema democrático español es precisamente eso, una simple apariencia, o ¿cómo enjuiciarías tú a un sistema en el que se permita no sólo la existencia de asociaciones que no esconden no ya sólo su  origen plenamente fascista, como Manos Limpias o Falange Española, que no sólo no las suprimen de los registros de asociaciones o fundaciones sino que les permiten incluso ir por ahí dando lecciones de democracia y juridicidad cuando deberían de estar perseguidas a muerte por la propia Ley y el Derecho como copartícipes de los delitos de genocidio y otros contra la humanidad que tú y yo sabemos ciertamente que se perpetraron en este desdichado país.

 Que estos organismos o entes fasciosos, que ni siquiera se han preocupado de intentar enmascarar su origen no sólo vivan, estén vivos y habiten todavía entre nosotros, sino que como diría el propio Cicerón, señalen con sus dedos a todos y cada uno de los que entre nosotros les estorban no es sino una de dos, o una aberración histórica que todos nosotros debemos desechar inmediatamente o, es precisamente al revés, que la aberración histórica somos precisamente nosotros, los que nos llamamos y pretendemos demócratas y no somos sino unas criaturas ficticias que ellos, los sempiternos fascistas, se han sacado de la manga para que se cumpla al pie de la letra el mandato tan hipócrita como canallesco de Lampedusa que decía aquello tan siniestro de es preciso que todo cambie para que todo siga igual, de modo que son ellos, lo hijos de carne y de hueso o sus discípulos más convencidos los que siguen ejerciendo en este país las mismas magistraturas que funcionaban incluso con los mismos nombres que cuando “reinaba” el propio Franco y no este fantoche cuasi lusitano que nos dejó no atado sino atornillado en el trono.

 O sea, amigo Joan, que lo siento, pero para mí, los magistrados de TS, como todos los jueces españoles o son  fascistas por naturaleza y gracia o se tienen que hacer fascistas sino quieren seguir el camino del propio Garzón, que ésta es otras de las cosas perseguidas con este sentencia, la advertencia a todos los jueces para que se anden con cuidado si no quieren seguir su ejemplo.

 C) “En concreto, el portavoz de justicia del psoe, aunque, según dice, “desde el partido socialista se respeta y se acata la sentencia de todo tribunal y si se trata del Tribunal Supremo español, si cabe, todavía más.. tengo que decir que no nos gusta.. y que, curiosamente, además, sea el primer condenado en una trama gravísima de corrupción y es el juez instructor la primera persona que resulta condenada..”. Cayo Lara, por su parte, concluye en que es “Es un día triste para la justicia española y para los demócratas”. Pues amigo cayo, si demócratas son los que defiende antes a un juez que a la ley y la igualdad de todos los ciudadanos, pues eso, bórrame de la lista”

 CONTESTACION:

 El socialista casi dice lo mismo que tú, de modo que no hay cuestión.

 En ncuanto a lo que dice Cayo Lara, es tan poco que casi no merece comentario alguno y esto a tí incluso te parece demasiado, de tal modo que pides que se te borre de la lista de demócratas simplemente porque este hombre no está de acuerdo con una sentencia que él, considera, con todo derecho, creo yo, que lesiona la justicia y la democracia..

 D) mayor comentario parece que te merece lo que afirma Jiménez Villarejo

 “Otro que de la cueva sale es jiménez villarejo, ex fiscal y ex magistrado, quien, llevado por su amistad con garzón suelta lo de que “Hoy es un día de vergüenza para el sistema democrático, para el sistema judicial.. ojala nunca hubiéramos llegado a esta situación. Por encima de todo quiero destacar mi absoluta solidaridad con un juez inocente, baltasar garzón, frente a otros que yo creo que son mas culpables en el supremo, en el cual hay y dos miembros, luciano varela y marchena, que nunca deberían haber formado parte de esa sala. Es evidente que han acreditado su enemistad expresa o implícita con el juez baltasar garzón.. los magistrados del Supremo son una casta de burócratas al servicio de la venganza institucional”. Este hombre, también fiscal vedette y estrella en su día, tristemente se mueve en la línea de la pura enajenación mental transitoria, en la de un hoolligan que transita por la frontera del desacato, inimaginable en quien durante tantos años ha formado parte de salas y tribunales que dictaron tantas sentencias, justas o injustas”.

 CONTESTACION:

 Yo no sé si tú eres plenamente consciente de que cuando atribuyes a Jiménez Villarejo la condición de fiscal vedette y estrella en su día y afirmas que se mueve en la línea de la pura enajenacióln mental transitoria que linda con la frontera del desacato, figura que, por cierto, ha desaparecido totalmente del ordenamiento jurídico español, nos atribuyes también a todos los que pensamos como él la misma condición.

 En la consideración de la situación jurídica de los magistrados Varela y Marchena respecto a formar parte de un tribunal que juzga a un inculpado al que ellos han instruido las diligencias correspondientes a causas contra él, yo, personalmente, voy mucho más allá que el ex-fiscal, creo que si desde el punto de vista jurídico procesal es una aberración que lo hagan, pero desde el punto de vista ético me parece sencillamente abominable porque subjetivamente su mente está llena de prejuicios lo que les impedirá conservar su imparcialidad.

 E) “A todos estos que ahora levitan de santa indignación contra la injusticia porque ha condenado a su amigo o colega, (sin necesidad de recordar la actividad “democrática” de garzón con los vascos, la ley de partidos y otras cosas), habrá que refrescarles la memoria de cuando el asunto del juez gómez de liaño; de aquel juez, –también de la audiencia nacional y a la sazón amigo del mismo garzón que luego se la clavó doblada-, que se atrevió –tremendo pecado y herejía!!- a procesar a polanco, juan luis cebrian y a todo el consejo de administración de sogecable por apropiación indebida, y acabó siendo él empitonado por prevaricación, humillado y apartado de la carrera judicial, lo que conmovió el mundillo judicial y de los abogados, siendo luego condenado el estado español por el tribunal de derechos humanos de estraburgo que hubo de restablecer los derechos de este hombre. Y dónde estaban entonces estos garzonistas solidarios?, o es que gómez de liaño era menos juez o fue menos injustamente condenado?. Tal vez es que el pecado de gómez de liaño fue ir contra el falsimedio PRISA y contra polanco; poderes absolutos del estado en aquella época junto con botín, al igual que hoy, de cuya mano bebían y beben los mismos garzonistas de ayer y de hoy? Pues no sé, sigamos, sigamos pensando, porque cuando estos se autodenominan de “izquierdas” me hacen sentir incómodo, pues tambien así me considero yo y me producen un poco vergüenza ajena”.

 CONTESTACION:

 No es en modo alguno imputable a ti el hecho de que no hayas leído todo cuanto yo llevo ya escrito sobre este asunto, pero si lo hubieras hecho, tal vez te hubieras ahorrado escribir este último apartado.

 Creo, como tú, que Garzón no tuvo un comportamiento ni mucho menos ejemplar en su actuación respecto al que entonces parecía ser su amigo, ya que la actualidad gráfica de los medios de comunicación madrileños nos los mostraban, casi todos los días, saliendo juntos de la Audiencia Nacional a desayunar, y que su actuación como testigo contra él fue fundamental en orden a la condena por prevaricación de su compañero y amigo.

 A propòsito de esto, me parece advertir cierta contradicción entre los propios términos en los que se produce tu postura, de una parte afirmas que hay que confiar en los jueces simplemente porque son jueces como si no fueran también seres humanos sujetos a sus filias y a sus fobias, de las que están llenas las historias de estos jueces que han instruido las causas contra Garzón respecto a él, y, luego, tú mismo pones de manifiesto, con toda justicia a mi juicio, la actitud que yo considero incluso prevaricadora del juez en cuestión, cuando no dicta resolución de abstención a lo largo de todos las causas que continuó instruyendo contra sus compañeros del gobierno de Felipe González cuando era evidente que incurría en amistad íntima o enemistad manifiesta.

 Pero, volviendo al tema, me ha parecido entender que defiendes la actitud de Gómez de Liaño en su intento de cargarse la dirección del grupo Prisa.

 Y esto sí que no lo puedo entender. Que Prisa se mereciera la instrucción de un proceso criminal por cientos de motivos, vale, pero que no lo merecía en aquel caso es evidente, con toda la evidencia del mundo. El caso contra Prisa se fraguó en los restaurantes de lujo, en plenas comidas entre Liaño, su mujer y el inefable Jaime Campmany, creador, factotum  y todo lo que haya que ser de ese prodigio de independencia informativa que fue y es Epoca, que tú, un tío que se autotitula de izquierdas, defiendas aquel engendro de instrucción procesal cuya decisiones absolutamente arbitrarias e injustas fueron apeladas 2 ó 3 veces ante la Audiencia Nacional, que se cargó las resoluciones de Liaño reiteradamente, ordenándole que normalizara la situación de los encausados, decisión de su superioridad que dicho magistrado desobedeció flagrantemente varias veces, de modo que la prevaricación de Liaño no es que estuviera clara es que era tan evidente que saltaba desde los folios judiciales hasta el cielo.

 Tú dices ahora, y no me lo puedo creer, siendo tú  lo que dices que eres,  que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, en adelante TEDH,  le ha dado la razón a Liaño, lo mismo que dice toda la prensa de ultraderecha española, cuando lo que hizo Estrasburgo fue  sencillamente imponer al Estado español una indemnización  de 5 mil euros,  no entrando siquiera a conocer del fondo del asunto.

 Hasta ahí el post previsto, ahora sigamos con el debate.

 F) “Circunscribir todo, como haces, a una supuesta enemistad personal o profesional de los tres instructores de las tres causas (Varela, Marchena y Barreriro; ya es casualidad en los tres!!), y a la misma animadversión de los 7 magistrados que han sentenciado por unanimidad me parece insostenible en términos racionales. No sé si sabes que el prestigio profesional y la acreditación democrática de los instructores, al menos de Luciano Varela, es bien conocida y poco susceptible de catalogarse de derechas, sino más bien al contrario; ya andaba en jueces para la democracia y otras historias cuando ni Garzón ni yo habíamos hecho la carrera. En mi opinión, Garzón es un ciudadano y como tal debe ser juzgado, absuelto o condenado, y eso es lo que ha sucedido. La sentencia de 70 páginas acredita los hechos y razona jurídicamente con suficiencia -hay que leerla- y, como sabido es que doctores tiene la iglesia, cada uno puede tener su opinión; tú la tuya y yo la mía, pero la que vale es la del tribunal legalmente constituído, o no?. Muchas veces el TS ha dictado sentencias de efectos políticos perversos que no he compartido (caso Bildu, por ejemplo) pero nunca he utilizado el discurso de la descalificación genérica y ágrafa; eso es propio de tertulianos, editorialistas y “creadores” de opinión y campañas, pero no de profesionales de ésto y mucho menos de la gente con la cultura racionalista de la “izquierda”.

En la sentencia se razona jurídicamente y se interpreta el tipo de la prevaricación, subsumiendo la conducta de garzón en el mismo. Y resulta innecesario recurrir a la retórica o la filosofía moral del derecho; basta con ir al tipo penal y contrastarlo con los hechos (dictar resolución injusta a sabiendas); Garzón autoriza la escucha y grabación a pesar de las advertencias expresas de las fiscales en dos ocasiones, especifica y aclara su intención de escuchar y grabar a los abogados e imputados a los policías, y el material grabado pasa ilegalmente a la policía y a las fiscales, con lo que se lamina el derecho de defensa y el derecho de confidencialidad de unos abogados sobre los que no existía imputación, ni sospecha ni seguimiento.. Me he leído la sentencia de cabo a rabo y eso es así, y así está probado, y frente a ello sólo cabe decir o que el fín justifica los medios.. (aunque imagino que si hubieras sido tú el abogado tu respuesta no sería esa) o que se es amigo o seguidor gregario de garzón y él ha de estar por encima del estado de derecho, del bien y del mal, que las leyes son para los otros.. Pero un profesional, honestamente, no puede confundir a la gente. Si lo que se quiere es que Garzón sea inimputable, el camino es otro: hagamos una ley especial al efecto o nombrémosle rey de España. En un estado de derecho lo justo y acatable es lo que dicen los jueces y tribunales de acuerdo con la legalidad procesal, aunque muchas veces no nos guste”.

 CONTESTACION:

 No voy a repetir, ahora y aquí, todo lo que he expuesto en una serie de post, creo que fueron 2, muy recientes, por cierto, en los que expongo la que estoy seguro que tú considerará disparatada idea de que los jueces españoles siguen siendo más franquistas que el propio Franco; si tú quieres conocer el asunto en detalle, ve a uno de mis blogs y busca estos posts que figuran bajo el título de “Garzón y Teixeira, fascismo y mafia (I) y (II)".

 Pero creo que, aparte nuestras impresiones personales como profesionales del Derecho de muchos años ambos,el asunto puede enfocarse desde un punto de vista exclusivamente profesional.

 Como dices, tú sostienes la misma teoría que el TS en su sentencia, yo discrepo totalmente de ella, por discrepar creo que ni siquiera debió de tramitarse la causa ya que no había fundamento legal para ello puesto que el CP define la prevaricación como el acto en el que el funcionario dicte a sabiendas resolución injusta, como sabes, el legislador a instancias de la jurisprudencia del TS ha suprimido en la última redacción del artículo tipificador  el adverbio “manifiestamente” injusta, pero, de todos modos, vale, porque injusta es una resolución que, según el DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA DE LA LENGUA, autoridad decisiva en materia lingüística,  dice:”injusto, ta. (Del lat. iniustus).1. adj. No justo o equitativo. Apl. a pers., u. t. c. s”. y “justo, ta.(Del lat. iustus).1. adj. Que obra según justicia y razón. U. t. c. s. 2. adj. Arreglado a justicia y razón” y “justicia.(Del lat. iustitia).1. f. Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece”. ¿Le corresponde o pertenece al procesado el derecho a que le dejen realizar, ayudado por su letrado, lo necesario para poner a salvo el dinero obtenido con sus delitos?
 De modo que una de dos, o cometemos la insuperable deficiencia técnica de igualar lo injusto con lo ilegal, lo que sería una auténtica aberración jurídica, o admitimos paladinamente que el  legislador español se equivocó de pleno al redactar este artículo, que es lo que yo creo personalmente, ¿sabes por qué?, porque me he tomado la molestia de acudir a la legislación comparada y he hallado que todos los Códigos Penales a los que he accedido no hablan de resolución injusta sino ilegal tal como ocurría también con nuestra propia legislación: así el articulo 451 la primera ley punitiva se acordó por las Cortes el 8 de junio de 1822 dice que son prevaricadores: "Primero: los Jueces de derecho ó árbitros de la misma clase, que á sabiendas juzgan contra ley".

 ¿Por qué se ha cambiado la tendencia de considerar la prevaricación un delito contra la Ley, o sea, el Derecho positivo, a un delito contra la Justicia, el Derecho natural, el auténtico Derecho?

 Los hay que opinan que el cambio se basa en el Derecho alemán, que reflexionó profundamente sobre la materia a partir del Tribunal de Nuremberg y su enjuiciamiento a los criminales de guerra nazis, que actuaban de acuerdo con leyes nazis, y que, por tanto, sus actuaciones eran legítimas desde el punto de vista del Derecho positivo, pero esencialmente injustas, canallescas, absolutamente aberrantes desde el punto de vista de la justicia universal. No creo, amigo Joan, que sea éste el momento ni el lugar para que nos enfrasquemos en una pesquisa histórica que, además, no será del todo producente, el hecho es que el precepto del CP español está ahí con su claro y contundente “resolución injusta”.

De modo que, lo queramos o no, los juristas tenemos que enfrentarnos, sin ninguna clase de complejos respecto a nuestros compañeros que constituyen el TS, al dilema de si el artículo punitivo que estudiamos sólo debe de aplicarse a los que contravienen disposiciones injustas o sólo aquellas que violan preceptos legales concretos.

 Yo, siguiendo la estela marcada por el Tribunal de Nuremberg, que instauró las bases del moderno Derecho internacional penal, considero que hay que atenerse a la noción cuasi metafísica de la Justicia, sin desdeñar ni mucho menos el Derecho positivo concreto, o sea, la Ley, porque, si no, los jueces de Nuremberg nunca hubieran podido condenar a los criminales de guerra alemanes que actuaron de acuerdo con leyes promulgadas precisamente por ellos para que ampararan los crímenes que iban a cometer.

De modo que, para mí, Garzón, en este caso de las escuchas, tal vez teóricamente violó unas leyes que intentaban proteger a unos delincuentes de tal manera que pudieran seguir cometiendo delitos como el blanqueamiento de sus capitales delictivos, violación sólo formal del Derecho positivo, mientras intentaba evitar la realización de un delito que la Justicia natural universal no debe dejar sin castigo.

Y punto, porque hemos sobrepasado ya los 6 folios, lo que es un auténtico delito también.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta mañana estuve leyendo el escrito del Sr. Arturo Gonzalez en Publico sobre Garzón. Definitivamente ya no lo aguanto más. Al fin, son demasiadas las veces en las que pienso que una persona de su nivel que definiendose de izquierda, defiende a Juan Carlos Borbón, porque nos "salvó" de un golpe de estado. Con demasiada frecuencia comenta sus amistades que me parece algo -no sé si llamarlas sospechosas- y estoy pasando del amor al odio, cosa que no es buena, para mí lógicamente.
En cuanto al comentario sobre Garzón, no le vendría mal pasarse por aquí.
Abrazos

Anónimo dijo...

Además, me indigna sobremanera, que defienda tanto a sus amigos fachas -que lo son- cuando lo que debería defender es la injusticia.
Saludos

Anónimo dijo...

Defender la justicia, disculpas.

Anónimo dijo...

Al final acabó haciendo bueno al Sr. Saco.
Porca miseria

calificacion de las entradas