jueves, 23 de febrero de 2012

Las matemáticas del buen marxista


 Éste es un tema que me obsesiona, la antinomia libertad e igualdad.

Siguiendo a uno de mis muchos maestros, Wittgestein, intentaremos manejar el lenguaje como método de conocimiento hasta donde nos sea posible.

Libertad, según el DRA, es: 1. f. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

Igualdad: 1. f. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos.

El hombre es un ser de necesidades tanto que sólo puede afirmarse de él que es libre cuando tiene resueltas todas sus necesidades.

Pero ¿cómo puede el hombre resolver sus necesidades? Hay necesidades materiales y espirituales.

Necesidades materiales son aquellas que sólo pueden resolverse pagando sus correspondientes precios.

Para pagar cualquier precio hace falta dinero.

 El dinero sólo se consigue mediante los rendimientos del capital o del trabajo.

 El sueldo o salario, rendimiento del trabajo, sólo se consigue mediante la prestación del esfuerzo laboral para lo que son necesarios una capacidad de prestación de trabajo y un empleo.

 La capacidad de trabajo o formación del trabajador se consigue mediante la formación profesional que puede lograrse mediante el estudio de una carrera o el aprendizaje de un oficio.

 En principio, todo el mundo aspira a  cursar los estudios necesarios para obtener la titulación necesaria para ejercer una profesión libre o conseguir una puesto en las Administraciones públicas, o subsidiariamente adquirir los conocimientos técnicos y la práctica suficiente para el ejercicio de un oficio.

 Para conseguir esto el aspirante ha de tener:

1º) salud, 

2º) los medios de subsistencia necesarios y 

3º) posibilidades económicas bien a través de la ayuda que pueda prestarle la familia o los organismos oficiales.

 Y es la prestación de este apoyo al ciudadano el que determina el tipo de economía privada o pública en orden a la formación de los futuros trabajadores. Si el apoyo lo presta la Administración pública, las ayudas se proporcionan en virtud del principio de obtener de cada uno una formación adecuada a su capacidad y nos hallamos en presencia de la IGUALDAD ABSOLUTA de oportunidades de todos los ciudadanos ante la formación profesional futura.

 Si el apoyo al educando se presta por la familia, nos hallamos en presencia de los sistemas privados de capacitación o formación profesional, que dependen de los medios de fortuna de que goce ésta, por lo que se origina ya, al principio de la formación o capacitación profesional, unas diferencias esenciales que además no sólo se transformarán en definitivas sino también en clasistas, de manera que la sociedad tenderá a constituirse mediante castas profesionales absolutamente cerradas o endogámicas de tal modo que los hijos de los jueces serán jueces, los de los abogados del Estado, abogados del Estado, etc.

 Ni que decir tiene, por tanto, que el sistema de formación profesional basado en las posibilidades familiares contraría frontal y esencialmente el principio de igualdad de oportunidades y la exigencia no sólo de igualdad sino de la consiguiente libertad ya que los hijos de los trabajadores manuales no tendrán nunca acceso a las llamadas profesiones liberales, que se conformarán, por una parte, en auténticas castas y, por otra, en auténticos guetos, fraccionando a la sociedad en clases no sólo distintas sino también antagónicas, lo que se ha denominado lucha de clases.

 Lucha de clases que no sólo no desaparecerá sino que tiende a incrementarse ya que los procesos antes descritos son cada vez más exclusivistas y diferenciados, tendiendo a la perpetuación de las condiciones socioeconómicas y profesionales.

 Por lo que concluimos tal como comenzamos: los asesinos de la igualdad trabajan  para matar cualquier atisbo de libertad en las clases trabajadoras, porque ésta es precisamente la manera de perpetuar el actual estado de cosas.




1 comentario:

Futbolín dijo...

No estoy en contra de que exista enseñanza privada, pero no debe de ser en perjuicio de la pública, triste es decirlo pero cuando yo estudiaba el bachillerato, entre mis 11 y 17 años mi experiencia era que daban mejor educación en mi instituto que el colegio del Pilar al que iba mi primo, si bien me gustaban mas los libros de texto de S.M. Sociedad Marianista que gastaban allí porque tenían mas dibujos y colores que los nuestros que eran en blanco y negro y mas crípticos, la experiencia que he tenido con mis retoños y con amigos en tiempos posteriores ha sido que la pública se ha ido degradando, como te comentaba el otro día.
He visto como desde los maestros de la pública no existía un verdadero estímulo y unos profesores se pasaban los unos a los otros la pelota de los malos resultados, porque decían que los niños les habían venido poco cultivados del curso anterior, algo así como cuando te viene un operario a casa, pongamos por caso un albañil y te dice que el arreglo que quieres hacer será complicado porque el que te hizo las paredes anteriores te las dejó muy torcidas.
A veces no han faltado medios yo por ejemplo (en tiempos del Caudillo 1961) estudiaba siempre en clases con 50 alumnos mientras mis hijos nunca han pasado de unos 18 o 22 de promedio y a pesar de esto no aprendían gran cosa, pero aquellos maestros míos se tomaban las clases con otra beligerancia y no lo digo solo por mi, sino por las inmensa mayoría de padres que he consultado.
Lo público no interesaba que fuese de mucha calidad, no fuera a ser que aumentase la demanda y los gastos que ello conlleva, porque nuestros políticos son vagos que no aman su país sino tan solo sus poltronas, nada que ver con la educación pública en paises como Francia, Suiza, Finlandia etc etc y es porque en el fondo somos lo menos patriótico en el buen sentido de la palabra que existe como país desde que yo tengo uso de razón.
Un día José nos tienes que explicar, si tu lo percibes así, porque ocurre que en todos los países donde el catolicismo aguanta como gato panza-arriba estamos mas atrasados que los que hace varios siglos se volvieron protestantes yo creo saberlo pero no se explicarlo.
Bueno por hoy lo dejo, que no quiero cansar a tus lectores a los que al igual que a ti saludo cordialmente.

calificacion de las entradas