domingo, 22 de abril de 2012

El ocaso de los dioses


No soy ni mucho menos un ventajista, no es ahora,cuando el Barça ha perdido la Liga en su campo, desperdiciando un dominio casi absoluto sobre el Madrid, cuando digo que a mí no me gusta nada Guardiola no ya sólo como entrenador sino tampoco como persona. Lo dije hace ya algún tiempo: http://mundosportjlp.blogspot.com.es/2012/03/mourinho-versus-guardiola-mou-frente.html

 Y es que yo, en fútbol, también mantengo la misma filosofía: soy relativista, no creo en las verdades absolutas, no creo que la posesión a ultranza sea lo mejor para ganar los partidos, es más pienso que posesiones tan largas como las que lleva a cabo el Barça, a veces, son la mejor manera complicarse el solo la vida.

 Mantener la posesión de la pelota a toda costa, incluso cuando uno se halla a unos metros de su propia puerta, no sólo es una temeridad, es una incitación al suicidio.

 Para demostrarlo quizá me podrìa bastar describir cómo se produjo anoche el primer gol del Madrid, independientemente de que hubieran 3 madridistas en fuera de juego, Puyol se encontró de pronto con el balón en los pies y en lugar de darle un patadòn se acordó de las órdenes divinas de Guardiola y quiso jugarlo.

No se puede intentar jugar un balòn a medio metro de la línea de gol , hay que echarlo fuera como sea. Por eso se enfadó tanto Valdés, porque el gol había sido un regalo que se le hizo al RM.

 Esto es lo que yo condeno radicalmente cuando afirmo que en el puñetero fútbol tampoco hay verdades absolutas: hay un tiempo para jugar la pelota y otro para despejarla con la mayor violencia y rapidez posibles, y tan erróneo es dar patadones a troche y moche, porque con ello  todo lo que consigues es perder el control del juego, como ir todo el tiempo haciendo rondos porque lo único que consigues con ello es retrasar el juego hasta el extremo de dar tiempo a que los contrarios recuperen terreno y se organicen, perdiendo el factor sorpresa y la superioridad numérica.

 Y, ahora, espero el aluvión de todos esos que me van a decir que el Barça lleva 3 o 4 años jugando así y ganándolo casi todo.

 Y yo respondo que sí, que ha sido así, pero a pesar de esto.

 Que el Barça lo haya ganado casi todo no es por su método de trabajo, sino precisamente a pesar de él.
 El Barça lo ha ganado casi todo porque es quizá el mejor  equipo del mundo y de la historia. Y un equipo así tenía que ganarlo todo a pesar de que Guardiola se equivocara casi siempre en sus planteamientos.
 Yo soy ya tan viejo que incluso recuerdo cuando Benito Díaz puso de moda en España el cerrojo. Que sin ninguna duda es la antitesis del juego que practica el equipo de Guardiola. Y cómo aquella táctica ultraconservadora llevó a la Real Sociedad a ser uno de los mejores equipos de España, haciéndole incluso ganar la Liga,  tanto que Benito Díaz fue aupado por los responsables del fútbol nacional al cargo de entrenador de la selección española.

 Aquella tática ultraconservadora es precisamente la antítesis del fútbol que ahora ha puesto de moda el Barça, y ambas, aquélla y ésta son ejemplos extremos de la ceguera intelectual llevada a las últimas consecuencias.

 Un equipo y los futbolistas que lo componen no pueden rebajarse a la condición de máquinas. Uno y otros no pueden funcionar a base de clichés preestablecidos con plena independencia de las circunstancias que concurran en cada momento de cada partido.

 Esto para mí es tan evidente que casi me avergürnza decirlo porque es demasiado evidente, algo así como las verdades de Perogrullo, pero lo que sí que quiero hacer es poner de manifiesto que no es una casualidad que tanto el Chelsea como el RM nos hayan ganado estos 2 últimos partidos, siendo como es el Barça actual un equipo infinitamente superior a ambos.

 Pero es que el método Guardiola produce los perversos efectos de concentrar 18 o 20 hombres en el área en la que ataca el Barça, al propio tiempo que desongestiona y debilita de tal modo el área propia que es mucho más fácil hacerle goles a este equipo  que el mismo los haga.

 El argumento que se me opondrà es sin duda el hecho de que el Barça es tal vez el equipo menos goleado del mundo de tal manera que Valdés lleva ganando ya el premio Zamora no sé cuantos años. Claro que sí, ya lo hemos dicho, cómo no va a ganar, incluso goleando y encajando menos goles que ningún otro, un equipo en el que juegan probablemente los mejores jugadores del mundo.

 Perogrullo, puro Perogrullo, como también sería quizá perogrullesco decir que los equipos que le ganan al Barça, a pesar de su inmensa calidad, lo hacen con una facilidad tan extraordinaria que debería de inducir a reflexión no sólo a Guardiola sino también a su” alter ego”, Tito Vilanova.


8 comentarios:

Futbolín dijo...

Cuando se me pase el cabreo por estos dos últimos partidos te contesto Pepe, porque estoy muy cabreado, mucho¡¡¡ la lástima de todo esto es lo poco que me dura a mi un cabreo, estoy tan mal de memoria, que mientras escribo estas 4 líneas ya se me está olvidando, o quizás sea que picaramente me he puesto a leer la actualidad política y me he olvidado del fútbol, volveré con este tema, mientras tanto intenta ser menos riguroso con los muchachos, volveremos a ganar, no se cuando, pero volveremos como el macaco de McArthur, un abrazo Pepe

Anónimo dijo...

Puyol no podía sacar el balón de un patadón porqué le pilló a traspiés. La pierna derecha, que era con la que debía darle al balón era la que estaba usando para apoyarse.

Futbolín dijo...

De un amigo extremeño que como yo se arrastra cual culebra por los foros, jajaja:

He leído, escuchado y visto mucho desde que acabó el clásico de anoche.

Voy a ser muy breve, no tengo ganas de extenderme mucho, estoy cabreado porque los propios seguidores culés, bueno, seguidores de victorias, ponen a caer de un burro a Guardiola.

Ahora resulta que toda esta gente sabe más que él, sabe la alineación que debería haber sacado y lo atacan y lo señalan como un caprichoso, más o menos.

Pues bien, fijaros bien, en los cuatro años de Guardiola en el Barsa, se ha enfrentado 8 veces con el Madrid en Liga, ¿sabéis el resultado? Os lo digo.

SEIS victorias, UN empate y UNA derrota.

Todos estos sabios del fútbol que ahora afloran, ¿que hubieran preferido? ¿Qué hubiera sido al revés?

Podría decir muchas cosas más, pero yo creo que con esto es más que suficiente.

¡Ah no! Que me queda la última, ¿sabéis cuando el entrenador perdedor ha felicitado al vencedor en estas ocho ocasiones?

Pues, el cínico, el meacolonias, el falso y no sé cuantas cosas más lo hizo anoche.

Las demás, todo fueron Villaratos y quejas por doquier, pero ni una sola felicitación.

Esto es lo más importante de todo.

Por cierto, yo también los felicito por lograr vencer al mejor equipo del mundo.

Y ahora, más que nunca, ¡VISCA EL BARÇA!

PD. Aquí no me refiero, en ningún caso, a los verdaderos seguidores con dos dedos de frente. Que conste.

Paco Vivas

Futbolín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Futbolín dijo...

Volveremos a sufrir, volveremos a luchar y volveremos a vencer.

Futbolín dijo...

Por cierto, se me olvidaba añadir algo a mis comentarios del partido de ayer.

Resulta que ayer no ganó el Barça.

Resulta que ayer perdió el Barça.

Resulta que ayer no hubo peleas (tánganas, como tanto les gusta decir a los periodistas) al final del partido.

Resulta que ayer no pasaron cosas raras en ese estadio donde es imposible ganar.

Resulta que ayer el chapero no bajó al parking.

Resulta que ayer CR no hizo gestitos de hurto con la mano.

Resulta que ayer Íker Casillas no le deseó una buena noche de copas al árbitro con los jugadores culés.

Va a resultar que los jugadores del Barça sí saben perder, mientras otros han demostrado incontables veces que no se les da muy bien. ¿O es mera casualidad?

Futbolín dijo...

Otro colaborador culé:

Cada equipo puede jugar como le dé la gana a su técnico. Indudable. Por eso cuansdo se elige la vulgaridad de poner a todos a correr exclusivamente para impedir el juego rival y se renuncia con descaro a llevar la manija de los partidos, pues resulta decepcionantemente aburrido, y más cuando te han dejado fichar a cualquier precio.
Todos estos "talibanes" del bilardismo, capellismo o mourinhismo solo triunfan jugando al "palomerismo", y encima les alaban poco menos que por la "perfección defensiva", pero resulta que necesitan que tipos como Xavi o Tello ayer, o como medio Barça en Londres, fallen goles cantados, porque por mucho que se cierren acaban concediendo ocasiones...y no generan nada si no hay un rebote o un fallo contrario.
Para destronar al Rey del Fútbol de esta Época hace falta algo más que un gol de churro en un corner, 200 pelotazos al cielo, y una contra tras estar 3 cuartos de hora sin pasar de medio campo.




El mismo partido de ayer lo he visto a lo largo de los últimos 3 años y medio, nada nuevo nada diferente por parte blanca, entiendo que los cavernarios se quieran hacer pajas mentales creyéndose mejores que el Barça por una victoria al mas puro estilo Italiano, aparte de la agresividad permitida por el mamporrero de turno (20 faltas, 26 el día de la final de copa).
El planteamiento que le hizo ayer el Madrid al Barça fue el mismo planteamiento que le hizo la Italia el día de la nariz rota a Luis enrique “jugar a la contra”, ¿Fue mejor aquella Italia que España?, No, pues ayer lo mismo, el Barça a pesar de las bajas significativas fue superior al Madrid, la diferencia de este partido con el del día del 5-0 fue que en aquella ocasión la primera de Xavi la metió y en este por desgracia no, si la hubiera metido el Madrid se hubiera hundido como aquel día, dos jugadas iguales con resultados diferente.
Al equipo del mediocre le basto ayer un mísero 26% de posesión de balón y una contra para llevarse un partido ante un equipo mermado por la fatalidad y las desgracias de 4 parásitos desgraciados que no le han permitido competir en igualdad de condiciones que el rival más directo, con arbitrajes de lo más sórdido y vomitivo, a lo mejor sin las necesidades de tener que remontar 10 puntos gracias a los trencillas del sapo Arminio, el Barcelona no hubiera llegado tan cansado ni mermado a este partido, supongo que lo abran celebrado el sapo Arminio y el mafioso de Flórez.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Bien, todo esto y algunas cosas más las he escrito yo por aquí varios miles de veces. Pero creo que nada de esto tiene que ver con lo que yo planteaba en mi post.

El fútbol, como toda actividad humana, es susceptible de estudio, análisis y conclusiones.

Cuando yo practicaba este maldito juego con una pelota de trapo y papel, no utilizábamos ninguna clase de normas que no fuera la de la patada adelante y todos a correr detrás de ella.

Pero las cosas han cambiado que es una barbaridad...

El fútbol es hoy día quizá el espectáculo deportivo más importante económicamente del mundo y las águilas carroñeras de los negocios se han echado sobre él y lo han estudiado a fondo para hacerse con el mayor de los negocios, bajo, claro está, la norma general inderogable de una ficticia libertad de mercados.

Se trata pues de imponerse en éstos y la metodología ha hecho su aparición, planteándose muy seriamente cuál es el mejor sistema para imponerse: cerrojo o catenaccio o el fútbol libre.

El problema se resuelve con el mero planteamiento: en toda lucha en la que interviene la fuerza humana, el que espera el ataque del otro tiene siempre la ventaja.

Y no te digo nada si, además, la lucha se celebra en un terreno limitado en el que es absolutamente libre situarse como a los contendientes mejor les parezca.

Si tú te encierras atrás, con 2 líneas de 5 frente a tu portero, la simple ubicación de tanta gente en tan corto espacio de juego, provoca lo que podríamos llamar la defensa automática puesto que a esos 11 defensores legítimos se unen los otros 11 que atacan sobre el mismo terreno con el resultado de la formación de un auténtico bosque de piernas que resulta realmente impenetrable.

Y, por contra, detrás de las legiones atacantes se crea un maravilloso espacio libre de toda obstrucción que puede ser magníficamente aprovechado por atacantes tan rápidos y expertos como Drogba o Cristiano.

En estas condiciones sólo preguntarse quién tiene realmente ventaja es un ejercicio retórico.

Que el Barça, jugando como juega, haya ganado tanto es un auténtico milagro que sólo ha podido ser por la excelsa calidad de todos sus jugadores, pero a mí me horroriza sólo pensar qué pasará cuando toda esta gente se jubile si el pernicioso y engreído Guardiola no se ha ido al fin.

Como decía ayer cuando escribía el post, a mí me da hasta vergüenza escribir todo esto porque no es más que una perogrullada, indigna de alquien que se precie aunque sólo sea como el más modesto de los analistas.

Un abrazo a todos.

calificacion de las entradas