sábado, 26 de mayo de 2012

Mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa



JOSE LOPEZ PALAZON
jlpalazon0@hotmail.com
 Decididamente soy un auténtico desastre.

 He tenido por aquí, por internet, maravillosos amigos y amigas, algunos de los cuales permanecerán para siempre en el mejor de los lugares de mi corazón, pero para la convivencia diaria en el trabajo conjunto de la tarea revolucionaria, he comprobado ya que los he perdido para siempre: Fernando Mora, CarmenRM, Alienado, camarada y otros que en este momento no recuerdo.

 Mi mujer que me conoce mejor que nadie, incluso que mi madre, aquella que me decía “qué docilico eres, qué docilico”, cuando yo me defiendo de esta incapacidad mía de perder a mis mejores amigos, a la gente que más aprecio, me dice que lo hago porque soy un grosero, "tú te dices sincero, pero lo que eres es grosero, y un grosero resulta  absolutamente intratable".

 Yo paso las 24 horas del día en trance de investigación: buscando el secreto, el quid que motiva la sucesión de las cosas y lo hago con ese distanciamiento metódico del que pretende averiguar la verdad, sea como sea, y este tremendo impulso que me mueve es seguramente el que a veces me hace no guardar las formas, esas formas en las que consiste la buena educación, y en el profundo trance al que me someto, como me hallo desnudo ante mí mismo, creo, erróneamente, que los demás me ven como me veo yo: sin la menor intención, ni por asomo, de ofender a nadie, todo lo contrario, cuando debato con alguien, lo que hago es tender entre él o ella y yo un puente del más absoluto de los afectos.

 Esta vez, creo que ni Futbolín, ni Joan, ni, por supuesto, corazón, ni siquiera mi nuevo y buen amigo antoni torrent, se me van a ir como tantos otros entre los dedos de mis manos por esa grosería esencial que me hace no medir lo que digo porque todos ellos saben ya un poco como soy y me perdonarán, estoy seguro, todas esas continuas faltas de la más elemental educación.

 Porque, una vez entonado, este sincero mea culpa, apelo decididamente a su buen sentido.

 Ahora mismo, para mí, resulta más imprescindible Futbolín que yo mismo, porque estoy en el más profundo proceso de liquidación física: mis piernas me fallan ya de tal manera que necesito ayuda para levantarme de la cama y de las sillas, apenas si dentro de un instante recordaré todo esto que estoy escribiendo ahora, tengo enormes dificultades para tragar y no consigo dormir a mis horas y en cambio me duermo cuando no lo hace nadie.

 Futbolín hace en mis blogs lo que ya es seguro que yo no podré volver a hacer. Y lo hace con una alegría y simpatía tan sinceras e innatas que me ha arrebatado incluso el cariño que yo más apreciaba. Bueno. Está bien, son leyes de la vida, que yo no tengo más remedio que aceptar. Pero suplicaría a todos que tengan un poco de compasión con un viejo que a cada minuto se va desvaneciendo en el tiempo, que se aleja definitivamente de todo y de todos, que cada vez que golpea una de esas malditas teclas piensa que quizá sea ya la última vez.

 Es muy duro, os digo, trabajar todavía así, pero tengo que hacerlo porque creo que en el mismo momento en que lo deje, todo se habrá acabado para mí.

 Así las cosas, ¿qué queréis que os diga? Que me ponga a contestar a mi nuevo amigo, antoni torrent, cuya misiva, después de la que hace ya algún tiempo me dirigió Adrián Massanet, es una de las mayores alegrías de esta etapa de mi vida y que sea tan torpe que en lugar de aplaudir el enorme valor que ha tenido para desarraigarse de todo e irse a un mundo que por nuevo tiene por fuerza que serle muy ajeno, un acto no ya valiente sino heroico, y, en conclusión, le diga, más o menos, que lo que ha hecho es un acto de cobardía, si no fuera fruto de una especie de enajenación mental más o menos pasajera, no tendría perdón de Dios ni de los hombres.

 Que reprenda a Futbolín porque insiste en defender posturas en las que no sólo cree sino que son precisamente las que lo hacen lo que realmente es, una especie de samaritano, joder, no tienen, no pueden tener perdón de ninguna clase, por muy sincero que sea mi comportamiento, por mucho que sea precisamente el hecho de considerarlo como parte no ya de mi familia sino de mí mismo.

 En fin, que me he vuelto a equivocar otra vez y espero que la sanción a mi conducta no sea la que me aplicaron amigas y amigos a los que tanto echo de menos como CarmenRM y Fernando Mora.

6 comentarios:

Futbolín dijo...

Mi muy querido Pepe, corren malos tiempos, aunque no hace falta que te lo recuerde, mi madre siempre me lo dice y lo discute con sus amigas que son de tu misma edad que los hubieron peores, ya no durante la guerra sino antes y después, lo hace no para que nos sirva de consuelo, sino para recordarnos que sin lucha no se sale del pozo e incluso que a veces ni luchando se consigue gran cosa.
Es este un tiempo que requiere unidad entre los paisanos de buen corazón y no confundirnos jamás de enemigo pues sus fuerzas son siempre demasiado poderosas como para perder munición con los más próximos.
La prensa no es de información, es de persuasión y de manipulación, quizás nosotros debamos emplear las mismas armas y ser persuasivos evitando dogmatismos que por mas cargados de infinita razón que estén, bloquean a aquellos que sin poder evitarlo han hecho suyas las falacias que vestidas de modas liberales propaga la derecha, una derecha cuya imagen ya no es la de Millan Astray por poner un ejemplo, sino pongo por caso la del profesor de economía Huerta del Soto cuyos videos de economía liberal podréis observar en YouTUBE y os erizarán los pelos, del relamido engaño que ocultan.
Dicho esto que me ha venido a la mente pues he estado toda la semana estudiando a los economistas “liberales” pienso que este Blog tiene un gran encanto precisamente por tu carácter grosero (Tu mujer vale su peso en oro) y por tu sinceridad, por mi parte te dije que venía para quedarme contigo y con tus amigos de este Blog que estoy seguro de que como yo, te tienen un cariño que va mas allá de lo racional, así es el amor que se basa en la intuición que muchas veces es mas certera que la razón y hoy con tu escrito fantástico lo demuestras y nos confirmas que debemos acompañarte en este tránsito a través de la red hacia la verdad.
Pepe espero que tu salud mejore, quizás sea la primavera que la sangre revoluciona y los mayores ya no estamos para estas alteraciones, verás como dentro de unos días te encuentras mejor, seremos cuatro gatos los que por aquí pululamos pero tu maullido nos hace falta, nos reconforta hasta casi que mas, cuando se asemeja al rugido de un león selvático.
No deja de ser estupendo que tus opiniones azucen la polémica pues para eso estamos, un abrazo muy fuerte, quizás estos días intervenga menos porque nos vienen los cuñados de California, la hermana de mi mujer vive allí hace 30 años y tengo que lavar el cerebro a su esposo americano, jajajajaja

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Sencillamente, gracias, Futbolín, no nos dejes por mucho tiempo.

Abrazos,

Futbolín dijo...

Aquí me quedaré contigo como una lapa Pepe, y mas después del piropo que me a echado "corazón", acuerdate de modérarme el comentario de wordppress para que lo vea Joanmartí,pues sus aportaciones son también excelentes.

Anónimo dijo...

¡Ay eutiquio de mi vida, de mi alma y de mi corazón, tengo una debilidad y es el blog de palazOn.
¿Quién te puede querer como yo te quiero?. Las adhesiones inquebrantables son hacia los caudillos, no a un intelectual de tu nivel.
No seré yo quien se marche.
Un abrazo.
corazon

Patrick Bateman dijo...

Hace un par de meses que leo esta página.La descubrí,gracias a los links de Futbolín,con el que coincido en el blog de Carlos.

Y he de decir que en este tiempo esta página ha sido de lectura imprescindible,porque aparte de compartir la gran parte de las ideas,se siente que el autor se deja el alma en querer transmitirlas.

Estoy seguro,que como yo,hay gente para usted desconocida,que valora el esfuerzo que supone plasmar lo que uno piensa sin tapujos,cuando además no nos encontramos bien de salud o ánimos.

Deseo de corazón que esté mucho tiempo dando guerra y diciendo lo que dice,pensando lo que piensa y dando lecciones de valores y princupios a mi humilde parecer.

Este acto de hoy de pedir perdón,le honra aún más como persona y me ha decidido a postear estas palabras de agradecimiento y apoyo a su forma de entender la vida,que ya digo,que estoy seguro que muchos,en gran parte,compartimos.

Un abrazo y un saludo desde Asturias.

Futbolín dijo...

Ostras¡¡ Patrick que alegría verte por aquí, amigo culé, un abrazo y vuelve que necesitamos gente como tu con ideales y sentido de la justicia.

calificacion de las entradas