miércoles, 20 de junio de 2012

Mineros en huelga y España entera pendiente de la Roja



“El alcalde de Ponferrada se encierra en un bar al ser atacado por mineros
López Riesco tomaba café en una plaza cuando fue increpado por el piquete
Pudo abandonar el local media hora más tarde tras remitir las protestas
Le reprochan que no está apoyando las reivindicaciones del sector del carbón
'Ponferrada vive de la minería y no de la Ponferradina', le gritaron”.
Efe | León
Actualizado miércoles 20/06/2012 16:34 horas
“Un piquete de alrededor de un centenar de mineros se ha enfrentado con el alcalde de Ponferrada (León), Carlos López Riesco, al que ha increpado y arrojado huevos en la terraza de un bar donde tomaba café y en cuyo interior se ha visto obligado a refugiarse escoltado por la policía.

Previamente, los mineros habían cortado el tráfico en varias calles del centro de la capital berciana y lanzado huevos y una piedra contra la sede del PP, a la que no han podido acceder porque estaba cerrada, al tiempo que han tildado a los populares de "falsos" y "ladrones" por no apoyar la restitución de las ayudas al carbón. De allí se han dirigido al consistorio, que estaba protegido por un cordón policial, y han tenido conocimiento de que el alcalde se encontraba en una plaza aledaña tomando café con otras personas.

López Riesco ha intentado dirigirse a ellos con el gesto de darles la mano, pero los mineros han respondido con lanzamiento de huevos, alguno de los cuales le ha alcanzado, han tirado algunas tazas y platos al suelo y han golpeado las mesas.

La Policía Municipal y la Nacional han escoltado al alcalde al interior del bar mientras los huelguistas le insultaban y pedían su dimisión por no estar apoyando al carbón, con gritos como "Ponferrada vive de la minería y no de la Ponferradina", que juega la fase de ascenso a Segunda División.

El presidente del comité de empresa del pozo Santa Cruz -en el que permanecen encerrados siete mineros desde el 21 de mayo para protestar contra los recortes al carbón-, Enrique Gómez, ha accedido al interior del bar para hablar con el alcalde, pero los manifestantes se han negado a que este saliera y han organizado una asamblea a las puertas del establecimiento. En la asamblea, han acordado hacer una colecta para pagar los destrozos al dueño del bar.

El alcalde ha abandonado el establecimiento aproximadamente media hora más tarde, cuando los mineros ya cesaban la protestan y muchos de ellos habían dejado el lugar.

El sector de la minería del carbón se encuentra en huelga indefinida desde el pasado 30 de mayo contra la reducción de más de un 60% de las ayudas al carbón recogida en los presupuestos generales del Estado, que esta semana se debaten en el Senado”.

Un Estado o no es nada o es un pacto de solidaridad. Cuando yo estoy aquí y ahora, escribiendo esto, o me estoy solidarizando con estos mineros o me estoy oponiendo a ellos con todas mis fuerzas, pero no caben, otra vez, ni equidistancias, neutralidades ni imparcialidades porque, lo grito una puñetera vez más, soy un hombre y considero que nada humano me es ajeno y es evidente que asistimos a la lucha por su supervivencia de un puñado de hombres, mujeres, ancianos y niños que viven en el mismo paías que nosotros, que son, pues, conciudadanos nuestros.

Y los que piensen de otra manera no son hombres sino una puñetera mierda, especialmente todos esos que no se preocupan de otra cosa  que del fútbol mientras unos conciudadanos suyos se están muriendo ya de hambre y contemplan cómo su porvenir se torna màs oscuro que ese carbón que ellos arrancan a la tierra con sus pobres y desesperadas manos.

Nunca despreciaremos bastante a todos esos millones de conciudadanos nuestros, huyo conscientemente del término compatriotas, que viven estos días absolutamente pendientes de si la Roja va o no va a ganar su partido, mientras un puñado de hombres y mujeres de León, hechos de su misma carne y de su misma sangre, no sólo sufren ya en ellas el zarpazo del hambre y de la más profunda desesperación ante un porvenir que se les cierra para siempre, sino que sienten en lo más hondo de su corazón esa soledad que les gritan todos esos infames congéneres para quienes su terrible situación no es más que un detalle insignificante del paisaje.

Y todavía desprecio mucho más, con un desprecio, creo, insuperable, a todos esos periodistas que han prostituido su profesión y se han hecho cómplices de esa inmensa losa de silencio con la que quiere acallarse para siempre ese desgarrador grito de desesperación de unos hombres y mujeres que, siendo como nosotros, ven como se les aparta por esta gentuza que nos gobierno con un manotazo.

Coño, cuando veo, o leo, todo esto me siento asqueado de pertenecer a un género que no tiene de humano más que su puñetero nombre.

5 comentarios:

Patrick Bateman dijo...

Deseo in crescendo de que Mike Tyson pueda pasar un Rato a solas con Rodrigo:

http://www.youtube.com/watch?v=OP2F0dG0sXQ

Patrick Bateman dijo...

http://blogeltestigo.blogspot.com.es/2012/06/del-bosque-insulta-guardiola.html

Se formaban unas pequeñas olas emanadas por su boca al respirar. Aquel palmo de agua estancada le recordaba al océano, sin su olor a sal, sin su color azul, sin su profundidad, sin la itinerante bruma y sin la banda sonora que tocan las gaviotas y las olas al chocar. Dejó de flexionar sus brazos para estirarlos, se irguió sobre el suelo y al elevar su perspectiva contempló que bajo sus pies tan solo yacía un charco de lo que antes fue un río esplendoroso.

Hace un tiempo no, pero a estas alturas de la era Del Bosque, comparar a la selección española con el Barcelona de Guardiola no puede ser menos que un insulto al ex-entrenador culé. Recuerdo hace un par de años, quizás antes de disputarse el mundial de Sudáfrica que en nuestro país e incluso fuera, existía esa sana vanidad en un intento de alcanzar la piedra filosofal de qué fue antes, si el huevo o la gallina. Surgieron muchísimos debates preguntándose por el padre del estilo de nuestra selección. El orden cronológico de los acontecimientos nos muestra que el padre de aquella maravillosa selección fue Luis Aragonés, el único seleccionador de nuestro país con la gallardía suficiente para desterrar los viejos fantasmas que nunca dieron un resultado positivo ocultos bajo sus sábanas.. La selección Española hasta entonces no copiaba estilos porque simplemente prescindía de una identidad propia mal hospedada en la casa de la furia. En el año de nuestro señor 2008, el sabio de Hortaleza dio un giro de ciento ochenta grados a nuestra selección porque le llamó roja y la dotó de un estilo y un molde a la imagen y semejanza del Barcelona. Es completamente cierto, solo hay que recordar a groso modo la lista de convocados, que Aragonés solo pudo rescatar a tres futbolistas del Barcelona para desarrollar el futbol culé plagado de extranjeros en esos momentos. Sin embargo, no tuvo ningún miedo en convocar a jugadores españoles que podían desarrollar con facilidad esa forma de concebir el juego. Sin el nacimiento deportivo de Pedro, Piqué o Busquets, el sabio técnico complemento el equipo con jugadores como Cesc o Villa, jugadores que llevaban tatuajes del escudo del Barcelona en mitad de la frente. Otros futbolistas de diversos equipos completaron la hazaña.

Patrick Bateman dijo...

Guardiola irrumpió en el planeta fútbol como una apisonadora y facilitó realmente el trabajo a Vicente del Bosque con una generación de futbolistas surgidos de la nada y arrinconados en el olvido de la tercera división o en un banquillo de Mánchester. Un quebradero de cabeza menos para el actual seleccionador que ya no tendría que ir buscando jugadores en diversos equipos porque de una sola fuente salía toda el agua que necesitaba para saciar su sed. Guardiola alimentóa a la selección que dejó de ser un rompecabezas porque se había ganado una Eurocopa, porque Aragonés había calmado a las fieras periodísticas con su triunfo y con su marcha, y porque se habían despejado definitivamente las dudas para siempre. Del Bosque heredó mucho y lo heredó bien. De Aragonés recibió un camino limpio y ordenado, sin traumas y con una brújula que señalaba el norte. De Guardiola heredó la verdad del futbol y el material para desarrollarlo, Guardiola confirmó con su brillantez que el camino era el idóneo y cedió a la selección gran parte de la camada de futbolistas más impresionantes que ha visto la bandera española. De ambos, del Bosque heredó la enorme presión de tener que ganar un mundial por la fuerza y desde luego es indiscutible que lo consiguió.

España ya no tiene la necesidad histórica de ganar una Eurocopa o un mundial, como el Barça no tiene esa imperiosa necesidad de ganar una Champions o el Madrid una liga. Ambos lo han hecho recientemente. Se suponía que España venía a esta competición con la mejor vitola del mundo y una generación de futbolistas irrepetibles a falta de Villa y Puyol, a demostrar al mundo que somos la mejor selección de la historia no porque lo digamos, sino porque lo sabemos.

Lejos de seguir este camino, Del bosque ha puesto en marcha nuevamente la vieja maquinaria de jugar a un nuevo juego con las reglas antiguas. Porque en la selección vuelven a pesar los escudos de los clubes y los debates periodísticos, vuelven a tener un gran peso los galones, la experiencia y los viejos instantes que recuerdan que a algunos futbolistas hay que devolverles el favor por haber marcado un gol hace cuatro años en el Prater de Viena. Olvídense porque aquí ya no se vende frescura al peso, pues la única frescura que se ofrece es la de convocar a recuerdos de jugadores y engendrar alineaciones a base de dorsales de ricos clubes.

Patrick Bateman dijo...

Una vez que Aragonés saltó del escenario, comparar ideológicamente a del Bosque con Pep Guardiola es insultar a Guardiola. Mientras uno mantiene lo que supuestamente funciona, el otro buscó lo que funcionaba mejor; Mientras del Bosque reparte galones y carnets de titulares, Guardiola repartía justicia y rebeldía; Cuando del Bosque lucha por no morir, Pep Guardiola mataba por conseguir ser inmortal. Ya no hay lugar al debate porque no solo el Barcelona, sino que el Real Madrid también juega mejor que nuestra selección. Porque mientras en Barcelona intentan ampliar sus fronteras intentando perfeccionar un estilo perfecto, Del Bosque intenta defender la muralla de algo que en otro tiempo fue mejor. La selección está siendo ahogada lentamente en sus propias heces basándose en una vieja mentira que nace de dentro y en una mentira piadosa que viene de fuera. Olvídense porque España no es lo que era ni tampoco intentará ser lo que fue. El halago extranjero nos está debilitando más que las amargas victorias bañadas en rancidez. Con el miedo a Francia y sin el respeto francés se empieza a cocinar el nuevo concepto que de este equipo con el sello de Del Bosque empiezan a tener fuera. Francia ha prescindido de las palabras para decirnos con su ausencia de miedo lo que en realidad ya empezamos a ser. En nuestro estómago se empiezan a acumular las mentiras que van y vienen desde nuestro ombligo a la boca.

Ya es tarde porque ya es la hora, ya no hay tiempo para que nuestro seleccionador prepare una evolución hacia la excelencia futbolística cuando se ha malgastado la mitad de la competición. Ya solo se corre el riesgo del fracaso que de producirse abruptamente, sin alegatos a la suerte o al silbato del árbitro, tornará en una durísima revolución. El tiempo se agota para el recuerdo de un estilo que se vacía a si mismo más en la orilla italiana que en la concepción preciosista del fútbol holandés. Tenemos lo que siempre hemos añorado y desperdiciamos lo que nunca antes hubiésemos soñado. No hace tanto tiempo alabábamos a los jugadores Italianos pero denostábamos sus formas y su manera de entender este deporte. Alegábamos que Italia ganaba sin brillo, sin luz pero con suerte, talento y ayudas arbitrales. Hoy no, hoy ya no somos la Brasil del Setenta o la Holanda de la década de Cruyff, poco a poco nos acercamos más al sabor de la victoria con que siempre han disfrutado los equipos italianos. Mientras antaño intentábamos librarnos de ese vacío de triunfos a base de criticar el sabor a pizza rancia de sus títulos, hoy en día alabamos el mismo sabor amparados en que como ganamos el tema funciona y lo que funciona nunca se toca, aún a riesgo de estar un par de años tocando las pelotas.

No niego que del Bosque nos pueda enseñar otro camino para ganar una nueva Eurocopa. Pero nos priva, nos aleja poco a poco al resto de españoles de ese gusto que hasta la fecha solo han podido disfrutar los seguidores del Barcelona en la Era de Guardiola. Nos priva al resto de aficionados de la ambrosía divina paladeada en el Cam Nou. Morir matando para hacer del camino una meta brillante que les ha conducido al cetro más alto de la historia del fútbol mundial durante cuatro años y dios sabe cuántos más. Con todo en su mano y más de la mitad del patrimonio heredado, con los futbolistas culés a su alcance y otros por todos deseados, con un estilo consolidado ya muy fuera de su alcance, Del Bosque nos deja morir en la orilla porque cada vez está más lejos de los dogmas de Luis y de la valentía de Guardiola.

Patrick Bateman dijo...

No hay dinero para las reinvindicaciones,sean justas o no,de ningún colectivo.Lo hemos robado todo.Firmado:político español.

calificacion de las entradas