sábado, 8 de septiembre de 2012

Castrados


 Iba a escribir, si seré ingenuo, el nazismo que viene pero, coño, si está aquí, si nunca se ha ido, si nunca se irá porque para ello necesitaríamos todos los españoles unos atributos que no tenemos.
 El Valle de los Caídos se construyó con el trabajo forzado de muchos de los prisioneros del franquismo, ahora, el nazifascista éste de Rajoy, el supremo defensor de la desigualdad, “los sueldos de jefe del PP y del Gobierno y la mitad de los honorarios del Registro de la Propiedad de Santapola, para mí, por ser yo quien soy, hijo de mi padre, presidente de la Audiencia de Pontevedra, y de mi madre que por algo se llamaba Brey, por haber tenido el dinero y el tiempo suficiente para estudiar Derecho y hacer una oposición, gracias al imperio precisamente de la desigualdad”, y la miseria de los 400 euros provisionales del paro para todos vosotros, jodidos envidiosos, que no otra cosa es el comunismo igualitario, joder, de modo que joderos, como decía la hija de mi amigo Fabra e iros a picar, digo apagar fuegos, o a la puñetera calle, a la mierda gandules, que eso es lo que, en realidad, sois todos vosotros, escoria de la humanidad.
 Éste es el pensamiento real del supermultimillonario Rajoy y los suyos y esta condena a trabajos forzados como apagafuegos de todos los parados mientras el ministro del ramo se escaquea, no es sino la forzosa consecuencia, la inevitable consecuencia de tal pensamiento nazifascista.
 Que su Dios y el de su ilustre paisano, Rouco, nos coja confesados porque acabarán poniendo a los parados a limpiar las calles, e incluso el culo de todos ellos, cuando vayan al wáter, pero, como decía antes: esto se debe a que nos han privado ya, totalmente, de todos nuestros atributos.
 ¿Cuántos afiliados tiene el SAT? ¿Son éstos los únicos sensatos que hay en España? ¿O son los únicos que tienen realmente sus atributos bien puestos?
 Estos interrogantes son absolutamente decisivos para que pueda resolverse adecuadamente el problema esencial de nuestro país: un reparto de la renta nacional más justo.
 Si los únicos tíos que en este país tienen los atributos suficientes para echarse a la calle en busca de una adecuada justicia social son éstos del SAT, apaga y vámonos de una puñetera vez porque no hay nada que hacer.
 Pero es triste, muy triste comprobar que los que planearon la castración colectiva de 24 millones de varones españoles lo hicieron todo tan bien. 
 Porque no es sólo la descoordinación lo que nos mantiene inactivos ni siquiera tampoco la falta de una efectiva solidaridad que supere el ámbito meramente familiar sino la ausencia total del coraje suficiente para decir "basta" en cualquiera de  los ámbitos en los que estemos insertados.
 Como decía hace muy poco un egregio comentarista, es la falta de huevos, es triste, muy triste reconocerlo pero entra la Iglesia, las escuelas y las universidades del régimen nos han castrado a todos pero bien.

2 comentarios:

Futbolín dijo...

SÁNCHEZ GORDILLO Y LA LÓGICA DEL SISTEMA
O 08/09/2012
por Ramón Cotarelo, Catedrático de Ciencias Políticas

“…El gesto de Sánchez Gordillo ha encendido España entera y ha dejado con el culo al aire a las legiones de escribas, fariseos, políticos, parásitos, intelectuales y dignos delincuentes de traje y corbata encargados de justificar el orden existente con el espíritu del lacayo panglossiano…”
Sánchez Gordillo es uno de esos radicales, apocalípticos, imprevisibles e indisciplinados frutos de la tierra, capaces por sí solos de subvertir el orden constituido por la autoridad, consagrado por la santidad y aceptado por la credulidad. No postula alambicadas construcciones teóricas. Rawls le sonaría a chino.
Tiene un concepto simple, directo y certero de la justicia, pero que deja en evidencia la gigantesca hipocresía de un sistema que premia a los delincuentes, los ensalza, los hace gobernantes, presidentes, papas, mientras castiga y explota a las víctimas y persigue y reprime al hombre justo, dejando el conjunto en manos de unos políticos, gestores, justificadores y leguleyos cuyas conciencias compra como el que adquiere sardinas en la plaza.
Eso es Sánchez Gordillo por encima de todo: un hombre justo, uno que no cabe en el marco de las ordenanzas, los códigos o los misales, uno que habla poco pero hace mucho y lo que hace es lo que ha dicho que iba a hacer, no lo contrario como algún otro botarate que así llega a presidente del gobierno. Ya es milagroso que Gordillo haya llegado a alcalde. Demuestra que los vecinos de Marinaleda saben lo que hacen cuando votan y no como millones de españoles, que votan contra sí mismos sin enterarse.
Como todos los escasos hombres justos, Gordillo es un incordio y una incomodidad para una sociedad que hace ministro de Cultura a un pedante, de Justicia a un hipócrita, de Defensa a un fabricante de armas, de Trabajo a una holgazana, de Sanidad a una analfabeta, etc. Es un incordio para los académicos porque no se deja clasificar; para los periodistas porque no se puede manipularlo; para los políticos porque no se deja comprar; para los curas porque no es un inmoral como ellos.
En definitiva, un elemento de la naturaleza que a veces nos es propicio y otras nos amarga la velada.
En la mejor tradición insurreccional andaluza que historiaran los Bernaldo de Quirós y los Díaz del Moral, el gesto de Sánchez Gordillo ha encendido España entera y ha dejado con el culo al aire a las legiones de escribas, fariseos, políticos, parásitos, intelectuales y dignos delincuentes de traje y corbata encargados de justificar el orden existente con el espíritu del lacayo panglossiano. Al plantear el asunto con tanta contundencia y simplicidad deja en evidencia los artificiosos distingos mediante los que los paniaguados del capital hacen pasar por justicia una olla podrida de crímenes, robos, saqueos, violaciones, estafas y sobornos.
Viene ahora el contraataque de las fuerzas del orden mandadas por unos políticos cuyo único mérito es ser amigos de Rajoy y azuzada por unos periodistas a sueldo de este y sus conmilitones. Comenzaran los debates sobre si esta ley o este precepto, este punto o aquel artículo con los que se pretenderá encauzar ese río desbordado de indignación popular que el gesto de Gordillo ha hecho pasar por medio de la podredumbre del sistema como Hércules hizo con el río Alfeo y los establos del Rey Augías.
Y si alguien cree que me excedo al calificar el sistema de corrupto, que explique cómo es posible que un hombre condenado por delincuente como Mario Conde pretenda organizar un partido político.
Esas son las tres posibilidades reales: Gordillo-Rajoy-Conde.

http://constituyentes.org/sanchez-gordillo-y-la-logica-del-sistema/

Futbolín dijo...

EL NUEVO RUMBO VICTORIOSO DE ESPAÑA (IRONÍA MODO- ON)
Las buenas noticias se han producido esta semana de una manera tan abundante, que me cuesta seleccionar entre ellas las que mejor pueden ilustrar la notable mejoría que padece el país desde que estamos en el Gobierno. Por un lado, está la exitosa visita de Merkel a Mariano. Ya es la segunda vez en la historia en la que en un grave momento de crisis mundial, un gallego y un (en este caso una, pero viene a ser lo mismo) alemán se reúnen para buscar una salida. La primera reunión ya saben ustedes los maravillosos frutos que dio, de esta segunda no podemos esperar mucho menos. Hay quien apostaba en las redes por haber pedido el rescate mientras teníamos a Angela entre nosotros, en todo caso sigue siendo motivo de estudio para el Gobierno, porque si de Guindos y Montoro siguen al frente de nuestra economía, no duden ustedes que en muy poco tiempo va a ser Europa la que tenga que pedirnos el rescate a nosotros.

La mejor prueba de que las medidas económicas tomadas comienzan a dar sus frutos, es que el Consejo de Ministros se ha podido permitir el lujo malayo de aumentar en casi un 30% el presupuesto de Defensa. Este incremento de 1.800 millones de euros es para pagar parte de lo que les debemos a las empresas de armamento. Que ya saben que una cosa es dejar dinero a deber a las farmacias, a las residencias de ancianos o a los dependientes, y otra a las empresas de armamento, no vayan a hacernos una oferta que no podamos rechazar. En todo caso, y para las mentes malpensantes, que en España abundan, desmiento por completo que haya ninguna relación con que el ministro del ramo, Pedro Morenés, fuera hasta su nombramiento directivo de una de estas empresas que van a cobrar de forma inmediata y generosa.
Otra maravillosa noticia del buen momento que pasa España, es la decisión del magnate Adelson de levantar Eurovegas en Madrid, a la que se añade el as que se ha sacado de la manga la Generalitat de Catalunya, con la presentación del proyecto de construir seis parques temáticos más alrededor de Port Aventura, de la mano del modélico empresario valenciano Enrique Bañuelos. Sin duda, se trata de un giro radical en el rumbo de la economía española, que huye de esta manera del fácil recurso del ladrillo, que tantos quebraderos de cabeza nos ha provocado, y apuesta por la apuesta en el ladrillo. Quizá ustedes no sean capaces de ver las diferencias entre uno y otro modelo económico, pero para los expertos hay muchas y grandes. La principal es que en nuestro antiguo modelo de crecimiento, alrededor del ladrillo se criaron personajes mafiosos y corruptos, que se llevaron los beneficios y dejaron aquí los cascotes, mientras que ahora son personajes ya mafiosos de antemano los que dirigen la inversión, con lo que nos ahorramos pasos intermedios.
Y dejo para el final la noticia que va a ser más determinante en el nuevo rumbo del país, la de que en Castilla-La Mancha a partir de 2013 sólo van a poder ser diputados autonómicos las personas de buena familia, como históricamente ha sido en España . Cualquiera de ustedes, pobre miserable, al que se la haya pasado por la cabeza dedicarse a la política de forma plena, que se le vaya borrando la idea. La política debe volver a ser un hobby para ricos, un entretenimiento, una forma de pasar el tiempo entre cacerías y corridas de toros. Para gobernar ya tenemos al capital.

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS
Tintorro Party
http://www.elplural.com/2012/09/08/el-nuevo-rumbo-victorioso-de-espana/

calificacion de las entradas