martes, 30 de octubre de 2012

Público sigue censurándome

"Este sr. se ríe así porque está muy contento y no es para menos.Este sr. está ahí para hacer una revolución a la inversa: para conseguir que el progreso de este país sea imposible para siempre: se trata, pues, como planea FAES, de que en España no haya ninguna posibilidad de que los pobres se instruyan. Y lo está consiguiendo, por eso aparece en la foto del artículo exultante, de tan contento. A él que más le da una reprobación si el diarreico Aznar está muy contento con lo que él está haciendo:
http://jlpalazon0.blogspot.com.es/2012/03/la-huelga-ii-el-cojo-manteca-cuantos_30.html
http://jlpalazon1.wordpress.com/2012/03/30/la-huelga-ii-el-cojo-manteca-cuantos-cojos-manteca-va-a-crear-el-ministro-wert/".

Éste es uno de los comentarios que hoy he tratado de colgar en el diario de la extrema izquierda por excelencia.
 Recuerdo que, el día de su presentación, su dueño, Jaume Roures, en el discurso inaugural dijo que iba a ser un diario de izquierda, de extrema izquierda, pero respetuoso en las formas. Más o menos, que no me voy a tirar yo ahora todo el día buscando la reseña.
 La pregunta que yo formulo a los que puedan o quieran leerme es: ¿qué es lo que hay de lesivo en la forma o en el fondo del comentario para que Público no lo admita, o es que me acaba de incluir otra vez, ya lo estuve antes y de qué manera en aquel horrendo chat de Fuego Amigo, en su lista de innombrables, quiero decir de impublicables?
La palabra "diarreico" atribuida a Aznar no puede ser porque el propio diario daba ayer la noticia de que éste había sido hospitalizado de urgencia con una gastroenteritis galopante.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos.
Por lo que he leído últimamente, en el diario Público han instalado un filtro para los comentarios que impide la publicación de aquellos que en su texto llevan alguna palabra malsonante.
Es un método con el que no estoy de acuerdo, porque si bien es cierto que evitan la publicación de comentarios soeces cuya única intención es el insulto, también imposibilitan la de aquellos comentarios en los que para expresar una opinión de forma clara y precisa se utiliza algún vocablo “censurable”. Está claro que el suyo pertenece a la segunda categoría y que debería haberse publicado, porque además creo que la censura no se ha debido a la inclusión de la palabra “DIARREICO”.
Para informarle le diré que el funcionamiento del filtro roza el esperpento en algunas ocasiones, debido a que sólo se trata de una aplicación informática que dispone de una lista de palabras prohibidas y recorre el comentario en busca de una de ellas. En el momento en el que encuentre una de las palabras de esa lista en el texto, censura la publicación. En ningún momento trata de entender el mensaje que el ususario del foro quiere publicar, es decir, funciona cómo un autómata.
Normalmente esas listas de palabras prohibidas que buscan estas aplicaciones censoras se reduce a los típicos insultos (cabrón, puta, maricón…y pocas más) por lo que no creo que la palabra “DIARREICO” sea la responsable de la censura.
Aunque parezca increíble, la palabra prohibida en su comentario casi con toda seguridad habrá sido “ARTÍCULO”.
Porque como le he dicho, ese filtro, esa aplicación informática, funciona como un autómata, y entre las palabras que busca casi con toda seguridad estará la palabra “CULO” (para evitar expresiones como la de ¡qué le den por el culo!, o ¡vete a tomar por culo!). Entonces cuando encuentra “CULO”,dentro de la palabra “ARTÍ-CULO” censura el comentario.
Para evitarlo, en este caso y en otros, le recomiendo que pruebe a insertar algún carácter extra intercalado dentro de la palabra que le puede dar problemas. Por ejemplo un punto (.). Así, si en lugar de escribir “ARTÍCULO” hubiera escrito “ARTÍC.ULO”, “ARTÍCU.LO” o “ARTÍCUL.O” el comentario no hubiera sido censurado.

En el caso de su otro comentario recientemente censurado en Público, el que en este blog ha titulado “Una nueva rebelión de las masas, muy poco orteguiana, por cierto”, la palabra causante de la censura habrá sido “PUTA” que aparecía en el segundo parrafo del mismo.
“…que va lamentándose por las esquinas porque la muy PUTA de su mujer le pone los cuernos, …”
Supongo que también hubiera evitado la censura si hubiera escrito “P.UTA”, “PU.TA”, o “PUT.A”.

Futbolín dijo...

HAY MUCHO HIJO DE LA GRANDE p.-T.-a

JAJAJAJA

calificacion de las entradas