jueves, 8 de noviembre de 2012

La cuestión catalana (II)


 Los filósofos políticos alemanes construyeron la teoría del “volksgeist”, el espíritu del pueblo, en orden a establecer categóricamente que cada pueblo que lo es realmente tiene sus propias características étnicas que se basan en el color de la piel, en su propio lenguaje, en su manera de ser, en sus costumbres más o menos ascentrales.
 Aunque esto ha sido combatido no sólo a fondo sino, a lo que parece, triunfalmente por Levi Straus y sus seguidores que, desde Tristes trópicos, han luchado bravamente por demostrar que todos somos realmente iguales, incluso desde el punto de vista étnico, a mí, modestísimamente, me parece también que no sólo cada uno de nosotros, como personas individuales, tenemos nuestra propia identidad sino que algo muy parecido sucede con los pueblos, no en el lenguaje mayestático de las grandes aglomeraciones que se autodenominan naciones sino incluso desde mi pequeño villorrio, Mula, a cuya gente yo veo unas caracterísiticas singularísimas, alguna de ellas nada encomiables.
 Pues, bien, para bien o para mal que de toda clase de opiniones está plena la viña del Señor, si hay un pueblo en España, además del vasco y del gallego, que tenga características propias bastante acusadas, es el catalán y si es así es más por el rechazo, la crítica y la opresión de toda clase que vienen soportando desde tiempo inmemorial.
 Y a mí, que soy murciano y que considero y he considerado siempre que los catalanes se equivocan cuando acentúan sus diferencias como pueblo e incluso tratan de imponerlas por las bravas a los que allí no han tenido más remedio que ir a buscarse la vida, los famosos charnegos, no me duelen prendas de admitir paladinamente que más acre es aún la opresión, el rechazo, el odio y el afán de venganza que en el resto de España sufren los catalanes.
 El problema no es, como casi siempre, que fue antes si el huevo o la gallina. El problema es que la cuestión está ahí y que cada día se presenta peor, de manera que el partido mayoritario de los españoles se lía la manta a la cabeza y va por todo el resto del país montando una especie de mesas petitorias pidiendo poco más o menos la cabeza de esos ingratos tipos, los catalanes, que se han votado un Estatuto que a ellos, los centralistas autoritarios del PP, no les gusta, por lo que, no contentos con eso, lo recurren a esa tercera cámara legislativa que ellos se han montado "ad hoc" para cargarse todas aquellas leyes aprobadas por el Congreso que  no les gustan.
 Y a todo esto se une algo muchísimo peor: todos los órganos de formación de la opinión pública, tv, radios y periódicos organizan una campaña permanente de menosprecio a estos jodidos catalanes que nos odian tanto porque nos envidian por lo que para que aprendan debemos someterlos a un boicot y no volver a comprar nunca más productos catalanes, para que aprendan estos jodidos polacos de mierda.
 Y aquí es donde los platillos de la balanza se desequilibran definitivamente y ya nadie se plantea ya el tema del huevo y de la gallina.
 Los catalanes, serán o no un pueblo, pero todos los que viven en Catalunya y pretenden hacerlo respetados y con dignidad, dicen que quieren romper una baraja en la que los otros siempre juegan con las cartas marcadas.
 Y, por si fuera poco, irrumpe con una enorme fuerza, inusitada, la cuestión futbolística.
 Hostigados, jodidos, perseguidos, los catalanes han depositado casi todo su orgullo en un club de fútbol, al que ellos llaman el “Barça” y desde hace mucho dicen que éste es más que un club porque representa la única manera que les dejan de expresar su enorme personalidad.
 No fue en balde que uno de sus escritores más notables, que a mí no se por qué se me antoja que tiene raíces muy profundas en mi tierra murciana, Manolo Vázquez Montalbán, el creador de un célebre detective y de la no menos célebre Capilla Sixtina de la revista Triunfo, llamó al Barça el ejercito desarmado de Catalunya, porque pensaba que éste era entonces la única manera que se le dejaban a ellos, los catalanes, de tener una bandera propia, algo plenamente suyo, que los distinguiera definitivamente del resto de España.
 Y la cosa fue mucho peor porque entonces, los poderes fácticos se empeñaron en hundir este símbolo de aspiración a la independencia y los palos, las trampas, las ofensas y las putadas al dichoso Barça se suceden una tras otra. 
 Y los catalanes lo ven, lo saben y lo sufren con una casi infinita paciencia.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos.
Otra crítica a la industria famaceútica, y ya van "tropecientas". El libro de no-ficción más vendido en Francia en las últimas semanas, "Guide des 4.000 medicaments utiles, inutiles ou dangereux" - Bernand Debré y Philippe Even (Cherche Midi), en castellano 'Guía de los medicamentos útiles, inútiles o peligrosos'.
La única referencia que he encontrado en castellano es del diario El Mundo del 14 de septiembre, pero me parece muy interesante.
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/09/14/noticias/1347620518.html

Un nuevo enemigo para la industria farmacéutica
Un libro, editado en Francia, abre el debate sobre el negocio farmacéutico
Sus autores son dos médicos que analizan el papel de estas empresas
El manual analiza 4.000 productos y señala su utilidad terapéutica
Juan Manuel Bellver | Ángeles López | París | Madrid
Actualizado viernes 14/09/2012 19:26 horas

¿Cuál es el papel de la industria farmacéutica? ¿Qué aportaciones ha hecho en los últimos 20 años? ¿Cuánto dinero se destina a financiar fármacos de dudoso papel terapéutico? Estas son algunas de las preguntas a las que se da respuesta en la 'Guía de los medicamentos útiles, inútiles o peligrosos' (Cherche Midi), un libro que ha abierto el debate en Francia sobre el uso de los medicamentos en ese país.

A través de 900 páginas, los autores ofrecen un servicio al consumidor en materia de salud pública al tiempo que tratan de desenmascarar los intereses de las grandes corporaciones farmacéuticas que, a sus ojos, se rigen en la actualidad por el afán del lucro, dirigidas por gestores que sólo piensan en cumplir el objetivo anual de un 20% de rentabilidad. Un repaso por 4.000 productos a la venta en Francia determina cuáles de ellos son buenos, nocivos o simplemente inocuos.

Si se tratara del clásico libro sensacionalista escrito por dos reporteros, la cosa no pasaría a mayores. Pero quienes lo firman son un célebre profesor, urólogo y diputado del partido conservador Unión por un Movimiento Popular (Bernard Debré) y el director del prestigioso Instituto Necker y antiguo Decano de la Facultad de Medicina de París (Philippe Even). Entrevistado en profundidad por el semanario político Le Nouvel Observateur, este último describe el negocio de la farmacopea como "la más lucrativa, la más cínica, la menos ética de todas las industrias".

Para este reputado neumólogo de 80 años, "el 50% de los medicamentos son inútiles, el 20% no son bien tolerados por los pacientes y hay un 5% por ciento potencialmente peligrosos". Según los autores de este manual –que no debe ser leído como un libro, ya que se trata de una obra de consulta–, en un país como Francia donde falta dinero para financiar la salud pública y los seguros de salud acarrean un enorme déficit, se gasta inútilmente entre 10.000 y 15.000 millones de euros en productos que no curan, algunos de los cuales pueden ser perjudiciales para la salud.

Anónimo dijo...

... continúa del anterior...


Pese a las cifras, Even explica "afortunadamente hay millares medicamentos útiles e indispensables [...] La industria farmacéutica ha desarrollado y comercializado casi todos los fármacos que han cambiado nuestras vidas. Los antibióticos y las vacunas han reducido la mortalidad infantil en los países occidentales y todos hemos aumentado nuestra esperanza de vida una media de 10 años", afirma en Le Nouvel Observateur. Sin embargo, reconoce, ese panorama ha cambiado desde 1990. "En los últimos 20 años no se ha descubierto ni un solo tratamiento a gran escala", asegura, aunque señala que sí se han desarrollado una veintena de moléculas muy eficaces, pero para un público pequeño, para algunos subtipos de cáncer.
Terapias menos novedosas

Debré y Even señalan que los laboratorios, junto con la ayuda de algunos médicos, están aumentando los tratamientos preventivos para las personas sanas que podrían no llegar a tener nunca la enfermedad para la que toman un fármaco. Y en la lista negra de los medicamentos peligrosos incluyen remedios contra las enfermedades cardiovasculares, algunos antiinflamatorios, ... así hasta sumar 58 fármacos.

Even denuncia también que los laboratorios solo invierten el 5% de su presupuesto en investigación, el 15% en desarrollo y el 10% en la elaboración del producto –últimamente realizada en Brasil o India–, mientras que el 45% va destinado al marketing y el apoyo de lobbies que defienden sus intereses en Washington y Bruselas.

"La industria ha sustituido los viejos medicamentos cuyos derechos han expirado –y que ahora cualquiera puede fabricar como genérico– por versiones teóricamente mejoradas cuya patente vuelven a tener en exclusiva y que son mucho más rentables financieramente. Pero, en la mayoría de los casos, esos productos nuevos no lo son tanto o, aún peor, son peores que las moléculas originales", declara Even. "Por ejemplo, en el caso de los medicamentos antiasmáticos y los antidiabéticos orales, nada hay superior a las sulfamidas de 1959 y la metmorfina de 1956".

En este contexto, los autores de la 'Guía de los medicamentos útiles, inútiles o peligrosos' citan el ejemplo del penúltimo escándalo farmacéutico surgido en Francia. "Durante años se estuvo vendiendo con éxito un producto como el Mediator creyendo que era un remedio eficaz contra la diabetes. Terminó descubriéndose que era ineficaz. Pero se cobró muchas muertes. Casos como este nos han decidido a hacer una llamada de alarma. Es urgente realizar una buena limpieza en las farmacias francesas".

Futbolín dijo...

Cualquier cosa que termine con la caspa de la especie parasitaria sea bienvenida, si bien los de abajo no es que seamos iguales sino casi idénticos en todas partes, de la misma forma que los de arriba son los mismos Hijos de la Gran P. Me quedo hasta las elecciones mas o menos por aquí limpiando de trastos un poco mi casa y para votar a los míos, que son los mas o menos mismos COMUNISTILLAS DE SIEMPRE. JAJAJA

Anónimo dijo...

Claro que cada pueblo, y más aún, cada persona es única, distinta a las demás, no somos iguales; pero ahí están las leyes, las normas, la contribución del hombre para igualar a las personas en sus derechos y en la redistribución de la riqueza para que todos nos igualemos en la posibilidad de ser capaces de vivir con dignidad, como personas y como pueblo. Si venciera la voluntad de que esto sucediera al egoísmo de hacer prevalecer la vanidad y la soberbia del que se siente privilegiado y poderoso.

Desgraciadamente lo segundo es demasiado fuerte para hacer de este mundo algo bueno.
Esta frase se puede extender a muchos otros: todos tenemos sangre mapuche, los pobres en las venas, los ricos en las manos.

eddie dijo...

Y algunos no catalanes también lo sufrimos y padecemos, estar en este estado es duro y más se nota cuando el ppsoe tiene mayoria absoluta, por eso entiendo perfectamente a catalanes , vascos y gente que no trague a este regimen que siempre ha mandado ,joder (ver historia de siglos), son eternos. Pero ya se sabe, el poder gana siempre y todo por desgracia se quedará en agua de borrajas y en el sempiterno reparto entre elites y/o cárteles y continuará la pantomima. Pero esto me empieza a cansar porque veo que estamos siendo complices la mayoria por activa o pasiva , y tanta miopía y dejadez se pagará muy caro tarde o temprano(que ya es decir con la que está cayendo). Esto ya no es un problema sólo de distintas identidades , sino sobre todo de totalitarios y demócratas(y los primeros han ganado y siguen ganando la guerra)….

eddie dijo...

EL CIUDADANO ARREDRADO . Antonio Alvarez Solis
Desde el recaudo del Estado trabajan como las arañas, tejiendo su tela contra la libertad. Es el nuevo fascismo. Ya no golpean a los transeúntes revistiendo un «heroísmo» personal y callejero, como hacían en tiempos de la burguesía llamada liberal, en que los fascistas actuaban en los consentidos suburbios de la legalidad y alojaban en la «gloria» a los «ángeles» asesinos que velaban por la santidad de la patria, a los que también denominaban alféreces de Dios. Sus pistolas eran como hisopos que esparcían sangre; pistolas bautismales que purificaban el aire de la vaharada al parecer asfixiante de la libertad, ese aliento noblemente genital. Esa época ya pasó. Ahora el fascista, ganadas todas sus guerras bajo los uniformes más variados, ocupa terne y solemne el despacho del «orden» institucional a lo largo y ancho del mundo y desde ese despacho va espesando sus multiplicados filamentos para inmovilizar la presa que se propone devorar o destruir con un papirotazo fulminado con el Boletín Oficial del Estado. Una ley espesa, un urgente decreto-ley, una indignada orden ministerial, un retorcido mandato reglamentario, una agria nota subrepticia y queda lista la tela letal. Cada día que amanece se avisa de una nueva proscripción, de un añadido y vicioso recorte, de una privación del aire moral. Se amenaza literalmente si hace falta para que el adversario sepa que está viviendo sus últimas horas de libertad y democracia.

Por ejemplo, el ministro del Interior ha advertido a la Sra. Mintegi, electa por miles de vascos y a propósito de la acariciada ilegalización de Bildu, «que el contador había empezado a funcionar y con la declaración de esta señora el contador se ha acelerado». Tremendo. ¿Y qué es lo que ha dicho la Sra. Mintegi? Pues algo que es propio de su ideario político y que pertenece radicalmente a la libertad de expresión; por ejemplo, esto: que procederes como los últimos arrestos de presuntos miembros de ETA no favorecen la futura resolución del conflicto y que el Gobierno español «no tiene ni idea de lo que es un proceso de paz». El paisaje es asfixiante. Yo diría que vergonzoso por su aliento dictatorial. Apenas apunta un brote democrático -la aparición de Bildu en las urnas, pongamos por caso-, «ellos» toman la pluma y escriben el «no» que mengua aun más el misérrimo ámbito de que disfruta la invención humana. Eso que ha dicho el ministro es fascismo de máscara sonriente, fascismo portador de unos lábaros coronados, eso sí, por un SPQR sin la más mínima nobleza.

eddie dijo...

Y todo eso lo admiten los ciudadanos españoles en las urnas, aunque luego renieguen de tanto cómitre encaramado al Gobierno? Pues lo admiten hasta el punto de hacerlo consustancial con ellos. Yo creo que esta pobre forma de vivir la democracia apareja la destrucción sistemática de la razón, que les estorba. No ha sido difícil introducir en el ámbito intelectual la droga destructora del miedo. De un miedo burdo que invalida el uso de la libertad y entrega al poder todos los resortes del gobierno. Un miedo que en el caso español se refiere a la pérdida de sus últimas colonias, en este caso interiores, con la consiguiente reducción de un territorio divinizado para consuelo de los que no poseen ya otra cosa. Un miedo frente al que hay que disponer, a cualquier precio -aunque sea ese precio la pérdida de la democracia-, de poderosos protectores. Un miedo que incluso convierta la sangre del inventado y perseguido agresor potencial en la ofrenda diabólica que permita la misa negra de ese Estado yerto y poblado de fracasos. En definitiva, un miedo que conlleva la íntima y temblorosa aceptación de la esclavitud por parte del uomo qualunque ¿Y cuál es ese miedo? Hélas: ¡el terrorismo! El terrorismo es una violencia ubicua y variopinta, de autoría diversa, confusa y múltiple, por ello difícil de definir, pero que tiene una característica genuina y terrible que la identifica: está siempre encarnada y protagonizada por el adversario del poder; de un poder jamás discutible, ya que sin ese poder aparece la «canalla», que el franquista definía como el enemigo exterior, ya sea físico o espiritual, que destruye el orden y la imagen de la gran patria. La «canalla» o en nuestro caso el catalán, el vasco. ¡Qué potente es el concepto del orden!
Ni la Ilustración se atrevió a descoyuntar la geometría del poder, pues reacomoda los más crueles intereses a los propósitos de quien maneja el sistema establecido. Los «ilustrados» tenían bien claro que sin poder la libertad puede destruir el rígido control sobre la parte de la humanidad que ha de ser tenida en dominación. Voltaire escribió esto sobre la peligrosa libertad frente al poder: «En nuestro desgraciado mundo es imposible que los hombres, agrupados en sociedades, no se dividan en dos clases: la de los ricos, que mandan, y la de los pobres, que obedecen». Ahí está el poder, retratado con una áspera crudeza.

eddie dijo...

Claro que a partir de lo dicho cabe alegar también que desde el poder se puede proyectar miedo que enerva cualquier libertad, terror que destruye la sustancia de la democracia. El poder puede invalidar con su violencia sobre la razón todo proceso intelectual para edificar nuevas formas de vida o modelos de sociedad, pero el sistema tiene también en su mano el empleo adecuado de la lengua para habilitar su violencia y el miedo que genera: ese miedo, ese terror llegado el caso, constituye lo que se denomina coacción legal que, cómo no, protege y perpetúa el orden, aunque ese orden destruya la rica efervescencia de la vida La coacción legal se resguarda en algo tan alienante para los espíritus carcomidos por el temor como son las leyes, las normas, las constituciones, capaces de convertir en terrorismo cualquier acción que cuestione el orden establecido. ¿Pero acaso esas acciones no son originadas por la provocación secular desde la altura barroca y hueca en que reside el poder que únicamente busca al enemigo para sostenerse mediante la tensión que revive a los «patriotas» de su laxitud política? ¿Qué clase de proceso fue, sino un proceso de respuesta en demanda de la libertad y vida el que en el siglo XVII estuvo a punto de descuartizar a España? El ciudadano español está empapado de ese poder que azota al «otro» y huye seguidamente para refugiarse en el fragoroso mundo de las normas y del estado beligerante. ¿Es así o no es así, Sr. Fernández, ministro español desde una catalanidad repugnada y algo parecido al guerrero del antifaz?

Esta situación de libertad condicionada produce una fatiga profunda, esencial. Proyecta, además, una imagen incivil que convierte a España en un país ingrato en el concierto de las naciones. Quizá sea la España para llorar a la que enigmáticamente se refirió el rey español hace pocos días. Quizá, aunque nunca se sabe qué se cobija en el lenguaje de un Borbón. Es muy duro ser convertido en terrorista y amenazado por la maza de la ley cuando se brinda un diálogo o una idea. Claro que una amplia mayoría de españoles sólo desean un diálogo amparado por la señal de dirección única. Nada de cruces ¿Libertad para qué? Viven a la espera de que el dirigente ejerza un caudillaje que permita el sostenimiento del último mapa sin añadir gesto alguno que remita a una práctica del pensamiento, aunque sea mínimo. Hay que recordar una vez más aquel discurso rectoral que en una universidad recibió a Fernando VII con la frase definitiva: «Alejemos de nosotros la funesta manía de pensar». Pensar abre la puerta a muchos horizontes y eso resulta sumamente peligroso ¿No cree esto el ministro, Sr. Fernández?

eddie dijo...

http://blogs.izaronews.info/politox/2012/11/08/union-europea-estado-y-nacion/

Mariano Rajoy ha afirmado, con la rotundidad que reserva sólo para las cuestiones identitarias, que el reto soberanista -de Catalunya, en este caso- “va contra la Historia y el sentido común”.

Supongo que estas palabras, al líder del PP y del gobierno español, le habrán parecido irrefutables y definitivas, pero el hecho es que no constituyen precisamente un argumento con el que explicar su posición contraria a lo que está ocurriendo en tierras catalanas.

Es posible que el presidente español, cuando afirma que el proceso catalán va contra la Historia, se refiera a que en los últimos años estamos asistiendo a una paulatina desaparición de las fronteras introeuropeas con el desarrollo de la UE, y que no tendría sentido crear una frontera nueva donde ahora no existe.

Sin embargo, esa es una reflexión con trampa. La hipotética independencia catalana no tiene por qué implicar la creación de una frontera, de la misma forma, o en la misma medida, en que tampoco existe una frontera -o sí- entre Francia y España o entre España y Portugal. ¿Qué debería ocurrir, pues, para que la independencia catalana diese lugar a una frontera en sentido lato con España? Muy sencillo, que España, por puro despecho y puro odio, vetase la potencial entrada del nuevo estado catalán en la UE. Sólo en este caso podría decirse que la evolución catalana va “contra la historia”, y no sería a causa de la independencia catalana, sino por culpa del odio español. En este sentido, tal vez debiéramos plantearnos que es el imperialismo español, y la agresividad en que se transmuta en sus propios líderes -políticos e intelectuales-, lo que va en dirección opuesta a la Historia.

De todas formas, si el señor Rajoy quiere reflexionar sobre la Historia y sobre direcciones, puede empezar por explicarnos cómo pueden unirse en un proyecto político cabal los continuos llamamientos de los líderes europeos -incluido el presidente español- a buscar solución a los graves problemas económicos del continente mediante una profundización radical de la unidad europea, hasta el punto de reclamar la constitución de unos ‘Estados Unidos de Europa’, y el empecinamiento hispano en imponer por la fuerza a catalanes y vascos una identidad nacional española obligatoria, llegando hasta el extremo de provocar un conflicto de magnitudes inimaginables contra Catalunya sí es necesario.

En este sentido, resulta más que sospechoso que los muchos individuos y grupos que, sobre todo en España, pero también desde Catalunya, se han mostrado contrarios al proceso secesionista, exigiendo más diálogo y voluntad de acuerdo, sin embargo en ningún caso han vuelto su reflexión hacia los representantes del estado español, reclamando que dejen de lado sus obsesiones identitarias y nacionalistas para hacer posible un ‘encaje amable’ de Catalunya. ¿Cree alguien que sí desde España se hubiera sido receptivo a la idea de recoger jurídicamente el reconocimiento pactado de la nación catalana, además de un adecuado acuerdo sobre financiación, se habría llegado a la actual situación?

Lo que claramente va contra la Historia y el sentido común, en una Europa que avanza a marchas forzadas hacia una unificación federal por pura supervivencia, es encastillarse en la más que periclitada confusión entre estado y nación. Una confusión en la que se empecinan los políticos españoles, que parecen recién llegados del siglo XIX, hasta el punto de preferir un enfrentamiento definitivo con Catalunya o Euskal Herria antes de aceptar en su ‘suelo patrio’ algo que sin embargo reclaman en Europa: que una estructura estatal puede ser compartida por varias comunidades nacionales. ¿Por qué sería posible en Europa y no en España? Lo único que hace falta es voluntad política, precisamente eso de lo que carecen los demasiado decimonónicos políticos españoles.

eddie dijo...

ESPAÑA, UN PAIS ATRASADO. Jaime Richart
Ni siquiera en investigación y desarrollo, en tecnología o en renta per capita real es un país a la cabeza de nada que no sea atraso político. Pero quien afirme lo contrario, que es un país avanzado, desde luego no será en política, ya que tampoco lo es en moral, en materia de aborto, de eutanasia, de respeto a las minorías, en todo aquello que el tiempo va arrojando luz y lucidez a las costumbres y al desarrollo intelectivo. Los viejos prejuicios campan por su respeto entre las clases sociales dominantes, las que son decisivas, las que marcan la impronta a toda la sociedad vista desde fuera. Ser reaccionario y conservador es un seguro para los viejos patrimonios y para los patrimonios nuevos amasados gracias a la alianza de todos los poseedores del dinero…

El paso del tiempo no ha servido de nada. España sigue siendo el país políticamente más atrasado del mundo, después de las teocracias islámicas.

Todo el mundo sabe cómo se cocinaron la Constitución y la monarquía. La Constitución que ahora defienden con uñas y dientes los ultracentralistas que entonces no la votaron, fue redactada con carácter de urgencia por el principal albacea testamentario del dictador, Fraga Iribarne. Lo hizo con la condescencia de los demás “padres” de la misma, porque sentían en sus nucas la punta de las pistolas de un ejército más franquista que Franco. Pero en todo caso es obsoleta. Al final, el país entero fue víctima de un sabotaje institucional de todos los que se hicieron cómplices para forzar la entronización del preparado a la carta de un rey elegido por Franco y una Constitución que blindase el poder de los poderosos de siempre.

Las torpezas, el desgobierno y los abusos inmensos de los gobernantes de los dos partidos mayoritarios, de los alcaldes y de gran parte de la troupe llamada clase política; todo ello unido a una gestión política y económica desastrosa a lo largo de una década por lo menos, sumado a la inanidad y complicidad de los altos tribunales, ha acabado provocando la repulsa del pueblo en general. Sin embargo, el partido en el gobierno y las clases que le votan siguen considerando intocable la Constitución y se niegan a facilitar el tránsito a lo que ahora toca: el Estado federal.

Sigue latente u obsceno el espíritu de la Una, Grande y Libre franquista, que distanció a España de los restantes países europeos.

Está en juego ese Estado federal o la independencia del territorio catalán que históricamente la reclama. De nada sirve para los cavernarios la sencilla idea de que un pueblo, como el hijo que ha alcanzado la mayor de edad, tiene derecho a discutir con sus padres su decisión de abandonar el hogar familiar y por supuesto abandonarlo si esa es su decisión.

Pero todo es inútil. Hasta algunos coroneles, como en 1978, año en que se aprobó la constitución, están detrás y coaccionan. Si 34 años después, una población que mayoritariamente no ha vivido siquiera la dictadura se tropieza con la actitud mostrenca y reaccionaria propia de siglos pasados de los políticos del gobierno, no dudemos que el país entero, pese a Europa, pese al euro y pese a todo, se situará de nuevo al borde de una nueva guerra civil…

Esto es España. Sus verdaderos dueños siguen siendo de la misma catadura que sus ancestros. Mientras no se les desaloje de los centros neurálgicos del poder político y económico, España irá de mal en peor en justicia ordinaria, en justicia distributiva y en justicia social. En suma, en justicia: el valor más apreciado de todos en una sociedad humana que desea mantenerse lejos de la jungla.

eddie dijo...

http://amplituddemiras.blogspot.com.es/2012/11/somos-hermanos-o-hermanastros.html
SOMOS HERMANOS O HERMANASTROS
Los que aún no hemos perdido ni la esperanza ni las ansias por conseguir un mundo mejor, encontramos, recordamos, a hombres y mujeres que fueron valientes y comprometidos con sus ideas hasta la muerte. Muerte, asesinados por aquellos cobardes y mal nacidos. Hoy recordamos a Robert F. Kennedy, hermano de John F. Kennedy quien, como ya sabe, también fue asesinado siendo presidente de los EE.UU y por los mismos motivos. A pesar de ello, Robert se mantuvo fiel a su ideario de un mundo mejor, donde la libertad, la igualdad y la fraternidad fueran objetivos reales y compartidos por todos los seres humanos. A Robert no le asustaba seguir el camino de su hermano por que su honestidad y responsabilidad eran más fuertes, así como su convencimiento de las ideas que defendía. No le importaba ni le amedrentaba el saber que en todas las capas de gobierno americano existiera una trama, una mafia conspirativa. Es más que evidente que se trata de la lucha entre el Bien y el mal y que esta lucha no se circunscribe sólo en los EE.UU., de América. En Europa lo estamos sufriendo y en España, también. Por que no son los ciudadanos lo más importante, ni el objetivo de las políticas. Por encima de todos nosotros están los intereses de las mafias, de la mafia, por que es la misma en todo el mundo, hable el idioma que hable y rece al dios que rece.

Dos meses y un día antes de su asesinato, Robert F. Kennedy dijo:

“Hoy no es un día para política, aprovecharé mi único acto de hoy, para hablarles brevemente, de la insensata violencia en América, que de nuevo salpica a nuestro país y la vida de todos nosotros. No incumbe a una sola raza, las víctimas de la violencia son negras y blancas, ricas y pobres, jóvenes y viejas, famosas y desconocidas; son sobre todas las cosas, seres humanos a los que otros seres humanos querían y necesitaban. Nadie, viva donde viva, haga lo que haga, puede estar seguro quien va a sufrir, por un acto insensato de derramamiento de sangre. Sin embargo, sigue, sigue y sigue en este país nuestro. ¿Por qué? ¿Qué ha conseguido siempre la violencia?, ¿Qué ha creado siempre? Siempre que un americano pone fin a la vida de otro americano, innecesariamente, ya sea en nombre de la ley, o desafiando la ley, ya sea un hombre o de una banda que mata a sangre fría o con rabia, en una ataque de violencia, o respondiendo a la violencia, siempre que se rasgue el viento de una vida, que otro hombre ha tejido, torpe y penosamente, para el y sus hijos, siempre que hagamos eso, la nación entera será degradada. Y sin embargo parecemos tolerar un nivel creciente de violencia, que ignora nuestra común humanidad, y nuestras demandas a la civilización. Demasiadas veces celebramos la arrogancia y la chulería, y a los bravucones, demasiadas veces excusamos, a los que quieren construir su vida sobre los sueños destrozados de otros seres humanos. Pero hay una cosa clara, la violencia engendra violencia, la represión engendra venganza, y solo una limpieza de toda nuestra sociedad, puede arrancar este mal de nuestros corazones. Pues cuando enseñas a un hombre a odiar y temer a su hermano, cuando le enseñas que es un ser inferior, por su color, o sus creencias, o las normas que siguen, cuando le enseñas que los que son distintos a ti, amenazan su libertad, o tu trabajo, o tu hogar, o tu familia,

eddie dijo...

entonces aprende también a enfrentarse a los otros, no como conciudadano, si no como enemigos, recibiéndolos no como cooperantes, si no como invasores que subyugan y someten. Y al final aprendemos a mirar a nuestros hermanos como extraños, extraños con los que compartimos una ciudad pero no una comunidad, hombres ligados a nosotros en una vivienda común, pero no en un esfuerzo común. Tan solo aprendemos a compartir un miedo común, solo un deseo común, de alejarse del otro, solo un impulso común, de superar el desacuerdo con la fuerza. Nuestra vida en este planeta es demasiado corta, el trabajo por hacer es demasiado grande para dejar que ese espíritu prospere por más tiempo en esta tierra nuestra. Desde luego, no podemos prohibirlo con militares, ni con una resolución, pero quizás podamos recordar, aunque sea por un momento, que aquellos que viven con nosotros son nuestros hermanos, que comparten con nosotros el mismo corto momento de vida, que solo buscan, como nosotros, la oportunidad de vivir la vida con bienestar y felicidad, disfrutando lo que la satisfacción y el logro les proporciona. Seguramente este vínculo de sentido común, seguramente este vínculo de objetivos comunes, puede empezar a enseñarnos algo. Seguramente podremos aprender, por lo menos, a mirar alrededor a aquellos de nosotros que son nuestros semejantes, y seguramente podremos empezar a trabajar con algo más de entusiasmo y a curarnos mutuamente las heridas, y convertirnos otra vez, en hermanos y compatriotas de corazón.“

eddie dijo...

Desgraciadamente en nuestra España está ocurriendo, al píe de la letra, todo cuanto Robert expone en su discurso. Nuestros gobernantes están sembrando, vía Decreto, todas las desigualdades posibles y sólo nosotros, los ciudadanos menos pudientes, los nominados al desastre de una vida fracasada por ellos y sus avaricias y codicias, por las mismas mafias enquistadas en todos los campos del poder. Están distribuyendo violencia. Siempre les gustó los españoles sumisos, pobres y sojuzgados a sus dictados y a sus armas (Han aumentado en más del 1.700% la compra de material antidisturbios, de 170.000€ este año a 3,26 millones en el próximo, que según dicen ellos será brillante y el año 14 crearán empleo) Tenemos un gobierno central y unos gobiernos autonómicos que sólo están instaurados en la mentira hacia sus ciudadanos. Nos mienten a cada minuto de cada hora y lo consentimos. Ellos nunca entendieron las palabras de Robert: “Que aquellos que viven con nosotros son nuestros hermanos, que comparten con nosotros el mismo corto momento de vida, que solo buscan, como nosotros, la oportunidad de vivir la vida con bienestar y felicidad, disfrutando lo que la satisfacción y el logro les proporciona” Ellos, como una buena casta, sólo han sido hermanos de si mismos, por eso lo primero que hicieron fue colocarlos en todos los puestos de todas las administraciones e incluso crear los necesarios. Esa es su única familia, los que piensan como ellos, los que engañan como ellos, los que rezan como ellos, los que se sienten superiores, los que se creen los únicos merecedores del altísimo (Satánico); el resto de españoles sólo somos sus lacayos y sirvientes. Mientras, cientos de miles de hermanastros desahuciados de sus casas y empeñados de por vida al perder el puesto de trabajo por una estafa cometida por ellos y sus correligionarios de la mafia internacional. Eliminar todas las ayudas estatales a todos aquellos que fueran en contra de sus intereses mafiosos y gavioteros. Ellos son una familia muy cerrada y numerosa que no tienen siquiera un poco de decencia, ahí el caso de la alcaldesa de Madrid que marcha con su marido, expresidente del gobierno, a pasar el puente de todos los santos a un lujoso hotel portugués y a pesar de la muerte de 4 niñas en unas instalaciones municipales que no contaban con las medidas reglamentarias de seguridad, ni tampoco se controló los accesos. Están mintiendo para evitar las responsabilidades penales y políticas. Ellos no están para asumir esas cosas. Como tampoco las consecuencias punitivas por haber defraudado a la Hacienda, se les amnistía a todos los efectos y garantías. Si alguien tiene que pagar nunca son ellos, somos nosotros, la inmensa mayoría de españoles que siempre en la Historia nos han cargado todos los muertos, incluidos los suyos.

eddie dijo...

Hay una parte de esa ciudadanía que no se entera y, como decía Robert, “Demasiadas veces celebramos la arrogancia y la chulería, y a los bravucones, demasiadas veces excusamos, a los que quieren construir su vida sobre los sueños destrozados de otros seres humanos” Caso fiel en nuestro presidente autonómico murciano, Ramón Luís Valcárcel y de todos los que, como él, son.

Así, mientras hallan palmeros ignorantes, seguiremos asistiendo al entierro de una Nación que nunca dejaron que fuera.

Si usted no pertenece a esa casta, sepa que es un hermanastro y, como tal, le tratan. De usted depende seguir siendo hermanastro o hermano. De acabar con esta pérfida casta o de seguir sometida a sus dictados y órdenes, vía Real Decreto

eddie dijo...

Estos nunca pierden el tiempo
http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article43823
Las principales entidades españolas han visto aumentados sus ingresos en concepto de comisiones que cobran a sus clientes. La cifra acumulada a septiembre se ha visto aumentada en un 2,7%, hasta un total de 14.075 millones de euros, según datos de las propias entidades.

Según los últimos datos disponibles del Banco de España, correspondientes al acumulado hasta marzo, las entidades financieras españolas ya estaban buscando compensar sus teóricas pérdidas relacionadas con el ladrillo a base de subir las comisiones a los clientes.

Por ejemplo, se elevaron una media del 11% las comisiones por la emisión de una tarjeta de débito, y una media del 9% por las de crédito; mientras que las comisiones por “mantenimiento de cuenta” subían un 22%.

A pesar de este incremento de los ingresos por comisiones, las entidades no han visto satisfecha sus expectativas y planean aplicar nuevas subidas por distintos conceptos.

En el caso de las comisiones por operaciones sobre las cuentas, el BBVA ya elevó a principios de este 2012 la comisión por disponer de efectivo en la red de cajeros Servired, red a la que pertence el BBVA, cuando el cajero estuviera instalado en otra de las entidades de la red. Esta misma entidad anunció hace algunas semanas que, a partir del próximo 15 de diciembre aumentaría hasta los 36 euros su comisión anual por mantenimiento de cuentas con saldos inferiores a 1.000 euros y hasta 30 para las cuentas con saldos superiores a esa misma cantidad. Igualmente aumentará las comisiones por transferencia de 0,25% a 0,50% sobre el importe transferido.

En total, antes incluso de estas nuevas subidas anunciadas, el BBVA aumentó sus ingresos por comisiones en el mismo periodo enero-septiembre, en un 7,8%, hasta un total de 3.690 millones de euros.

El Banco Popular ha ingresado más de 600 millones de euros en los nueve primeros meses de este año, lo que supone un aumento con respecto al mismo periodo del año anterior del 17%. En el caso de las comisiones cobradas por administración de cartera, es decir, por la administración de fondos de inversión, cuentas de ahorro o depósitos a plazo, ha aumentado un 3,4%

CaixaBank ha incrementado sus ingresos un 11,5% por “aumento de la actividad comercial”, aseguran.

Es destacable el caso de Bankia, que ha visto reducidos sus ingresos por comisiones en un 7%, probablemente debido a la disminución de su cartera de clientes como consecuencia de la desbandada provocada por su escandaloso rescate. Para contrarrestar esta pérdida, la entidad rescatada con dinero público a fondo perdido, subirá hasta los 19 euros la comisión por emisión de tarjeta si no se tiene domiciliada la nómina o si no se poseen al menos 1.000 acciones del banco. Más de un 200% sobre la comisión establecida anteriormente por Bankia para este concepto.

Lisistrata dijo...

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/03/27/muchos-de-los-que-mandan-son-posibles-psicopatas-95040/
“MUCHOS DE LOS QIE MANDAN SON POSIBLES PSICÓPATAS”
EL TEST DE HARE, CLAVE PARA SU DIAGNÓSTICO
Jon Ronson opina que el capitalismo se está convirtiendo en una forma de psicopatía. (Corbis)
Paula Delgado Labrandero 27/03/2012 (06:00h)
La estadística demuestra que el 4% de los líderes empresariales son psicópatas, lo que se traduce en que este trastorno de la personalidad es cuatro veces más frecuente en las altas esferas. “Esto demuestra que el capitalismo se está convirtiendo, poco a poco, en una forma de psicopatía”. El periodista británico Jon Ronson, conocido por sus trabajos de investigación en el periódico The Guardian pero sobre todo por su libro Los hombres que miraban fijamente a las cabras –adaptado al cine en 2009 por George Clooney–, vuelve a cobrar protagonismo poniendo en tela de juicio la salud mental de los políticos y directivos de grandes empresas en su quinto libro.

El psicópata es el mejor mentiroso porque no hay nada que le detenga, no tiene remordimientos ni se siente avergonzado

¿Es usted un psicópata? (Ediciones B) relata la historia de un preso que supuestamente fingió una enfermedad mental para obtener una sentencia más leve, pero que sigue ingresado en un penal psiquiátrico porque ningún médico cree que esté cuerdo. Fingir una enfermedad y que te crean dificulta sobremanera volver a convencer de que se está cuerdo. “El que finge estar loco acaba obsesionado con dejar de parecerlo: no sentarse como un loco, no reírse como un loco… Por lo que acaba volviéndose loco de verdad”, asegura el autor a El Confidencial.

Ronson explica que la historia personal de una amiga le impulsó a profundizar en el tema de la locura y por ende a escribir el libro. Mary se casó con un hombre que había conocido por internet y le dijo que trabajaba para la CIA. Tras siete años de matrimonio, Mary descubrió que cuando le decía que estaba en una misión secreta en Palestina, realmente estaba dos calles más abajo liado con su vecina. Y es que el psicópata es el mejor mentiroso porque no hay nada que le detenga. “No tiene remordimientos, no siente empatía, no se siente avergonzado… Así que no tiene ninguna razón para ser buena persona”. Recuerda que cuando estaba investigando su historia habló con un psiquiatra que fue el primero en revelarle que las altas esferas están llenas de personas con estos rasgos, que son los causantes de la situación actual del mundo. “Y la mera sugerencia de que un trastorno mental sea tan poderoso y pueda causar este desastre mundial me fascinó”, reconoce.

El test de Hare, clave para diagnosticar la psicopatía

Decidió entonces ahondar un poco más en el tema y ver qué hay de cierto y qué de mera especulación en la diagnosis de locura que tan felizmente se prescribe en el mundo entero. Un golpe de suerte le llevó a conocer a Rober Hare, un prestigioso psicólogo criminal que desarrolló el test estándar que diagnostica la psicopatía. La escala de evaluación incluye criterios como “locuacidad o encanto superficial”, “concepto elevado de la propia valía”, “mentiras patológicas”, “ausencia de sentimiento de culpa” o “incapacidad para aceptar la responsabilidad de los propios actos”.

También existen psicópatas mediocres como el jefe cruel y despectivo o el marido promiscuo y manipulador

La lista de Hare desvela las 20 características que comparten los psicópatas con aspectos como crueldad y falta de empatía, capacidad de engaño y manipulación, ausencia de remordimientos y sentimientos de culpa. Hare y Ronson llegan a la conclusión de que, si se les aplicara este test, muchas de las personas que ocupan puestos de responsabilidad en las altas esferas del poder político y económico serían consideradas psicópatas....
Mas info: http://jlpalazon1.wordpress.com/2012/11/08/3605/comment-page-1/#comment-4469

Patrick Bateman dijo...

Supongo que ya está muy trillada esta conferencia,pero es de obligada visión o revisión.David Icke,Oxford.

http://video.google.com/videoplay?docid=5893471588823553812

Patrick Bateman dijo...

@Don José
¿Que opinión tiene sobre Antonio Herrero,el periodista,y su supuesta muerte natural?
¿Y sobre el caso de las niñas de Alcasser y los cabezas de turco para encubrir y tapar a los verdaderos culpables?
He estado investigando,en la medida de lo posible,sobre estos temas y apestan,sobre todo,el segundo caso.
Puede afectar a las más altas esferas y,dado su conocimiento y amistades,me preguntaba si hay alguna información u opinión que baraje al respecto.
Cómo le comentaba el otro día al gran eddie,no nos enteramos ni del 1 por ciento de las atrocidades que se cometen en este mundo.
Un abrazo.

Pd.Espero y deseo que algún día decida animarse a dar a conocer "Arcángeles".Estoy seguro de que es una obra maestra.Y que se convertiría en algo de culto,como este blog.

Futbolín dijo...

Pensamiento crítico
Vicenç Navarro
http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2012/11/06/respuesta-al-manifiesto-publicado-en-el-pais-referente-a-catalunya/

Respuesta al manifiesto federalista de los 300
06nov 2012

Anónimo dijo...

Las preguntas de Patrick Bateman, son las mismas que me he hecho durante mucho tiempo. No creo que el primero fuera un accidente. Y lo segundo, lo que pienso no lo puedo decir públicamente, porque es "realmente" bestial y de patada en la puerta.
Sería bueno conocer la opinión del autor de este magnífico lugar.
Saludos,
Emeren

calificacion de las entradas