viernes, 30 de noviembre de 2012

Oriol Junqueras se dispone a disputar una dura partida de póker


http://img01.lavanguardia.com/2011/08/12/Oriol-Junqueras_54198790103_51351706917_600_226.jpg
Porque esperamos que no haya llegado hasta aquí sólo para degustar un plato de espinacas junto a Mas.
Mas es un cadáver político que yo no sé a quién quiere prestarle sus últimos servicios.
Pero, una vez más, entra en juego la dialéctica histórica.
Se trata de avanzar hacia donde no ha más remedio que ir, si se tiene una auténtica ideología de izquierdas.
Se trata de acercarse un poco más a la verdad y a la justicia que es tanto como hablar de un poco más de libertad.
Y la verdad es que la ultraderecha campa por todas las regiones de España como el dueño por su cortijo.
Lo han conseguido porque la izquierda puñetera que hoy hay en España todavía no ha aprendido que no se puede contemporizar con la derecha porque te traga, porque te come, te devora y ni siquiera deja los huesos.
Si tú admites de buen grado que no hay otro paradigma que el capitalismo más feroz ¿cómo coño vas a plantear reivindicaciones izquierdistas si la izquierda se basa en el paradigma contrario?
Se puede conceder que el capitalismo es necesario porque la empresa no puede funcionar sin capital pero, en última instancia, el producto total de la misma no puede entregarse mansa y totalmente al capital porque entonces éste se crece hasta el infinito y ya no se detiene ante nada.
Habría que mirar un poco más a China, donde, al menos las leyes, son marxistas.
Y esto sé que parece un disparate pero no lo es.
Si tú, a tu enemigo natural, le das la más mínima ventaja, te come por los pies.
si tú le reconoces que el paradigma sigue siendo que el capitalismo liberal tiene siempre razón, estás muerto y lo mejor es que te entierren cuando antes.
Si tú admites paladinamente que el dinero que nos exige que rebajemos Bruselas debe salir de las jodidas espaldas de los más débiles, tan profundamente castigados por la crisis, apaga y vámonos, que para ese viaje no necesitamos ninguna clase de alforjas.
El dinero debe de salir, tiene que salir de donde se amontona inicuamente. De los beneficios de los grandes Bancos y del bolsillo de las grandes fortunas, o sea de los impuestos a la Banca y sobre el patrimonio y las sucesiones.
Si Junqueras no consigue esto que se vaya por donde ha venido a su puñetera casa, pero que no se atreva a malgastar los votos de la izquierda.
Y es que esta partida se comenzó a perder en España cuando Felipe González, traicionando su destino, admitió `plenamente el paradigma de sus amigos liberales Carlos Slim y Carlos Andrés Pérez, “gato blanco, gato negro es igual, lo importante es que cace ratones”, porque no es igual ni mucho menos que el gato sea blanco o negro porque, según sea su puñetero color, cazará los ratones de distinta manera y en distinto sitio.
Y, ahí, está ahora, Chávez, para demostrarlo.
De modo, Junqueras, que tus ratones están en donde han estado siempre, en la jodida Banca y en los impuestos sobre el patrimonio y las sucesiones.
Y que no te saquen de ahí. Porque lo realmente importante, con serlo y mucho, no es que se os reconozca como nación, que lo sois y hay que reconoceroslo, lo verdaderamente importante es que las conquistas sociales de los últimos tiempos no se las trague el sumidero de la Historia.

8 comentarios:

Futbolín dijo...

FRACASA EL CONTUBERNIO PP-MAS
Antonio Mora Plaza | Economista
nuevatribuna.es | 29 Noviembre 2012 - 18:31 h.
http://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-mora-plaza/fracasa-el-contubernio-pp-mas/20121129183126084766.html

Cualquier visitante extranjero a este país que, llevado por la curiosidad, observara el resultado de las elecciones al Parlamento de Cataluña del 25 de noviembre y leyera la prensa de derechas (de extrema) al día siguiente como el ABC, El Mundo, La Razón, etc., o viera los debates de supuestos expertos tertulianos en las cadenas de televisión, creería que, o bien se ha equivocado de prensa y televisión, o se ha equivocado de país. La extrema derecha mediática de este país –muy mayoritaria en los medios– se ha apresurado a certificar el fracaso del proyecto soberanista de Cataluña y sus deseos de independencia porque el partido que gobierna en la Autonomía de Cataluña ha perdido 90.489 votos, pasando de 1.202.830 votos en el 2010 a 1.112.341 en el 2012. Se diría que tenían los titulares ya en prensa y no les ha dado tiempo a cambiarlos; o quizá es que no lo hubieran cambiado incluso con resultados más favorable para el líder de CiU. Es verdad que las encuestas auguraban resultados más favorables, pero esta vez los augures se han equivocado notablemente, ridículamente, pero eso es un problema de las empresas que se dedican a tales menesteres. Porque eso no cambia el fondo de la cuestión. La falacia de la extrema derecha mediática estriba en confundir los deseos de independencia de una parte del pueblo catalán con los deseos de independencia del Sr. Artur Mas y su partido. En efecto, el partido de derechas del Sr. Mas ha perdido estos 90.489 votos, pero el partido que más representa los deseos de independencia desde la izquierda en Cataluña, es decir, Esquerra Republicana de Catalunya, ha pasado de 219.173 votos a ¡496.292! Entre ambos el soberanismo catalán se ha reforzado en 186.630 votos. Más aún, si a estos partidos les sumamos la variación de votos de CUP y SI, el resultado es que ese soberanismo ha ido de 1.524.924 votos en el 2010 a 1.781.460 en el 2012, es decir, se ha reforzado con 256.536 votos, un 16,8% de aumento. Los malos analistas y los malos periodistas que escriben en los medios de extrema derecha y que salen en las televisiones confunden el análisis en términos de escaños con el análisis en términos de votos, lo cual les descalifica para siempre.
(Artículo completo en webb)

Futbolín dijo...

SERVIRSE DEL ANTICATALANISMO
Cándido Marquesán Millán | Profesor de Secundaria. Zaragoza
nuevatribuna.es | 29 Noviembre 2012 - 18:29 h.

http://www.nuevatribuna.es/opinion/candido-marquesan-millan/servirse-del-anticatalanismo/20121129182958084765.html


Me parece pertinente destacar que harían muy mal los partidos nacionales del PP y del PSOE en pensar que tras el fracaso Artur Mas el nacionalismo catalán está ya bajo control y que va a ir menos. Nada más lejos de la realidad. Si sumamos los porcentajes de votantes de CIU (30,68%), de ERC (13,69%) y de CUP (3,48%) y Solidaritat Catalana (1,29%), todos ellos partidarios de la independencia, alcanzan una cifra del 49,14%. El dato es concluyente.
Muchos en España, entre los que están todos los dirigentes del PP y bastantes del PSOE, consideran que la nación española es una realidad incuestionable, como algo natural. Mas hay gentes que no lo tienen tan claro. Tan legítima es la opinión primera, como la segunda. Nadie puede imponer la idea de nación a la fuerza, eso es algo que pertenece a los sentimientos más íntimos de cada persona. Uno puede sentirse español, como otro puede sentirse catalán o vasco. Decir esto hoy para algunos españoles es una herejía.
(Artículo completo en webb)

eddie dijo...

CONTRA LA CONSTITUCION SALVAJE..Insurgente. Carlo Frabetti
Del mismo modo que el capitalismo salvaje se ha despojado de su piel de cordero (léase “Estado del bienestar”) para mostrarse en toda su ferocidad, la Constitución de 1978, con la reciente reforma que da prioridad absoluta al pago de la deuda, se arranca de un zarpazo la máscara seudodemocrática y se exhibe sin pudor como lo que siempre ha sido: instrumento y coartada de los poderes establecidos, es decir, documento sancionador de la continuidad y puesta al día del nacionalcatolicismo, esa peculiar forma de fascismo a la española -nacida de la convergencia de lo más rancio de la Iglesia, la aristocracia y el Ejército- que es la mayor vergüenza ética y política de una Europa que tiene mucho de lo que avergonzarse.

Por eso la manifestación del 6 de diciembre contra la espuria Constitución de 1978 es este año más importante que nunca: porque será también la expresión del rechazo de todo un pueblo -de todos los pueblos- al pago de la deuda ilegítima y sus intereses, o lo que viene a ser lo mismo, al expolio sistemático de la clase trabajadora para garantizar los privilegios de los ricos.

Decir no a la Constitución de 1978 es decir no a la deuda, no a la monarquía, no a la corrupción, no a la explotación, no a los desahucios, no al desmantelamiento de la educación y la sanidad públicas, no a la discriminación de las mujeres y los inmigrantes, no a la tortura, no a la opresión de los pueblos soberanos, no a la criminalización de las ideas, no a la Ley Antiterrorista, no a la brutalidad policial, no al contubernio Iglesia-Estado, no a las bases estadounidenses, no a la OTAN… En una palabra, no al capitalismo. Porque si no acabamos con el capitalismo salvaje, el salvaje capitalismo acabará con todo. Ya lo está haciendo.

MANIFESTACIÓN, JUEVES 6 DE DICIEMBRE DE 2012

A LAS 12 HORAS. SOL –CIBELES – NEPTUNO

eddie dijo...


http://labolsa.com/noticias/20121130212117001/erc-impulsara-un-impuesto-catalan-sobre-la-banca-pese-al-boicot-del-gobierno-de-rajoy/
ERC IMPULSARA UN IMPUESTO CATALAN SOBRE LA BANCA PESE AL BOICOT DEL GOBIERNO RAJOY

El diputado electo de ERC Pere Aragonès ha afirmado que los republicanos continuarán impulsando un impuesto catalán sobre la banca “pese al boicot del Gobierno”, que ha anunciado este mismo viernes un impuesto sobre depósitos bancarios.

En un comunicado, ha calificado la actuación del Gobierno como “la bienvenida de la derecha españolista al servicio de la gran banca al nuevo papel que desarrollará ERC en la política económica española”.

El impuesto sobre depósitos era una de las propuestas de ERC, y Aragonès ha agregado que plantearán a las instituciones catalanas que actúen en todas las vías posibles para parar la decisión del Gobierno, que “aún reduce aún más la autonomía financiera de la Generalitat”.

eddie dijo...

Desde siempre ha ganado las guerras el sempiterno regimen, ¿esto es eterno?
http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20121201/54356003567/manuel-castells-movimiento-y-politica.html
MOVIMIENTO Y POLITICA. Manuel castells.
La peor crisis que estamos viviendo es la crisis del instrumento de gestión de las crisis: la política. Las protestas de los ciudadanos golpeados por la crisis económica chocan con la indiferencia y arrogancia de la clase política que sólo se agita para ganar cuota de poder dentro de un sistema político que ni sabe ni contesta. Al clamor popular en favor del derecho a decidir las formas de autogobierno en Catalunya se responde desde el Estado blandiendo la Inmaculada Constitución y remitiendo al Parlamento elegido en el 2011 como única fuente legítima de ejercicio del poder.

O sea, cualquier movimiento de afirmación de proyectos alternativos en lo institucional, en lo económico, en lo social pareciera condenado al fracaso por agotamiento y esterilidad de su acción. El mecanismo clave de control político es canalizar toda ansia de cambio en la sociedad a través de la representación indirecta de la voluntad popular. Las leyes electorales aseguran un control de los grandes partidos sobre los resultados de las elecciones porque ellos las promulgaron a su imagen y semejanza. El principio democrático de “un ciudadano un voto” no tiene vigencia en la mayoría de países y ninguna en España. Circunscripciones electorales que favorecen territorios conservadores. Una regla D’Hondt que asegura ventaja a los partidos más votados. El tiempo de televisión y la financiación pública de los partidos depende de los resultados de la anterior elección, asegurando la reproducción del sistema. Cualquier intento de modificar la ley electoral es desechado por los parlamentos beneficiarios de ese sistema sesgado. Añádase la influencia decisiva de los grandes partidos y grupos empresariales sobre los medios de comunicación, y se puede entender la autocomplacencia de una clase política que cree tener todo atado y bien atado. Contra ese estado de cosas se moviliza la sociedad civil y los ciudadanos de modo cada vez más espontáneo ya que muchas organizaciones tradicionales también están controladas por una ramificación de los partidos y sus padrinos en el tejido organizativo. La partitocracia bloquea todo cambio social que no cuente con el beneplácito de la burocracia política. Y esa burocracia oscila entre la indiferencia a la presión popular y la manipulación de voluntades para llevar agua a su molino.

eddie dijo...

Y aun así, la historia nos enseña que las instituciones y las políticas cambian bajo la presión de los movimientos sociales, agentes primordiales de innovación política que, con su influencia sobre las mentes de las personas, acaban filtrándose por las paredes de la política y propician cambios que parecían impensables. Es cuestión de aumentar cuantitativa y cualitativamente el nivel de presión popular.

Consideremos el movimiento independentista en Catalunya. Fue un movimiento iniciado desde la sociedad civil, con un gran nivel de autonomía con respecto a los partidos, incluso con respecto a partidos independentistas como ERC. Se gestó en los referéndums municipales sobre la independencia y en centenares de asociaciones cívicas que se fueron articulando, con formas de organización en red, en la Assemblea Nacional Catalana. Por la actitud intransigente y humillante de los gobiernos españoles respecto a la conciencia nacional catalana, el enfado de muchos ciudadanos se fue acentuando y la afirmación del derecho a decidir se convirtió en opinión ampliamente mayoritaria en Catalunya. La convocatoria de la manifestación de la Diada de 2012 fue hecha con plena autonomía con respecto a los partidos y contó con la hostilidad del PS(C), del PP y, obviamente, del partido antinacionalista Ciutadans, creado precisamente como reacción al independentismo. Tanto CiU como el presidente Mas estuvieron ausentes de la convocatoria hasta días antes de la manifestación. La conversión de última hora de Mas parece sincera, según testigos, aunque también influyó la expectativa de obtención de réditos electorales. El fracaso de la apuesta política personal de Mas se ha interpretado como la derrota del independentismo. En realidad, los datos muestran lo contrario: los escaños soberanistas representan el 64% del Parlament, mientras que los votos a partidos y coaliciones que se pronunciaron por el derecho a decidir sumaron 2.140.317 frente a 1.334.149 de PSC, PP y Ciutadans.
Pero lo verdaderamente decisivo es que el hecho de que el origen de la movilización fuese autónomo con respecto a los grandes partidos radicalizó la expresión independentista en el sistema político, como indica el éxito de la CUP, que representan la articulación del independentismo más militante con la movilización sociopolítica en contra de la gestión de la crisis. La resurgimiento espectacular de ERC y el ascenso de Iniciativa indican un claro giro a la izquierda del movimiento independentista además de un proyecto de convicción más firme en la propuesta de una consulta popular en el 2013. En la medida en que el Estado español se siente fortalecido por el retroceso de Mas, la movilización nacionalista catalana tenderá a radicalizarse para avanzar en su objetivo, y esa radicalización cuenta ahora con una presencia mucho más amplia en las instituciones catalanas. Y además, une la reivindicación nacional con la social, ganando fuerza y legitimidad en una sociedad catalana que se apresta a choques muy duros con el nacionalismo español. Es así como políticas que nacen de los movimientos prefiguran el cambio institucional con mayor eficacia que las reformas iniciadas desde los partidos. Por otro lado, también se demuestra que el cambio se gesta en la interacción entre movimiento social y presencia política en las instituciones a condición de que esta presencia se enraíce en el movimiento y no lo instrumentalice.

La experiencia del independentismo catalán ofrece importantes lecciones para el movimiento del 15-M, para el que ha llegado el momento de plantearse la intervención política institucional sin diluirse en formas partidarias que no son las suyas. Así se va configurando un proceso que podría llamarse revolucionario, aunque pacífico, en la medida en que la superación de la crisis y el proyecto nacional catalán parecieran exigir una transformación del Estado.

eddie dijo...

Habla Soraya, si hay consulta (o sea , acuerdo con erc) toca remover cuentas en suiza, obligar a hacer recortes por ley española, asfixiar el grifo de la financiacion a la Generalitat para obligar a hacer más recortes y alejarse de erc, eso es el comienzo, que previsibles y la borregada pasando de todo….
http://www.lavanguardia.com/politica/20121130/54355986795/gobierno-advierte-mas-planes-ajuste-que-cumplir.html
Sobre la posibilidad de que Mas vea como primera opción un acuerdo con ERC, la vicepresidenta no ha entrado en valoraraciones aunque sí ha advertido al jefe del ejecutivo catalán de que “tiene unos planes de ajuste que cumplir por ley y que son imprescindibles para salir de la crisis”. Para Sáenz de Santamaría, este es un punto clave “a la hora de elegir”.

Patrick Bateman dijo...



http://www.hispanidad.com/Confidencial/catalunya-caixa-cx-acabar-en-manos-de-emilio-botn-20121126-153594.html

El proceso de subasta de Catalunya Banc o Catalunya Caixa (CX) si lo prefieren, comenzará durante la segunda quincena de enero. Pero ya parece claro que se lo va a quedar el Santander.

De hecho Emilio Botín (en la imagen) ya está adelgazando su red de Banesto en Cataluña, aunque lo previsto es que se mantenga la marca CX durante un tiempo antes de cambiar los carteles.

El apostante comprará por un euro pero eso no quita que tendrá que capitalizar por 2.000 millones de euros más otros 500 de costes de reestructuración. Las cuentas son éstas: 40.000 millones de balance de los cuales los activos ponderados de riesgo son 20.000 millones de euros. Este es el problema del BBVA. Le gustaría comerse a CX pero los costes de restructuración que le impondría la Troika superaría esa cantidad por cuanto tiene una red mucho más tupida en aquella comunidad autónoma: se hizo con Unnim.

Además, en esta ocasión no hay EPA posible. Sabadell también acudirá pero no puede hacer frente al Santander y Caixabanak tiene una cuota de mercado en Cataluña absolutamente predominante. Total, que se lo queda el Santander.

¿Y cuánto perderá el Estado? Pues, por de pronto, lo ya asignado: más de 1.250 millones de euros en FROB 1 más los 1.718 millones de FROB 2, ya en 2011. Es decir, casi 3.000 millones de euros. Consolémonos: siempre saldrá más barato que CAM o Unnim.

calificacion de las entradas