sábado, 12 de enero de 2013

Carta demasiado larga y abierta a Paulus:

 Hace unos días, Paulus, me requerías para que abriéramos por aquí una especie de seminario sobre marxismo para principiantes y yo te contestaba que no otra cosa era lo que yo hacía todos los santos días con mis jodidos blogs.
 Hace ya muchos años, 2 filósofos de la Historia y de la Economía se empeñaron en una ardua lucha que concluyó con el más célebre de todos los manifiestos que en el mundo han sido.
 Yo, que no he leído casi nada de los textos sagrados, expurgando por aquí y por allá, he llegado a hacerme una ligera idea de lo que es el puñetero marxismo y lo he sintetizado en el que llamo, por analogía,  el imperativo categórico marxista: a la sociedad, todo, pero, sobre todo, lo mejor de ti mismo, de la sociedad sólo lo imprescindible para tu subsistencia.
 Así las cosas, a mí ya no me resta sino venir a aquí, todos los días, e intentar pergeñar de la mejor manera un texto diario en el que, a la luz de los principios marxistas, se comenta algunos de los temas de la actualidad. Es lo único que ya puedo hacer por servir a mi ideología. 
 Creo que es marxista afirmar que la estructura de la actual sociedad está concebida a la mayor gloria de un capitalismo desenfrenado que busca ciegamente, puesto que nos llevará seguramente al desastre, el imperio absolutamente incontestable de la más ciega de las tiranías.
 Es indudablemente un exceso ese afán ciego por exprimir cada día más un limón al que ya no le queda ni una gota de zumo.
 Pero ellos lo siguen haciendo porque está en su propia esencia constitutiva. Un ultraderechista, un nazi, un fascista, un franquista, un capitalistas ultraliberal, sólo puede hacer eso que hace, oprimir, aplastar, estrujar, a todos los que se ponen a su alcance.
 Y esto sería absolutamente evidente si la prensa canallesca no empleara toda su poderosísima artillería en ocultarlo.
 Y, así, la inmensa masa amorfa de lo que debería de ser el proletariado no es más que una repugnante manada de imbéciles que sólo sirve para beber en las manos de los que los están estrangulando.
 Éste es el gran fracaso del marxismo y se produce porque esto que voy a hacer yo, hoy y aquí, desenmascarar, levantar el velo que oculta esa oscura realidad que ellos, los periodistas, se empeñan en tapar todos los días, no lo hacemos más que una serie de francotiradores desperdigados por internet a los que no lee, prácticamente, nadie.
 Tenía que ocurrirme a mí, un tío que, seguramente por sus muchos años de sufrir sus asquerosas persecuciones, tiene ya las antenas tan afiladas que se yerguen enseguida ante el menor de los ataques.
 Se trata de mi ya famoso pleito contra el Ayuntamiento de Cartagena por unas tan injustas como pertinaces supuestas infracciones de tráfico. He dicho ya varias veces que las multas por dichas infracciones me están siendo cobradas varias veces y esto parece tan increíble que me considero obligado a intentar probarlo aquí, documentalmente, pero creo que no lo voy a conseguir porque los programas que tengo para escanear documentos no son demasiado eficaces.
 La situación es absolutamente kafkiana, ríanse ustedes, si no, de lo que le sucedía a Joseph K en la obra cumbre de Frank Kafka, El proceso, allí el pobre Joseph iba de mesa en mesa, de sala en sala, intentando averiguar por qué se le procesaba, era, como se ve, una preocupación que no debería siquiera existir, que sólo ese genio kafkiano, tan dado a inventarse problemas podía imaginar, como aquella otra vez que el jodido sicópata se autoconvirtió en un escarabajo, falsos problemas de un tipo demasiado desocupado, pero lo mío es absolutamente real, ojalá no lo fuera:
 -el 27-04-12, mi coche volvo, MU-5053-CK estaba estacionado, como siempre, varios meses ya por la enfermedad crónica de mi hija su usuaria, en la puerta de mi casa en virtud del contrato que para ello tengo estipulado con este maldito Ayuntamiento de todos mis puñeteros pecados, pero la tasa anual de 25 euros que dicho servicio importa no pudo ser pagada por mí cuando aboné la del otro vehículo que también figura a mi nombre, el toyota 000716 CST, simplemente porque el jodido Banco de Sabadell no quiso cobrármela; 
 -aprovechando esta circunstancial circunstancia, los funcionarios de la más jodida de las ORAS iniciaron una escalada de actuaciones consistente en denunciarme cada día que mi coche estaba allí como si en lugar de hallarme en mi zona autorizada de estacionamiento para residentes lo estuviera en la zona de parkímetros;
 -hasta aquí, todo absurdo, injusto y abusivo pero todavía nada kafkiano, pero la cosa cambia radicalmente de aspecto cuando yo, abogado de profesión muchos años y conocedor a la fuerza de cómo se las gastan estos jodidos cipayos del peor de los poderes del mundo, la Administración pública española, me apresuro a pagar la sanción de 80 jodidos euros ya que sé que, a pesar de haber formulado contra ella recurso tras recurso, incluso el más jodido de todos, el contencioso-administrativo, ante una autoridad que se presume jurisdiccional, el Ayuntamiento, abusando de una potestad autoejecutiva que nunca debería de tener, me cobraría la sanción sin esperar a la resolución judicial del asunto, y aquí es donde empieza lo kafkiano, el canallesco Ayuntamiento, ¿saben ustedes lo que ha hecho?, pues está claro, coño, me ha vuelto a formular otro documento de cargo, un nuevo recibo por la ejecución de una resolución que yo no sólo he recurrido ya 4 veces sino cuyo importe, además, he pagado ya una vez preventivamente, sabiendo como sé cómo las gasta este asquerosa gentuza;
 -¿qué se puede hacer ante una situación así, ante un organismo pùblico, armado de facultades autoejecutivas que no sólo te impone canallescas sanciones por faltas que tú no has cometido sino que se lía a ejecutártelas una y otra vez, “in eternum”, mientras te quede un atisbo de patrimonio hasta que consiga tu ruina total? Me parece que ya lo he escrito por aquí más de una vez, no hay solución posible fuera del suicidio: si yo me quito de en medio de mala manera, al Ayuntamiento a lo mejor le sucede lo que al pobre Garzón que cuando quiso procesar a Franco por unos pocos de sus innumerable crímenes, se encontró con que la faltaba lo esencial en todo proceso punitivo, que el sujeto pasivo del mismo ya no existía, coño; yo no sé, visto como se las gasta este canallesco Ayuntamiento, es posible que el jodido me persiga incluso después de muerto, hasta que consiga embargar mi coche, sacarlo a subasta y quedarse con el importe íntegro del remate; es absurdo, injusto, incluso kafkiano, pero con una Ayuntamiento así, que me ha cobrado ya 2 veces la misma sanción por una infracción inexistente, es perfectamente posible, por eso digo que la situación es incluso más que kafkiana, que habrá que inventar un nuevo vocablo ahora inexistente para tamaña canallada.
 Y esto, amigo Paulus, no es más que una somera exposición de cómo todo es jodido marxismo, porque resulta que todo es puñetera economía, como afirmaba el eximio maestro, el Ayuntamiento precisa ingentes cantidades de dinero para afrontar todos esos suntuosos gastos a los que tan aficionado es y lo saca convirtiendo las calles de la ciudad en un magnífico filón de oro, que extrae de los exhaustos  bolsillos de su acribillados convecinos.
 Un afectuoso saludo,

7 comentarios:

eddie dijo...

¿Debe quién no es un experto en cuestiones económicas y sociales opinar sobre el socialismo? Por una serie de razones creo que si.
¿POR QUÉ SOCIALISMO? Albert Einstein
http://www.yometiroalmonte.com/Articulo.aspx?id=562

eddie dijo...

En estos dias me llega justo para leeros por cuestion de salud de mi esposa , espero que pase pronto, un saludo a todos

Os paso un par de enlaces largos (el 2º sobre educacion, filosofia y sociedad se entiende mejor), para hacer entrenar la mente, que falta nos hace a todos....

1) http://www.diario-octubre.com/2013/01/12/gramsci-y-la-cuestion-del-estado/
GRAMSCI Y LA CUESTION DEL ESTADO

2) http://www.jotdown.es/2013/01/jose-antonio-marina-me-parece-conveniente-y-muy-oportuno-ensenar-filosofia-en-las-escuelas/

ES CONVENIENTE ENSEÑAR FILOSOFIA EN LAS ESCUELAS . José Antonio Marina

Futbolín dijo...

Espero que la salud de tu esposa mejore, lo primero es lo primero, aunque pasemos un poco menos porque andamos liadillos, eso también tiene la ventaja de cansamos menos a nuestros amables lectores, pocos como dice Pepe, pero son la flor y la nata de la paciencia.

Futbolín dijo...

POR QUÉ NO NOS SIRVE EL PSOE
Víctor Alonso Rocafort

Han sido años de miedo a la derecha desde la derecha. Han sido demasiados años escuchando a los mayores recordando la disolución del golpismo, o lo que se hizo por la sanidad y la educación pública en este país hace ya tres décadas. Han sido años de esperanzas frustradas una y otra vez; han sido años de espejismos. Si de verdad se quiere dar paso a un nuevo tiempo político desde la izquierda, debemos ser claros respecto al PSOE.
Porque fue precisamente el Partido Socialista el que implantó el trabajo precario a fines de los ochenta; los tribunales condenaron a un Ministro del Interior del PSOE, así como a diversos altos cargos, por secuestro y malversación en relación a una banda armada que asesinó a cerca de 30 personas; hubo, y siguen dándose, mil y un escándalos de corrupción; se creó una fuerte y jerárquica burocracia partidista, donde todos se daban codazos de puertas adentro y se colocaban de puertas afuera. El PSOE incumplió pronto su palabra para meternos en la OTAN. Aceptó entusiasmado los tratados europeos que construían una Europa fortaleza y neoliberal. Se plegó a los banqueros desde tiempos de Miguel Boyer, Carlos Solchaga y la beautiful people, ¿recuerdan? Las privatizaciones las comenzó Felipe González, hoy en Gas Natural. El PSOE fue más duro incluso que el PP al abordar la inmigración, con redadas policiales xenófobas y el fortalecimiento ‘rubalcabiano’ de un régimen que atemorizaba a los sin papeles con las deportaciones y los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE).
Mientras, se mantenían los privilegios de la Iglesia Católica y, de manera vergonzante, no ha dejado de apoyarse a la Monarquía. Nunca se actuó para quebrar la estructura y la cultura institucional heredada del franquismo que se insertaba en la policía, y a día de hoy seguimos sufriendo las consecuencias. Zapatero falló a todo un país cuando dejó su tímido programa a un lado en mayo de 2010 para iniciar, con fuerza, el trágico camino de los recortes sociales. Como es sabido, este tránsito finalizó en una reforma de la Constitución hecha a espaldas de la ciudadanía.
Pero son amables, educados y tolerantes al hablar; se saben muy bien la teoría. No son cavernícolas con el tema del aborto, y han traído el matrimonio homosexual. Se opusieron a la Guerra de Irak —aunque enseguida nos metieran en Afganistán—, y crearon un Ministerio de Igualdad en una digna política contra la violencia machista. Aunque nunca han hecho ascos a utilizar la represión policial en diversas variantes, saben de su base social y seguramente nunca pondrían a personajes como Francisco Javier Ansuátegui o Cristina Cifuentes como Delegados del Gobierno en Madrid. El problema más gordo que tienen es que ahora mismo no recuerdo mucho más.
cont.

Futbolín dijo...

Porque bien pensado, todo lo anterior les sitúa si acaso como el menos malo de los dos partidos hegemónicos que se turnan en el poder desde 1982. Nunca han tocado las líneas principales de la economía neoliberal. Jamás se han atrevido a alterar una estructura fiscal injusta y regresiva. Su política medioambiental, cuando afrontamos una crisis climática monumental, ha sido más de lo mismo: desde medidas para la galería hasta políticas abiertamente antiecológicas. Sobre sus reformas universitarias no hay más que estudiar la puesta en marcha que hicieron de la llamada Estrategia Universidad 2015, que en breve rematará el PP siguiendo la misma línea. Rinden pleitesía a los bancos, como confesó Miguel Sebastián que le ordenaba Pepe Blanco, y son ya demasiados los que abiertamente tratan de colocarse en multinacionales privatizadas cuando se jubilan de la política. Suelen hablar de democracia en público y tirar de despotismo en los pasillos sin despeinarse; lástima produce cuando observas a algún/a joven aprendiz tomando nota.
Sin ser los únicos en esto, hay modos no democráticos de hacer política que se han incrustado demasiado en el ADN institucional de este partido. Pocos se atreverían a afirmar que se permite la transparencia, la libertad de expresión y la horizontalidad en sus estructuras. Mucho me temo que el concepto que más acude a la cabeza de la gente de izquierdas al pensar en ellos, tras tanta decepción, ya es sólo hipocresía. Comprobemos, si no, lo que está sucediendo con su periódico, perfecto reflejo del progresismo impostado de este país.
Ahora pretenden plasmar en su Conferencia Política un proceso de diálogo con ciudadanos y militantes. Por supuesto, nada de hablar de romper con el funcionamiento interno del partido, ni de cuestionar (siquiera por primarias) a la dirección. ¿Recuerdan a las dirigentes que luego fueron ministras del gobierno de Zapatero en las manifestaciones contra la LOU? Yo casi me lo creía. Es decir, ya sabemos que pueden marearnos, acercarse, dialogar, montar primarias “estratégicamente”…. para luego en el poder hacer lo de siempre. Han perdido todo derecho a la confianza.
La postura del PSOE durante los últimos años en el tema fundamental de los desahucios, a pesar de las contorsiones de última hora, es lo que ha causado las últimas deserciones de antiguos simpatizantes. ¿Se puede votar hasta 4 veces en el Congreso a favor de los bancos en este tema? ¿Cómo han sido capaces de sobrevolar indiferentes el profundo dolor de las clases populares de este país, cuando podían haberlo detenido? ¿Quién les va a creer ahora? Más de 500 desahucios al día, que se dice pronto. Familias arruinadas de por vida, suicidios evitables, 400.000 ejecuciones hipotecarias desde 2007, contrastan con los rescates bancarios y con la ya indeleble imagen de Alfredo Sáenz indultado por los socialistas.
Sumado al asunto de los desahucios, de la corrupción y al aire fresco que demanda ya tanta gente, la imagen negativa que desprende la actual dirección es otro gran hándicap para el PSOE, quizá el definitivo. Se trata de una dirección gris y sumisa, aún ahíta de poder, que mira mal cualquier intento de cambio interno empeñada en ganar tiempo no sé sabe para qué. Lo peor no es que ya no les creamos, es que han dejado de creerse a sí mismos hace mucho tiempo. Son además tantos y tan profundos los cambios que debiera afrontar una nueva dirección, que lo razonable para los regeneradores sería empezar desde otras coordenadas.

Futbolín dijo...

El PSOE no sirve por tanto a la izquierda, hoy menos que nunca. Porque si alguna vez estuvo allí, lo que es seguro es que hace tiempo que no sabe dónde está. La socialdemocracia no llegó a desarrollarse en nuestro país, a pesar de que un partido supuestamente socialista estuvo en el gobierno más de veinte años. Aun así, es dudoso que las propuestas socialdemócratas tengan espacio en un escenario donde el capitalismo, para sobrevivir, anda desbocado provocando crisis gigantescas en el primer mundo. En la dirección del PSOE tampoco hay ya en cualquier caso socialdemócratas que busquen siquiera domar al capitalismo mediante nuevos ingenios; sólo dirigentes temerosos de la jerarquía, sometidos a los dictados de los poderes financieros y sin libertad para cultivar unos vínculos democráticos con quienes supuestamente representan.
Se precisa coraje e imaginación para afrontar las grandes rupturas por venir, pues estamos ante un tiempo nuevo.
El 15M —no olvidemos que surgido un día de represión policial, ordenada por el gobierno socialista, contra quienes ejercían su derecho a manifestarse— lo dejó muy claro: se precisa un cambio radical contra el régimen del PPSOE. Muchos socialistas insatisfechos transitan desde hace tiempo por el propio 15M, en las asambleas de sus barrios, en sus sindicatos, luchando de otra manera en las diversas mareas en defensa de lo público; también los habrá aún paralizados, frustrados o pensativos en sus casas. Es así como la militancia de base, profundamente desengañada en su mayoría, busca otros cauces para seguir haciendo una política que les permita reconocerse con orgullo. Los hay también que desde dentro del partido, en sus agrupaciones, aún piensan que es posible el enésimo intento de regeneración. Es la gente que pidió perdón en aquel vídeo, en un gesto que les honraba pero que a todas luces resultaba insuficiente: no eran ellos quienes debían disculparse, los temas mencionados eran ínfimos respecto a la dimensión del problema, y aun siendo mínima la asunción manifestada de las culpas, lo justo hubiera sido apartarse de la política tras hacerla.
No quisiera resultar injusto con algunas personas de la dirección del PSOE que quizá lleven años luchando contra este estado de cosas. Sólo puedo decirles que, en mi opinión, no es el sitio más adecuado para hacerlo. Es más, el tiempo ha demostrado que nunca lo fue. Los imagino cansados de no conseguir nada. Por la puerta de atrás de nuestro régimen político se ha ido conformando una casta político-económica que se beneficia y se protege mutuamente de la crisis a costa de empobrecer al resto. Es la definición de oligarquía que conocemos desde los griegos, y el PSOE no resulta ajeno a ello. Lo más visible está en esos líderes que participan en las puertas giratorias de colocación que mencionaba antes. Pero su alcance es aún mayor a otros niveles. Por tanto, no sólo es que hayan cometido acciones políticas lamentables que recordaremos largo tiempo —aun de manera involuntaria, pues tal es su fuerza—. Es que representan mucho de lo que hoy por hoy nos aleja de la democracia. El peso del aparato, de la jerarquía, de la cultura política asumida en su seno, de nuestra propia memoria, es tal, que resulta imposible valerse de ese partido para ningún objetivo de la izquierda.
Así que gentes del PSOE, échense a un lado o aproxímense a título individual y sin dobleces, la izquierda real de este país quiere unirse y pide paso.
http://www.eldiario.es/zonacritica/sirve-PSOE_6_89651036.html

Lisistrata dijo...

EE UU: UN ACUERDO FISCAL QUE VA A ENCANTAR SOLO A LOS SUPER-RICOS
Harold Meyerson · · · · ·

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5598
13/01/13

¿En qué medida afectan a los americanos más ricos las subidas de impuestos recientemente aplicadas? Apenas nada.

Casi todo el debate que ha convulsionado el Capitolio durante el mes de diciembre tenía que ver con el restablecimiento de la tasa impositiva marginal a los ingresos por trabajo, es decir, sobre sueldos y salarios. Pero, ya lo dijo Scott Fitzgerald, los ricos son distintos de ti y de mí, y una de las formas primordiales en que son distintos es que su renta no proviene de sueldos y salarios.

En el año 2006, los cuatro quintos inferiores de los contribuyentes norteamericanos obtuvieron el 82% de sus ingresos de sueldos y salarios, según descubrió un estudio de la Oficina de Investigación del Congreso. El 1% más rico, sin embargo, obtuvo solo el 26% de sus ingresos de ese modo; para la décima parte del 1%, la cifra es sólo del 18,6%.

El estudio también examinaba los dividendos y plusvalías. Sólo el 0.7 % de los ingresos de los cuatro quintos en la parte inferior de la escala proviene de estas fuentes (se ruega tomen nota los que crean que nos hemos convertido en una “sociedad de propietarios”) El 1% más rico, sin embargo, obtuvo el 38.2 % de sus ingresos de inversiones, y la décima parte del 1% más rico obtuvo más de la mitad: el 51.9%....

calificacion de las entradas