domingo, 3 de marzo de 2013

Carta abierta a mis queridos amigos futbolín y y Traité




Blogger Futbolín dijo...
José te acabo de enviar a Hotmail un correo de Xavier Traité si tienes algún problema en su recepción me lo comentas, un abrazo
3 de marzo de 2013 22:11
 Eliminar



Bueno, he de confesar, otra vez, mi absoluta incapacidad para moverme por estos  terrenos del puñetero internet.
Es por ello por lo que os rogaría muy encarecidamente que no me complicárais la vida metiéndom en estos fragados, ya que he ido a hormail que ahora no sé por qué es outlook o como se escriba y he intentado hacerme con el texto de Javier con el más grande de los fracasos.
De modo que, por favor, meter por aquí, por Wordpress,el jodido texto ése, si tiene mil folios, que los tenga, quien quiera leerlo que lo lea y, si no, no pasa nada, yo sí que quiero leerlo y me tenéis en ascuas, puñeteros.
Un abrazo y hasta pronto

6 comentarios:

Futbolín dijo...

Vale ya lo he puesto en el otro blog porque es un poco largo, si alguien lo quiere leer:

http://jlpalazon1.wordpress.com/2013/03/03/carta-abierta-a-mis-queridos-amigos-futbolin-y-traite/comment-page-1/#comment-5677

Futbolín dijo...

EL MINISTRO DEL INTERIOR Y EL HETEROPLANETA
Continúa la confusión de nuestro ministro del Interior, que sigue convencido de que su ministerio versa sobre el alma y las cosas internas del espíritu humano. En esta ocasión ha sucedió durante un viaje a Roma, donde el señor Fernández Díaz ha declarado que el matrimonio gay “no garantiza la pervivencia de la especie”. Y lo peor es que tiene razón. Nada garantiza la pervivencia de la especie. Ni siquiera una heterosexualidad desbocada y arrebatadora como la suya y la de los obispos. Ni siquiera un mundo de bertines osbornes garantizaría la supervivencia de la especie.

Es lo malo de la naturaleza, que la muy cabrona no ofrece garantías de nada. Ya puedes tirar a todos los maricas al río, que mañana llega un meteoro y a tomar por el culo el Heteroplaneta. La última vez que jugamos a ser Dios, clonamos una oveja, se murió de cáncer y ahora solo es una foto chula en los libros de Cosas Flipantes de Hace Quince Años.

Pero no condenemos al señor ministro sin explorar antes todas los recovecos de su tesis. Porque quizá, cuando Fernández Díaz dice que el matrimonio gay no garantiza la pervivencia de la especie, lo que sugiere es que, en el fondo, todos los heterosexuales del planeta cambiarían de acera su tuviesen una serie de garantías legales. A lo mejor lo que este grandísimo hijo de Cristo oculta en el fondo de su razonamiento es que todos los hombres, incluso los de mirada triste y levemente bovina como él, prefieren una polla, dónde va a parar, pero no lo dicen por lo intrincado de la actual legislación. 

Si aceptamos, como quizá sugiere el ministro, que todo hombre es un Rock Hudson en potencia, la especie estaría ciertamente condenada. Pero también es verdad que, de ser así, no importa gran cosa lo que decidan los gobernantes o la curia vaticana, ya que el amor y sus órganos representativos nunca han entendido de leyes.

Si bien jamás he analizado mis ansias sexuales más turbulentas y secretas hasta el punto que quizá requieran, sospecho que no todos los hombres del planeta somos secretamente gays. Podría aceptar quecasi todos los seamos, pero, ¿todos? No lo creo.

Teniendo en cuenta todo esto, volvamos ahora al escenario del crimen: dice el ministro del Interior que “el matrimonio gay no garantiza la pervivencia de la especie”. Y es verdad. No lo garantiza, como tampoco lo garantiza el sexo oral, el pollo asado o la religión. Que lo prohíban todo. Y que doblen las campanas.
http://www.mimesacojea.com/2013/03/el-ministro-del-interior-y-el.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+mimesacojea+%28MI+MESA+COJEA%29

Futbolín dijo...

A vueltas con las estúpidas declaraciones del Ministro de Interior (del interior de la caverna casposa)
EL CIPOTE DE ARCHIDONA

El cargo de ministro de Interior siempre ha tenido algo freudiano, casi edípico, pero con Jorge Fernández Díaz entramos ya de lleno en el terreno de lo insondable. Más que del interior este hombre viene directamente de lo hondo, de las profundidades de la raza, de la caverna, de Atapuerca. Nadie más indicado que un troglodita para dar lecciones sobre la pervivencia de la especie. El problema es que aún no estamos seguros de a qué especie se refería el ministro cuando expectoró su conferencia magistral sobre darwinismo evangélico.
Veamos, según investigaciones recientes, el cerebro humano se divide en tres capas de las cuales únicamente la primera, la más superficial, es específicamente humana. Allí, en el neocórtex, es donde se aloja el lenguaje, la capacidad de raciocinio, las matemáticas, el sentido del humor e incluso la política. En la segunda se halla el sistema límbico, el cual está relacionado con la memoria y las emociones, el miedo, la ternura, la agresividad, es decir, todo lo que compartimos con los mamíferos superiores y que nos hace tan cercanos y simpáticos (excepto honrosas excepciones) a caballos y perros. Por último, en el sótano, se encuentra el sistema reptiliano, que se ocupa de las funciones básicas de alimentación, supervivencia y reproducción, eso que tanto preocupa a los obispos y al ministro.
Un neurólogo dijo una vez que cuando un psicoanalista le pide a un paciente que se relaje y se tumbe en un sofá, en realidad le está ordenando que se recueste al lado de un caballo y un cocodrilo. Una operación bien peligrosa porque cada uno llevamos dentro buena parte del árbol evolutivo. A veces el caballo suelta una coz pero a menudo quien manda es el cocodrilo, únicamente porque lleva ahí más tiempo que nadie. Al ministro le ha delatado su preocupación por la pervivencia de la especie, un típico impulso de cocodrilo. Cuando dejamos suelto al cocodrilo, entonces la cosa suele acabar a dentelladas.
Con todo, al ministro no le falta razón cuando dice que el matrimonio homosexual no garantiza la pervivencia de la especie. Ni el matrimonio homosexual ni el heterosexual ni la boda gitana ni la masturbación en grupo ni el baile flamenco. Tampoco el Vaticano ni el Opus Dei ni el Opus Night ni el Real Madrid ni el convento de clausura ni el cipote de Archidona. Lo único que garantiza la pervivencia de la especie es la fecundación de la hembra, el embarazo, el parto y la posibilidad de criar a la prole en condiciones dignas, es decir, lo más lejos posible de ciertos obispos y de ciertos ministros.
http://blogs.publico.es/davidtorres/2013/03/04/palabra-de-cocodrilo/

Futbolín dijo...

¿QUIÉNES SON LOS PAYASOS EN EUROPA?
Juan Torres
El triunfo incontestable de Beppe Grillo en las recientes elecciones italianas ha venido seguido de una típica reacción del poder político y mediático: el insulto.
Cuando la gente normal y corriente se ha levantado contra la corrupción de los grandes partidos y contra la servidumbre de sus dirigentes hacia los grandes grupos financieros, la respuesta que tienen a mano quienes día a día trata de moldear a la opinión pública desde sus tribunas privilegiadas es la de tildar de payaso a quien los ha convocado.
Ante el éxito de una respuesta política tan singular, contundente y sincera, capaz incluso de tener éxito en el campo que siempre es adverso para la gente que no tiene dinero, como es el de las elecciones, lo único que se les ocurre es descalificarla. El insulto es el supremo argumento del poderoso coro de fanfarrias que trata de sostener un sistema agónico e incapaz de asegurar un funcionamiento mínimamente democrático de las instituciones.
Se mire como se mire, el Movimiento 5 Estrellas, que es el partido que ha sacado más votos en las elecciones italianas, no es sino la gente en marcha para acabar con un régimen que, como ha dicho su líder, colapsará sin remedio a poco que los de a pie le empujen con algo de decisión.
El movimiento de Beppe Grillo es una marea de gente honrada y harta con toda la razón, después de tantos años de engaños y servidumbres, que ha sido capaz de organizarse de un modo completamente novedoso pero sumamente eficaz, demostrando que no hacen falta las burocracias de los partidos para llegar a la gente o para transmitir con éxito los mensajes, sino que, por el contrario, de modo descentralizado y en red es como mejor se reflejan los deseos auténticos y el modo de hacer política que le gusta a la inmensa mayoría de las personas normales, de abajo.
Pero nos dicen que su líder es un payaso.
No tendría mucha importancia. En realidad, incluso es un insulto tan fácil, teniendo en cuenta que efectivamente Grillo se gana la vida actuando como cómico, que carecería de importancia, e incluso de gracia, si no fuera porque desvía la atención de los que de verdad vienen actuando como auténticos payasos en Europa.
Así me lo parece a mí. ¿Quién es más payaso, quien llama a la gente a luchar contra la corrupción y la mentira, contra las estafas continuadas de la banca, o quienes desde los gobiernos mienten y permiten que se estafe a la gente, mostrando además día a día su desfachatez e incompetencia?

Futbolín dijo...

¿Quién es payaso? ¿Grillo, o los Almunia, Rehn, Lewandowski y compañía que llevan años diciendo que son los que saben cómo salir de la crisis pero que en lugar de sacarnos de ella nos llevan a otra más grande aún? ¿Quién es payaso, quien llama a rebelarse frente a las mafias o esos comisarios que las apoyan y les proporcionan todo lo que necesitan para que salgan adelante? ¿Quién es un payaso, quien organiza a la gente para que se empodere y defienda sus derechos, o quien desmantela día a día la democracia en Europa para impedir que la gente de abajo puede defender sus intereses y ejercer sus derechos? ¿Quién es un payaso, quien demanda una economía más justa, o quien la hace cada vez más desigual y favorable a los grandes grupos empresariales y financieros? ¿Quién es un payaso, quien se presenta a unas elecciones reclamando justicia o los banqueros que se dedican a la política o compran a los políticos para salvar sus negocios?
¿Quién es un payaso, quien reclama que las cuestiones económicas también se decidan democráticamente teniendo en cuenta los intereses de toda la población, o esos comisarios que actúan en las sombras y que remueven gobiernos cuando éstos no actúan como a ellos les parece, para satisfacer a los grupos a quienes sirven?
¿Quién es un payaso, Grillo, que reclama el poder de las urnas, o Monti, que gobierna dando un golpe de Estado y que cuando va a las elecciones hace un ridículo espantoso, demostrando que gobernaba contra el pueblo?
¿Quién es un payaso, Grillo, que no ha robado a nadie, o Dragui, el ex-responsable en Europa de un banco ladrón y corrupto?
¿Quién es un payaso, Beppe Grillo y los miles de personas que se suman a la vida política dispuestos a renunciar a lo que haga falta, o los políticos-banqueros que roban a espuertas y que pasan de la vida pública a la privada, y viceversa, solo para forrarse ellos mismos y beneficiar a sus empresas?
En Europa hay muchos payasos que hacen un daño enorme a la mayoría de la gente porque distraen su atención, porque son trileros que les hacen juegos de manos delante de sus ojos para engañarles y vaciarles sus carteras, pero no son precisamente los del Movimiento 5 Estrellas. Los payasos son los que nos están gobernando, y si insultan quizá sea simplemente porque se están poniendo más nerviosos de la cuenta
http://blogs.publico.es/juantorres/2013/03/04/quienes-son-los-payasos-en-europa/

Futbolín dijo...

Uno de los posibles ejercicios de autocrítica contra la esclerosis política multiple:

IZQUIERDA UNIDA: GENEROSIDAD O CASTA
Víctor Alonso Rocafort


http://www.eldiario.es/zonacritica/Izquierda-Unida-encrucijada_6_106449380.html

calificacion de las entradas