martes, 5 de marzo de 2013

Nuevo diálogo sobre unas tesis sobre la Historia

     "Esto es un disparate", blog de Xavier Traité. Historiador.
 Futbolín en marzo 3, 2013 en 11:56 pm nos remite una carta de Xavier Taité que, entre otras muchas cosas,dice:
 “Estimados Palazón y Futbolín:....
Son muchos posts, comentarios e incluso temas a tratar, debido a mi desconexión mental de mis blogs y foros favoritos, y a mi lentitud de respuesta. Así que quiero entrar por dos vías diferentes, o dos “bloques” a tratar.
 Uno de estos bloques es el microhistórico, y otro el macrohistórico.
 “BLOQUE MICROHISTÓRICO
 Empezaré por el microhistórico, digamos que es respuesta a tu respuesta a mi comentario perdido del otro día, y sobre el que Futbolín añadió unas preguntas muy interesantes. Discutíais sobre lo oportuno o no de que llegara el PP, al haber dinamitado el 15M cualquier oportunidad del PSOE”.
 Aquí aparece la 1ª concordancia entre tu postura y la mía y tu disensión con futbolín. Yo opino que la intervención del 15M y la DRY fue decisiva o casi. Eso, sí, mientras tú la consideras admirable yo la creo absolutamente nefasta. Para mí, su intervención no sólo no era neutral, por supuesto que yo no creo en la neutralidad, la considero imposible, como la imparcialidad, si no es lo mismo, y la equidistancia. Tan convencido estaba de su clara beligerancia a favor del PP que incluso quise ver la mano de Pedro Arriola, el socioideológo de Génova en todo aquello.
 “Lo primero: no era oportuno ni inoportuno, sino que era como fue. Gran parte de los que participamos de alguna manera en el 15M, no sabíamos ni cómo había surgido aquello, ni qué cojones queríamos, ni qué iba a ocurrir. Sólo eran millones de personas haciendo ruido y flipando. Lo que nos reunió allí fue la nefanda actuación del PSOE. Y ya existía la idea de que el PP era corresponsable y que iba a ser terrible su llegada, pero en aquel contexto era inviable atacar al PP en exclusiva apoyando al PSOE como mal menor. Si a alguien se le pasó por la cabeza, imagino que rectificó cuando vio la reforma express de la Constitución, o el indulto a Alfredo Saez.
Además, ¿se habría apuntado tanta gente al 15M si se hubieran andado con paños calientes con el PSOE? No.
Y además, si ya nos hemos tenido que comer infinitos ataques por ser “infiltrados pesoistas”, imagínate que realmente hacemos campaña a favor del PSOE…
 No el movimiento fue como fue, y tuvo las consecuencias que tuvo, y eso ha sido bueno para los canallas, y malo para las personas honestas, pero en su contexto creo que no podía ir de otra manera.
Y piensa otra cosa, Palazón: el PSOE es responsable de su propia debacle, no el 15M. Lo que debería resultarle doloroso a un socialista de base es que el 15M naciera, precisamente, bajo gobierno del PSOE, y no del PP. Lo han hecho mal, mal. Tan mal, que merecen desaparecer. Yo, cada vez que veo a Elena Valenciano, o a la otra, o al amigo Rubal… siento vergüenza y ganas de vomitar, su credibilidad es cero, su partido, un lastre.
Más cosas: después de 7 años de Zapatero, y con los medios dominados por el PP, ni era factible, ni nadie hubiera comulgado con que el PP es malísimo.
Su último recuerdo del PP era que “había pasta”. ¿Crees que del Prestige se acuerda alguien que no sea gallego? ¿Crees que alguien se acuerda de Iraq? No, la gente solo piensa en el puto dinero. “Con el PP había dinero”, dicen. “Aznar sería malo, pero al menos había curro y dinero”. Tú puedes explicarles todo lo que quieras sobre modelos económicos y sociales, pero la gente solo dirá “pues todos teníamos dinero”. Es discutir contra la estupidez, y como bien sabes, contra un estúpido es muy difícil discutir.
 Todo esto quiere decir que apoyar al PSOE en aquel momento era inviable. Otra cosa es que en las próximas elecciones, si el PSOE no se ha desintegrado ni ha sido superado por IU, se proponga apoyar al PSOE como mal menor en esta encrucijada histórica. Yo, personalmente, estaría totalmente en contra: insisto en que el PSOE debe desintegrarse. Pero tu argumento no deja de tener sentido, y tras 4 años de locura popular, sería posible”.
 Veo que cometes el mismo error que futbolín. Piensas, no sé por qué, quizá porque, como él, me aplicas el estereotipo de “uno que en este momento tan crucial de nuestra historia defiende al Psoe, pesoísta”
 Joder, y mira que lo he explicado bien, mejor creo que es imposible.
Tú, coño, que eres historiador de profesión tienes más perspectiva histórica que yo y sabes que hay momentos en la historia absolutamente decisivos cuyas conquistas, o pérdidas, son definitivas para los pueblos.
 “El otro aspecto de esta cuestión pesoísta, es si era bueno o malo desde una perspectiva histórica. Yo dije en su momento que la llegada del PP era lo mejor, y lo argumentaba en la cólera que despertaría en la gente. Tú dices que era lo peor, ya que no solo no hemos despertado una mierda, sino que hemos dejado nuestras vidas en sus manos. Yo sigo pensando que era lo mejor que podía pasar, pero claro, tendré que buscar nuevos argumentos. Que son:
 1) Que la revuelta aún es posible, lo dije en el último comentario.
2) Que si la revuelta no se da, al menos tendremos un cambio de tendencia positivo para las próximas elecciones”.
 Verás, Xavier, tengo por ti un respeto imponente. Hasta que me tropecé contigo, no había tenido ocasión de dialogar con alguien tan consciente del devenir histórico, me impactaste de tal modo que la impresión producida anuló por completo mis facultades y no me di cuenta de la falsedad intrínseca de tu razonamiento esencial, al que veo que ahora te aferras inconsistentemente:
 ¿De veras crees tú que la revuelta aún es posible?
  ¿Y piensas realmente que si esto no ocurre, tendremos al menos un cambio de tendencia para las próximas elecciones?
 Tal vez lo que voy a decirte ahora sea desde el punto de vista histórico una de las mayores aberraciones que nunca se hayan escrito: si la gente se traga como si tal cosa el affaire Bárcenas, como se tragó el de Camps, que fue dejado de lado en las elecciones y sustituido por ese tal Fabra, creo que se llama, sólo se habrá cumplldo al pie de la letra la máxima de Lampedusa, es preciso que eso, Camps, o eso, Rajoy, hayan cambiado para que todo siga igual.
 Pero te digo más, si no fuera así, si, tal como tu predices, en las próximas elecciones hubiera un cambio de tendencia, cosa que, para mí, es absolutamente imposible, y ganaran unos izaquierdistas auténticos, a las puertas del estrecho que es una de las llaves del Mediterráneo, con las que se encerraría en una ratonera mortal a la Armada Rusa, los EE.UU. promoverían aquí una catástrofe histórica semejante a las de Libia y Siria, o sea, que unos salvadores de la patria se levantarían en armas contra unos tiranos pseudo socialistas.
 “¿Qué cambio y por qué? Veamos.
Imagina que en vez del PP, en 2011 sale el PSOE con mayoría absoluta. ¿Qué hace? Lo que llevaba haciendo: cumplir con las exigencias de la troika. Pero, al ser un partido definido como “de izquierdas”, aunque no lo sea, tendríamos a)toda la prensa atacando a “la izquierda”; y b)el PP vomitando demagogia y haciéndose pasar por el Partido del Pueblo… que a fin de cuentas, es su nombre, por flipante que parezca.
¿A qué habría llevado eso? Pues a un debilitamiento aún mayor de la izquierda, y un PP impoluto, pero con tres o cuatro años de ventaja en recortes sociales atribuibles al socialismo”.
 Este es el nudo gordiano de la cuestión:
 Según tu propio planteamiento, la victoria del Psoe hubiera sido absolutamente imposible pero es que no era esto de lo que se trataba sino de que no ganara el PP y de que se produjera una victoria de toda la izquierda.
 Entonces el Psoe hubiera necesitado siempre al resto de partidos de izquierda para gobernar y estos le hubiran exigido para darle su apoyo lo que ahora misma hace ECR en Cataluña con CDC y habría existido la posibilidad de dirigir la legislación hacia una consolidación de toda la izquierda reformando esa mierda de Constitución que nos otorgó Fraga, la ley electoral, etc. etc.
 ¿Quién sabe, siendo optimistas, incluso podíamos haber llegado a ser la Venezuela de Europa?
 “...............................”
 “Esto en cuanto a la microhistoria y esta discusión sobre si el 15M hizo bien o hizo mal.
Pero a mí lo que más me interesa es la Macrohistoria, la gran visión, y esta es mi respuesta a tus propuestas................
 Dado que nuestra sociedad humana es un sistema complejo, y dado que al transcurrir en el tiempo y el espacio, es un sistema complejo dinámico, a lo mejor su desarrollo es igual que el desarrollo de muchos otros sistemas complejos dinámicos existentes en la naturaleza: el sistema nervioso, el sistema circulatorio, la estructura de los copos de nieve, de una planta, de una montaña, o de una galaxia. Un sistema caótico. Por caótico me refiero a descrito por la Teoría del Caos. Esta teoría se ha aplicado exitosamente a muchas disciplinas como la medicina o la economía, y sin embargo, hasta donde yo sé, nadie la intenta aplicar a la Historia. Y francamente, no se me ocurre sistema más complejo y más dinámico que la Historia...........
 Dado la autosimilitud de los sistemas caóticos, y dado que en Occidente se han dado ya varios humanismos (la filosofía griega, el renacimiento, la ilustración…) nacidos algunos o todos de crisis sistémicas, pienso que ese humanismo emergerá de nuevo a lo largo de este siglo.
 Quizá en ese nuevo humanismo consigamos sobreponernos a esa terrible y, según tú, inevitable naturaleza humana. Parece una utopía. No digo siquiera que sea probable. Pero posible, no veo por qué no.
 No se si he conseguido expresar con claridad mis ideas sobre la aplicación de la teoría del caos al estudio histórico. Cualquier cosa que no veáis clara, la comentamos”.
.----------------------------------
Es tan grande el desánimo que tengo que me dan ganas de llorar. No sé, claro, si influye también en ello todo esto que estoy pasando con la enfermedad de mi mujer, un alzheimer avanzadísimo, y la mía propia, 2 infartos de miocardio ya.
 Pero, pidiendo perdón de rodillas, antes de entrar al toro, ¿sabéis lo que pienso?
 Que la derecha nos ha ganado ya la partida para siempre.
 De pronto, se ha encontrado con el chollo de una oposición absolutamente inoperante que, además, ha asumido ya su propia e irremediable derrota y a la que, como relevo, se prepara una camada de jóvenes que todo lo que saben lo han aprendido en los jodidos libros. Eso, sí, son tan extraordinariamente inteligentes que son capaces de demostrar cualquier cosa, que la vida fluye como los esquemas de las hojas de los árboles o como se fracturan algunos minerales.
 Yo también he leído, claro que sí, si lo he leído casi todo, todo, no, porque es físicamente imposible, la teoría del caos y la de los fractales pero como no soy, para mi desgracia nada joven, sino todo lo contrario muy viejo, viejísimo, también he tenido tiempo de leer otros libros: La derrota del pensamiento, de Finkielkraut, La estructura de las revoluciones científicas, de Kuhn y, sobre todo, El pensamiento débil, de un montón de tíos como Gianni Vattimo, Pier Aldo Rovatti, Umberto Eco y un largo etcétera.
 Y la conclusión a la que he llegado es sencillamente terrorífica: no sólo no tenemos ni puta idea de adonde vamos sino que, lo que es mucho peor, creemos que sí que lo sabemos. Y todavía peor aún, nos hemos puesto a jugar con nuevos inventos, tratando de aplicar a las ciencias sociales las jodidas técnicas de las ciencias naturales.
 A este respecto, Thomas S. Kuhn, en La estructura de las revoluciones científicas, página 265 dice literalmente: “La analogía que relaciona la evolución de los organismos con la de las ideas científicas puede con facilidad llevarse demasiado lejos....”. Y sigue diciendo en la página 266: “Cualquier concepción de la naturaleza que sea compatible con el crecimiento de la ciencia por medio de pruebas, es compatible con la visión evolutiva de la ciencia que hemos desarrollado”.
 En cuanto a las citas que antes hemos hecho de Gianni Vattimo “et alteri” y de Finkielkraut, sólo vamos a recoger sucintamente los respectivos títulos: El pensamiento débil y La derrota del pensamiento, que son los que han inspirado siempre esa frase mía repetida hasta la saciedad: no creo en los científicos, ni en los sacerdotes, ni en los jueces, ni en los médicos, sólo creo en los poetas y éstos nos han dicho “me llamo barro aunque miguel me llame, barro es mi condición y mi destino que mancha con su lengua cuanto lame”, lo que yo suelo traducir, muy libremente por cierto, que todos no somos más que una puñetera mierda pinchada en un palo y que hay que ser muy joven, escandalosamente joven para pensar, en contra de Aristóteles, Platón, Hegel, Marx, Adorno, Horkeimer y Habermas, que ahora vamos a encontrar la piedra filosofal que resuelva todos nuestros problemas, recurriendo a las modernas teorías científicas.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas