domingo, 10 de marzo de 2013

Reflexiones jurídicas en torno al caso Bárcenas



http://politica.elpais.com/politica/2013/03/09/actualidad/1362854508_760487.html
Estos señores del PP se consideran  muy listos: han tardado pero creen que han encontrado, al fín, la manera de que Bárcenas les ayude a salir del lío en que se habían metido: al presentar la demanda civil por derecho al honor, que va a ser desestimada seguro, porque un partido no tiene derecho al honor, que sólo es atribuible a las personas físicas y a algunas mercantiles jurídicas, y dirigir la demanda también contra Bárcenas obligarán a éste, al evacuar las preguntas en su confesión ante el juez, a contestar si son o no suyos los papeles que publicó El País. Si contesta que no, toda la parafernalia mediática se alborozará gritando: “ven ustedes como teníamos razón y todo esto no es más que la invención de un periódico” y concentrarán su enorme fuerza propagantistica en que se olvide más pronto que tarde el escándalo Bárcenas y todo habrá pasado, al fin, para Rajoy.
 Y no podrá responder que sí porque eso le haría responsable incluso penalmente de calumnias o injurias, por las que ya podrían querellarse cualquiera de los incluidos en los famosos papeles.
 Yo, modestamente, creo que la dirección letrada del PP se ha equivocado al codirigir la demanda de protección de su derecho al honor también contra una especie de juego de palabras que esconde al innombrable Bárcenas, si no lo hubiera hecho así, éste hubiera podido ser citado a declarar como testigo bajo la pena de incurrir en el delito de falso testimonio, por lo que se le hubiera obligado a cerrar la boca para siempre ya que hubiera tenido que responder que no a la pregunta de si eran suyos y verdaderos los papeles de El País.
 Si es cierto que lo han codemandado, un demandado puede mentir sin incurrir en el delito de falso testimonio, de manera que a Bárcenas le han facilitado las cosas, son miles de millones los que mienten impunemente al confesar como demandados en los juicios civiles, y el de protección al derecho al honor es un juicio civil, de modo que podrá responder tranquilamente que no, que los papeles no son suyos ni dicen la verdad, pero, ojo, que también puede decir todo lo contrario: que los papeles sí que son copias de los suyos y que reflejan la verdad, en cuyo caso esta aparente salida se le habría cerrado al PP y no hay que descartar que Bárcenas adopte esta postura porque es una manera de seguir manteniendo ante la opinión pública esa capacidad de chantaje que tiene y que tan bien le ha funcionado hasta ahora.
 El caso, pues, por el planteamiento realizado por el PP en su demanda civil contra El País y el innombrable no va a modificar en nada la situación de Bárcenas porque éste incluso puede negarse a contestar al juez a la referida pregunta, en cuyo caso la Ley dice que el juez podrá tenerle por confeso, o sea como si hubiera contestado que no, que no son ciertas las afirmaciones de El País, pero ojo, mucho ojo, todo el ojo del mundo, él, Bárcenas podía sostener y sostendría, como un Pereira cualquiera, que él jamás había dicho en ningún momento, Y SERÍA VERDAD, que los papeles de El País eran falsos. 
 Entonces, ¿en qué coño ha mejorado la posición de Rajoy, ese hombre para salvar al cual el PP entero se ha conjurado bajo ese grito que reza: “salvemos al soldado Rajoy”?
 No sé, estos señores del PP están tan desesperados que el hecho de que sus periodistas mamporreros puedan ir por ahí gritando “el juez ha dicho que tiene por confeso a Bárcenas al no responder, o sea, guardar el más riguroso de los silencios, a la pregunta de si todo lo que decía El País era o no falso”, lo consideren un logro, siendo como sería que el asunto no se habría movido así ni una milésima de milímetro.
 O sea que muy desesperados tienen que estar los del PP para empezar a gastar pólvora en sólo salvas que no harán siquiera ruido.
 Porque las cosas, espero y no creo que sea mucho esperar, porque el abogado de Bárcenas creo que es el sr. Bajo, uno de los mejores letrados de España, porque él puede, claro que sí, con todos esos millones de euros que ha sacado, permitírselo, no se van a mover a peor para todos nosotros los españoles ni un àpice con esa famosa demanda.

6 comentarios:

eddie dijo...

1) La comunicación jibarizada Cómo la tecnología ha cambiado nuestras mentes

Sobre el nuevo libro de Pascual Serrano

http://www.pascualserrano.net/mis_libros/la-comunicacion-jibarizada-como-la-tecnologia-ha-cambiado-nuestras-mentes


2) ¿Sabemos que comemos? Esther Vivas

http://www.attac.es/2013/03/10/%c2%bfsabemos-que-comemos/


3) El Ecce Homo canario: cajeros que regalan dinero

http://rosamariaartal.com/2013/03/09/el-ecce-homo-canario-cajeros-que-regalan-dinero/

eddie dijo...

1) http://www.diario-octubre.com/2013/03/09/50-verdades-sobre-hugo-chavez-y-la-revolucion-bolivariana/

2) Según el colectivo Dek Unu, el 11-M fue perpetrado por servicios clandestinos

http://www.webislam.com/articulos/30979-segun_el_colectivo_dek_unu_el_11m_fue_perpetrado_por_servicios_clandestinos.html

3) EEUU pide a Israel prepararse para una posible guerra contra Siria

http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/03/10/eeuu-pide-a-israel-prepararse-para-una-posible-guerra-con-siria/

Futbolín dijo...

Guapos y feos
Antonio Orejudo

http://www.eldiario.es/zonacritica/Chavez-Venezuela-izquierda-El_Pais_6_109599044.html

Cuando era estudiante de Filología, teníamos un profesor que se dirigía a nuestras compañeras, la mayoría rojillas y hippies, y les preguntaba que por qué no se cuidaban un poquito más. Les pedía que imitaran a las señoritas de Económicas o de Derecho —en su mayoría pijas—, que siempre iban más guapas y arregladas que las de Filosofía y Letras.
¿Son los ricos más guapos que los pobres? En absoluto. Lo que pasa es que los ricos siempre se han alimentado mejor que los pobres, han tenido más tiempo para cuidarse, más dinero para arreglarse los dientes torcidos, y sobre todo los ricos siempre han tenido la sartén del prestigio social por el mango: en todas las épocas de la historia han sido ellos quienes han decidido quién era guapo y quién era feo, qué era elegante y qué era grosero.
Como dice Vargas Llosa, no hay que dejarse impresionar por la muchedumbre que acompañó el féretro de Hugo Chávez por las calles de Caracas. Claro que no. Mucho más impresionante que esa multitud ha sido la minoría que se quedó en casa. Y si no más impresionante, sí más guapa, mucho más elegante que el pueblo, esa cosa compuesta de sujetos patibularios en chándal y señoras culonas con gorra de béisbol que lloran sin pudor la muerte del comandante.
Por ahí, por la sección de belleza, es por donde yo me explico la fobia que El País le tiene a Chávez y el desprecio que los socialdemócratas españoles sienten por eso que ellos llaman, arrugando la nariz, el populismo.
Porque si el odio de la extrema derecha al socialismo estatal de Hugo Chávez entra dentro del orden natural de las cosas, la manía que le han tenido siempre nuestros chicos del centro-izquierda es más difícil de explicar.
Uno esperaría de ellos algo más de simpatía. Al fin y al cabo son de izquierdas y los sucesivos Gobiernos de Chávez, aunque lo hayan hecho todo mal, al menos han reducido notablemente la pobreza en Venezuela. Y, sin embargo, no es así: desde el minuto cero El País ha combatido a Chávez con una saña digna de mejor causa. Como recordaba Isaac Rosa, a Bin Laden lo han tratado mejor.
Lo que más teme nuestra izquierda —nuestra izquierda refinada, esa que defiende la enseñanza pública y matricula a sus hijos en el Liceo Francés— es que el pueblo acabe convirtiéndose en la clase dominante.
Y cuando digo el pueblo no me refiero esa entidad difusa y romántica a la que cantaba Quilapayún, cuyas canciones —el pueblo unido jamás será vencido— han debido de corear varias veces los mismos que ahora acusan a Chávez de populista.
Cuando digo pueblo digo pueblo: la gente que habla a voces en los centros comerciales, las señoras que gritan “guapa” a Su Majestad la Reina, los votantes de Álvarez Cascos, los que degluten palomitas en el cine, los espectadores de Gran Hermano, los padres que insultan al árbitro en los partidos de sus hijos y el público que asiste en directo al programa de María Teresa Campos.
Lo que nuestra izquierda exquisita no soporta es que un gobernante dé poder y dignidad a tanta gente fea.

Futbolín dijo...

LA SOMBRA DE CHÁVEZ NO DEBE ALARGARSE
http://casaquerida.com/2013/03/11/la-sombra-de-chavez-no-debe-alargarse/

Futbolín dijo...

MANIOBRAS JUDICIALES EN LA OSCURIDAD
Ignacio Escolar

El juez Pablo Ruz al fin se animó esta semana a investigar los papeles de Luis Bárcenas desde la Audiencia Nacional. A estas alturas del cuento, aunque no lo parezca, esta decisión de Ruz es lo mejor que al PP le podía pasar. En la calle Génova deben de estar brindando con champán. ¿Por qué? No se me pierdan, que es un tema importante pero difícil de explicar.
El juez Ruz se ha tomado su tiempo en admitir que esos papeles de Bárcenas tenían su interés judicial. En febrero, el Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) le pidió que sumase esos documentos a la instrucción de la Gürtel, de la que se ocupa su juzgado. Ruz se negó. El PSPV presentó un recurso y, a la segunda, Ruz aceptó y este jueves rectificó su propia decisión, algo tan sorprendente como inusual.
¿Qué ha pasado? Dos cosas. La fundamental, que IU presentó el 28 de febrero una querella en la Audiencia Nacional contra los papeles de Bárcenas. Esa querella pasó a manos del juzgado número tres de la Audiencia Nacional, el de Javier Gómez Bermúdez, un juez independiente y nada cómodo para el PP, que ya había abierto diligencias previas. La segunda razón por la que Ruz se desdice es que -tras la llegada de la querella de IU y otras dos querellas más- la fiscalía ha remado a favor de que su juzgado se quede con el
caso. «Es la mejor decisión posible», dijo el viernes el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, nombrado por el Gobierno de Rajoy.
No está claro que sea la mejor decisión para los ciudadanos, pero sin duda lo es para el PP. Habría sido mucho peor para el partido incompatible con la corrupción que el caso Bárcenas acabase en manos deGómez Bermúdez, en vez de en el recargadísimo juzgado número 5, donde Ruz está solo de forma provisional. En septiembre se tendrá que marchar y la plaza se la quedará Miguel Carmona, ahora vocal en el Poder Judicial. Carmona será así el cuarto juez que lleve el caso Gürtel (tras Garzón, Pedreira y Ruz). Con suerte para el PP, cuando Carmona quiera ponerse al día de los más de 700.000 folios del sumario de la Gürtel, algunos delitos habrán prescrito.
Sin embargo, no está claro que esta historia sobre quién investiga los papeles de Bárcenas haya terminado. Gómez Bermúdez aún no ha dado por perdida la competencia y tiene argumentos para reclamar. El principal: que lo que sale en esos papeles va mucho más allá de la Gürtel. También aparecen indicios de presunta prevaricación y cohecho en el mismísimo consejo de ministros del Gobierno de Aznar. Un día Fomento adjudicaba una obra del AVE; a la semana siguiente, Bárcenasrecibía una donación; unos días más tarde -siempre según esos papeles-, ese dinero se repartía entre la cúpula del PP. Esto, como lo que pasa en los juzgados, ¿es simple casualidad?

eddie dijo...

1) Del programa Salvados, sobre las pensiones y ese axioma de las pensiones y demografia

http://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/mejor-manera-hacer-sostenible-sistema-pensiones-pagarlas_2013031000120.html


En el mismo programa, otro video del "milagro alemán " como modelo a seguir(pareja de jubilados alemanes)

http://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/puede-vivir-solo-pension_2013031000121.html


2) ¿Cómo especular contra la deuda publica de un país como España?. Eduardo Garzón

http://eduardogarzon.net/como-especular-contra-la-deuda-publica-de-un-pais-como-espana/

calificacion de las entradas