domingo, 21 de abril de 2013

La modernidad. Penúltimo diálogo entre Dios y el Diablo.



-Son listos, pillos, pero muy poco inteligentes. No saben utilizar el cerebro. Por ejemplo, se empeñan en pensarnos como esencialmente diferentes, son incapaces de comprender que somos la mismas persona y el caso es que cada uno de ellos es el más perfecto ejemplo de lo que somos nosotros. De vez en cuando, uno de ellos tiene el ramalazo y lo ve: no hay Dios y Diablo, bien y mal, no, coño, no, sólo existe la misma y asquerosa cosa con distintas apariencias, con distintos momentos de su misma existencia. Tú y yo, Jehová y Luzbel, o Jeo y Luz, para abreviar, no somos sino lo mismo si acaso en dos momentos diferentes, exactamente igual que cada uno de ellos, que son capaces de darle un espléndida limosna a ese desarrapado que pide en la puerta de nuestras iglesias antes de llegar a su oficina, desde la que darán las órdenes no ya sólo para que la policía vaya a allí, coja al pobre miserable aquel y lo expulse a palos de la ciudad, cuyo aspecto denigra sólo con su presencia, sino que dispondrán todo lo necesario para que la fábrica de miserables siga funcionando a tope, es decir, se ocuparán personalmente de que suban los precios de los alimentos indispensables para vivir, arrojándolos al mar si es necesario, encarecerá fuera de todo límite la enseñanza para que unos puedan seguir engañando a los otros como si fueran imbéciles de nacimiento en lugar de meros analfabetos, sobornarán adecuadamente a los intelectuales para que escriban libros que demuestren que no hay otra manera de hacer las cosas y si aún así, ese jodido pueblo que pastorean protesta y se rebela le embestirán esa retahíla de matarifes que son los militares y, luego, se irán a uno de esos templos de las distintas religiones y harán como que rezan por ellos.


Jeho.-Y todo eso lo harán en mi nombre, el Dios de los Ejércitos.

Luz.-Claro, alguien ha de tener la culpa que no sean ellos.

Jeho.-A ver si lo he entendido bien. Tú y yo, Dios y el Diablo, no existimos realmente sino que somos simples proyecciones de ellos mismos, de cada uno de ellos.

Luz.-De algunos de ellos, otros, ni siquiera creen en nosotros.

Jeho.-¿Es posible?

Luz.-Claro que sí.  Son absolutamente incapaces de ver lo que tienen delante de sus jodidas narices. Sus mentes son tan limitadas que no pueden comprender que en cada uno de ellos se haya representado el mundo entero, del que ellos no son sino una simple metáfora, que la puñetera realidad no puede existir, para ellos, si ellos no la ven, que, por lo tanto, en cierto sentido, ellos son los dueños del universo.

Jeho.-No me digas que tú crees todo eso.

Luz.-Yo qué voy a creer . Yo no creo realmente en nada, ni siquiera en ti y en mi.

Jeho.-Entonces, coño, ¿de qué jodidas puñetas estamos hablando?

Luz.-De ti y de mi, y de ellos, del mundo y de la vida, de todo lo que es realmente importante.

Jeho.-Pero, dime una cosa, ellos , el mundo y la vida, e incluso nosotros, ¿realmente existimos?

Luz.-No, no existe nada más que la materia, una especie de magma incandescente que, poco a poco, se va enfriando y en el agua que entonces se produce,no se sabe todavía bien cómo, aparecen, primero, unos miserables bichitos que, poco a poco, van evolucionando hasta transformarse , por ahora, en esos jodidos animales que hemos dado en llamar hombres, o sea, puñetera y miserable materia que ellos, ensoberbecidos porque son capaces de pensar, han dado en creer que son los reyes del universo...

Jeho.-¿Y no lo son?

Luz.-Qué coño van a ser, no son sino aquellos mismo protozoos que han evolucionado quizá demasiado, tanto que, poseídos por la soberbia, no son capaces de frenar esa alocada carrera que han iniciado y que, o mucho me equivoco, o acabará muy pronto con ellos.

Jeho.-Y, por lo tanto, con nosotros.

Luz.-Evidentemente.

4 comentarios:

Futbolín dijo...

LA HORA DE LOS CANALLAS (Fragmento)
http://blogs.publico.es/moncho-alpuente/2013/04/21/la-hora-de-los-canallas-2/

¿Y por qué no una bicicleta?. La iniciativa de la Junta de Andalucía de garantizar tres comidas al día a los escolares más pobres ha suscitado airadas reacciones en las filas populares y sus aledaños pero ninguna como la reflejada en la frase que encabeza estas líneas, publicada por el periodista Ernesto Saénz de Buruaga en un twitter que entreveo en la pantalla del televisor. Aún conociendo la catadura del personaje, no estoy seguro de haber leído exactamente eso, mi vista ya no es lo que era y como los suscriptores de preferentes no alcanzo a ver bien la letra pequeña. ¿Dónde habré puesto las gafas?.

Futbolín dijo...

UNA SEMANA INDECENTE
Ha sido una de las semanas en la que más indecencias han salido del Partido Popular y de sujetos que se alimentan en la misma caverna. Cospedal llama a los escraches "nazismo puro", Báñez dice que la salida de jóvenes al extranjero en busca de trabajo es simplemente "movilidad exterior", Pujalte afirma que los desahuciados piden la dación en pago para comprarse otro piso, Cañete asegura que se ducha con agua fría para ahorrar y la presidenta de Aragón sostiene que diez millones de votos valen más que un millón y medio de firmas.. La última barbaridad ha sido la del periodista de los obispos Sáenz de Buruaga con unos tuits llenos de maldad, además de repleto de faltas de ortografía. Desde aquel 'que se jodan' de Andrea Fabra, no han parado de soltar obscenidades. Mala gente
http://www.elventano.blogspot.com.es/2013/04/una-semana-indecente.html

eddie dijo...

Excelente, don José, somos tremendamente iguales dentro de la diversidad, por mucho que le joda al registrador que expuso aquello en el Faro de Vigo, somos una mierda pinchada en un palo que acabamos todos en un lecho(los que lo hacen de forma más o menos pacifica, claro), una vulgar y brevisima existencia como humanoides y supongo que siendo observados desde algún más allá por alguién que se estará descojonando permanentemente de nuestra estupidez. Cuánta verguenza ajena llegamos a dar…
Si ya lo decía Einstein, hay 2 cosas infinitas en esta existencia: el universo y la estupidez humana y de la primera no estoy completamente seguro…..

1) ¿Qué hacían mercenarios colaboradores del FBI en el lugar de los atentados en Boston?
http://www.diario-octubre.com/2013/04/21/video-que-hacian-mercenarios-colaboradores-del-fbi-en-el-lugar-de-los-atentados-en-boston/

2)Detallan los mejores momentos de la ultima entrevista a Correa en rtve por una barbie
http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2013/04/rafael-correa-versus-ana-ibanez-rtve.html

3)Magnifico ultimo episodio de Max Keiser
http://actualidad.rt.com/programas/keiser_report/view/92259-keiser-report-espanol-episodio

4)Video en RT de entrevista con la madre de los 2 chicos de lo de Boston
http://www.mundoconmisojos.es/los-terroristas-de-boston-trabajaban-para-el-fbi-segun-su-madre/

5)Muy bestia este video, en Madrid se obliga a 117 familias a abandonar sus hogares , para incitar a la especulacion inmobiliaria y demas salvajadas …
http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/04/21/espana-emvs-obliga-a-117-familias-a-abandonar-sus-hogares-en-madrid/

6) Curiosa reflexion sobre los desahucios y como abordar mejor a los criminales..
http://ataquealpoder.wordpress.com/2013/04/18/creedme-la-cesion-en-pago-no-es-la-solucion-2/

Futbolín dijo...

Fragmento:
Moral laxa, manga ancha
Ruth Toledano

http://www.eldiario.es/zonacritica/Moral-laxa-manga-ancha_6_124297573.html

Hay una moral tan laxa que necesita de una manga muy ancha. El Gobierno del PP tiene una manga muy ancha para los delitos fiscales y medioambientales, frente a los que siempre tiene una amnistía en la otra manga. El traje que resulta de ambas mangas (que podríamos llamar “modelo Camps”) está hecho a la medida de la laxitud de su moral. Curiosamente, se trata de una moral amnistiadora: primero premió a los evasores con la amnistía fiscal del ministro Montoro y ahora, con la reforma de la Ley de Costas impulsada por el ministro Arias Cañete, anima a los especuladores a una nueva fase de destrucción del litoral. En ambos casos favorecen a los suyos: a los que pasean el maletín por los paraísos fiscales y a los que llenan el maletín vistiendo de ladrillo nuestros paraísos naturales. El maletín es el mismo.

calificacion de las entradas