martes, 30 de julio de 2013

Replicando a futbolín sobre el tema de las próximas elecciones generales


 Lo que más me pesaría en el mundo, ahora, sería que por mantener una discusión, que no debate, absolutamente estúpida, perdiera yo al mejor amigo que tengo y mi hija, gravemente enferma, la única ayuda que ahora le estáis proporcionando tú y tu mujer.
 Pero recuerdo que mi eslogan allí, en el chat de Saco, cuando me atacaban ferozmente por todos lados aquella pandilla de mafiosos, era: yo no he venido a aquí, yo no estoy aquí para hacer amigos sino para defender la verdad e intentar que se imponga la justicia.
 Resultado: me quedé más solo que la una y, al final, me expulsaron de allí, colgándome además el rótulo del innombrable, que junto al premio Limón, que me otorgaban los funcionarios judiciales de Cartagena, por Navidad, son los únicos timbres de gloria que yo creo que tengo.
 O sea que mi primera idea de dejar que digas la última palabra, al final, se va a ir a hacer leches. Otra vez será.
 Verás, futbolín, en un debate que se precie, la 1ª condición a respetar es la de la pertinencia.
 Para ello, lo 1º que hay que hacer es fijar categóricamente los términos del mismo, porque, si no, una de las partes, se pondrá a formular argumento, tras argumento que no tendrán nada que ver con el objeto del debate.
 Vamos a ver, futbolín, ¿cuál crees tú que era el objeto del debate que yo planteaba en mi “respondiendo a una pregunta del jodido futbolín”?
¿Afirmar, una vez más, que Felipe González es un cabrón con pintas y que el jodido Rubalcaba no es más que un mal epígono suyo? ¿Que Lenin y Stalin fueron 2 sanguinarios dirigentes del partido comunista ruso?
 Pero, jodido futbolín, para ese viaje yo no necesitaba ninguna clase de alforjas porque la historia está llena con las fechoría de todos ellos.
 Yo trataba de plantear, otra vez, un debate sobre uno de mis más viejos y desdichados temas, el otro es la feroz lucha a muerte entre China y los Usa, en los que el mundo entero parece haberse puesto de acuerdo para no entenderme, hasta el punto, de que he llegado a dudar de mi capacidad para decir lo que quiero decir.
 Yo planteaba el tema de que si no queremos que la más cruel y canallesca de todas las derechas del mundo se eternice pisándonos el cuello con su claveteadas botas fascistas, no tenemos más remedio que hacer, TODOS, de tripas corazón y unirnos de una puñetera vez todos los que hemos dado en autodenominarnos izquierdas, bajo una misma rúbrica, evidentemente temporal, y bajo un mismo líder, que bien podrían ser Madina o Garzón, e intentar TODOS, actuando en todos los terrenos, pero sobre todo en el electoral como un sólo y puñetero hombre. Aparcando por el más breve lapso de tiempo posible las esenciales e irreductibles diferencias que nos separan para siempre, porque, si no, debemos todos, en manada, irnos al más alto de los acantilados del mundo y arrojarnos allí, de cabeza.
 Porque, si no lo hacemos, todo esto que estamos pasando ahora, será una merienda de amigos en el campo, en relación a lo que nos espera.
 Ni más ni menos, esto es lo que yo planteaba, éste era el debate y, de pronto, me hallo conque tú vienes y dices:
 “Futbolín en julio 29, 2013 a las 10:53 pm dijo: Editar
            RELACIÓN DE «probables» majaderías de tu post: Responde EL JODIDO FUTBOLÍN.
———————–
 NO OLVIDES, FUTBOLÍN, QUE EL ORIGEN DE PALABRA IZQUIERDA SE REFIERE AL LUGAR EN EL QUE SE SENTABAN LOS DIPUTADOS PROGRESISTAS EN LA ASAMBLEA NACIONAL FRANCESA.
Y EL PARTIDO SOCIALISTA SE SIENTA HOY FRENTE AL PP EN NUESTRAS CORTES.
 No vale la pena comentarlo, a mi (y a ti) que se sienten a un lado o a otro del hemiciclo me la trae al pairo, Programa Programa y Programa
 VERÁS, FUTBOLÍN, DIALÉCTICAMENTE, EN POLÍTICA, NO TENDRÁS NADA QUE HACER NI QUE DECIR MIENTRAS NO ADMITAS LA AUTORIDAD DE LOS SUPERIORES. Y LOS SUPERIORES SON ARISTÓTELES, PLATÓN, KANT, HEGEL, MARX Y ALGUNOS OTROS QUE SE ME HAN QUEDADO EN EL TECLADO.
PORQUE EL PENSAMIENTO HUMANO HA IDO PROGRESANDO GRACIAS A LOS GENIOS Y LOS GENIOS SON INDISCUTIBLES PORQUE SI LOS DISCUTES, LA CAGAS.
 Parece que tu tienes linea directa con ellos y sabes que harían ahora todos esos prohombres ya fallecidos, argumenta y dejate de mandangas, solo te ha faltado poner el nombre de Palazón entre los genios, que no digo que no, pero tambien los genios la cagan.
 UNO DE ESOS GENIOS DIJO AQUELLO DE QUE LA POLÍTICA ES EL ARTE DE LO POSIBLE Y ESTO, COÑO, ES UNA GENIALIDAD INDISCUTIBLE.
Y LO POSIBLE ES SÓLO AQUELLO QUE SE PUEDE HACER EN UNAS DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS.
EL MUNDO ACTUAL ES COMO ES Y LA VIDA ACTUAL ES LA QUE ES Y A ESTO NO SE LE PUEDEN DAR MÁS VUELTAS.
 Desde luego aquí solo te ha faltado poner aquello de que lo que no puede ser no puede ser y además es imposible, querer es poder y conformarse con lo facilito y decir que es lo único posible es lo que dice también Rajoy porque está a las ordenes de sus superiores.
 LO QUE A MÍ ME PIDE EL CUERPO ES IRME A AL MONTE COMO UN GUEVARA CUALQUIERA PERO ESTO, AHORA, ES IMPOSIBLE Y, SI MIRAS UN POCO A TU ALREDEDOR, LO COMPRUEBAS INMEDIATAMENTE, EL GRAN GENDARME ESTÁ AHÍ INCONTENIBLE, INVENCIBLE, IRREDUCTIBLE, CUANDO ES NECESARIO CON SUS MARINES Y SUS DRONES Y CONTRA ESO NO SE PUEDE LUCHAR HOY DE NINGUNA MANERA Y ESTO ES LÓGICA, LÓGICA PURA, LÓGICA COJONUDA, LÓGICA FETÉN, ¿NO?
 Entonces ya sabemos hay que hacer como el Asno decir a todo amén y a poner los pies en el rancho del Obama de turno, una cosa es que sea un condicionante importante el tema del imperio y otra que te deje en estado de parálisis terrorífica.
 LENIN Y STALIN, ALIARSE INCLUSO CON LA PEOR DE LAS DERECHAS DE ENTONCES, PARA SEGUIR SIENDO LA ÚNICA IZQUIERDA POSIBLE, Y, AL FINAL, GANAR, COÑO, QUE ES DE LO QUE SE TRATA, JODER, Y ELLOS GANARON ÍNTEGRAMENTE.
 Mira Lenin tiene un pase, pero a Stalin, a ese hijo de puta ni me lo nombres, a ese solo le importó su poder y fue el principio del fin de la revolución comunista.
 Venga relajate y da por perdido y amortizado al capullo de Rubalcaba que cada día te conformas con menos. Un abrazo y no pienses que me voy a comulgar con tanta «sucialdemocracia» por mas que te aprecie a ti y a tu familia porque como dijo otro genio:Lo cortés no quita lo valiente”.

 Y yo pregunto: ¿y qué coño tiene que ver todo esto con el tema que yo planteaba?
 Como decimos los juristas, en mi caso, los malos juristas:
 -Coño, futbolín, te has cargado la continencia (y la pertinencia) de la causa, nada de lo que has dicho tiene que ver con el asunto de que se trataba.
 El mejor de mis agradecido abrazos, 

lunes, 29 de julio de 2013

Respondiendo a una pregunta del jodido futbolín

 Tal vez me cueste tu amistad y lo sentiré en lo más profundo de mi corazón pero creo que, dialécticamente, lo tengo que hacer y lo haré.
Haces, en una de tus ultimas intervenciones, una serie de preguntas íntegramente capciosas, realizadas para y ante la galería y te quedas tan fresco porque piensas que nadie se va a atrever a contradecirte sin incurrir en el más descalificador de los oprobios.
 Y te equivocas.
 Dices ¿son de izquierdas el consejero de administración de Gas Natural, creo que te refieres a González, y Robalcaba?
 Y la respuesta, por más que te pese, es sí.
 No olvides, futbolín, que el origen de palabra izquierda se refiere al lugar en el que se sentaban los diputados progresistas en la Asamblea Nacional francesa. 
Y el partido socialista se sienta hoy frente al PP en nuestras Cortes.
Verás, futbolín, dialécticamente, en política, no tendrás nada que hacer ni que decir mientras no admitas la autoridad de los superiores. Y los superiores son Aristóteles, Platón, Kant, Hegel, Marx y algunos otros que se me han quedado en el teclado.
 Porque el pensamiento humano ha ido progresando gracias a los genios y los genios son indiscutibles porque si los discutes, la cagas.
 Uno de esos genios dijo aquello de que la política es el arte de lo posible y esto, coño, es una genialidad indiscutible.
 Y lo posible es sólo aquello que se puede hacer en unas determinadas circunstancias.
 El mundo actual es como es y la vida actual es la que es y a esto no se le pueden dar más vueltas.
 Lo que a mí me pide el cuerpo es irme a al monte como un guevara cualquiera pero esto, ahora, es imposible y, si miras un poco a tu alrededor, lo compruebas inmediatamente, el gran gendarme está ahí incontenible, invencible, irreductible, cuando es necesario con sus marines y sus drones y contra eso no se puede luchar hoy de ninguna manera y esto es lógica, lógica pura, lógica cojonuda, lógica fetén, ¿no?
 Entonces, hoy, la izquierda, la izquierda de verdad, la que quiere ganar la partida, que, coño, es de esto de lo que se trata, ¿o no? no es la que lanza las mejores proclamas teóricas, la que le dice al otro, “coño, tú no eres más que un canalla que hizo, hace o hará siempre lo mismo que la canallesca derecha”, no, ésta es la jodida izquierda perdedora que nos ha llevado, nos está llevando y nos llevará siempre al desastre, si no cambia de táctica de una puñetera vez y hace lo que los grandes izquierdistas de la historia hicieron, por ejemplo, coño, Lenin y Stalin, aliarse incluso con la peor de las derechas de entonces, para seguir siendo la única izquierda posible, y, al final, ganar, coño, que es de lo que se trata, joder, y ellos ganaron íntegramente.
 Porque ellos sí que sabían, coño, que la jodida política no es sino el arte de lo posible y en cada caso sólo existe realmente una posibilidad de ganar y ¿cuál es ahora, ahora mismo, en este instante, la posibilidad de ganarle al PP, que ellos sí que aglutinaron a toda la derecha, desde Fuerza Nueva hasta el jodido Opus Dei y por eso han ido ganando cada vez con más fuerza y rotundidad, continuar nosotros, tú y yo, de cuya tendencia izquierdista no se puede dudar, metiéndole el dedo en el ojo a Rubalcaba para que esa tendencia que se refleja en las encuestas de estar ya sólo a 2'9 del PP no sólo no crezca sino que se agrande, es esto lo que realmente le interesa a la izquierda, que el PP siga ganando las elecciones y haciendo la brecha cada vez más grande, suprimiendo todas las conquistas sociales de siglos de sangre, sudor y lágrimas, suprimiendo las becas y cerrando los comedores infantiles para que ya no haya nadie como tu y yo, con la capacidad suficiente para desgañitarnos por aquí, propalando la buena nueva, y como Alberto Garzón, que pueda un día dirigir los destinos de este desdichado país?
 Lo inteligente no es eso, lo lógico, lo razonable no es eso, lo que hay que hacer por mucho que nos pese a ti y a mi, que creo que me pesa más que a ti porque el jodido tipo este, con su cara de jodido madridista, coño, es la única, coño, leelo bien, la UNICA posibilidad de ganarle al PP la jodida batalla para que no nos sigan aplastando ya definitivamente o sea para siempre, cegando todas las fuentes de posibilidad y una vez que se haya ganado, gracias a la unión de toda la izquierda bajo la titularidad única de quien les PUEDE GANAR SI ES QUE ESO YA NO ES IMPOSIBLE, entonces, sí, desde dentro, luchar para cambiar esas ignominiosas reglas del juego que los Fraga y compinches establecieron para alejarnos para siempre a los jodidos marxistas del poder y que impere la regla de oro de la democracia, un hombre, un voto, pero todos iguales.
 Y entonces, sí, entonces, como lo hizo Chaves, como lo está haciendo Morales, et alteri, sí, realizar una revolución total desde arriba, que es de la única manera que ahora puede hacerse.

sábado, 27 de julio de 2013

Jueces y jueces, pero también abogados/as del Estado y un registrador


 Ahora ya sabemos, los que queremos saber, por qué Wert está siendo tan duro con los becarios pobres: se trata de situar para siempre todo lo lejos que se pueda a los hijos de los pobres de los estudios univesitarios para que ninguno de ellos pueda ser nunca juez, abogado del Estado o registrador y acceder, así, luego, a los puestos de poder.
 Esta gente es tan descaradamente sinvergüenza que ha apartado de un violento manotazo el axioma de Lampedusa: es preciso que todo cambie para que todo siga igual, esta gente no quiere, porque piensa que ya no lo necesita, guardar las apariencias. 
 ¿Para qué, si ya nadie que no sea de los nuestros va a tener a partir de ahora acceso a ninguna clase de prensa, porque ésta es ya toda de nosotros?
 Ayer fue un día increíble. Por la mañana, muy temprano, fui a un registro de la propiedad y le pregunté a un amigo, que sustituye al registrador, si yo había pecado por exceso cuando dije aquello de que un registrador ganaba tres millones de pesetas mensuales y el me contestó: no, has pecado por defecto. 
 O sea que un registrador ganaba más de 3 millones de pesetas mencuales, o sea, más de 36 millones de pesetas anuales, o sea, que Margallo tenía toda la razón del mundo cuando afirmaba que Rajoy estaba perdiendo muchísimo dinero dedicándose a la política en lugar de seguir ejerciendo su honorable profesión de registrador de la propiedad.
 No sé si algún día tendré tiempo y ganas de glosar por qué la de registrador de la propiedad es la profesión jurídica mejor remunerada de todas las que existen en España. Creo que merece la pena.
 Por eso Wert no quiere que estudie Derecho y pueda ser, luego, registrador de la propiedad, el hijo de ninguno de esos zarrapastrosos pobres que, a lo peor, incluso es un jodido marxista. Y él va a hacer, está haciendo todo lo que está en sus manos para que ninguno de ellos tenga acceso a la jodida, puñetera universidad.
 Es su particular manera de ganar la guerra, impedir que exista siquiera el enemigo.
 Porque todos los universitarios que estudien Derecho no van a ser como esa terrible superwoman de la juez Alaya que pretende encarcelar a todos los miembros prominentes del partido socialista para que así no puedan concurrir a las próximas elecciones en Andalucía y el PP pueda, al fin, ganar las elecciones generales allí con la mayoría suficiente para que no palie su derrota pactando con ese diabólico partido que es IU, abarrotado en su totalidad por íncubos y súcubos.
 Mientras, el juez Ruz hace como que no oye las declaraciones de Bárcenas en las que éste no se cansa de decirle que el PP durante los últimos 20 años ha sido una máquina de cohechar a la que iban todas las grandes empresas inmobiliarias de España, con una increíble periodicidad, a hacer sus óbolos para que éste ganara las elecciones y ellos, los propietarios de las mismas, siguieran ganando todos los concursos en los que se adjudicaban todas las obras pùblicas y todos los servicios del Estado, una figura que el Código penal recoge como delito de cohecho o, por lo menos de tráfico de influencias.
 La caja B del PP era una máquina de recibir donativos no a fondo perdido sino a cambio de ajudicaciones de obras o servicios públicos de las distintas administraciones públicas regidas por el PP, desde la Administración central del Estado a la de las distintas comunidades autónomas.
 Es así como Bárcenas que no era en sí mismo ninguna clase de autoridad pública hacía llegar a los que sí lo eran las gratificaciones necesarias y suficientes para que éstos adjudicaran siempre en los concursos públicos las obras y servicios a las empresas donantes.
 ¿Cohecho, tráfico de influencias?
 Doctores tiene la Iglesia, quiero decir jueces, pero ¿qué se puede esperar de jueces, del último de los jueces, el presidente del Tribunal Constitucional que ejerce su cargo con el carnet del PP en la cartera y que pagaba hasta ayer mismo sus cuotas como militante del partido,que tire piedras contra el partido que lo ha colocado allí?
 Esto va contra la esencia de la naturaleza humana.
Pero hay algo en la declaración de Bárcenas ante el juez Ruz que acaba de publicar la prensa que a mí me ha estremecido hasta lo más hondo: cuenta este hombre que un día, después de repartir todo lo recaudado entre los prohombres del PP, a él, a Bárcenas, le sobraban unos 6.000 euros y le preguntó a su asesor áulico Javier Arenas qué hacía con ellas, y Arenas le contestó: cógelos, mételos en un sobre y mándaselos a Rajoy.
  

viernes, 26 de julio de 2013

La Thatcher y Ana Pastor, frente a un humilde maquinista


 Prestige, Atocha, Metro de Valencia, Santiago.¿Por qué todas las grandes catástrofes se producen cuando gobierna la derecha?
La respuesta entraña una sola palabra: Thatcher.
Thatcher es el antisocialismo, para ella lo único válido es el individuo. No coartemos nunca su libertad porque ésta es el motor que mueve al mundo.
 Como vemos, la tipa ésta era antiaristotélica. Hay que dejar absolutamente solo al hombre porque éste con su libre iniciativa lo resolverá todo.
 Y todos los servicios públicos de Inglaterra se hundieron totalmente.
 Pero los ricos y los poderosos tuvieron más dinero y poder, que de eso precisamente se trataba.
 ¿Se trataba? Se trata porque el liberalismo se ha apoderado de todos nosotros, de tal manera que ya somos liberales hasta los más empedernidos comunistas, como yo, por ejemplo.
 Pero se trata de hacer un acercamiento a lo que significa el accidente de ayer, en Santiago de Compostela.
 Mucho me temo que sea el maquinista el que pague el pato.
 Porque siempre es bueno que haya niños que lo paguen, y en esta inmensa tragedia el niño es él.
 Porque, inmediatamente, se ha rebuscado en su triste historia de pobre trabajador y se ha hallado lo que más conviene al sistema:
 -Me gusta correr, pasar de los 200 kms. a la hora.
 Esto va a ser su condena, porque ya es muy fácil que lo que dijo desesperado porque no conseguía rebajar la velocidad entrando ya casi en la curva, será su sentencia de muerte.
 Y yo no he tenido más remedio que acordarme del accidente del Metro de Valencia.
 Es un auténtico crimen thatcherano que lleva mucho tiempo impune y que quedará impune para siempre como quedaron todos aquellos que cometió la dama de hierro.
 Pero volvamos a Santiago, a esa Galicia en la que estuvimos tanto tiempo contemplando los hilillos de plastilina, cuya huella aún no ha desparecido porque las heridas del mar no se curan nunca.
 Y da la triste, la irreparable casualidad de que el artífice de la resolución de esta tragedia es el mismo de entonces.
 No sé lo que va a decirnos este hombre porque como orador es insuperable, se agarrará al pobre maquinista como a un clavo ardiendo para no tener que admitir que algo en el tendido ferroviarios no funcionó como debía.
 Y esta última posibilidad es la que más probabilidades tiene de certeza.
 O fallaron los autofrenos del tren o los de la red ferroviaria.
 No vale ponerse un momento a pensar siquiera que un hombre con la experiencia del maquinista desafiara estúpidamente a la suerte no echando mano a los instrumentos de frenada, una vez que comprobó que iban a una velocidad mortal.
 Es indudable que algo mecánico falló porque no es posible admitir ahora tendencias suicidas en un hombre que hasta ahora se había comportado con la mayo normalidad.
 Pero se trata de elegir entre él y Ana Pastor, entre el pobre hombre y la mujer de confianza de Rajoy, la thatcher de este momento, y el pobre maquinista lo tiene muy claro.
P/S: se me olvidaba lo principal: cuando Thatcher llegó al poder en Inglaterra, los ferrocarriles británicos estaban entre los mejores del mundo; cuando salió, eran de los peores del mundo.-

lunes, 22 de julio de 2013

BÁRCENAS y Rajoy, una magnífica fábula para demostrar la veracidad de las tesis de Marx.



 Tesis 1: Todo es economía.
 Tesis 2: El verdadero poder es el económico.
Decía Rajoy, ayer, ante los prebostes de la Unión Europea, intentando desesperadamente luchar contra esa marea de corrupción que a otro individuo con un átomo de dignidad ya lo hubiera expulsado de su peana: “lo importante realmente, lo verdaderamente democrático es haber llegado al poder mediante unas elecciones generales”.
 Decía Lara, creo, líder de IU: “pero ¿qué dice este hombre?, él no ha llegado al poder mediante unas elecciones generales libres sino esencialmente falseadas por la más absoluta de las corrupciones económicas”.
 Filosóficamente, ¿cuál de las 2 proposiciones es cierta?
 Que Rajoy ha engañado a la inmensa mayoría de su electorado, es una evidencia tal que no necesita ninguna clase de demostración.
 ¿Cómo? Utilizando a su favor todo ese inmenso poder que le otorgaba ser el más poderoso de los agentes políticos en liza en las pasadas elecciones generales.
 En cualquier país, la publicidad electoral no es que sea importante,  es absolutamente decisiva.
 Si desde todas las atalayas de la información real, ésa que efectivamente llega al pueblo, a la masa indiscriminada de analfabetos políticos, se sostiene el falso mensaje de que el partido preparado desde siempre para resolver todos los problemas económicos que lo arrasan  es el partido que detenta desde siempre también el poder económico, indefectiblemente este canallesco partido ganará inexorablemente las elecciones.
 Y, ahí, están los hechos indubitables para demostrarlo.
 Pero la realidad real, la realidad también indiscutible es que era ese apestoso partido, precisamente, a nivel mundial, el partido liberal capitalista, el que había llevado al mundo a una quiebra de proporciones universales, de la que tanto nos va a costar salir si es que salimos sin deslegitimar para siempre el paradigma liberal capitalista que afirma, desde Adam Smith, seguido por sus epígonos intelectuales Von Misses, Hayek, Popper, Friedman “et alteri”, que es la libertad más absoluta, ésa que comprende, como no, la absoluta libertad de mercados, la panacea capaz de resolver, y no de crear, como en la realidad ha resultado, todos los problemas del mundo mundial.
 Soy perfectamente consciente de que hay una aparente contradicción entre lo que ahora escribo y aquellas iniciales tesis del marxismo con las que comenzaba este trabajo.
 Si todo no es más que puñetera economía, si el verdadero poder es realmente el económico, no hay científicamente otra solución para que las cosas funcionen bien que dejar actuar el libre juego de las fuerzas económicas.
 Falso, de toda falsedad. También soy plenamente consciente de que soy un marxista especial. La vida humana no es sino una más de las que pueblan, de las que actúan sobre el mundo material. Y este mundo material dejado a funcionar a su antojo provocaría ineluctables tragedias que quizá hubieran ya acabado con esta era, como parece que acabaron hace millones de años, con las sucesivas eras de las que se tienen noticia.
 Lo que hace a este mundo material humano es precisamente la capacidad que tiene el hombre de modificar absolutamente su entorno.
 Está absolutamente comprobado que abandonado el mundo económico a su absoluta libertad, dicho liberalismo económico produce inevitablemente crisis que lo colocan, que pueden colocarlo a punto de su propia desaparición.
 Es, por lo tanto, forzosa la intervención decisiva humana para que los ciclos económicos no sean  ineluctables, o sea, es absolutamente obligado un intervencionismo político para evitar que crisis como la que actualmente padecemos se produzcan inevitablemente.
 Y ésta parece que es la técnica que están aplicando algunos países como China no ya para salir de la crisis, que no la han sufrido, sino para evitarla decisivamente.
 Regresando de Úbeda, Bárcenas le está ganando la partida a Rajoy, se la hubiera ganado ya si éste fuera un país medianamente decente, porque ha sido el dueño del verdadero poder económico del partido, el dueño de sus finanzas.
 A las asquerosas manos de Bárcenas, han tenido que ir a comer todos, absolutamente todos de los grandes jerarcas del Partido Podrido, y este mequetrefe, que ha actuado, a niveles contables, como el tendero de la esquina, los ha puesto a todos a parir de mala manera, de tal modo que la comunidad internacional ya ha desechado en masa a todos los políticos españoles por dejarse corromper de tal modo por  un tipo que ni siquiera alcanza la categoría de aprendiz de brujo.
 O sea que Bárcenas era, es, el auténtico poder en el PP, sólo porque el jodido tenía la llave de los cuartos, de la cochina economía, como  era “ad demostrandum”.


domingo, 21 de julio de 2013

El dinero que está perdiendo Rajoy (II)


 APENAS había colgado yo mi post sobre el dinero que pierde Rajoy en mis blogs, cuando ese  águila de mil cabezas que responde por futbolín, ya me había puesto como comentario en ellos ni más ni menos que una serie de artículos de un blog que creo que se llama Atlántico, como otro del presidente a la    Asociación europea de periodistas, Miguel Angel Aguilar.
Leídas que fueron ambas misivas, al principio, casi me acomete un complejo de inferioridad porque yo no soy, no he sido nunca y es muy difícil que sea nunca periodista, sólo soy un mal escritor que comenta como buenamente puede aquello del acontecer diario que suscita mi atención, y hoy había sido ese comentario de Margallo, que estoy seguro que ha sentado como un tiro al presidente, en el que afirmaba que éste está perdiendo mucho dinero con la política que podía estar ganando a espuertas con su honorable profesión de registrador.
 Después, como suele ocurrirme casi siempre, no sólo superé el complejo de inferioridad sino que lo cambié de signo y lo transformé en de superioridad.
 Yo no tengo más medios que usar para mis posts que la poca jodida memoria que me queda después de lo que mi neurólogo llama proceso degenerativo tipo alzheimer, y, por si fuera poco, no puedo echar mano a colegas y compañeros que me aclaren las dudas, de modo que si bien creo que el artículo de Aguilar no sólo es más sistemático sino también mejor informado, no sé, a mi me gusta más el mío no sólo ya por su espontaneidad sino precisamente por su carácter cuasi artesanal. Me explico.
 Yo utilizo para la confección de mis trabajos lo que algunos llaman la escritura automática. Escribo, sobre la marcha, todo lo que se me ocurre y corrijo muy poco, casi nada. 
 Y creo que es ésa no forzada espontaneidad lo que hace que mi trabajo, a mi, me plazca más que el de Aguilar, es más dúctil, más asequible, menos oficialista, más campechano.
 Y, al final, los dos trabajos vienen a decir lo mismo.
 Y, como no podía ser de otra forma, dado el egotismo ínsito en nuestra naturaleza, a mi me gusta más mi trabajo no sólo porque es mío, sino porque está mucho más de acuerdo con mi manera de ser, de escribir y de pensar.
 Y es que, como dijo aquel: “ca” uno es “ca” uno.

Sobre el dinero que pierde Rajoy

Dice Margallo, y debe de saber muy bien lo que dice porque para eso es Inspector del Timbre, en su vida privada, que Rajoy está perdiendo ingentes cantidades de dinero dedicándose a la política en lugar de seguir explotando, como si fuera una mina de diamantes, su registro de la propiedad de Santapola.
 Este ministro, inspector del Timbre del Estado por oposición, hace como que no sabe que un registro de la propiedad, sobre todo como el de Santapola, ciudad alicantina verdadero emporio del turismo y, por tanto de la construcción, con miles de edificaciones anuales, que han de registrarse necesariamente para existir, es una verdadera mina de diamantes, o sea que aparentemente tendría razón, si fuera verdad eso de que Rajoy ha renunciado a su mina particular para ejercer la política, cuando es precisamente todo lo contrario, el tío se metió en política para proteger mucho mejor su fabulosa mina de diamantes.
 Rajoy, y lo sabe muy bien el susodicho inspector del Timbre, no sólo es él el único registrador de la propiedad de la familia Rajoy, sino que son varios hermanos los que han logrado “ganar” la que tal vez sea la mejor oposiciones a las que puede optar un licenciado en Derecho en España.
 Rajoy, y lo sabe muy bien el susodicho inspector del Timbre, desde que obtuvo su primera designación política, ha dedicado el mayor y mejor de sus esfuerzos a “enriquecer” una de las mejores profesiones del mundo, en la que se cobra un pastón porque cualquier españolito inscriba en su registro de la propiedad de Santapola el chalet adosado que se ha comprado para veranear en la que es considerada “vetere proverbio”, la mejor playa de levante, que ya es decir, porque allí están sin duda las mejores playas del mundo, y esto lo sabía muy bien ese águila que fue Santiago Bernabeu, que se retiró a allí, después de librar y vencer, con la ayuda de Dios y del Caudillo de España, en más de mil batallas.
 Estimulado por este ejemplo de altruísmo profesional, Rajoy ha decidido no ser menos que su admirado presidente, empedernido fumador de puros, como él, y ha decidido, también como él, entregar su vida al Altísimo, vinculado de alguna manera a esta joya de levente.
 Rajoy ha luchado, como lo que es, un auténtico jabato, para seguir siendo el registrador de la propiedad de Santapola en excedencia provisional por el ejercicio de la profesión política, con lo que se producen una serie de consecuencias casuales de la mayor importancia económica.
 Primera, el registro de la propiedad de Santapola no puede salir a concurso para ser adjudicado y “explotado” por un nuevo titular, porque su titular , o sea, propietario de la plaza sólo está en excedencia, pudiendo volver a ocuparla en cualquier momento, o sea, que su vacancia es una de las cosas más provisionales que hay en este mundo, porque el cualquier momento, el presidente, nuestro presidente, puede decir, mordiendo con rabia su sempiterno puro: "Coño, hasta aquí hemos llegado, ya me duelen a mi los cojones de sacrificarme tanto por el bien de todos, absolutamente todos los españoles". Y tendrá razón de sobra.
 ¿Qué sucede entonces, con el registro de la propiedad de Santapola? Que su “explotación” se lleva a cabo por un compañero, que lo cubre como añadido al suyo de Elche, que tampoco es moco de pavo, mientras que nuestro eximio presidente continúe en excedencia provisional por el ejercicio de la profesión política.
 ¿A que parece perfecto?
 Lo que se expone a continuación sólo es una mera hipótesis de trabajo para llevarla a cabo por un jodido malpensado, cosa que el que suscribe no ha sido nunca.
 ¿Puede suceder que, como tal hipótesis, el registrador de Elche sea tan buen amigo de Rajoy que haya podido pactar con éste usufructuar “su” registro, el de Rajoy, durante todo el tiempo que dure su excedencia, repartiéndose los honorarios a partes iguales, de modo que la ingente cantidad de dinero que ello supone sea repartida entre dos buenos amigos por no hacer absolutamente nada, porque un registrador de la propiedad se limita a firmar los asientos del registro que, convenientemente, no sólo redactados sin también preescritos por su personal, se le presentan diariamente?
 Yo no digo que esto sea así, es más, estoy absolutamente seguro de que no es así, si no por otra cosa porque un hombre de la acrisolada y probada honradez de Rajoy jamás haría una cosa semejante.

viernes, 19 de julio de 2013

La deslegitimación de la sociedad.




Ayer me sobrecogí oyendo a 3 tertulianos en la más oída de las emisoras de radio españolas admitir como aceptable desde el punto de vista ético que el presidente del TC hubiera hecho 2 cosas absolutamente imperdonables a mi juicio: acceder a la magistratura judicial siendo militante del PP y ocultarlo cuidadosamente en su comparecencia ante las  Cámaras.

Dicen los expertos en Derecho constitucional que si bien la LOPJ establece la prohibición de que los jueces y magistrados pertenezcan a un partido polìtico, el propio Derecho constitucional admite paladinamente lo contrario y en virtud de las normas que establecen el grado de las leyes, el derecho constitucional es de mayor rango que el político y el administrativo, ergo la prohibición expresa a los jueces de participar en la contienda polìtica a través de los pp queda suprimida, o derogada, puesto que “especialter generalia derogant”, lo especial deroga a lo general.

Y los tíos se han quedado tan frescos.

Y es que la inmoralidad, o la ausencia de los más elementales valores éticos se ha impuesto totalmente de esta cochambrosa sociedad en la que apenas sobrevivimos.

No cabe duda de que los legisladores constitucionales, como no podía ser de otra forma, arrimaron el ascua a su asquerosa sardina, haciendo como que no comprendían por qué el legislador administrativo había establecido con toda la razón del mundo que ya que no se podía penetrar en el cerebro y el espíritu de los jueces al menos se estableciera la más rigurosa de las prohibiciones en cuanto al mantenimiento desu asepsia política.


Llevo muchos posts escritos abundando en la idea que ya preocupó a Platón y a Sócrates, cuando ambos dialogaron sobre este viejo problema ¿”qui custodiat custodes”?, ¿quién vigilará, quién controlará  a los jueces?.

Un juez es un personaje imposible. Tiene la misión de juzgar a los hombres imparcialmente. Yo, entre otros millones de seres humanos, pienso que la imparcialidad es una virtud inalcanzable para nosotros, porque nadie es capaz de dominar completamente sus sentimientos.
Tal vez fue esto algo de lo que quiso manifestar Terencio cuando dijo aquello de “homo sum et nihil humanum mihi alienum puto”, soy hombre y creo que nada humano me es ajeno.

¿Quién le pone el cascabel al gato de un magistrado del PP que tiene que dirimir una contienda judicial de la que depende el hundimiento político de su propio partido?

Imposible, ¿verdad?

Es lo que nosotros manifestábamos al principio y recurríamos a la autoridad de dos de los más grandes pensadores de nuestra especie para que lo confirmaran: ¿“qui custodiat custodes”?, ¿quién es el guapo capaz de impedir que los magistrados del Constitucional echaran abajo un  estatuto, el catalán, que había sido aprobado por las Cortes generales de España después de que lo hubieran hecho las de Catalunya, haciendo suya aquella campaña nacional de Rajoy que había puesto mesas petitorias por toda el país para que los españoles, tan patriotras, se pronunciaran en contra de dicho estatuto?

No vamos a analizar aquí y ahora la sentencia del Constitucional que al fin y a la postre se cargó el Estatuto de Catalunya gracias a los votos de los magistrados del PP, porque no eran magistrados del tribunal del que formaban parte, sino acérrimos partidarios de una ideología ultrliberalcapitalista y fascista.

Por eso me sobrecoge que unos tertulianos admitan como normal que un miembro con carnet del PP y que paga sus cuotas, sea ahora el presidente del tribunal encargado de comprobar que las sentencias de los tribunales y las leyes del Congreso se ajustan ni más ni menos que a la Constitución de Fraga.

miércoles, 17 de julio de 2013

Ahora, resulta que mi supuesto desconcierto sólo era un momentáneo despiste.

     El juez Carmona
No sé si recuerdan ustedes esos dos o tres posts en los que yo anunciaba mi desconcierto, porque todo mi concepto del mundo real español, mi cosmologia, se había ido por los suelos cuando Ruz mandó a Bárcenas a la cárcel, después de que la Audiencia lo hubiera elegido a él, frente a un tipo como Bermúdez, para continuar la instrucción de los asuntos de Bárcenas en exclusiva.
Para mí, la pervivencia del fasciofranquismo mafioso se basa precisamente en la especialisima constitución española de su poder judicial.
Aquel viejo sabueso gallego que fue Franco vio con toda claridad que la justicia es el quicio sobre el que gira toda la puerta de la Administración pública de cualquier Estado, entonces, todo se reducía a sembrar la semilla del Diablo en este fundamentalísimo poder.
-Si yo pudro-se dijo-al sistema judicial español para siempre, tendré la partida ganada.
Y lo configuró a su imagen y semejanza.
Ahora, que escribo esto, advierto la remembranza que lo que estoy escribiendo tiene con esa parte de la doctrina católica que narra el final de la tarea creadora de su Dios, cuando dijo aquello de "haremos al hombre a imagen y semejanza nuestra".
 O sea que no hay nada nuevo bajo el sol que todo se repite como en una especie de ritornello ¿diabólico?
 Yo divido a los hombres en genios, inteligentes, listos, pillos e idiotas.
 A Franco lo incluyo entre los pillos.
 Es una inmensa pillería macabra la que llevó a cabo con España.
 Primero, se trataba de proteger a la SICAR, la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, porque ello suponía echar siete manojos de llaves sobre el subconsciente de todos lo desdichados habitantes de este jodido país.
 Si se mantenía el dominio de esta organización que yo considero tan criminal como solapada, los políticos franquistas siempre gozarían del dominio de un rebaño tan manso y resignado como ningún otro en el mundo.
 Pero también supo ver que no bastaba con el adoctrinamiento psicológico en la infancia y adolescencia porque con la apertura inevitable de las fronteras intelectuales, muchos españoles aprenderían a pensar por sí mismos y entonce....
 Serían colocados fuera de la ley, primero, con leyes tan repugnantes como aquélla que se tituló “para la represión de la masonería y el comunismo” y, luego, modificando paulatina y adecuadamente los distintos códigos penales para adecuarlos a lo que su propósito de dominación exigía en cada momento.
 Pero todo ese andamiaje que el canalla fascista pensó para le perpetuación de su diabólica especie sería completamente inoperante si no se disponía de una base humana enteramente confeccionada “ad hoc”.
 De modo que se ideó un sistema para que los jueces encargados de llevar a la práctica una legislación que siempre estaría absolutamente podrida al ser confeccionada siempre por las clases dominantes con su falso turno en el mismo poder, fueran no ya de una ideología liberalconservadora como son todas las judicaturas del mundo, sino radicalmente fascista.
 De ahí mi desconcierto cuando un juez plenamente incardinado en su clase decreta la prisión de la única amenaza que se cernía sobre todo este pútrido sistema.
 Y, ahora que lo escribo, me doy cuenta de que este auto de prisión quizá era la última vuelta de tuerca que dicho sistema ponía en práctica para advertir al díscolo aspirante a prometeo de lo que podría sucederle a él y a los suyos si no se sometía de una puñetera vez a las exigencias del sistema.
 De cualquier modo, después de leer que el juez Carmona, titular del juzgado en donde en estos momentos de juega la batalla más importantes para la supervivencia del fascismo español, avisa ya, antes de tomar posesión, de la posible declaración de nulidad de actuaciones de todas las que hasta ahora se han llevado a cabo, aquel mi desconcierto se ha transformado en un soberano despiste que esperemos que sea pasajero.

martes, 16 de julio de 2013

Las carcajadas de Fraga (III). Los discípulos del Diablo.

 Decía yo, por aquí, hace muy poco, que la única quizá satisfacción que recibía ya era ésta de ver que verdaderas luminarias del periodismo, como en este caso, José MaríaIzquierdo, incurrían en el mismo tema que yo: ajustarle las cuentas al tal Bárcenes.
Yo lo hice ya hace algunos meses y las cuentas me salieron, seguramente mal, mucho más cuantiosas que al periodista de El País, hoy, en su magnífico artículo “La descomunal indecencia del silencio”:
 “Se asombra José K. de que todos estos facinerosos con foto en la portada del diario deban sus inmensas fortunas a cantidades llamadas “comisiones”, escondidas en cajas fuertes de bancos dirigidos por otros aún más ricos, más facinerosos que ellos mismos, si atendemos como pruebas de su alma delincuente sus muchas multas por eso, por facinerosos. Y si esos 50 millones de euros, o más de 8.000 millones de pesetas, son apenas el liquidillo que rezuma del bidón, ¿qué no llevará dentro el recipiente? ¿Las comisiones son un 1%, por ejemplo? ¿El monto total es, pues, de 5.000 millones de euros, más de 800.000 millones de pesetas, el que pasaba por sus cuentas o, por mejor decir, por las cuentas del partido? Pueden hacer el cálculo con un 3%, o incluso con el 50%, que es igual de mareante. Resten, si gustan, la parte que se quedaba entre los dedos de gente tan emprendedora —¡qué risa!— como Francisco Correa o el Bigotes. Y cuenten, además, con el consejero de la comunidad x, o el alcalde de y”.
 En aquel post, que me he matado a buscar y  no lo he encontrado, decía yo que a mi, en Telefónica, me daban el 15% de toda la publicidad que contrataba para las guías telefónicas y que si  Bárcenas se aplicaba a sí mismo dicho porcentaje, la proporción dice que  a 50 millones de euros le corresponden x, si a 100 le corresponden 15, o sea, que, si no me equivoco en la cuenta, son ni más ni menos que 7.500.000 millones de euros=7.500.000.000.000 euros, ni más menos que 1.225.000.000 pesetas considerando 166 ptas. como el valor del euro lo que el PP se ha embolsado durante los 20 años del mandato de Bárcenas.
 ¿Verdad que la cifra es absolutamente mareante?
 Pues yo estoy convencido de que es escasa, de que ha sido mucho más el dinero que el PP se ha embolsado con ese detestable negocio que montó subastando todas las concesiones administrativas de obras  y servicios de todas las administraciones en las que gobernaba.
 Y como las obras y servicios públicos de todas las administraciones públicas españolas son o pertenecen al pueblo español, resulta que estos exponenciales ladrones que son los del PP nos han robado a todos los españoles, SOLO POR ESTE CONCEPTO, ni más ni menos que por este concepto del cohecho, la escalofriante cifra de MIL DOSCIENTOS VEINTICICINCO MILLONES DE PESETAS.
 ¿Como es posible que no ya sólo Rajoy dimita sino todo el PP en bloque?
 Pero, lo que es mucho peor aún, en otro país ahora mismo, hoy mismo y sin ninguna clase de interrupción, todas las vías públicas, todos los medios de comunicación deberían de estar bloqueados hasta que esta partida de bandoleros no desapareciera para siempre de la faz de la Tierra.
 Pero no pasara nada. Recuerdo que cuando el Celta y el Sevilla tenían que bajar de 1ª a 2ª división por un simple problema administrativo, la Administración del Estado tuvo que intervenir inmediatamente para que aquel hecho no se produjera porque ambas ciudades se echaron íntegramente a la calle y amenazaron con no volver a sus casas mientras el problema no se resolviera. Y se resolvió, claro que se resolvió, desde entonce la Liga de fútbol española es la única del mundo que tiene 18 equipos, porque las poblaciones de ambas ciudades pusieron los cojones encima de la mesa POR EL COCHINO FUTBOL.
Y, ahora, con 6 millones de parados, con más de 20 millones de españoles viviendo bajo el nivel de la pobreza, y comprobando como esta gentuza que nos gobierna está esquilmando al país hasta dejarlo no en cueros sino en la puta miseria, en los puros huesos, con el mayor de los descaros del mundo, no se mueve nadie, todos permanecemos callados como muertos, que es en realidad como estamos, porque es un pueblo muerto y enterrado el que ya no se mueve por nada, pasando lo que nos está pasando a todos.

Las carcajadas de Fraga (II) Los cortijos

 Los genios son los genios, perdón por la tautología, pero el problema, su problema, es que, la mayor parte de las veces, no son lo suficientemente explícitos, de modo que, detrás de ellos, tenemos que venir los picapedreros o sea los jodidos escribidores.
Digo esto a propósito de Miguel Delibes y sus “santos inocentes”, novela en la que reflejó hasta la saciedad cómo es y cómo se comporta esta mierda que es la sociedad española.
Pero comencé hablando de Fraga. Si España es un inmenso cortijo, dividido en otros, un poco más pequeños, el cortijero mayor del Reino fue aquel supremo canalla que hizo siempre en defensa del dueño del inmenso cortijo, el señorito Franco, todo lo que hubo que hacer, tanto en vida del supremo asesino, como después, siendo el más perfecto de los albaceas testamentarios.
Si hubo que intoxicar a la opinión pública, se la intoxicaba, si había que firmar sentencias de muerte a chiquillos que pedían libertad, se firmaban, si había que emplear a esbirros asesinos para que abortaran manifestaciones como la de Montejurra, se empleaban, si había que bañarse con un meyba espantoso en Palomares para demostrar que las bombas atómicas que los americanos habían dejado caer por allí, no eran sino una especie de regalo, se bañaba el tío, acompañado de un par de palafreneros, si había que pergeñar un asqueroso remedo de las constituciones de nuestro entorno, se pergeñaba, cuidando, eso, sí, de que ninguna de las conquistas aparentes que en ella se reseñaban pudiera nunca llevarse a la práctica, si había que fundar un remedo de partido político para que participara en nombre de todos los canallas de España, se fundaba, si había que elegir a los tipos capaces de ser como él mismo era, o todavía peores, se elegían.
Fue por eso que este genio maléfico creó un slogan que justificara para siempre todas las tropelías que no sólo se estaban cometiendo sino que siempre se iban a cometer: “spain is different”.
 Si España era diferente, él y sus secuaces, y los hijos de los hijos de todos ellos estarían siempre justificados cometieran las tropelías que les viniera en gana, perpetraran las peores canalladas. Y en eso estamos.
Y este país, esencialmente diferente, se llena de aeropuertos sin aviones, trenes superrápidos sin viajeros, con estaciones en fincas que pertenecen a ellos mismos, en las que sólo una vez de cada mil, uno de los miembros de la familia de la presidenta madrileña lo tomará.
 Porque éste, además de un país diferente, es también, y sobre todo, un país de cornudos, de perfectos cabrones a los que les gusta sobremanera ser apaleados.
 Y, así, mientras en Usa, un jodido presidente tuvo que irse del cargo por atreverse a espiar a otro partido contrario; y en Alemania, una todavía más jodida vicepresidenta o no sé qué, hubo de dimitir porque se descubrió que, cuando era estudiante, copió parte de su tesis de una compañera; o en Inglaterra, coño, en Inglaterra, el país de la Thatcher y de Cameron, han tenido que dimitir de sus cargos en el Parlamento varios diputados por intentar utilizar dinero público para gastos privados, aquí, coño, en el gran cortijo francofascista, además de cometer estos mismos y jodidos actos que acabamos de describir, tenemos un presidente que no se recata de escribir sms en los que reconoce que no sólo está protegiendo a un peligrosísimo y devastador delincuente, según ellos mismos, sino que, además, le promete que si es bueno y no habla, su mujer no irá a acompañarle a él a la cárcel, sino que, además, echará de su poltrona al ministro de justicia que no ha sido lo suficientemente diligente para no protegerle de los malvados fiscales, que dependen directamente de él, y, lo que es absolutamente decisivo, reconoce por escrito, los sms lo son, que su caso se irá a la mierda por un defecto de forma en su tramitación, como sucedió con el caso Naseiro.
 O sea que el puñetero presidente del Gobierno se atreve a decir por escrito, “erga omnes”, lo que todos sabemos, que en España eso de la división de poderes, jajaja, que los jueces superfrancofascistas, acabarán como en aquel otro caso, echando sobre el caso Bárcenas mucho más tierra aún que la que echaron en el de su amigo y predecesor Naseiro.
 Y, entonces, va el jodido Bárcenas y nos lo cuenta todo, y salen los cipayos de Rajoy y nos dicen, que si, que todo está muy bien, pero que el presidente no sólo no dimitirá sino que aspirará con un par de cojones a la reelección, porque “spain is different”, como ya nos lo dijo el padre putativo de todo esto, el inefable, el inconmensurable Fraga, aquel tipo del que el no menos inefable e inconmensurable Felipe González dijo aquello de que le cabía todo el Estado en la cabeza y todo el inmenso patrimonio nacional en sus inmensos bolsillos.

domingo, 14 de julio de 2013

Canalladas


 Uno es ya demasiado viejo para enorgullecerse de nada porque ha aprendido aquello del "sic transit gloria mundi", así pasa la gloria del mundo, o, todavía mejor, aquello otro de avive el seso y despierte contemplando como se pasa la vida, como se viene la muerte, tan callando, joder, a estas alturas nada de lo personal tiene ya importancia, lo juro.
 Pero el caso es que creo que en este apenas si rincón del jodido internet, la puñetera web, el 1º que comenzó a escribir como habla y se pronuncia la gente de la calle, la hermosa gente que decía Saroyan, fui yo, que utilicé la palabra mierda sin ningún rastro de escatología y la de canalla y canallesco como lo que son, 2 palabras imprescindibles para describir a algunos sujetos.
 Hoy, el que fuera director de ABC, y hombre de buena cuna y mejores hábitos escriturales, Zarzalejos, me ha sorprendido muy agradablemente titulando su artículo, en El Confidencial, “el patriotismo de los canallas” y, a pesar de alto contenido tautológico que encierra la frase, ya que, para mí, todo el que se titula patriota es un canalla, porque la patria no existe como ser en sí sino que se trata de un embeleco para engañar a los imbéciles, yo lo saludo con mis mayores reverencias.
 Para mi, que Zarzalejos, por un motivo que desconozco, se la tenía jurada a Pedro J. y ha aprovechado la ocasión por los pelos para atizarle temerariamente, porque es una temeridad insultar a Pedro J., una buena andanada al “mejor de los periodistas españoles”.
 Vayamos por partes:
 -1º) es una temeridad meterse con Pedro J. porque éste es muy capaz de hacer lo que sea, que en este jodido país es casi todo, para vengarse de ti, legal o ilegalmente y, si no, que se lo pregunten a Felipe González, al que descabalgó de un caballo del que se creía inexpugnable, recordemos que el gilipollas temía morir de éxito,
 2º) y si Zarzalejos quiere hablar de canalladas en un país como éste lleno hasta la cúspide de la pirámide de los más insignes canallas, mucho mejor hubiera sido emplear sus armas contra otros más peligrosos canallas, Aznar, Rajoy and company.
 Es más, si Zarzalejos me apura, Bárcenas y Pedro J., ahora, como entonces, cuando inició el descabalgamiento de Felipe, lo que hacen ambos no sólo no es malo sino que acaso incluso esté bien, porque en un mundo como éste lleno de mierda hasta la cumbre, según la teoría sartreana, ensuciarse de vez en cuando las manos es imprescindible en política si realmente se pretende obtener buenos resultados, léase, si no, "Les mains sales".
 Porque no debemos olvidar que lo que Rajoy, Bárcenas, Pedro J., Aguirre y Gallardón y no sé si algún otro más, están jugando es una interminable partida de póker en la que el pote, ¿o es bote?, no es ni más ni menos que derrocar y obtener el gobierno político de España, el otro, el económico, no se juega ni mucho menos en el tapete español.
 Que Pedro J. y Bárcenas hayan ingresado oficialmente en el círculo  de canallas de este ínclito ex director de periódicos que es Zarzalejos a mi, personalmente, me parece una “boutade”, estando por ahí no ya al alcance de su mano sino también de su tenedor, seguramente han comido más de una vez juntos en la misma pocilga,  gente como los ya citados Aznar, entre otras cosas, genocida, Rajoy, tahur fullero y tramposo que se metió en política para conseguir lo que ya ha logrado plenamente, blindar su profesión de registrador de la propiedad hasta hacerla prácticamente invulnerable,etc. etc.

calificacion de las entradas