martes, 22 de octubre de 2013

La libertad de expresión


 Aborrezco profundamente todo lo que usted está diciendo pero estoy dispuesto a dar mi vida para que pueda seguir haciéndolo, una traducción libérrima de lo que dijo Voltaire.
A lo peor, mañana ya no estoy aquí, en mi casa, porque un tipo de NNGG del PP me ha despenado o los esbirros de ese opusdeísta que ahora dirige la policía española me han metido en la puta cárcel.
Porque lo que voy a hacer está penado por esas leyes, enaltecimiento del terrorismo.
Pero ¿es enaltecimiento del terrorismo decir que Eta, al principio, tenía razón y que cuando hizo volar por los aires a Carrero Blanco, el mundo entero dio un suspiro de alivio porque uno de los hombre más ominosos del mundo había pasado a mejor vida, desapareciendo con él, la posibilidad de que aquellos horrorosos años de piedra continuaran oprimiendo a un pueblo cuyo único delito era el de ser, como ahora mismo sigue siendo, un pueblo de analfabetos ignorantes?
¿En qué momento Eta dejó de tener razón?
¿Cuando colocó aquella infame bomba en Hipercor?
¿Cuando sus objetivos dejaron de ser esencialmente militares?
Ahora, tímidamente, en unas circunstancias semejantes a las del franquismo, una serie de artefactos caseros han comenzado a explosionar por distintos puntos de la geografía española.
Esto ¿es justificar dichos antentados incipientes?
¿O, simplemente, es decir que la situación del país es ya absolutamente insostenible y si sólo se producen esos irrisorios atentados de artesanía es porque la larga noche de piedra del franquismo ha hecho que los españoles nos hayamos habituado a la opresión como la forma normal de vida?
Yo terminaba ayer o antesdeayer mi post diciendo, parafraseando a Cicerón, en sus célebras catilinarias que “¿ubinam gentium sumus, in qua urbe vivimus?”, ¿qué clase de gentuza somos y en qué mierda de país vivimos?, cuando ya el gobierno hace todo lo posible para que no se sepa el número de suicidios cotidianos y para que los desahucios sean reprimidos con toda la dureza del mundo entre las risotadas de los cipayos.....
Que España entera no sea ya un país en llamas es algo que yo nunca lograré explicarme porque no tiene ninguna clase de explicación, que 12 millones de ciudadanos se estén muriendo de hambre entre las risotadas de Botín y Montoro.

5 comentarios:

eddie dijo...

1)
http://www.diario-octubre.com/?p=121174 F. Gonzalez Tejera

2) La oposición exige que el Congreso investigue por qué la Policía obligó a desnudarse a una invitada(el enlace anterior)
http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/oposicion-exige-que-congreso-investigue-por-que-policia-obligo-desnudarse-una-invitada-2775010

3)EEUU: El encarcelamiento masivo como estrategia imperial (esto se importará aquí en el futuro)

http://www.diario-octubre.com/?p=121223

Futbolín dijo...

LA CULPA ES DE ZAPATERO, LÓGICAMENTE
Juan Carlos Escudier (Fragmento)
http://blogs.publico.es/escudier/2013/10/la-culpa-es-de-zapatero-logicamente/
Los chicos de Aznar en FAES con el asentimiento implícito de esa vieja guardia del PP, que es un ejemplo para la patronal porque nunca se jubila, han puesto negro sobre blanco lo que era, en realidad, un secreto a voces: la culpa de que el Tribunal de Estrasburgo haya tumbado ese engendro que era la doctrina Parot tiene el sonoro apellido de Zapatero, al que sólo se le ha podido exculpar abiertamente de la muerte de Manolete por razones de edad.

Futbolín dijo...

http://canariasenlanube.es/2013/10/le-interesa-a-mayor-oreja-la-paz-en-el-pais-vasco/
¿LE INTERESA A MAYOR OREJA LA PAZ EN EL PAIS VASCO?

“Si ETA no mata, es porque está ganando”
Ergo, si todos estamos “por la derrota de ETA”, esta tiene que matar, una lógica aplastante la del plácido franquista. No es la primera vez que nos deleita con su particular visión del conflicto vasco, ya nos heló a muchos cuando afirmó que “Lo peor sería que ETA abandonara las armas para convertirse en movimiento político”, pero este exabrupto ” historico” ha batido records, y lo peor de todo es que no es gratuito, atiende a un cálculo financiero propio de una mente psicopática.
Si ETA gana al no matar, para perder es necesario que mate, y cuanto más mate más derrotada estará ¿Tendría algo que ver este deseo de que ETA mate con los negocios de la familia Mayor Oreja en los escoltas privados? su hermano, José Maria Mayor Oreja ha sido presidente de dos compañías de seguridad, Falcon Contratas y Seguridad S.A. y Falcon Servicios de Seguridad Integral y miembro del consejo a través de una empresa intermediaria de Cobra Sistemas de Seguridad S.A. Éste fue apoderado hasta 1995 de Protección y Custodia S.A. que, tras la absorción por Protecsa, se convirtió en Prosegur y actualmente es administrador único de Segurotec S.A. el propio Jaime Mayor Oreja fue socio de Estudios y Experiencias S.L., empresa socia de Seguritec S.A. y de Protección y Custodia S.A. Dña. Purificación Mayor Oreja, hasta el año 2001, fue socia de Estudios y Experiencias S.L. José María Mayor Oreja sigue siendo hoy consejero de la sociedad Técnicas Especiales de la Construcción cuyo objeto social era la prestación de Servicios de Vigilancia, Protección, Defensa y Seguridad de las empresas. Marcelino Oreja es apoderado de Falcon Contratas y Seguridad S.A. Todos los datos anteriores los extrae la Audiencia Provincial de Vitoria del Registro Mercantil.
Cuando ETA anunció el “cese de las acciones violentas” fue palpable el nerviosisimo de los escoltas en su comunicado, en el que hacían un llamamiento a la desesperada para que la gente no se creyera el anuncio de ETA, arguyendo que todo era mentira, en un texto fácilmente sustituible por la frase “Por favor, sigan contratando nuestros servicios” Si algo está claro es que cuando ETA se disuelva, -y ese día está muy cerca-, serán los escoltas los primeros en irse a la calle, y con estos los pomposos negocios de la familia Oreja. De ahí que muchos actores estén poniendo continuamente palos en las ruedas para dificultar el inevitable fin de ETA, porque con este conflicto muchos salen ganando económicamente, y no están dispuestos a que eso deje de ocurrir, aunque haya vidas humanas en juego.

Futbolín dijo...

EL VERGONZOSO PROTAGONISMO DE LA AVT La manifestación que se celebrará el próximo domingo en Madrid para protestar por la excarcelación de Inés del Río no contribuirá al proceso de paz de Euskal Herria ni a generar un clima de concordia, respeto mutuo y entendimiento en el Estado español. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha adquirido un protagonismo vergonzoso y dañino. Ángeles Pedraza, presidenta de la ATV, ha invitado a incumplir la sentencia de Estrasburgo, pese a su carácter vinculante. Su beligerancia recuerda el estilo intransigente y dudosamente democrático de José Alcaraz, que llegó a estrechar la mano de Ricardo Sáenz de Ynestrillas. Escuchar a Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, declarando que “en la lucha contra el terrorismo tiene que haber vencedores y vencidos”, produce escalofríos, pues evoca la dialéctica del franquismo, basada en la humillación de los adversarios. Nada puede estar más alejado de este espíritu revanchista que la contención, la elegancia y la sentido autocrítico de las hermanas de Lasa y Zabala, que no avivan el odio, sino la necesidad de clarificar el pasado y transformar la memoria histórica en un testimonio veraz y objetivo, capaz de resolver las tensiones acumuladas por un conflicto interminable. ETA no habría surgido sin el clima de terror y represión de la dictadura franquista, que cometió un genocidio, liquidó las libertades políticas e institucionalizó la tortura. Mi madre sobrevivió a los bombardeos de Madrid y Barcelona, que causaron al menos 5.000 víctimas, la mayoría civiles y, en muchos casos, niños. En la postguerra, mis abuelos la regañaban cada vez que hablaba en catalán, pues temían las represalias. En Euskal Herria, la devastación de Gernika es el mejor ejemplo de propósito exterminador de los sublevados. En los años ochenta, muchos de los generales que ejecutaron estos crímenes (algunos de ellos excombatientes laureados de la División Azul), aún ocupaban posiciones relevantes en la vida política. No se ha hecho justicia con las víctimas del franquismo ni con las miles de personas torturadas desde 1975. Aún quedan 114.000 hombres y mujeres en fosas clandestinas, esperando una cada vez más improbable exhumación. En Irlanda del Norte, la paz se hizo realidad gracias a las excarcelaciones masivas de presos lealistas y católicos, que no volvieron a perpetrar atentados y a un compromiso colectivo con la superación del pasado. El Estado español debería seguir los mismos pasos y la AVT limitarse a testimoniar su dolor, sin inmiscuirse en la agenda política. Inés del Río ha pasado 26 años en prisión, mientras criminales como Manuel Fraga y Martín Villa han sido homenajeados hasta la náusea. Rafael Narbona

Futbolín dijo...

EL FIN DE LA DOCTRINA PAROT: ZORIONAK INES La doctrina Parot era uno de los mayores obstáculos para el proceso de paz en Euskal Herria. Hace algo más de dos años, la izquierda abertzale abrió el camino hacia una convivencia normalizada y ETA anunció el cese de su actividad armada. El Estado español respondió con una oleada represiva, ignorando las recomendaciones de los mediadores internacionales. La reciente disolución de Herrira y la detención de 18 activistas es el último capítulo de una estrategia inspirada por la intolerancia y el cinismo. La reacción de la prensa y la clase política ante la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos refleja que el franquismo, lejos de ser un lejano recuerdo, continúa contaminando el presente. Todos los medios han rescatado imágenes de los atentados cometidos por el Comando Madrid en los ochenta, deplorando la sentencia de Estrasburgo. Son imágenes de enorme crudeza, pero casi nadie admite que esa violencia es la manifestación de un conflicto aún sin resolver. El Estado español debería haber utilizado el mismo criterio que el Reino Unido en el conflicto de Irlanda del Norte, aplicando una amnistía que posibilitara la paz y la reconciliación. El derecho de autodeterminación es una aspiración legítima que debe resolverse mediante una consulta popular. El pueblo vasco debe tener la última palabra. Entiendo la rabia de las víctimas de ETA, pero no su protagonismo en un complejo proceso histórico y político. Su dolor no es menos importante que el de las familias de Lasa y Zabala o el de otras víctimas de la guerra sucia. Rodríguez Galindo, Barrionuevo, Vera, Elgorriaga, Damborenea, Amedo y otros cabecillas del GAL cumplieron sentencias irrisorias. Fraga y Martín Villa, implicados en crímenes contra la humanidad, han disfrutado de una vejez tranquila, convertidos en héroes de la Transición. Los generales que protagonizaron el golpe de estado de 1936 nunca respondieron de sus crímenes. El general Manuel Gutiérrez Mellado ha sido homenajeado en infinidad de ocasiones, pese a ser uno de los jefes del Servicio de Información Militar y Policía Militar, un cuerpo que ejerció una feroz represión durante los primeros años de la postguerra, torturando y enviando a los consejos de guerra a los socialistas, comunistas o anarquistas que intentaban organizar una resistencia clandestina. Entre sus víctimas, se encuentra las famosas 13 rosas. Gutiérrez Mellado era una presencia habitual en los fusilamientos del Cementerio del Este, donde murieron al menos 4.000 personas. La impunidad de los crímenes del franquismo (aún hay 114.000 hombres y mujeres en fosas clandestinas) es una poderosa objeción contra los que se indignan con el fin de la doctrina Parot. Otro argumento nada desdeñable es la práctica ininterrumpida de la tortura en dependencias policiales. Sólo entre 1977 y 2007, siete mil personas presentaron denuncias por torturas en Euskal Herria, mayoritariamente contra la Guardia Civil. La violencia siempre es la expresión de un fracaso colectivo. Por eso, la excarcelación de los presos políticos vascos es un paso necesario hacia un futuro de paz y verdadera soberanía popular. Celebro que Inés del Río recupere la libertad, después de cumplir una larga condena, y espero que algún día se vacíen completamente las cárceles, permitiendo el regreso a casa de todos los presos políticos vascos. Rafael Narbona

calificacion de las entradas